lunes, 29 de noviembre de 2010

2166.- ÁLVARO INOSTROZA BIDART


ALVARO INOSTROZA BIDART, poeta, escritor y periodista chileno nacido el 15 de diciembre de 1960. Se graduó de periodista en la Pontificia Universidad Católica de Chile, ha realizado diversos estudios de postgrado en la Universidad Mayor de Santiago, en la Universidad Técnica Federico Santa María, la Universidad Luigi Bocconi de Milán, la Universidad de Viña del Mar, la Universidad Politécnica de Cataluña, España y la Universidad Torcuato di Tella, Buenos Aires, Argentina. Ha participado en las antologías Cuaderno de Primer Encuentro de Arte Joven (1979); UNO x UNO. Nueve Poetas Jóvenes (1979); El 100topiés" Nº 12, Tríptico de Poesía (1985). Ha publicado el poemario Patio de Luz (1985); Tendido (en) Público (1996); Señales de Vida (1998); Días de Fiesta (2004) y está en preparación Hablar de Memoria, libro inédito y que se publicará en 2010. Además, es Crítico de Cine, y ha ejercido este oficio en las revistas Paula y Datoavisos de Santiago, en la Radio Valentín Letelier de la Universidad de Valparaíso y en los Diarios La Estrella de Valparaíso, El Expreso de Viña del Mar y El Mercurio de Valparaíso. Actualmente es crítico en el Diario La Estrella de Valparaíso. Asimismo, es vicepresidente del Círculo de Críticos de Arte de Valparaíso y profesor universitario de Crítica Cinematográfica y del Taller de Poesía y Cuento, ramos que dicta en la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. También en la actualidad es Vicepresidente de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Versión Valparaíso.




Alvaro Inostroza Bidart

Poemas Éditos e Inéditos

por Mónica D. Pereiras



De: Patio de Luz (1985)



PATIO DE LUZ

A ratos no se escucha el silencio
entre tanta música de plumas.
El oído late con su propio dolor
antes de salir al patio de luz.

Un higuera estalla.
La espalda entrega sus lunares al vacío.
Desde lejos se acerca la marea,
por las terrazas,
por las escaleras,
por las monturas de los cerros.

La tarde transcurre
mientras el alma suspende las visitas.
Es un solo momento de intimidad
con el espacio.
Todos los ritmos habitan el cuerpo
sin mancha.
Parece cierto.
Pero no.
El error es la irrupción
de la inocencia.





FINITUD

Todavía me entristece ver
como se desgastan,
inútilmente,
estos viejos lápices
de grafito.

De: Tendido (en) Público (1996)







DECLARACIÓN DE IMPUESTOS

no quiero conquistar ninguna ninfa
(yo sólo quiero que me quieran)
no quiero superar a gritos la barrera del sonido
hacer carrera como funcionario del estado
no quiero crédito en la Caja Chica
AFP FONASA SERVIU ni sigla que se le parezca
no quiero dentadura postiza
calzoncillos Playboy
preservativos Paradise
no quiero llegar a la hora al trabajo
aserrucharle el piso a ningún conciudadano
jornadas de nueve horas ni de ocho
no quiero rutina para nadie
no quiero soplones sapos vigilantes o reptiles afines
no quiero estado de sitio toque de queda
tortura sistemática silencio obligatorio
no quiero que los huemules sigan pagando los platos rotos






VENTANAS

lo que hacemos
la vida
a veces apenas
la condición de ser
una y otra vez

ventanas
una canción
abrirlas
escuchar algo
darle sentido a la pregunta
corregir el error o lo imposible
simplemente salir
a caminar
meterse en lugares
del espanto
de la dicha

De: Días de Fiesta (1998)







AMANECER

si no he de escribir
nunca más nada
feliz
sólo si las palabras
pueden construir
una sonrisa
una mujer bailando
hasta el amanecer.

De: Señales de Vida (1998)







MOLINO

a Jorge Teillier

botando sangre por la boca
soñando
durmiendo todo el día
despierto
perdido en el tiempo
un pájaro que no conozco
canta en la ventana
avisando
que pierdo el tren
sin pasajeros
sin vía
sin maquinista
negando
entro
en el molino roto.

De: Días de Fiesta (2004)









DÍAS DE FIESTA

han crecido el olivo y el álamo
las hortensias del jardín
la suerte está de nuestra parte

días para soñar
para entonar viejas canciones
para desatar la pasión
aprendices de las estaciones
de la vida

días de regalos
de fotografías

días de fiesta
en que acercamos
la luna a las estrellas
el cielo a la tierra








GENTE SENCILLA

amo la gente
que no usa el sentido común
que vive los fines de semana
como vacaciones
que trabaja
sin olvidar
que hay un mundo mejor

amo la gente
que sonríe cuando la saludan
que saluda
cuando le sonríen

amo la gente
que no es importante
que bebe en los cafés
dejando que el tiempo pase
haciendo caso omiso
amo la gente
que pierde el tiempo
la que no tiene nada que ganar

amo la gente
que lee en las micros
en el metro
que duerme
en las playas
sobre el sol
esperando la luna

amo la gente
sencilla
con la pretensión de interpretarlos
de ser algún día
uno de ellos.








POEMAS INÉDITOS



CARACOLES

los caracoles
cruzan las calles
después de la lluvia
recordando
una misión ancestral
muchos de ellos
mueren aplastados
por los peatones despreocupados
por los vehículos insensibles

la lluvia les recuerda el paraíso
a veces me olvido
y siento el crujir de sus caparazones
bajo mis pies sin ojos
sin antenas
como las de los caracoles
que el cielo puro
después de la lluvia
sintoniza
con la otra vereda
con otros caracoles
que deben encontrar
antes de que olviden
el repiquetear del agua








DE A TRES

queda comprobado
los grandes
mueren de a tres
Ray Charles
Nino Manfredi
Marlon Brando

a Ray Charles lo veo
emocionado
soul blues
en el Estadio Nacional
Manfredi
es el afortunado
que se quedó
con Stefania Sandrelli
Brando subido
a un tranvía llamado deseo
el coronel Kurtz
nos invita a la locura

no es verdad
los grandes no mueren
de a tres
sólo se van juntos
no hay que estar
tan tristes.







DE AMORES Y DE ODIOS

I
detesto
las colectas nacionales
y a los recolectores
detesto
a los mendigos profesionales
a los delatores
detesto
la falta de tiempo
la pobreza
la mía y la ajena
detesto
la cesantía involuntaria
detesto a los canallas
a los flojos
que ni siquiera
saben morir


II

amo las invitaciones
los bonos de producción
los regalos
amo las cartas
de viejos amigos
amo las canciones inesperadas
amo los fines de semana
las vacaciones
amo los préstamos
sin intereses
el trabajo bien remunerado
amo a los que saben vivir
a los que saben
cuando detenerse
y tomar una botella de vino
y hablar fuerte
jugando al dominó.







DÍAS DE CAMPO

el campo
no es la piscina
no es las nubes
harapientas del verano
no es la boda del amigo
ya casado

el campo
no es la siesta
(el genio está despierto
todo el día
y puede olvidarse
de sí mismo
cuando los demás
están contentos
reírse de las críticas
olvidarse
de los compromisos)

el campo
no es la sombra
ni la dicha
no es el silencio
no es el vino
no es los árboles frutales
no es los campesinos
no es las moscas
los zancudos
las polillas

el campo
no es los cerros
los animales domesticados

el campo no es el nuevo testamento
no es la falta
de energía eléctrica
de cable
de internet

el campo
no es los recuerdos
de la infancia
los ancestros
los cariños
por preguntar
por descubrir
por inventar

el campo
no es
lo que yo diga.







EL ARTE DE MORIR

dedicado a Luis Tamayo

tú querías
otra vida
urgentemente
querías
otro país
saliste
con todo
a buscarlo
provocando
Placeres
en tus vecinos
pavor
en el enemigo
hasta ahora
no hay olvido
por eso estamos aquí
de pie
recostados
tratando
de hacer
lo mejor posible
aprendiendo
alegremente de ti
el arte de morir.








EL GENIO DE LA CASA

podría hacer una película
con las cosas que hago un día sábado
cuando me quedo en Concón
y no voy a Santiago
y hago huevos revueltos al desayuno
y voy al supermercado
con mi hija Montserrat
y tenemos conversaciones indispensables

almorzamos en familia
aunque no es un sábado cualquiera
porque me quedo solo unas horas
con toda la casa para mí
el genio nocturno
de William Carlos Williams
y puedo ver Toro Salvaje de Scorsese
a Stefania Sandrelli siempre bella
tomarme unas piscolas
comer galletas saladas con palta
doblar las toallas
darle comida a la Miel
prender un incienso de canela en el baño
sentarme a escribir
el guión literario de la película
de este sábado

puedo hacer lo que quiero
dentro de mi razonable vida
puedo escuchar
con volumen al máximo
las canciones de Simone
el recital del '83 de Peter Gabriel
y bailar con desenfreno
ser el genio de la casa.








ELIS REGINA

siempre olvido tu nombre
incluso después de escuchar
tu voz desgarrada

entre todas las de tu generación
eres la que mantiene
el fuego inalterado
la pasión por la noche
el vértigo por la vida
Elis Regina
nunca olvido tu voz.








HACER LA CAMA

es un privilegio
hacer la cama
viendo Films & Arts
Anthony Hopkins
recordando
el modo de recitar
de John Gielgud
de Laurence Olivier
y sus diferencias
repitiendo el antiguo oficio
respirar.







LAGARTIJAS

vuelvo a la orilla
del mar
a las viejas rocas
de la infancia
un limón encontrado
me acompaña
las ruidosas olas
sobreviven al cemento
los ciclistas
los atletas
los caminantes
viven Concón
sin enterarse del peligro
al igual
que las margaritas
amarillas a mis pies
las algas empecinadas
los ignorados pelícanos
las verdes lagartijas
salen de sus escondites
anuncian al sol incandescente
a pesar de mis miradas
invisibles.






MADRE

no me alcanzaste
a enseñar inglés
ni a bailar tango
pero me enseñaste
a cantar con pasión
a que una fiesta
no existe sin la buena mesa
sin el baile
que la vida
se debe vivir con alegría
a pesar de la angustia
del sin sentido
me enseñaste a amar
el rito de la sala oscura del cine
la maravilla de la letra impresa
desterraste el aburrimiento
de mi vocabulario
me regalaste
la imagen
la risa
la palabra.







POEMA LEÍDO EN EL FUNERAL DE MI PADRE,
LUIS INOSTROZA PINCHEIRA

recordaré con alegría tu existencia
-la muerte no tendrá señorío dijo el poeta-
te recordaré comprándonos pan de huevo
volantines en la playa de Llolleo
llevándonos a Isla Negra a Cartagena
a visitar a la abuela a las tías
aprendiendo a valorar los afectos
los espacios abiertos el camino

te recordaré en Ñuñoa
en sus plazas y calles
en el redondo y antiguo Ford azul
patinando como un trompo
en una noche mojada
en los adoquines de José Domingo Cañas
testigos de otra época
aprendiendo a valorar la vida
la emoción del peligro

recordaré los viajes a La Serena
a Tongoy en el Fiat 1100 D blanco
que se atrevía en la arena de la playa
recordaré los viajes al sur
a Choshuenco a Licán Ray
a los Saltos del Huilo Huilo
donde recogíamos fresas silvestres
como si no importara nada

te recordaré en Concón
con tu piel blanca
con tu calistenia antes de entrar al mar
con tu diario los domingos
con tus trámites en calle Prat de Valparaíso
a los que te acompañaba cuando entendía

te recordaré llevándome raudo
por las calles de avenida Matta
en el Falcon Futura atrasados
al Instituto Nacional en las mañanas

te recordaré pasándome a buscar
al departamento de la otra abuela
en calle Estado 62
cuando tenía clases en la tarde
y me reencontraba con los primos

te recordaré llevándonos más de una vez
a Buenos Aires
aprendiendo la maravilla de esa ciudad
infatigable y perpetua

recordaré los conciertos
en el Teatro Municipal de Santiago
yo orgulloso con mi uniforme
tú recordando tus comienzos
tus clases de piano
tu maestría en el tenis de mesa
la muerte prematura de tu padre
el Internado del Liceo de Temuco
la casa de los tíos
medicina en la Universidad de Concepción
el traslado a la capital
tus primeros trabajos
la historia del Club Hípico
tu eterna carrera
en el Servicio Nacional de Salud
los hospitales
los consultorios
las visitas a domicilio
a los confines de la ciudad
los Congresos de Pediatría
el viaje a Europa
que no alcanzaste a repetir
como querías

recuerdo tus recuerdos
la historia se repite
recordaré con alegría tu existencia
sé que no todos pueden hacer lo mismo
en este instante
pero el ahora ya pasó
la memoria es soberana
sólo depende de nosotros.








PIDO PERMISO

en la quebrada
con gran esfuerzo
me acerco a los poetas
pido permiso
recito el nuevo poema de Chile

en medio de una fiesta
donde llegan
a Llolleo
a Ñuñoa
a Concón Sur
a Los Romeros
a la ciudad de los sueños

en quintas de recreo
en fuentes de soda
en paseos ciudadanos
en callejones oscuros
en cabaret

todas las generaciones
tomando licores
drogas alucinatorias
comidas caseras
olvidando los relojes
los juguetes
la ropa
los accesorios

colgamos lienzos callejeros
con historias de gestas no oficiales
firmados con chapas
con alias
con seudónimos

palabras fragmentarias
sonidos
visiones
sílabas dictadas en sueños
interpretadas
por músicos populares paganos

otro es el que habla
debo aprender lo que escribí
palabras con nuevos acentos
recitadas con dolor
en trance
con toda la memoria
con todos los recuerdos del país
de la familia
de los amores

el poema es duro
es musical
es infinito
es mucho más breve de lo que esperaba

ni la muerte es segura.







SEIS SUITES

I


todos duermen
el genio de la casa otra vez
las seis suites para cello solo
de Bach
tantos años de sólo recordarlas
la belleza desnuda
la continencia
el rigor más absoluto
Harnoncourt
desde la soledad
en todas partes
al mismo tiempo
es difícil soportar
la perfección


II


repasando mis libros
espero la inspiración
recuerdo mi historia
repaso los afectos
abro el bar de mi escritorio
preparo mentalmente
el día de mañana
el último de este largo fin de semana
hay música que debo volver a escuchar
sostener la voluntad
cumplir con los deberes
provocar la alegría de un extraño


III


antes debo lavar la loza
apagar unas cuantas luces
comer algo
preparar el guatero
para la Montse
verificar
que la casa me pertenece
todavía


IV


no es suficiente
encontrarse con el ser amado
hay que vivir con él
porque desde ya
se sufre la separación
también duelen los hijos
los padres
los abuelos
los amigos
la certeza
de no volverlos a ver


V


el error
es imposible

lo que debemos hacer
trabajar
trabajar
trabajar
hasta el silencio


VI


sostener
el arco
la voz
la copa
en alto
la soledad inevitable
aunque a ratos
ganemos tiempo
viajemos
a ninguna parte
donde nadie
nos espera.








SOSPECHAS

I


el camión del gas
pasa seis veces
en una noche de sábado
después de la visita
de unos amigos
es para sospechar


II

los he descubierto
he aguzado el oído
el destino es incierto
la indiferencia del mundo
en cualquier momento
te cae la mala
vade retro
escucho
que me salvan
a último minuto


III

voy a tener que salir
a comprar pan amasado
hacer unos ave palta mayo
acostarnos temprano.






TESTIGO

quería viajar
pero también quería amar
quería ser poeta
pero también quería
tener una familia
quería no temerle
a la muerte
pero también quise
ver crecer a mis hijos
quería un mundo mejor
pero opté por sobrevivir
quería vivir de la amistad
pero acepté la posesión
de la pareja
quería prestar mis ojos
para transfigurar
la realidad
pero terminé siendo
apenas un testigo
privilegiado
de este futuro
que se disuelve
aceleradamente.


"Fernando Sabido Sánchez agradece a Luis Alberto Vittor, Director Editorial y Fundador de la publicación argentina Analecta Literaria. Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias[http://actaliteraria.blogspot.com/] la gentileza de permitirle republicar los poetas originalmente publicados en la revista en su blog Poetas para el siglo XXI."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada