jueves, 25 de noviembre de 2010

2097.- EDUARDO REZZANO


Eduardo Rezzano
Poeta y músico nacido en 1968 en La Plata (Argentina), donde reside actualmente. En 1999 publica Ningún Lugar (Ediciones del Canto Rodado, Mendoza), en 2005 es incluido en la antología Nacer (Editorial Lumen, Barcelona) y en 2006 publica Gato barcino (Editorial Lumen, Barcelona).

Gonzalo Salvador dijo de Eduardo Rezzano a propósito de Gato Barcino que "su estilo, por lo demás, es inclasificable. Lamento traicionar el objeto primario de una reseña literaria, pero no trataré de describirlo. Me limito a constatar que presenta esa facilidad que delata a los buenos artistas".



Tres poemas inéditos

La labor del poeta no sería tanto la de decir sino la de darle vida a su obra y lograr que sea ella quien hable, aunque con el lenguaje ininteligible de los locos. En mi breve caso, quizá poco digno de mención, más allá de mis discutibles aciertos al respecto, la poesía me pone en un camino que nunca es de regreso y me abre una puerta a la intemperie, que me permite despojarme no sólo de quien no soy sino también del que vengo siendo. La poesía se ha vuelto para mí una actitud de vida aun cuando se hable de la muerte, una manera de habitar el mundo haciéndolo habitable, un acelerador de partículas para acabar con el juicio de Dios.

En estos tres poemas que elegí para compartir, uno de ellos integrante de un poemario llamado Caligrafía, probablemente mi próximo libro a editarse, aparece la noche como el escenario donde las certezas se desdibujan en favor de realidades más inverosímiles, realidades que no podrían tomar cuerpo a la luz del día.

Eduardo Rezzano







Criaturas de la noche

Una cucaracha
me tocó el brazo
y mi gesto lo dijo todo

Me preguntó ¿tanto asco
te doy? y me ofreció
la mitad de su chicle

Acaricié su dorso
que no emitía música
y pensé

si fueras un grillo qué
clase de conversación
estaríamos teniendo




Ceremonia

"Aprovechando el silencio
volaré como una mosca
de ojos negros

facetados pero negros"
dijo el hipopótamo en
su último estertor

Será honrado con fanfarrias
o percusión oriental
en procesión interminable
y festiva

Será troceado y habrá
para todos menos
para el ciempiés

ocupado en traer
los ecos del pasado
los pasos perdidos
de la noche




Luna llena

El metro de Barcelona
está atestado de vampiros
pero de vampiros ascetas
rigurosos en su ayuno

Practican con fruición
la higiene del alma
aun sin alma

Los hombres-lobos y
los osos grises disputan
por la sangre y la miel
-néctar de las adolescentes-
en el monte Carmelo

y los carneros rojos de
Voltaire
están siempre lejos
siempre a tiro de piedra




http://www.poesiadigital.es/



_______________________________________



DESPERTAR

Soñé que era Heidegger
y que Hannah me odiaba

Dormíamos en el mismo cuarto
en camas separadas
y yo sabía por mi biografía
que ella me mataría con
sus propias manos y
me arrancaría los ojos

Yo colaboraba –estábamos
a fines de los 60–
con los movimientos
sudamericanos de izquierda
pero ella no me creía
o no se enteraba

El miedo que me impedía
dormir desapareció cuando
descubrí que mi muerte
sería por causas naturales

y fue entonces cuando
dejé de ser Heidegger
para ser yo mismo

Me interesé nuevamente
en los proyectos de mi amada
y recobré
su confianza y simpatía

ella volvió a hablarme
en esa mezcla rara de alemán
y español que tanto me
alegraba y desperté

Era Barcelona siglo XXI
un invierno que no me recordaba
especialmente a ningún otro
y la mañana había empezado
sin mí

poc a poco
pero irremediablemente.

En: “Si Hamlet duda le daremos muerte”,
antología de poesía salvaje, Libros de
la talita dorada, colección “Los detectives
salvajes”, 2010






Poemas de El ciempiés (inédito)




Paternidad

Sus nueve hijos
respondían al nombre
de Carlos Sosa

y él no respondía
a ninguno o a
todos

Ellos pretendían encarnar
la imagen unificada
del padre

y él contestaba con
ternura
que tal idea de
unidad era un
error

que no fueran
crédulos







Banderín solferino

El banderín solferino
ondeaba sobre el
solferinato

Las monjas corrían
presurosas al deber
sobre sus poderosas
patas de gallo
-antes de pollo

Las niñas cantaban
los pájaros decían ¡muuuh!
y don Hilario ordeñaba
la vaca

Por lo demás
el diablo se manifestaba
harto desconocido

los dioses de Grecia
adoptaban la ciudadanía
italiana

y el hada Melusina
se balanceaba
a una altura variable
entre el cielo y la tierra









Instalación

Voy a colgar mis pinturas
hasta que mueran por asfixia
hasta que pierdan el color
y se transformen en
algo muy distinto

Voy a suspender una silla
con una soga desde una
viga de hierro que
atraviese el cielorraso

y en otra silla -pero amurada
y sobre el piso-
descansaré un muñeco
que observe inconmovible

En el centro
un entrecruzamiento de miradas
y una leve deformación
del espacio

-el tiempo sujeto desde
una foto tomada en verano
en pleno atardecer
la palabra jamás dicha
y siempre por decirse-

la tierra otra vez prometida
y nunca dada
y el pacto secreto con lo imposible
violado de antemano




Poemas de Gato barcino (Editorial Lumen, Barcelona, 2006)


Gravitación

Al castillo de sus abuelos
-de los abuelos de Ferran-
llegaron los portadores del
ojo de buey

El ojo de buey
era obsequioso de sabiduría
pero sus portadores -sin
embargo y a pesar de-
se mostraban nulos
en el arte de la diplomacia

Los abuelos de Ferran
respondieron a la sangre
con sangre y fuego
más por costumbre o
convicciones
que por estrategas

Sus padres -los
padres de Ferran- hijos
del incesto
timoratos y huidizos
se refugiaron en la
literatura y en el bosque

jugaron a Adán y Eva
y encontraron su fin
en las arenas movedizas
del tiempo

Él -Ferran-
no nació nunca
no fue concebido

ni por obra ni
por gracia






Padre

Una mariposa en
mi balcón
pone sus huevos
y se va

Pronto mi casa
se llenará de gusanos
a quienes alimentaré y
cambiaré los pañales

Seré un padre ejemplar
y a su debido tiempo
les enseñaré a volar
arrojándome por la
ventana







Rescate

Enviaré siete caballos
a buscarte y los proveeré
de olfato poderoso

Vestirán capa negra
como los perros de
la noche y te encontrarán

Te traerán
aun si estuvieras muerta
o por morir

recibirán veinte azotes
como premio-castigo
y ración doble de
pescado

descansarán enterrados
bajo un jardín de cerezos
en flor




Poemas de Caligrafía (inédito)



Línea

Una pata de caballo
en mi cama
-no una cabeza

Sería capaz de ponerse
a caminar o de dejar
su huella sobre mi cráneo

pero nunca lo sabré
porque me alejo

porque nunca
estuve o
no era yo

aquella noche
de invierno

en que la ciudad
desaparecía







El campo

Recuerdos de provincia
el patio y el almacén
los teros y el chajá amarillo
de cogote colorado
el capataz y el mayordomo
tomados de la mano
a la hora de la siesta
y la sonrisa del tata
como al descuido
al ver que no éramos
tan niñas








Caducidad

Una botella es echada al mar
con un mensaje de muerte

Cincuenta años después
es recogida por manos jóvenes
más dadas al desenfreno
que a las cosas quietas

pero es tarde
la muerte ha muerto de escorbuto
y la letra es letra muerta




Sueños equívocos

Octubre o noviembre
quizá marzo
no sé qué meses
o qué días

Quizá febrero
septiembre u octubre
sobre el filo de la tarde

Sólo que hablabas
que tus palabras caían
como agua de lluvia
que riega los primeros
brotes de la noche

Sólo que nos quedábamos
dormidos sobre la alfombra
de yute manchada con café


http://lainfanciadelprocedimiento.blogspot.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada