domingo, 5 de junio de 2016

CARMELINA VIZCARRONDO [18.830]


Carmelina Vizcarrondo

(1906- 1983) Natural de Fajardo (Puerto Rico). Su verdadero nombre fue María del Carmen Vizcarrondo Álvarez. Casa con su primo Euclides Quiñones Vidal. Es una de las dos poetisas asociadas al movimiento poético atalayista. Eventualmente derivó a una lírica intimista. Se destacó como escritora y poetisa. Tomó parte en distintas organizaciones culturales como la Sociedad de Autores Puertorriqueños y el Ateneo Puertorriqueño. Colaboró como redactora en la revista ínsula, la cual promovía el movimiento poético posmodernista denominado “Integralismo” del cual ella formó parte.
 
Obras principales:  Pregón en llamas (1935), Poemas para mi niño (1954), Minutero en sombras (1941) y, después de su muerte, Campanerito azul.




LOÍZA ALDEA
 
La carretera asfaltada
le va coqueteando al río
y le hace seña en la curva
con su codo de peligro
 
Los árboles espinosos
hacen punzante el camino
y un automóvil glotón
se traga el paisaje vivo.
 
La ceja negra del puente
sobre el agua en remolinos
va remolcando cantares
y poemas vitalicios.
 
Atrás un dragón de azúcar,
en sus marfiles pulidos,
lleva una carga amargada
por contrapesos de hipos.
 
Más acá nube de pájaros
con nostalgias en los picos,
Cerca del cerro, a lo lejos,
martilleos de relinchos.  

El río se va ensanchando
en el lienzo del retiro
y los ancones sombrean
la turbulencia del limo.
 
El verde nos va marcando
su sosiego relamido,
y el automóvil glotón
se traga el paisaje vivo.
 
Loíza nos abre inquieta
sus brazos negros y finos,
mientras entramos tanteando
sus redondeces de siglos.
 
Loíza negra en la playa,
negra en tus cocos blanquísimos.
Negra en tu teje maneje,
negra en tus negros mestizos.
Negra en tu parejería,
y en tus rones de domingo.
 
Por un collar de rocallas
y unas enaguas de brillo,
das tu apretamiento recio,
tu chinchorro y tu bohío...
 
Loíza, negra en la sangre,
rubia en tu contorno rico.
Mirar azul en tu playa
blanca de espuma y graznidos.
 
Plata charol de tus jueyes,
maña gris en tu escondrijo.
Trepadora de palmeras,
incansable tostadillo
donde lento se derriten
salmorejos y remilgos;
baile, botella y baraja,
Santiago, yuca y mosquitos.
 
Frente a tu estampa azabache
la sangre azul da un respingo.
 
Trepidando en la carrera
del asombro presentido,
van brillando las gaviotas
como pedazos de vidrios.
 
En tu carnaval de julio
que es problema metafísico,
mueves la caratulada
salsa prieta de tus ritmos.
 
Loíza, negra en casabes,
en tortillas y en hechizos,
¡si parece que te bañas
en sirop de tamarindo!
 
Un abandono de voces
deja el paisaje dormido.
La aldea sueña en la tarde
reminiscencia de nido,
y el flamboyán centenario
a la iglesia del pueblito,
le da una media verónica
con su capote encendido.




Búscame 

¿Qué no me encuentras?
¡Si es que no me has buscado!

Búscame tras tu sombra
o en las retinas de tus ojos claros.
Búscame entre tus dedos
o en tu boca de sándalo.

Yo soy un soplo vivo
a tu vida arraigado.

Búscame por tu alcoba
entre tu sueño alado,
o por la senda rosa
de aquel amor lejano.

Por sobre tu orgullo,
en las flores azules de los prados.
Yo estoy dentro de ti
como un amor sellado.

¿Que no me encuentras dices?
Siendo en tu misma vida
que me pierdo…
¡Si es que no me has buscado!




Duerme alma mía 

Duerme alma mía, y descansa.
Desde hoy velaré yo.

Duerme que te estoy cantando
nanas de mi corazón.

Sosiega tu vida inquieta
saturada de dolor.

Velaré mi cuerpo sano
tu sueño reparador.

¡Ya bastante has trasnochado
por esas calles de Dios!...

Duerme que te estoy cantando
nanas de mi corazón.

Duérmete que si no duermes,
volveré por ti mi amor.




El rayo de sol 

¡Que se escondió un rayo de sol
por debajo del árbol en flor!
Van las niñas a cogerlo,
pero es lagarto y veloz
y no deja que las manos
le apaguen su resplandor.
Cinco pares de manitas,
diez manitas y un cartón.
Una sobre de la otra,
sobre de ellas el cartón,
¡y todo a la vez
sobre el sol!...
...mas el sol dando un saltito
se trepó sobre el cartón
como una puñaladita
de luces y de emoción.
¡Qué inútil las diez manitas
contra los juegos de Dios!





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada