jueves, 25 de agosto de 2011

4495.- ANA ALCARAZ SORIANO


Ana Alcaraz Soriano.(Terrassa-Barcelona) 6 de Agosto de 1.958.
Desde 1.982, vive en Malón (Zaragoza).

Su formación consta de distintas disciplinas, Administración Contable y Bellas Artes en la Escuela de Artes Aplicadas de Terrassa.

Escribe poesía desde siempre. En sus inicios colabora con sus trabajos en fanzines literarios, cómics, catálogos de exposiciones, etc... En el año 1.980, realiza junto a su amigo y poeta José Antonio Hernández, el primer cuaderno de poemas escritos por ambos, con ilustraciones del propio José Antonio.

Ha publicado sus poemas en varias revistas literarias, actualmente en “Prometeo” de Barcelona, que dirige el poeta José Gil Cánovas.

En estos últimos años, ha colaborado en actividades literarias organizadas por ALAM, como el “Homenaje a Pablo Neruda”, Tertulias con Gabriela Mistral, por Geneviève Bourgeat. “Flores Rojas del Japón” de Luisa Gómez. “Magia y Naturaleza en la noche Moncaína” con poemas de Gioconda Belli Ha participado en los Talleres Literarios impartidos por Luisa Gómez y en el Festival Internacional de Poesía Moncayo, además de colaborar en la sección “El Ojo Literario” de A.L.A.M.




Apetezco la pausa que detiene este ir y venir por los actos.
desciendo en soledad la suave pendiente de la duda.
Ahora quiero mudar la piel,
desperezarme sobre los centímetros de un rectángulo.
Absorber el calor de una losa en Agosto.
Y al fin, callar, callar...





Miro estas manos al potente trasluz de la mañana.
Recibo el pulso de la vida, su color rojo, su energía,
Manos hechas al trabajo, al amor, a la lucha,
Manos hechas a la razón, manos sin sentido,
Manos de la carencia, de la destreza, de la virtud.

Manos abiertas, manos que esperan...




dejo sobre la silla mi piel de hilo,
descalzo los adornos concluidos,
ya nada me queda que ofrecerte,
tu abandonas y yo resisto.





Has cerrado el círculo del agua, con espuma de ceniza.
Contemplo el mar como un amigo que me espera.

Hoy lo miro con otros ojos.
Me acerco al faro y desde las rocas, intento distinguir entre las olas,
La hoja azul que te entregamos, aquella tarde soleada de Invierno.








HOJAS EN BLANCO

Me iré y no me llevaré nada
Pero encontrarás, la casa vacía.
Te dejaré mis hojas de papel en blanco
Y todas las luces encendidas.

Hojas.... de papel....... en blanco...
Una por cada día que perdimos
Cientos, miles.... rotas,
Resbalarán por las paredes,
por el suelo, entre tus manos,
Y no será una pesadilla,

Irán escapando todas por la puerta.
Con el sigilo de los desesperados.

Y al fin mi blanco roto, dejando ver el rojo vivo.

“Flores Rojas del Japón” Mayo-2005





Danza del Mar

Danzábamos hasta quedar exhaustas,
Los pies descalzos.
El mar nos protegía,
Nos regalaba con su sonido..... toda la inmensidad

Que risas...... nos parecía que el tiempo era infinito
Era salado
Sobre la piel se nos dormía el sol,
Medíamos la orilla, saltando sobre el agua,
Corríamos empapadas de minúsculos espejos,
Éramos como hojas azules, que echadas al mar
Llevaban un mensaje......
Quizá, en alguna isla, sabrían de nosotras...
...... Quizá....... otras danzarinas.





Madrugada en cuarto menguante,

Tiempo de cerezas tardías.

En los altos edificios
Arden algunas luces.

A intervalos

Brillan los faros de los coches,
que cruzan a gran velocidad por la avenida.

Aquí dentro,

Un blanco monocorde...
….y burbujas de oxigeno escarchado,
Cuando me das tu último pulso.

el corazón se me ha vuelto celofán,
cruje, se arruga ....

.....Y a velocidad de tiovivo en su máxima potencia
se ha escapado el tuyo,

No hay retorno.
El dolor todo lo tiembla
Y tampoco hay rincón donde parapetarse.

Todavía es dos mil cuatro y pico.......







Entre diez y seis

Apoyas tu espalda contra la ventana,

Haces Tintinear la cucharilla
En la taza de café,
Me haces preguntas, confidencias......
Pero yo no te escucho,
solo leo tus labios
Y subo hasta tus ojos.

Son Tan brillantes.

Me pierdo en conjeturas
Hasta que advierto tu silencio.

Ha llegado el momento,

Contra tu libertad, mi miedo
Contra mi miedo, tu vida,

Vete de aquí, cuando creas que debas hacerlo.

Yo me quedaré y probablemente
Le pediré más tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada