miércoles, 23 de noviembre de 2016

HÉLIETTE DE VIVONNE [19.618]


Héliette de Vivonne 

(1560-1625)

Entra al servicio de la familia real como dama de honor. Antes de contraer matrimonio en 1580, tiene un amorío con Desportes, un poeta de la Corte. Él compone una serie de poemas en torno a su pasión y en el manuscrito intercala algunas piezas de Héliette, su corresponsal amorosa. Como en ese entonces se escribía con seudónimos (en los poemas de Desportes, la amante aparece bajo el nombre de Cléonice) y se firmaba con siglas, largo tiempo se creyó que la W con la que firma Héliette, correspondía a Madeleine de L’Aubespine, otra amante de Desportes.

Enigma. El seudónimo de Madeleine de L’Aubespine era Callianthe; el primer estudioso en encontrar estos poemas intercalados entre los textos de Desportes edita una plaqueta separada que titula: Les chansons de Callianthe, otorgando la autoría a Madeleine de L’Aubespine. Incluso en la antología de Jeanine Moulin, Huit siècles de Poésie féminine, esos poemas le son atribuidos. Hoy se sabe, gracias a Frédéric Lachèvre, que Héliette de Vivonne es la verdadera autora. 





El laúd


Para el más rico gozo que pueda yo obtener 

Para el más rico gozo que pueda yo obtener, 
A menudo, para no aburrirme después de cenar, 
Su mango tomo en mano, lo toco y manejo, 
Hasta llevarlo al punto de hacerme gozar.

Me tiro sobre el lecho, y sin desasirme de él, 
Lo aprieto en mis brazos, lo apoyo en mi seno, 
Y retorciéndome fuerte, embargada de gusto, 
Entre mil delicias calmo mi deseo.

Si por desgracia ocurre que alguna vez se canse, 
Con la mano lo paro, y enseguida me esmero 
En disfrutar del placer de tan suave manejo.

Así mi bienamado, mientras sus cuerdas jale, 
Me place y satisface. Después, con suavidad, 
Cansada y aún dispuesta, de mí lo retiro.



Le luth  


Pour le plus beau ébat que je puisse choisir

Pour le plus beau ébat que je puisse choisir,
Souvent, après dîner, craignant qu'il ne m'ennuie,
Je prends le manche en main, je le tâte et manie,
Tant qu'il soit en état de me donner plaisir.

Sur mon lit je me jette, et, sans m'en dessaisir,
Je l'étreins de mes bras et sur moi je l'appuie,
Et, remuant bien fort, d'aise toute ravie,
Entre mille douceurs j'accomplis mon désir.

S'il advient, par malheur, quelquefois qu'il se lâche,
De la main je le dresse, et derechef je tâche
Au jouir du plaisir d'un doux maniement.

Ainsi, mon bien aimé, tant que le nerf lui tire,
Me contemple et me plaît, puis de lui, doucement,
Lasse et non assouvie enfin je me retire.


2   Énigme. Poésies de Héliette de Vivonne, attribuées à tort à Madeleine de Laubespine sous le titre de Chanson de Callianthe, Paris: Librairie historique A. Margraff, 1932, p. 42-43.









CONSTELACIÓN DE POETAS FRANCÓFONAS DE CINCO CONTINENTES (DIEZ SIGLOS)
Selección, traducción y notas de Verónica Martínez Lira y Yael Weiss






















.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada