jueves, 9 de junio de 2016

FRANCISCO MANUEL CIENFUEGOS [18.846]


FRANCISCO MANUEL CIENFUEGOS

Francisco Manuel Cienfuegos. Fecha y lugar de nacimiento: 14.05.1963, Isla Cristina (Huelva). Doctor en Ciencias de la Educación, profesor de pedagogía y psicología en Francfort (Alemania). Miembro del grupo literario “Poesía y prosa española en la emigración” (1982-1986), fomentado por el Estado español. Redacción y realización de una obra de teatro en homenaje a León Felipe (financiada por la Casa de España en Francfort). Numerosos recitales de poesías en diversas ciudades alemanas (Munich, Hannover, Bonn, Francfort) y exposiciones (poemas y fotografías). Publicaciones tanto en revistas como en foros españoles y alemanes.

Ha publicado Interdisziplinäre Kooperation und schulische Integration in Spanien (Cooperación Interdisciplinar e Integración Escolar en España), Peter Lang Verlag, 1999 y Viaje al fin del recuerdo (prosa lírica y poesía), Editorial Carena, 2015.


WENN DAS WORT BRENNT  (Cuando arde la palabra)

arde la palabra
en el seno
del silencio explotado
cuando se calma
la sed de ansiar
en un grito
nítido de rocíos
que brotan
bajo mis uñas
y se inundan
en la ceniza
que la penúltima batalla
en mi cabello sembró 



UNA PLAYA BUSCA LA TARDE

Cuando la vida
rompe orillas
                   estalla

en lo más profundo del amanecer
la luna vagabunda

Y más allá
de lo más profundo
se derrama
mi piel

sobre la             transparencia

que nace  y muere
entre los labios del silencio presente

Cuando el camino
es sendero sin cesar
quieta corriente
y anhelo sin pensar

Cuando la esperanza
desenterrada
cada dia
se va escurriendo
y se agota en la imagen
de unos  zapatos viejos
   rompe la ola
   y estalla
                 fundiéndose
en el íntimo
universo
de un instante

que muere y nace
en un cangrejo
sumergiéndose

En la arena



MIRANDO MAR  (en Huelva, sanguínea)

Furtivos céfiros
Se comprometen
A ilusionar
El versículo fútilmente
Conspirado de la calina
Cérea y viable

Mientras la conseja
Fúlgida de la Cresa
Y el celaje
Vertebrado
Coinciden con
La marea de
Sal y mimbre

Mirando puerto
La barca cerúlea
Y estricta
Es cálamo
Es copla
Fábula cerril
De mares

Pero después
De mirar puerto
El ensalmo épico
Del oleaje
Convierte al levante
En marinero
Y agua febril
Cual
Ni es cizaña
Ni olvido
Que es cadencia
Y caz sonante
De seda
Y cidro
Ese puerto isleño
Que agarra
Regresos umbríos
Y trémulos vientos




TUS MANOS

Lecho
Y paz
La  piel
De tus manos
                 Suave latido
                 Preñado de caricias

Mi patria fundo
En tus manos
Y en ellas pinto
Con un torrente            
          De besos
   Mi bandera

y en cada poro
resucitan senderos
que me llevan
al centro del universo

Y Mis manos
Anidándose
Entre tus dedos
                       Íntimo refugio
                       De sal y miel

Ahora mis manos
Gritan soledad
                       Huérfanas

Ahogándose en ciego silencio
Le cantan ahora
A la incertidumbre
Que ha dejado la huella de tu gesto

Añoranza
          Salpicando
                       Recuerdos

Y mi corazón
En la palma
De tu mano
Enraizado



ISLA CRISTINA: RAÍCES VOLADORAS

Coloreando
Un pensamiento

Saboreando tu nombre
de agua y cielo

Así pronuncio tu piel
de cálida brisa
con mi aliento

Me pierdo
me deshago
desbaratando recuerdos
ocultos
en una palabra
sembrada
en tu pecho ardiendo
de arena reluciente

En tus labios de sal
resucito
mordiendo tu sudor
de aroma a flores

En mis ojos
resplandecen temblores
quemándose en tu boca
de ola naciente

des
cubrién   dome
des     ent     errándome
en tí

Nace la luz en tu
mirada
engendrada en el aire
de mañana reciente

Siempre ahora

Me fundo y confundo
con la sombra de un pino
derritiéndose
en un beso de luz
                           bajo
                                                          un sol atlántico
                                                          que le canta 
                                                          al horizonte
                                                          ardiente
                       una infinita
                       acuarela
                       de fandango y saetas

callando penumbras

Siempreahora
sihoraemprea
emprehorasia
rumbo a casa



REMOJÁNDOME
(boceto sobre un regreso)

Rozo la temblura

Sepo a grito

Y se me va
se me va

El verso
que nunca
que nunca brotó
ni siquiera entre reposo
y secreta herida.

Hallazgo repentino
de gotas insoleadas,
cristalinas

Ahora quiebro el pensamiento
sonoro, distante

Y se me va
se me va
el silencio que nunca
mordió
lo invisible

Y no escarmiento

Continúo empapándome
chorreando

La lluvia me quema

Ni soy humo
ni soy charco

Un peregrino fugaz
entre orillas
desbaratando arena



DE VEZ EN CUANDO
(viaje en tren, entre fronteras)

De vez en cuando
Pero como de inmediato
El vello del cuerpo escrito
Entristece de madrugada
En madrugada

                                                  Y si los números
                                                  Interrogantes
                                                  De las aguas
                                                  Y azúles indescifrables
                                                  Sujetan el cenicero
                                                  De lento humo ondulado
                                                  En la supervivencia fracasada
                                                  De varios cigarros estripados
                                                  Y sujetan
                                                  El vaso marino
                                                  De media alma inclinada,

                         Y si
                         Así
                         De pronto

                         El gesto penetra
                         Con ruta de charco seco
                         Y estrella consumida

                         En algún instante
                         Subsistente de una
                         Mesa recién puesta

¿Qué es entonces
un paso hacia delante

                                              o simplemente sentarse?



UNFERTIG (Incompleto)

Amaneciendo
Cien fuegos
Arde la palabra
Y sigue ardiendo

Tiernamente quiero
Y destruyo

Tiernamente deshago
Y creo             
                                 Si busco
                                 Me pierdo
                                 Y me reencuentro

                                Dibujando un oído
                                En la tempestad
                                Descubro el sonido
                                De yerba sonámbula

Como verbo naciendo
Eternamente


Y aún no cesa de acabar




Viaje al fin del recuerdo, Editorial Carena, 2015.


CÚSPIDES (Alfa y Omega)

Aceras de abril y yerba
Acurrucadas, Descubiertas
Al sol entre llamas de hiedra
Arrinconan una espera

Algún niño juega al calor
De estrellas de papel y leña
Inventando una nube en flor
Repleta de nidos de cigüeña

Una puerta entreabierta
Y una terraza extendida
Bajo cielo de tez hambrienta
Y misterio de luz rendida

Un almendro de temblor rancio
Sumergiéndose en el astro
Confuso de hogar y barrio
En fechas del trigo alto

Dibujándose cúspides de mar
Creciente, poniente, ahogando
Nieve cenicienta al pintar
Contra levante un beso blanco

Ramas dentro de viento veloz
Cuyas corrientes ignoran
La paciencia del hielo feroz
Que desnuda la piel ahora

De inmediato la pupila
Es galaxia, azul retornado
Incendio de lluvia y risa
Al ver marisma de rio saciado

Y se besan las lagartas

Cuando llegan las tardes
De las postales y las cartas

Onduladas, eternamente locas que
Omitidas en un puño de olvido relatan
Ocal de abril, aceras
O un viaje
O una espera



AGRIDULCE

En esta despedida
Ni me voy
Ni te vas

Permaneceremos
En el silencio
De un adiós
              De sombra alargada
Hasta que mi cielo
              Se tiña de luna callada
Anhelando auroras

Ahora
              El instante
No es nada
                            Nadanoes y Des Aparece
              Y se confunde
Con la eternidad

              Y yo
Me pierdo en ella
Para encontrarte quizás
              Para encontrarte acaso
Entre palabras
Que aún resplandecen

No sé si volveré
Porque ni
Siquiera sé
Si podría partir
Algún día
                           Pero
Es que si regreso
Jamás te supe amar
Y si me quedo
Seguir cómo amarte
No sabría

No me queda nada más
Que balancear
Equilibrando la duda

Preciso momento convertido
En mar inmenso
De lo que pudo ser
Y ahora es olvido
Tejiendo amargura

Soñándote
En el beso único
Que estalla
Quebrándose la noche

Acariciándote
En una palabra
Hecha ola
Cantando tu nombre



AZUL CANDENTE

La infinidad persiste
En el segundo:

Corren sangres
Una vez
Sobre terciopelo
De brillo pardo
Y deslizándose
En el regreso
De golondrinas
             En vuelo

Otra vez
Elevándose
Como serpientes
Bailando, flotando
Al ritmo
Del rotundo tacto
             Del tiempo

Que se rompe
A las espaldas
Del agua incinerada

En un torrente
             De estelas amaranto

Candente
                           Ausente
                           De azul alma azul
                           En la ventana
De par en par
Abierta



OTRA PATRIA

Sugiere calma
el retorno diario
de un incendio
entre los residuos
de un reflejo
digerido por
murmullos burbujeantes
que nunca adquieren
ni forma ni cuerpo

Sugiere calma espantosa
el corazón desterrado
clamando una patria
donde
las raíces se preñan
de horizonte sin escudo
y el himno sin bandera
es el canto rizado
             de olas en un mar de lenguas
             estremeciéndose
             en una sola conchena

El hogar del alma
es un sueño sin patria
             amapolado
             mariposeante
tendido
soleado
en la hierba
             caracoleándose incrédulo
             en mi crepúscula esperanza
             sin signos de guerra




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada