Poetas en Toledo:
Antonio Daganzo (España), Miguel Cabrera (Perú), Ahmad Yamani (Egipto), Ángel Guinda (España), Fernando Sabido Sánchez (España), Charo González (Chaglez Fotografia) y Theodoro Elsacca (Chile).

viernes, 5 de agosto de 2011

4401.- MARÍA LUISA SPAZIANI


Maria Luisa Spaziani (Turín, 1924) es una poeta italiana.

Maria Luisa Spaziani nació en el seno de una acomodada familia burguesa de Turín, donde su padre era propietario de una fábrica de maquinaria para la industria química y pastelera. Con sólo diecinueve años, Maria Luisa Spaziani dirigió una revista literaria, primero llamada Il Girasole y después Il Dado, cuyo redactor jefe era Guido Hess Seborga. En esta revista publicarán obras inéditas grandes escritores italianos como Umberto Saba, Sandro Penna, Leonardo Sinisgalli o Vasco Pratolini, y también otro extranjeros, como Virginia Woolf, quien mandó un capítulo de su novela Las olas con una dedicatoria autógrafa: Alla piccola direttrice (A la pequeña directora). Spaziani no publicó en esta revista ninguno de sus propios poemas porque sentía que no tenían la calidad suficiente.
Al tiempo, Spaziani estudia en la Facultad de Lenguas de la Universidad de Turín y se licencia con una tesis sobre Marcel Proust, dirigida por el francesista Ferdinando Neri. La cultura francesa será siempre un referente importantísimo en la obra y la vida de la autora, que pasará sucesivas estancias en París (la primera, en 1953, tras obtener una beca de estudios).
En enero de 1949 conoció a Eugenio Montale durante una conferencia del poeta en el teatro Carignano de Turín, y desde entonces mantendrán una gran amistad y se frecuentarán en Milán. Montale animará a Spaziani a escribir poesía y ejercerá gran influencia en el estilo de sus primeras obras. La relación entre ambos escritores fue muy estrecha y Spaziani se convirtió en una suerte de musa para Montale, en especial en la serie de poemas titulados «Madrigali privati» pertenecientes al libro La bufera e altro (1956) donde Montale construye todo un poema («Da un lago svizzero») utilizando como acróstico el nombre de Maria Luisa Spaziani. No existe en toda la obra de Montale otro ejemplo de este recurso.1
Spaziani envía un grupo de textos poéticos a la editorial Mondadori que, posteriormente, acrecienta con los poemas escritos durante su estancia en Francia en 1953. La editorial publica en 1954 el libro Le acque del Sabato.
En 1956 la fábrica de su padre pasa por graves dificultades económicas, lo que obliga a Maria Luisa Spaziani a buscar trabajo como profesora de francés en un colegio de Turín. Ella acababa de regresar de un viaje por los Estados Unidos, conseguido gracias a unos premio promovidos por Henry Kissinger para promocionar a jóvenes con talento. El trato con estudiantes adolescentes en el colegio turinés le proporcionará gran felicidad, que se refleja en su producción poética, como en su libro Luna lombarda (1959), luego incluido en el volumen Utilità della memoria (1966).
Entre 1955 y 1957 Spaziani impartió clases de lengua y literatura francesas en el liceo científico del colegio Facchetti de Treviglio. Su libro Suite per A. fue escrito durante ese periodo y reflaja sus vivencias. Con él ganó el Premio Lerici en 1958. El jurado estaba presidido por Enrico Pea.
En 1958, tras diez años de noviazgo, se casó con Elémire Zolla, un estudioso de la tradición mística y esotérica. Fue testigo de la boda el poeta Alfonso Gatto. El matrimonio duró poco y se disolvió en 1960. Spaziani comenzó a dar clase de lengua y literatura francesa en la Universidad de Mesina. Su experiencia siciliana está reflejada en su libro de poemas L'occhio del ciclone (1970), inspirado en el paisaje y el mar de Sicilia, y lo mismo sucede en sus siguientes obras, Transito con catene (1977) y Geometria del disordine (1981), libro este último con el que ganó el Premio Viareggio en su categoría de poesía.
En 1978 fundó el Centro Internazionale Eugenio Montale (luego llamado Universitas Montaliana) para honrar la memoria del poeta y difundir su obra, institución que presidió desde 1982. También presidió el Premio Montale, que distingue a las mejores obras poéticas y traducciones publicadas en Italia.
En 1990 publicó Giovanna d'Arco (1990), poema basado en el personaje de Juana de Arco, por el que la autora sentía gran interés. El poema está escrito en estrofas de ocho versos de endecasílabos sin rima. Spaziani trata de recrear una narración en verso de aire popular y fabuloso. En 2002 Fabrizio Crisafulli adaptó fragmentos de este poema para el teatro y tituló la obra Jeannette.

Poesía
Le acque del sabato, 1954
Il gong, 196* Utilità della memoria, 1966
L'occhio del ciclone, 1970
Transito con catene, 1977
Geometria del disordine, 1981 (Premio Viareggio)
La stella del libero arbitrio, 1986
I fasti dell'ortica, 1996
La traversata dell'oasi, 2002
La luna è già alta, 2006
Giovanna D'Arco, 1990

Antologías
En 1979 se publica una antología de su obra, con introducción del crítico literario Luigi Baldacci. Una segunda antología, ampliada, apareció en el año 2000, en la editorial Mondadori.







I Draghi morenti

Solitudine mia, ardente, amara.
Mio vizio assurdo, ostia folgorante,
astro levato sull’empio deserto
del gesto che disfoglia le parole
come una rosa i petali. Vicino
si profila l’inverno. Tratte in secco
son da tempo le reti. Sopra il Pincio
che i fantasmi disertano, la vedi
questa rotta di sfatti galeoni,
draghi morenti che trasudan l’indaco
sugli angeli barocchi?
L’ombra ne avanza, entrambi ora ci tocca,
complici e sposi, rami bipartiti
di un’unica radice, stelle opposte,
nelle case discoste ricoprendoci
come un tempo il lenzuolo.





Los dragones agonizando

Soledad mía, amarga, ardiente.
Mi vicio absurdo, hostia fulgurante,
astro elevado sobre el desierto desolado
del gesto que deshoja las palabras,
como una rosa sus pétalos. Cercano
se perfila el invierno. Puestas a secar
las redes hace tiempo. Sobre el Pincio
que los fantasmas desertan, ¿divisas
esa ruta de vencidos galeones,
dragones agonizando, que trasudan índigo
sobre los ángeles barrocos?
La sombra avanza, a los dos nos toca,
cómplices y esposos, ramas partidas
de una única raíz, estrellas opuestas,
en casas separadas, cubriéndonos
como en un tiempo las sábanas.





Resta con me per sempre, solitudine

Resta con me per sempre, solitudine,
disteso vento lungo le notturne
praterie nel cuore dell’estate.
Resta con me nei secoli, fa’ sciogliere
ogni sigillo col tuo fuoco,
consola nel tuo bacio di rugiada
quest’erba alta che adagio sfiorisce
sotto stelle che non rispondono.



Quédate conmigo para siempre soledad

Quédate conmigo para siempre soledad,
suave viento a través de las nocturnas
llanuras en el corazón del verano.
Quédate conmigo en los siglos, derrite
con tu fuego todo sigilo,
consuela con tu beso de rocío
esta hierba alta que lentamente se marchita,
bajo estrellas que no contestan.



La presente traducción, selección ha sido realizada por Dolores Ramírez Almazán, Licenciada en Filología Románica, y Mercedes Arriaga Flórez, Dra. en Filología Italiana y en Teoría de los Signos, Catedrática de Filología italiana por la Universidad de Sevilla, integrantes del grupo "Escritoras y Escrituras".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada