martes, 25 de febrero de 2014

FRIEDRICH GOTTLIEB KLOPSTOCK [11.076]


Friedrich Gottlieb Klopstock

(Alemania, 1724-1803)
Poeta y dramaturgo alemán, fue uno de los escritores más significativos del primer periodo clásico alemán. Nació en Quedlinburg, estudió en las universidades de Jena y Leipzig y desempeñó un importante papel en el proceso de liberar a la literatura alemana de las influencias francesas y extranjeras en general. Su principal obra poética fue El Mesías, un poema épico religioso escrito en hexámetros que empezó a escribir cuando estaba en la escuela y terminó entre 1751 y 1773. El Mesías dio a Klopstock reputación de genio poético y ha sido ampliamente traducido e imitado. Sus mejores poemas líricos están contenidos en Odas (1747-1780), un volumen que reúne poemas sobre la religión, la amistad y la naturaleza que incluyen 'El lago de Zurich' y 'Celebración de la primavera'. Klopstock escribió también dramas religiosos en verso basados en el Antiguo Testamento. Su interés por el pasado alemán encontró expresión en una trilogía de dramas en prosa, La batalla de Hermann (1769), Hermann y la princesa (1784) y La muerte de Hermann (1787), en los que se glorifica la figura de Arminius, o Hermann, un héroe nacional germano del siglo I. Su poesía influyó en toda una generación de jóvenes poetas, incluido Johann Wolfgang von Goethe. 


“Aquel que tiene una opinión de sí mismo,
pero depende de la opinión y los gustos de los demás,
es un esclavo.”

Friedrich Gottlieb Klopstock.





El Mesías (fragmento)


" El sufrimiento y el anhelo de consuelo ante la lúgubre tristeza brilla en el futuro próximo. La flor de la unción vierte lágrimas que nutren los indicios del crepúsculo viniente, a la espera de la aurora. El dolor mece el frío de la mañana, cuando las almas se apresuran a la vida y sellan la túnica de la muerte. "





La muerte de Adán (fragmento)

" El lenguaje de los sueños es el mismo, un polvo gris que nace de la tierra hacia el largo tiempo de la muerte, cuando el árbol del amor derrama la fruta cubierta de las hojas de la alegría. Sólo la pura sinceridad del corazón está a la espera, en medio de la pena que aflige y permanece muda ante el altar de la palabra, que es sentimiento y anestesia del solitario deceso. "





La fiesta de la primavera

¡No quiero lanzarme
al océano
que abraza los cuerpos celestes todos!
¡No elevarme hasta donde los primeros que fueron creados,
los coros jubilosos de los hijos de la luz,
adoran, adoran con profundo fervor,
y pasan su existencia embargados en el éxtasis!
Sólo quiero flotar
y adorar,
en derredor de la gota del cubo,
en derredor de la tierra.
¡Aleluya! ¡Aleluya!!
¡También la gota del cubo
fluyó de la mano del Todopoderoso!
Cuando de la mano del Todopoderoso
Surgieron las Tierras más grandes,
Cuando los torrentes de luz
surcaron, veloces, el espacio, y se convirtieron en Oriones:
¡Entonces fue cuando la diminuta gota
Salió de la mano del Todopoderoso!
¿Quiénes son los miles y miles,
los centenares de miles de miríadas
Que pueblan la gota?
¿Y los que la poblaron?
¿Quién soy yo?
¡Aleluya al Creador!
¡Más veces que cuantos planetas hay que por él surgieron!
¡Más veces que Oriones hay,
Surgidos al confluir y fundirse los rayos de la luz!
Pero tú, luciérnaga primaveral
que juegas a mi lado,
dorada y verdosa:
¡Tú vives
Y quizás. no eres
Ay, inmortal!
He salido a fuera
A adorar,
¿y lloro?
Perdónale, perdónale a este ser finito
También estos sus sueños,
¡Oh tú, que siempre serás!.
Tú desvanecerás
Todas mis dudas
¡Oh tú, que me guiarás
Por el obscuro valle de la muerte!
Será entonces cuando lo sepa:
¿Tenía alma
la dorada luciérnaga?
Si tú, luciérnaga,
Sólo eras polvo moldeado
¡entonces vuelve a convertirte de nuevo
En polvo volátil
O en lo que quiera el Eterno!. 






Hermann and Thusnelda

Ha! there comes he, with sweat, with blood of Romans,
And with dust of the fight all stained! O, never
Saw I Hermann so lovely!
Never such fire in his eyes!

Come! I tremble for joy; hand me the Eagle,
And the red, dripping sword! come, breathe, and rest thee;
Rest thee here in my bosom;
Rest from the terrible fight!

Rest thee, while from thy brow I wipe the big drops,
And the blood from thy cheek! --- that cheek, how glowing!
Hermann! Hermann! Thusnelda
Never so loved thee before!

No, not then when thou first, in old oak-shadows,
With that manly brown arm didst wildly grasp me!
Spell-bound I read in thy look
That immortality, then,

Which thou now hast won. Tell to the forests,
Great Augustus, with trembling, amidst his gods now,
Drinks his nectar; for Hermann,
Hermann immortal is found!

'Wherefore curl'st thou my hair? Lies not our father
Cold and silent in death? O, had Augustus
Only headed his army, ---
He should lie bloodier there!'

Let me lift up thy hair; 'tis sinking, Hermann;
Proudly thy locks should curl above the crown now!
Sigmar is with the immortals!
Follow, and mourn him no more! 






Ihr Slummer

Sie schläft. O gieß ihr, Schlummer, geflügeltes 
Balsamisch Leben über ihr sanftes Herz! 
Aus Edens ungetrübter Quelle 
Schöpfe den lichten, krystallnen Tropfen! 

Und laß ihn, wo der Wange die Röth' entfloh, 
Dort duftig hinthaun! Und du, o bessere, 
Der Tugend und der Liebe Ruhe, 
Grazie deines Olymps, bedecke 

Mit deinem Fittig Cidli. Wie schlummert sie, 
Wie stille! Schweig, o leisere Saite selbst! 
Es welket dir dein Lorbersprößling, 
Wenn aus dem Schlummer du Cidli lispelst! 









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada