Poetas en Toledo:
Antonio Daganzo (España), Miguel Cabrera (Perú), Ahmad Yamani (Egipto), Ángel Guinda (España), Fernando Sabido Sánchez (España), Charo González (Chaglez Fotografia) y Theodoro Elsacca (Chile).

domingo, 14 de noviembre de 2010

1888.- C. DOLORES ESCUDERO


C. Dolores Escudero nació en Madrid en 1954. Es escritora y editora.
Ha publicado los poemarios El buen suceso (Madrid), En cuevas (Madrid), Ludir hasta la llama (Madrid), Estuvimos a punto de echarte a llorar (Valencia), Todas mueren a los quince (Valencia), Escultura de manzano (Zaragoza), Ejercicio de opacidades
Madrid, adamaRamada, 2006 y A la zaga del ave.
Creó y dirigió la revista literaria Orto, y el foro de literatura Adamar en la red. En la actualidad dirige la Revista de Creación electrónica Adamar, y la editorial de libros adamaRamada Ediciones.



De: Ejercicio de opacidades
C.Dolores Escudero

adamaRamada ediciones. Madrid 2006




Samarita.
Verte en la orilla de mi sed
para mi sed cántaro, arroyo
desde los labios a la lengua
a la garganta, para mi sed.
Samarita.
Para mi sed


))((


Una vez más tu nombre es un eco
interminable.
La piedra onda en el aire
tu mano en onda de piedra
por el eco de tu nombre
por el aire interminable.
El latido de tu nombre impaciente
en la onda interminable
de la piedra en el aire
por el eco tu nombre
interminable.


))((


Frecuencia penosa
desgracia de granero.
Contemplar los incendios
con gesto de tramoyista.
Corredores desconocidos sin luz apenas
para llegar al exterior
remoto pórtico.

Previsiblemente morir
abrasada.


))((


Se alinean primero,
se precisa la forma de ejecución
abdicando en la estética
y con mucha crueldad,
se les permuta la pena.

Siempre al borde del sacrificio


))((


Bastión de los muros interiores
de mi casa
casa abierta, innominable
monstruo cruento: escucha el diapasón
melódico, que el ave blande en mi perfil.


))((


Una probabilidad de silencio para el
[cimbalista
y esa doctrina, tabaleante golpe de efecto,
que inquieta los sentidos.

Difícilmente, el lene callado de la noche.


))((


Mi memoria y la ribera de mi sed.
Su asesino…el de corta alzada,
el salteador ladino.
Sus pasiones…si las tuviese,
más allá de la debilidad atisbada.

Asombrada de su acción y efecto.


))((


En la primera puerta, alcoba vocativa,
sin mí.

Escultura de manzano.

Silencian tus piernas, la paráfrasis
de mi ausencia.


))((


Sesgo los puntos cardinales de tu geografía
como volada de alcotán. Gozo tu perfil
con beatitud en mis ojos.

Para tu gloria. Tu orgullo.


))((


El olor de las dalias, todo amarillo,
ácida memoria
recrea.


))((


Espina dorsal,
caña de azúcar.
El fresco de la sábana
buscas, y me vuelvo hilo.


))((


Éramos un templo

benditas nuestras almas
y nuestros cuerpos

de la albura del sol
al zenit -éramos
un templo.


))((


La costa en niiebla desconoce
el nombre de sus ahogados.
Repito el mío mientras,
sin doblegarlo, lo sustraes.


))((


Texto contenido en tu cuerpo
que mi lengua lee.










________________________________________



DE: A la zaga del ave, estos tres poemas:




Fresco fondo de pozo, aliento mismo
del cielo de la noche.
Cuerpo
Todo tu cuerpo
Fiesta de precepto






Con espasmos,
sutil imploración de saliva,
de las yemas de los dedos.
Más o menos sabe lo que desea
y lo recuerda.
Después se aplica como grillo,
se hace pequeña, lame mil veces
y venera…
tan tonta, tan pequeña.






[Casa ardiendo. Lienzo de Marc Chagall 1.911]
Frecuencia penosa
desgracia de granero.
Contemplar los incendios
con gesto de tramoyista.
Corredores desconocidos sin luz apenas
para llegar al exterior
remoto pórtico.

Previsiblemente morir
abrasada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada