Poetas en Toledo:
Antonio Daganzo (España), Miguel Cabrera (Perú), Ahmad Yamani (Egipto), Ángel Guinda (España), Fernando Sabido Sánchez (España), Charo González (Chaglez Fotografia) y Theodoro Elsacca (Chile).

______________________________________________
SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
______________________________________________

sábado, 13 de noviembre de 2010

ANDRÉS RODRÍGUEZ ARANÍS [1850]



ANDRÉS RODRÍGUEZ ARANÍS 



Escritor y poeta chileno, nacido en Yumbel, el 13 de diciembre de 1967. De preferencia cultiva el soneto. Ha publicado sus poemas en diversas revistas literarias. Ha participado del primero y segundo Encuentro de Escritores Jóvenes, Poesía, Narrativa y Crítica de Fin de Siglo (Valparaíso - Viña del Mar, 1995; Chillán, 1996), y ha estado en Bolivia en el encuentro de todas las artes de Potosí, invitado por el poeta Jorge Campero. Publicó el libro de sonetos Del tiempo la muerte y otro quehacer (2007) bajo el sello independiente Fábrica de Cuchillos, dirigido por el Poeta Patricio Contreras Parra.




1. POEMA DIARIO

Usted cóncavo señor
aquí donde me ve
patas al aire
le debo una disculpa
por mis costillas
son feas
no sé de pan
duro pan
desde
desde
cuanto?
mes?
su alegría
de año nuevo?
y dónde estaba yo?
dónde me atreví a soñar yo?
sin duda
pura carnicería no más
pura tontera
del angurriento que soy
pero bailo fijesé bailo
guata al viento bailo
no todo ha de ser piedra no?
entre lombriz bailo como lagartija bailo
barro bailo
y mucho más para que sepa
y no se ponga triste
ahora que quizás me ve
así
pura vereda
sombrita de carne
a toda hora y
tranquila

2. ARS UNO

Buena memoria tiene la poética nostra
eso de sacarle el moho a la jornada
aunque sin cesar nos empape una lluvia de piedras
qué enseñanzas para el escorbuto que despena y marca!

Y tú verso muy cabrón quizás luciferino
escapándote de las manos agregado de vena más allá de los dedos
mírate la cara dale jadeo al asunto del embrollo
que para eso estamos probablemente y en cueros

La ultra memoria sí violada detrás de la armadura
sin embargo contenta como arrebol de sangres
quién podría oponérsele en su hambre de coito
arriba y abajo la saciedad ques poema labrado

Bien desta forma descansa uno si puede
agregar gotas de arrecife según el responsable oficio
y ya está ya está
coceando duerma su droga de papel recién horneada.

3. CUATRO VITRALES


I

la madre da de comer a su hija
la hija da de comer a su madre

sólo el espejo puede ser eternamente
joven

II

ojo por ojo
ojo por el mismo ojo
ojo por un trozo de piojo
ojo por el piojo del ojo del flojo

que escribe poesía

III

con toda la autoridad de los acontecimientos
el muerto que descansa abajo del abismo sabe
que nadie quería lo juro que nadie oía lo juro
que nadie nadita nadie nunca lo juro

IV

leo a Blake
leo a Browning
al mismísimo Hölderlin voy leyendo
pero las espadas del tiempo
me queman la biblioteca
saturan mi casa

ahora sólo puedo volar
de castaño
a castaño
oscuro.


4. MUELLE PRAT VALPARAÍSO


Mirada azul
qué es ese cielo diremos
tomados de la piel
agarrados de los besos
no más miscelánea
en Valparaíso huímos
cintura arriba
mariposa arriba
ahora mismo
en el acabo de mundo
porque le damos
incienso de vino
al crepúsculo moroso
desta alborada

Y que más sea
colorear de uvas
el mar en su lecho
o preguntar al barco
qué espera para hundirse
ahí en su estómago de sal
qué espera para sacarnos
la herida que traemos amor
qué duda qué espina
qué desierto de agua
borracha como ella sola
como nosotros dos solos
arrimados a la ingle
madurados en mosto
en cerveza y cigarro
tal nos surtimos
de nada de todo
de trampas y orquestas
de alicates y papeles
entonces entonces entonces
ampliamente desnudos
le damos permiso al sol
para que deje de estar callado
durante tanta noche
que por fin nos diga
dónde va en la sombra
qué soñó mientras
nosotros pululamos
en el rito de los cuerpos
cuánto mar
cuánta sed nos traerá
el día de hoy

Mirada ancha
azul por la bóveda sin nubes
enmudecidos escuchamos
el fuego nada más el fuego.


5. LA TARDE SUFICIENTE

Comparto una coca cola con panero
pero no con panero
sino un libro de panero
que sostengo en mis piernas

estoy en la vía pública
un montón de hojas secas
aderezando mi cuerpo
leopoldo no me conoce
pero quizás me ha visto
cuando en su bebida predilecta
dejo caer en secreto
unas cuantas gotitas
de aguardiente

no te preocupes
le digo
está lloviendo
no hay nada que temer
ven conmigo
a recorrer esta cuerda floja
perdamos el tiempo
después desta vida
no veo señales de otra

y lo veo respirar
y lo veo rodar de un poema
al que sigue
será una muestra de alegría pienso
y le invito un árbol
y le invito un ojo
y me dice que claro
que dónde que luz que hoy.


6. MUCHACHA AZUL EN LOCOMOCIÓN COLECTIVA

Le dije acércate a la ventana para verte mejor
rápido antes quel semáforo pase de rojo a verde
acumúlate en mi rechoncha soledad
dale con brío a la rumba de mis pasos

Detrás de tus ojos sospeché un planeta
sin mover los labios me dejaste cuatro o cinco voces blancas

Entonces me desandé tanto
que volví a ser manzana en tu boca
jabón en tu agua

Qué podía yo hacer?

Otro día hablaré
de tus panales.


7. BREVE RELACIÓN

Usted nace
le golpean el cuerpo llora bebe leche acumula visiones
practica muecas llora crece juega mira habla grita
se rasca el ombligo corre suda engulle aplaude caga
duerme lo castigan llora se abrocha los zapatos se abrocha el cuerpo
se desnuda asume posee libera estudia trabaja besa
lee camina pierde la paciencia la encuentra la vuelve a perder
se acopla obtiene descendencia lo echan del trabajo una cana dos canas tres canas
llora musita golpea bebe se queda dormido habla dormido ama dormido
empequeñece se ablanda riega el jardín olvida sacude maldice
se enferma se calla usted llora usted se cierra usted muere

para qué tanta discusión bizantina
yo esto lo predije

masculló la tumba
dormida entre los cipreses.


8. LOS DÍAS SINCEROS


Después de todo
nada perdemos y mucho quizás llegue en recompensa
por imaginar el vuelo de un pájaro al otro lado del planeta

Y me importa
beber un trago en memoria de los hermanos muertos
pues luego viene la pipa de la paz con los ángeles
ya quel tiempo transcurre melodioso como una carta antigua
y la noche siempre llega temprano a mi puerta

De cada rincón se levanta el zumbido del silencio
me acerco a la ventana con una estrella humeante en mis dedos
pienso distintas cosas asuntos normales bajo cualquier perspectiva
desde el jardín me sonríe una sombra pasajera y azul

Tanto he fabricado en esta vida
parezco una plaza de pueblo en domingo
sin embargo y como puede verse
mi extensa soledad se ha agarrado a los pelos de mi cabeza
por más que me cubra de agua ella sobrevive
en toda su lúbrica desnudez

Sordo de mucha materialidad
compruebo ques saludable cerrar los ojos
ahí voy al encuentro de los íntimos secretos
los develo para olvidarlos con justicia
no de otra forma tendá urgencia el día de mañana

mañana que asumirá distinto nombre
mañana verdadero día universal
como es su costumbre.


9. PARA UN ALMACÉN DE PUEBLO

Por cierto
camino y encuentro la sombra de un manzano
tendido sobre el pasto me dedico a imaginar un viaje a otros planetas
pero sólo llego hasta el almacén de Don Raúl
donde se puede comprar hilo y agujas lápices y sandías

Cuando llueve cierra un poco más temprano
se lava las manos prepara el mate
limpia los restos de pan encima de la mesa
luego se sienta a observar los fantasmas en su labor de fantasmas
desordenan las sillas esconden las llaves
a todo lo cual él responde con una sonrisa tranquila

Quizás han pasado los tiempos los relojes o los caballos del último arriero
pero él atiende su negocio de lunes a sábado así desde cuarenta años
honesto cotidiano su rostro es siempre el mismo
sólo que unas cuantas arrugas le hablan de la muerte
asunto que escucha mientras suma o resta números en un papel amarillo

Tendido sobre el pasto rojo del crepúsculo
lanzo preguntas al planeta Júpiter
sin embargo comienzo a chasquear mis dedos
tal y como me enseñara el viejo una tarde
de mil novecientos setenta y cinco.


10. CANCIÓN DESDE UN MAPA RECIÉN QUEMADO

A Patricio Contreras, por la música


yo era el rey deste lugar dice charly
descuelgo de la tierra una mariposa
me enseño a volar como los dioses
ahí mismo doy la carne contra la muralla

al ritmo de mi inocencia
yo era el rey deste grato mundo
porque lavé manos en la escena del crimen
yo era un monarca quizás mutilado

yo era la mejor realidad de mis perezas
la contradicción al servicio de todos
véngase un baile verdugo in situ
pues que se rasga
que termina mi amparo desde el sueño.


11. ARS AMANDI AND BLUE

En el azul de las horas
te concibo como la descalza
más perfecta que de seguro eres
en este redoble llamado tierra

Y no me importaría
que de pronto hablaras
en lenguas indescriptibles
yo de seguro te pondría ofrendas
dijeras lo que dijeses

Quién sino tú
sabe tantas cosas
encenderme de noche o día por ejemplo
torpe como soy te alzo
me desparramo contigo
no sabemos dónde quedaron nuestros nombres
no sabemos si tuvimos nombres
antes (cuándo fue antes?)
de la hoguera

Y más no puedo agregar
mi boca duerme entre tus pechos
las palabras volaron
dejándonos solos
como huérfanos
o lámparas fulgurosamente ciegas.


12. COLOQUIO PARA EL MAR

Descalzo
mas bien desnudo
la boca ahí donde escuchan los oídos
yo merezco el mar
de cordillera a mar
de tobillo a cabeza mar
de árbol a viuda mar
todo el mar
ladrón mar
pacífico como memoria muerta
turbulento como algunas señoras
le creo cada asunto que me dice
lo lamo solitario amplio de vida
lo bebo a diestra y siniestra
y después
cuando me voy borracho
directo a otros placeres
lo destierro al país que veré mañana
aclarando los peces del próximo sol
él me verá llegar temprano
con mi máscara de animal de tierra
pero abajo la ola
que se me viene de noche
obra y gracia de una hermosa
que también es mar
lluvia también
incluso terminada la estación de las lluvias

Entonces ahí
como siempre
el mar
ofreciéndome sus espaldas
para que yo recuerde
que está vivo
y que sangra
por los costados invariables
por los refugios insobornables
de mi universo.

13. EN EL QUE DON LORENZO CANDIA
CANTOR DE BARES Y PROSTÍBULOS
SE PRONUNCIA COMO SIGUE

Acá donde usted me ve sentadito
y entrelazado a esta guitarra vieja
medio azul marino medio bermeja
dama ofrecida entre botella y grito

le doy al canto su juego y su mito
Que no por mis ochenta sea añeja
mi voz raspada abajo de las tejas
ques casa ques malevaje ques rito

Voy rimando el tiempo de farol rojo
aquí donde cantan hasta los piojos
ebrios del que duerme oscuro allá afuera

Don Tinto y Doña Bolero mis padres
digna cría! aunque tan largo me ladre
el calzón de la muerte con ojeras.

14. RETRATO HABLADO

En el patio la tierra está de muro a muro
de libertad a muro
de coincidencia a muro
de tarde en tarde a muro
de mi cuerpo a muro
yo no sé si quitar las rejas o ponerlas
yo redacto elegías como que no quiere y quiere la cosa
más no me permito hacer

Los olores con su esqueleto de aire
no solicitan un permiso
para cometer de las suyas en mis momentos
no soy enfermo urgente
puedo esperar las soluciones durante el resto de mis latidos

En verdad no hay problema con mis desechos
urgo en los bolsillos media docena de amigos fotográficos
y me doy una fiesta de piratas emborrachados

Por tanto lo único que merece atención
es mi par de silencios intranquilos en su refugio
quizás cometan la audacia de morir por ejemplo
el estruendo sería espantoso

La historia de mí mismo
largo sabor de azules entre las piernas brotante
cofradía que nombra un pensamiento amable en sueños
esa tierna manera descontrolar relojes
pues en majestad hay tiempo de sobra papeles de sobra
en esto ques
el uso de la jodida cara por joder mi cara de diablo por dios mi cara.




"Fernando Sabido Sánchez agradece a Luis Alberto Vittor, Director Editorial y Fundador de la publicación argentina Analecta Literaria. Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias[http://actaliteraria.blogspot.com/] la gentileza de permitirle republicar los poetas originalmente publicados en la revista en su blog Poetas para el siglo XXI."

1 comentario:

  1. Es tan bello lo que escribes Andrés... azules tus letras... como el mar.

    ResponderEliminar