lunes, 29 de noviembre de 2010

2171.- JULIO IRAHETA SANTOS



Julio Iraheta Santos, poeta salvadoreño, nació en San Salvador en 1939, aunque se le conoce como originario de la ciudad de Santa Tecla. Se dio a conocer inicialmente en las páginas culturales de Diario Latino dirigidas por Juan Felipe Toruño. Fue miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo” y del Taller Literario Salvadoreño “Francisco Díaz”. Formó parte del colectivo cultural “Segunda Quincena”. Ha obtenido triunfos literarios a nivel nacional como a nivel de la región de Centroamérica y Panamá. Tiene publicados Confidencias para académicos y delincuentes (Poesía), Todos los días el hombre (Poesía, Editorial de la Universidad de El Salvador), Los espantapájaros (Poesía), El Cristo de las calles (Poesía, Fraternidad Teológica Latinoamericana, capítulo de El Salvador, C.A). Ha sido incluido en antologías publicadas en Argentina (Ediciones Certeza), Costa Rica (EDUCA, Editorial de Universidades de Centroamérica), México (Mesoamérica, S.A:), Suiza (Poesía Salvadoreña del Siglo XX, bilingüe, María Poumier), El Salvador (Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, UCA., Universidad de El Salvador, Dirección de Publicaciones del Ministerio de Educación de El Salvador).Ha sido tomado en cuenta en Aula Abierta de Diario Colatino con una muestra poética, como material para los programas de Letras de los Bachilleratos de Educación Media de El Salvador. También aparece en antologías digitales hispanoamericanas como Palabravirtual.com, Poemas-del-alma.com. Fue incluido en Poesía de Centroamérica y del Caribe de Isla Negra.com.
Publica en Artepoética.com (Nueva York), etc. Algunos de sus poemas han sido musicalizados e interpretados por el cantautor Salvadoreño Roberto Godoy y su esposa Marisella. “Tengo cita con Dios” (USA) es el último CD al respecto, el cual fue presentado en la Universidad Evangélica de El Salvador, UEES., en junio de 2005, junto con el poemario “El Cristo de las calles” del mismo poeta. En la actualidad es columnista del periódico El Independiente de Montreal, Canadá (elindependiente.ca) y de la revista digital de Bilbao, España, Lupa Protestante. Colabora periódicamente con Suplemento Cultural Tres Mil de Diario Co Latino.





EL POETA Y LA ESPOSA

Mira mis ojos, esposa.
Mira como te copian todo el día.
De la cocina a la pila despilfarras aliento.
Haces cuentas del sueldo que no tienes.
Piensas en la leche de los niños.
Cambias pañales a la vida
y refunfuñas por tu suerte.

Mira mis ojos, esposa.
Si yo pudiera abrir un tallercito
y poner un letrero que dijera:
“SE HACEN Y SE REMIENDAN VERSOS”.
Pero la gente pasaría indiferente.

Mira mis ojos, esposa.
Hoy has andado cien kilómetros en casa.
Yo muero de mirarte y me retiro
y a la esquina llego a pajarear tristezas
y a sangra el último poema.

(Confidencias para académicos y delincuentes, 1970)




LIDIA AMANDA QUERIDA

Lidia Amanda querida veintidós años tu edad bailo contigo
En el corazón de la ciudad predestinada
traigo tu mano derecha agarrada por mi mano izquierda contra mi pecho
Mi mano derecha yace fuertemente entre tu delgada cintura y tus caderas
a poca distancia de tu cabellera larga que ondea al ritmo del bolero encendido
del tango inquiridor de tus urgencias
Caminas como un ángulo tibio en mi pierna adelantada bajo el cielo de diciembre
En el gran salón de la noche nos deslizamos como patinadores del tiempo
Es el vídeo de carne y sangre que respira nostalgias en mi tercera edad
que por tercera es tan espiritual como tu labio de fuego
fiebre de ayer siempre en la grupa del álbum que se resiste al olvido
Bailamos amor bajo la luna y el cielo estrellado los ángeles nos miran
El frío se aparta de nosotros y lame los tejados cercanos
En el escenario cada instrumento expresa la emoción de nuestros giros
y gestos concentrados
Las lámparas nos observan y envidian nuestra audacia
Por todas las calles de la Santa Tecla nocturna vamos dibujando valses y canciones
mi niña aérea como un sueño sublime mi muchacha de veintidós años
yo de veinticinco Imagino transparente la falda de tu inocencia escondida
y todos mis poemas heridos sumerjo en el mar de tus renovadas caracolas
de donde surgimos renacidos como un volcán de palabras y cachorros
Los primeros rayos del sol aparecen en el filo de nuestra biografía
y yo sigo agarrado a tu cintura metiendo mi rostro en el tuyo
escondido en tus cabellos
como un niño que tiene miedo de enfrentarse a la vida

25-1-2005





BLA BLA BLA BLA

Porque hay formas
de pasar el día sufriendo con palabras
mi ignorancia entristece y fertiliza envidias
No puedo ser mago de automáticos léxicos
La cuestión no es para computadoras
¡Humanidad necesita mi angustia!
Leo poetas
La aflicción me inunda
y cojo mi ignorancia
la escupo
la abofeteo
y al final la beso con lástima
Comprendo que la lucha es dura
Hacer es el problema
No se puede jugar a monedita de oro
y caerle bien a todos
Olvidaba que aquí
nos dan papel de Cenicientos
Eso sí
el zapato de cristal
no es de cualquiera

1972 (Poemas para maniáticos y algunas recetas grises, inédito)





DESPUÉS DE LEER BLANCA NIEVES

Espejo
dime
¿Quién es el poeta
más grande de mi patria?
¡Ay!
espejito hijo de puta
tendré que vestirme de ministro
y regalarle la manzana envenenada
a semejante bribón

1972 (Poemas para m
aniáticos y algunas recetas grises, inédito)




LA MORALIJA

Cigarra puta que escondida bajo tierra
te haces la oruga de los males buenos
y comes las raíces del infierno
los minerales que aspiran a corolas
la carroña de los sueños
y un día sin complicaciones y agendas
te disfrazas de carnaval
y sales con tus alitas cristalinas
a orinar los árboles del día
y a cantar como loca
hasta que algún pájaro cabrón
te mete el pico por el culo
y te devora el corazón
Luego
cagadita te vuelves
poema de antivanidad
Es una puñalada
la moralija de un cantor
¿Verdá’?

( Inédito, 2006)





EL CRISTO DE LOS PARQUES

Yo he visto a Cristo
sentado en el espaldar de los sofás
de los parques de barrio
Lo he visto con el rostro entre las manos
rodeado por la humareda de los buses
mirando pensativo a los pordioseros
de la acera de enfrente
a los limpiabotas
de la esquina del mercado San Jacinto
a las vendedoras ambulantes
al desempleado disimulando su hambre
bajo la sombra de los árboles ralos
a la prostituta adolescente
que merodea por los arriates
con ropa desteñida del mercado de pulgas
al retrasado mental
que derrama sus estrellas malolientes
sobre su barbilla
a los alcohólicos y huelepegas andrajosos
con sus ojos rojos como semáforos abandonados
Yo lo he visto
y he tenido vergüenza de pasar de largo
en mi camino hacia el templo
y no sabiendo qué hacer
me he sentado a sus pies a llorar

1990
(El Cristo de las calles, 2005)




EL EVANGELIO DEL IMPERIO

Porque te han dado un evangelio importado
Porque hay muchas cosas importadas en nuestro país
Ha sido una palabra diseñada no tanto para que te salves
de tus propios fantasmas
sino para meter en lo profundo de tu ser
el fundamento del individualismo
la piedra egoísta del liberalismo
hoy maquillada de neoliberalismo
Ha sido Adam Smith disfrazado de Cristo
y fuera del río de la historia
a quien te ha traído el piadoso protestante
víctima de su propio sistema
sin discernir que el imperio
lo ha usado de mula
para introducir en el varón de Centroamérica
una cocaína peor que la colombiana
la marca de la bestia
el cáliz con el vino de la fornicación de Babilonia
Hoy eres un estorbo para tu hermano oprimido
Tu testimonio es débil porque te has alineado
con la ramera de turno
Has olvidado el clamor de los profetas
pero todavía es tiempo que te arrepientas
que te conviertas al Señor
no callando el pecado de los poderosos
no haciendo mutis ante el asesinato
de los hijos de España y El Salvador

Ellos comprendieron el pecado de su iglesia
cuando fueron imperio volcado en estas tierras
con su feudalismo sangriento
Algunos hijos de Tomás de Aquino
y de Ignacio de Loyola
salvadoreños o españoles
levantaron la bandera de los videntes luminosos
se hicieron más salvadoreños que los mismos salvadoreños
y descorrieron la parte del velo que había escondido
a Cristo de los pobres
de los olvidados de los sin voz
Lo mismo ha sucedido con algunos hijos
de Martín Lutero y de Juan el Bautista
Se está descosiendo la cortina del poder y la opresión
que ha tenido marginado al Señor
El amor de Cristo a los explotados
está saliendo por los poros de sus tazas de barro
No te quedes fuera del reino de Dios y de la historia
¡Él quiere salvarte!

1990
(El Cristo de las calles, 2005)




EL BREVIARIO DE EULOGIO
(Fragmento)
1
En la arcadia las huellas del misterio
Tanto consumismo ante el becerro
millones de sacrificios humanos
y Eulogio perdido en las agendas del robot
en el abecedario impuesto desde los tableros
Hoy es más cruel el invierno
El barco planetario cruje a la deriva
anhela chocar con una piedra
y quitarse de una vez por todas
a las pulgas humanas de sus lomos
Tiene artritis en las manos
cataratas en los ojos
y su cansado corazón padece
miles de infartos por minuto
Nadie sabe qué pasó con la arcadia
Se inventó tanta teoría
Eulogio invirtió su vida
en miles de leyendas
Polilla se ha vuelto
y no para de aserrar los rollos
de los videntes paranoicos
Desde la piedra al holograma
Al revés y al derecho escribe sus arañas
en los papeles que el viento revuelca por las calles
Qué no ha sido hurgado
en el mar y en la tierra
en el cielo y en los sueños
Sólo queda inventar nuevos misterios
suero temporal para los mitos
para que el humano vuelva a las andadas
chupe la esencia de la esquizofrenia colectiva
y se proclame inmortal


2
Tengo que ocuparme en algo
mientras la herencia súbita me mata
o me fríe a pedacitos
Algo le falla al motor en las pendientes
Mucho tose cuando aspira a cimas
Tanta Venus que lo ha herido y devaluado
por su estambre semiasiático
pero el terco acude a la semiótica
y por lo menos a una
le ha descifrado la maleza
La milagrosa perla de un país de primera
no rueda hacia un meñique emputecido
Algo tengo que hacer
Voy a ordeñar las nubes
y a colocar en una cubeta agujereada
sus escasas bendiciones
aunque intenten
ahogarme con sus naguas
Algo tengo que hacer
Quizás sembrarme
en el jardín de los misterios
o en la maceta rota
de una palabra quebrantada
y salir a la luz como un suspiro
donde cabe Dios y su universo




3
Los cerrojos se han multiplicado
en la guarida clase media coja
donde el aguacero arruina los colchones
o la sequía deja su polvo en las bancas jubiladas
El amor es rosa de la prehistoria
y ahora es de puro pedernal
para golpear los sueños
de los lunáticos
y de los enamorados
En pura imagen de nostalgia
se han quedado
con su sepia de lentas decepciones
las parejas de vanos juramentos
sin solidaridad
sin tan siquiera espejismos
para engañar el alma
y terminar el cuento de hadas
que les narró el sistema
No hay ninguna puerta abierta
Las llaves fueron hurtadas por las aves de rapiña
y arrojadas a lo profundo del mar
y el problema es que los cursos de buceo
sólo son para los privilegiados
Frente al espejo
y sus encantos de Babilonia
no valen nada los soñadores
ni físicamente ni socialmente
Lo espiritual sólo es tema para los cangrejos
que reunidos en la playa discuten la filosofía
de las filosofías
y entre más profundizan en los laberintos
más caminan para atrás
hasta despedazarse mutuamente
inquiriendo si son crustáceos fluviales
o marítimos

Las pesas tienen falsas medidas
Las apariencias siempre engañan
Las abuelas lo decían
No veas la fealdad o la beldad
sino mira el corazón
los sentimientos y las agruras
de los que se les prohibió
conjugar el verbo amar
y ni tan siquiera balbucear
una palabra de ternura
Las cobijas se han deshilado
Los manteles están llenos
de los muros de la censura
y sus saetas de silencio
Para algunos
el principio es el final o viceversa
Y otros mejor invitan al juglar
a que cante su dolor
Golondrina robada
al final te dará
un cielo encapotado
Así como sangraste al jardinero
por quitarle su rosa
al final sólo espinas quedarán
de tu ardiente rapiña
Marinero no sufras
Mira al cielo estrellado
Si Dios no te consuela
el conmovido mar te entenderá

(Inédito, 2004)






ENLATADOS LIGHT

De diversión a intoxicación
de intoxicación a vómito
de vómito a protesta
¡A la gran puta!
Ya no aguantamos al ícono
gesticulando en las pantallas de T V
sonriendo en los diagramas
de los narcotraficantes del okay
ofreciendo sus enlatados Light
para que los esclavos fantaseen
que viven en la tierra de Jauja

(Inédito, 2005)






EL CIUDADANO PERFECTO

Obrero de la contraluz mejor tiniebla
con un sol reprobado y sus planetas perversos
girando siempre sobre el mismo círculo
donde cada vez es más profundo el mal
Programado estoy sobre la tierra barbechada
El trigo huyó de mi zurrón en el pico de los cuervos
y seductoras arpías me llenaron los bolsillos
con cizaña
Consciente estoy que en cada encrucijada
dejo una estela de ingratitudes y blasfemias
que en mis recónditos proyectos
me he convertido en guarida de aves inmundas
Por algo soy el ciudadano perfecto
de la gran Babilonia

(Inédito, 2005)




YA NO DIGO NADA

Para qué parlotear como un extraño demente
acostumbrado a su parque y a su grada
en medio de una inundación de transeúntes y automóviles
Para qué leer versos llenos de gestos e insultos
por cada perro asesinado por Salud
en lugar de preocuparse también por tanto asaltante de la patria
los que realmente tienen la rabia y que odian tanto al pobre
o se aprovechan de su ingenuidad
Para qué seguir con el rollo del resentimiento nacional
si el mundo es una mierdita donde cada quien tiene un lugar asignado
por los dueños del purgante ¡Ah! Bacterias pendejas
Lo mejor está por venir
He inventado silencios
que siempre terminan por la ley de los contrarios
en truenos desmesurados con eco incorporado
Con mi bolsón de tela sucia deambulo por la historia
repartiendo mi bando lleno de metáforas rezos
lugares comunes y panfletos ¡Un hueso bien vale una canción!
Ustedes pasan y me miran con su sueño de clase media avergonzada
Las fotografías de sus títulos están más viejas y compungidas
Diógenes y El Talibán vagabundos de la ciudad
son más buzos con su economía informal
que todos los asalariados y desempleados absorbidos
por el alza incontenible de los energéticos
porque el genio de la lámpara de Aladino
después de la golpiza con huesos y calaveras
que le propinó el malvado brujo del norte
se ha escondido bajo las aguas del Éufrates
Muy dura ha sido la lección
Después de las sobaditas de la pálida mano
luego vino el vergajo de Satán
Alisten los cinturones de castidad
No se enhueven con más hijos
Que la mano sea peluda pero no superdura
Hay que unirse y platicar cómo darle en la nuca
a la premisa de Leo Strauss y a sus primados
el neoplatónico rescatado por los conservadores
de Washington y Wall Street
“Después del neolítico todo excedente de población
ha sido eliminado por medio de la guerra”

Ya no digo nada
Desde ya sé que diagnóstico dirá la psiquiatría imperial
“¡Esquizofrénico y paranoico! Hay que internarlo
y si es necesario hay que enrularlo con los choques eléctricos
hasta que ya no se reconozca en el espejo”
El espacio inmediato viene saturado de tortillas más pequeñas o invisibles
En el delirio del hambre tendrás tu encuentro cercano de tercer tipo
con los extraterrestres sin necesidad de plagiar
las técnicas inalámbricas de los espiritistas
¿Cómo le va mi Seis? Supongo que Wells
Y así mis amigos de comunicaciones submínimas o subliminales
y enemigos multitudinarios o indiferentes
si me encuentran en la calle apártense
porque siempre ando con la bragueta como oso hormiguero
para que las ladillas de la lúcida locura salten
y prueben su paracaídas del narcisismo salvadoreño
y aterricen en el corazón de Liliput

(Inédito, 2005)




CACHORROS DE PURA CEPA

Gocen cachorros de pura cepa
continúen la guerra de papito y de mamita
Neofascistas de la más elevadísima alcurnia
ladren desde las primeras sillas del estado
ADN de nazis
azucen a sus perros falderos
pongan a gesticular a sus monos de feria
El ajedrez fue cambiado
La batalla continúa en otra cancha
Los conejos y las ardillas
volverán con mayor madurez e inteligencia
¡Cuidado con la bomba bajo la mesa!



EN EL VACÍO DE MI NÚMERO

Cero soy a la izquierda cuando sales de viaje
cuando te absorben tus telenovelas
cuando expresas tus hastíos
Entonces tomo mis placebos
sustitutos del vino y los cigarros
y escribo un poema en la tristeza
de un cuaderno secreto
Cuando regresas salgo a flote
y te miro de lejos
desde mi pobre escena de ábaco inservible
Tanto paisaje visto
Tanto camino nuevo
Tanta playa gozada
Tanto río soñado
Tanta ciudad descubierta
Tanta montaña bella
Tanta risa entregada en tertulias mediocres
Tanta vida invertida en almuerzos
y agendas turísticas
y yo el diminuto cero a la izquierda
solo y triste tratando de poner
en el vacío de mi número
una pequeña vela que alumbre
la cena imaginaria para dos



¿QUIÉN SOY?

¿Quién soy yo Señor sólo una sombra
o una pequeña luz que en un cuarto en penumbras
con su delgado haz revela el inquieto polvillo?
Cualquiera de las dos cosas soy
Si sombra cubro aunque sea
a una hormiga caminante
Si una débil luz
que se cuela por una teja rota
al menos alegro el corazón de un niño
que se queda absorto ante el pequeño milagro
¿Quién soy Señor?
Soy la nada y soy el todo
presencia inconforme por no tener las alas
que me liberen de mi condición larvaria
Sin embargo al preguntarte
me aparto un instante de esta carga
y descubro relampagueantemente
que tengo algo de tu imagen



SIGO HUYENDO DE TODO

Yo no quiero escenarios

porque soy tímido y huraño
Las multitudes apagan mis palabras
y mi cerebro cruje como una nave rota
Por eso a ustedes ¡oh! mis calles olvidadas
árboles de ralas sombras

parques de barrio pobre
desde asientos en ruinas
desde gradas heridas
les digo mis poemas
que voy desmenuzando
para que las hormigas tengan abrigo
durante las noches frías
Yo no quiero oropeles ni tribunas de genio
Así fui diseñado desde el vientre de mi madre
donde expresaba mi poesía de astronauta
y siempre estaba huyendo de extrañas candilejas
del rumor de las olas de aplausos pasajeros
Y ahora aquí en el útero del viento
de esta ciudad perdida
sigo huyendo de todo
hasta de mí mismo



YA VERÁS

Rueda que te vas rodando
que muestras tus anillos inconclusos
Nunca cierras los sueños de los hombres
paranoicos los dejas
Rueda que marcas los relojes
que cínica enseñas tus vitrinas
tanta vanidad
tanto vacío
rueda
Rueda por fin llena de clamores
de pueblos enteros sometidos
tus tinieblas ya apestan
Pero hay un punto en tu armadura
por donde ha de entrar el círculo perfecto
y entonces dejarás de reinar
Rueda que aplastas mis entrañas
que envenenas el aire
que aíslas a la gente en su cápsula de miedo
Ya verás
si en el nombre del Cordero
no te rompo la cara

http://www.artepoetica.net/






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada