martes, 15 de noviembre de 2016

ROSA GRANDA [19.547]


ROSA GRANDA

Rosa Granda (Perú). Poeta. Estudió fotografía y ejerció capturando escenas del mundo de la moda, pero además estudió literatura, y su arte terminó decantando por esta segunda pasión, que ahora ha encontrado su forma de expresión en este libro, “Torschlusspanik” -de versos en prosa disfrazados de ensayo, como lo describiera en un artículo el también poeta Mauricio Medo- y nos presenta un mundo de cuestionamientos y temores enfrentados a través de la palabra. “Torschlusspanik” (Editorial Perro de Ambiente, 2016).



Torschlusspanik (Perro de ambiente, editor, 2016) de Rosa Granda

Por Paul Guillén 

Si habría que resumir en una sola palabra el devenir de este cuaderno llamado Torschlusspanik, yo escogería “metasueño” como esa palabra. Suena a “meta­dona”, pero también a ‘junto a’, ‘después de’, ‘entre’, ‘con’ o ‘acerca de’, todo lo cual se refiere a la Boda imposible entre el inconsciente y el lenguaje. He es­crito “metasueño” fijando en esa palabra un mundo que propone simulacros, paradojas, particularidades, enrevesamientos, ires y venires, no arma sentido, sino lo que propone es la dispersión, la huida, el robo, los gestos, los usos: “El personaje entre la imprecisión del espacio que representa su propia compre­sión ha dejado de contemplar y sueña, y sí, sueña que sueña sueños”.

En Matemática Demente —un bello conjunto de textos de Lewis Carroll, compilado y traducido por el poeta Leopoldo María Panero— se incluye la carta que el autor británico le envió a su prima Menella Wilcox: “Ayer una niña pequeña estaba corriendo en un sentido, después en el otro, por la carretera, y se detenía siempre en el lugar donde yo estaba sentado”, sobre lo que Panero comenta: “el Sentido se halla en la frontera, en la Grieta abierta en dos sentidos, en dos direcciones: las proposiciones y las cosas, el lenguaje y el inconsciente”. Y es así como opera Torschlusspanik: asume el discurso de la Imagen o el In­consciente (su anudamiento) y lo enhebra al discurso del yo o lenguaje verbal —de lo que se trata es de acciones, situaciones, fluires, y no de símbolos (se trata a las palabras como cosas y no como “algo que está en vez de”).

Torschlusspanik debe considerarse como poesía del lenguaje, donde la energía no está puesta en la mostración de un mundo representado o referen­cial, sino en los procesos, engranajes, sistemas, que interactúan alrededor de los textos. Si para Lacan el inconsciente está estructurado como un lenguaje, para Rosa Granda, tal vez, el inconsciente funciona como una máquina donde “la voz y la conciencia de la voz” se detienen, avanzan, van en direcciones opuestas como la niñita referida por Lewis Carroll.

Además, la interacción de los diversos registros —el diario íntimo, la escritura de sueños, la carta, la confesión, el koan, el ensayo, el guion cinema­tográfico, la narración experimental, etc.— nos da como resultado que Torschlusspa­nik se lea a través de sus opacidades como vestigios, eslabones, cadenas matéricas, fibras gelatinosas, y que finalmente se instale como ese miedo a dormir o a la incomprensión: “tú sí me entiendes, perdón, usted solía hacerlo”.

 

CONTACTO

Uno.
Dentro de una bolsa transparente formas restos de cinta adhesiva una letra (cualquiera). 
Encontrarás un sobre en papel cuadriculado.

Dos.
Básicamente estructura1 entre su modalidad muy torpe de sonreír y creer que le sonríe a otro. Ambas realidades responden al impulso del movimiento con hermosa neutralidad (todavía me acuerdo pues quería estar conforme dentro y fuera del papel).

A pesar de no poder calificarlo de único, como él es [se] informará al remitente cuando el acto se haya efectuado. Todo el tiempo invertido será devuelto.

Compruebo sin sorpresa cómo los movimientos percibían toda carencia de finalidad. Los dos movimientos [sin] todo lo demás, ligados por el placer dialéctico del posible riesgo de irse dejando “inocentemente” atravesar cada veinticuatro horas reales.

Hoy
Hasta que en la parte inferior derecha aparezca

TO BE CONTINUED2

1. Condensación de temores 
2. Masculinización del macho alfa al femenino “te espero”  



 
BORROMEO>>

1.

Estaba tatuado en su piel – “ce qui se ressemble, s´assemble”*

/Una mutación técnica o también llamado defecto estructural había sembrado un indicio torpemente expuesto en su tattoo/

Nos acercamos para vernos con más detalle. Salimos apurados y cogimos un taxi.

– Oye, tú no vas a vivir hasta los 30… qué va

Me dio mucho frío, se me puso la piel de gallina. Me había quedado pensando en el chat trascendental (ya no era más que una confusa creación de mi mente, un espacio ideal). Quería como todos que muera de una vez.

Es todo un sueño me dijo. Wake up!

Me tienen jodido con esto de los sueños, ahora han soñado que me voy a morir.

*todo lo que se parece se junta


4.

Imago Dei
Sin fetiches visuales

Ya habíamos acordado cómo sería la vida en adelante

No, nosotros no nos dejamos persuadir por los millones que susurraban

Cada vez sería más difícil vernos la cara

¿Ya quieres que los abra? Solo en casos de emergencia/ nada importa a un hombre que dice que nada importa*

Aceptamos desde la geométrica precisión nuestra dependencia. Ellos desde la trascendencia** nosotros desde el movimiento

creer vs. no creer

Querida noche: Si me dejas dormir, no me hagas matar a mi padre – ni a nadie. No estoy interesada en convertirme en un serial killer.

* Filosofía china
** La entidad lingüística no está completamente determinada


 
Y.

Una imagen tan pequeña, despiertan ondulaciones sintónicas, una palpitación, saltos sucesivos a una realidad minúscula.

El ave, el nido, el canto del ave en la habitación, el tono azul que van tomando los objetos.

/Lo que debe permanecer velado en su mente se expone errante por los pasillos del ambiente/

Instintivamente te has acercado, plegándote y extendiéndote como un acordeón.

Reflejos (hipotéticos), sonetos académicos, finales nebulosos, en poco tiempo lo reconoces, y pues, quién iba a compadecerte.

 

EL MUNDO HUMANO DEL FUTURO

Estoy empezando a verlos. Piensan las mismas cosas que yo.
Sus sueños (no) están contenidos por la risa
Puedo imaginar que conspiran
¿Puedo imaginar que conspiran?
 
En las horas más cuerdas – 4:30 am. – la vida es enormemente extraña
De verdad tenía ganas de hablar contigo, me quedé con el zen (de mentira) y estoy bastante harta de que no existas.


PS: Mis intenciones de vivir son serias
PS 2: Dejé unas pistas para que te sea sencillo encontrarme
[“I” is typing…]3

 

3. El tonto del futuro

Eso pensé. El punto crítico no era ni su negativa (por su pura gana de ser negativa) ni mi identidad virtual (independiente de cualquier propiedad). El punto era – pero la frase tal cual no la recuerdo – que empezábamos a reconocernos o a ser solamente algo para ellos.

No me sorprendió en absoluto su excesivo interés, las frases las construimos juntos.

[Nos levantamos
del vacío arquitectónico
también juntos]

Le pedí que se callara, “es que cuando comienzas…”

Estamos perfectamente organizados dijo.

Avanzamos unos cuantos pasos por la ruta habitual y empezó a olerme el cabello. La ciudad se levantaba a nuestros pies, era como lo había descrito.

[Vista panorámica – S1 reconoce a S2]

Supongamos que pertenecemos a otra especie. Entonces sería posible.

Sí. Es posible.











.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada