sábado, 19 de noviembre de 2016

LUNAMIA ROCÍO JIMÉNEZ PÉREZ [19.590]


Lunamia Rocío Jiménez Pérez

Comalcalco, Tabasco, México. Escritora, Editora y Promotora Cultural. Egresada de la Lic. en Computación, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT). Ha publicado los libros de poesía: Sitios, lunamia (con voz de la autora); Abismo de luces (poesía experimental), Demonia (poesía erótica) y Antesala de muerte (poesía erótica editada en España). Coordina desde el taller literario independiente “Plumaje de Silencio Irreal”, la mesa de lectura “Mundo Feliz” y el ciber taller de poesía Odise@. Fundadoras del grupo artístico “Odisea
Cultural“. Directora de la revista Odisea Tabasqueña y de la editorial independiente Odisea Cultural. Ganadora en el 2014, del Premio Estatal de Poesía “Marco Antonio Acosta” convocado por la Universidad Popular de la Chontalpa de Cárdenas, Tabasco. Presidenta Ejecutiva de la Unión Mundial de Escritores por la Cultura la Ecología y la Paz (UMECEP). Actualmente es organizadora del Festival de Cultura y Ecología México-Chile-Argentina que se realiza cada año en Tabasco en el mes de marzo. Y coordinadora del Encuentro Internacional de las Artes “Mujeres del edén que reverdecen con la palabra”, que se realiza cada año en Tabasco.

Luz desde el Inframundo. Revista electrónica de Poesía recibe con honores a Lunamia Rocío Jiménez Pérez.


LAS PIEDRAS SE CANTAN CON POLVO HUMANO

(fragmento)

El canto
He aquí
el aletear del espíritu
Belem Lezama

1)

Es la memoria un espejismo con hermosa cabellera
y mientras se peina murmura con su voz esclava:
Eres roca que canta…

Pero no es en este sueño donde anidan los umbrales
ni es el cuadro de honor que entiende tu ausencia
como una procesión del espanto
es la duda tirando de las trenzas en el cole
atada a la costa de tus risas.
Después de todo
no se puede regresar la fe
o el primer hallazgo de resurrección:
    –para las nenas listas
     no hay más camino que el blanco
dijo
sin embargo, el azul…


2)

Entrando a los 13
con toda la desnudez posible,
se sacudía el sueño de ser invisible
y las plumas se teñían de pecado,
oculta
siempre oculta
bajo la luz que imponía la ceguera de los jueves santos 
ante los pobres hijos del sudor,
pero el santuario era un pueblo de gusanos que infectaba los corazones
haciendo gestos ridículos con la mano en el pecho
y la cabeza inclinada
mientras
el nombre de todos los mártires se reía:
    Y en una isla de miradas
    se cantaba a coro celestial
    los dioses vestían de oro
lamían las puertas y el trono
esperando su salida triunfal
Entrando a los 13
con todas las benditas larvas reptando por la espalda.


5)

En sus ojos
Las nubes
Venían a beber

Michel Cand
            
    
Escuchaba el sermón pensando en sus senos erguidos
decía amén pero deseaba gritar su nombre
alzaba las manos mientras bajaba al infierno
porque el dolor era tan dulce que amaba sufrir
y la belleza de su desprecio
corría por mis venas
me hacía temblar de éxtasis.
Oler su rabia de vainilla
era caer y caer
extrayendo toda risa
todo castigo de ausencia
todas las culpas del aire
en un lunar de su nombre
siempre
hasta el timbre de salida.
Era mi espejo la luna
ahí me tragaba todas las palabras de niña
¡más me valía mentir!
para poder probar la sagrada carne.




Tempus

Y aquel mundo, sin amor, se extendía a todas partes
Alexandra Botto

13)

Colgando de las alturas.
Así me sentía en cada oración
y su amén tiraba de mi pecho como la muerte.
Era sencillo decirlo con la mirada,
insoportable como tener piojos y no poder rascarse
todos lo sabían bien
la rabia era mía
y me dejaba sin aliento con su espeso humo
a mí
a este hermoso monstruo que se arrancaba los alfileres de la culpa
para poder respirar.
Y cada día era una muerte
y cada muerte un infierno
y en cada infierno resucitaba para amar el sacrificio.



15)

    Brinco y brinco y brinco
con la almohada más dulce
mi cuerpo de plumaje irreal parece romperse
pero no
sólo te imita tosiendo de lado
deseando ser otro sueño
otra espada que rompa el abismo de la tinta maldita
esa que nos besa mientras
escribe “monstruo” en nuestras frentes.
Por eso brinco más alto
la esperanza de romperme el cráneo contra el techo me consuela
me hace feliz de sólo pensarlo
porque entonces sería posible que yo fuese una princesita buena
salpicada de lodo-sangre que se cae
con trenzas risueñas
lista para el amor
a la orilla de la cama
mientras se sube las calcetas.


16)

¿Importa si amanezco acurrucada en mi vértigo?
¡No!
Entra, sube y se baña para sentir el abrazo acuático
para deshacer las telarañas de la conciencia y quitarse el olor a sexo
se siente la piel tan perfumada y limpia
aunque por dentro está inundado en su propia náusea
con su fango disfrazado de fe y sus ojos de cordero
que no son más que dos medusas burlándose del mundo
trayendo más ruina y vacío a las almas que lo siguen
mientras las casas se abren para su paso y le ofrecen a sus hijos buenos
para hacerlos más buenos
y él los transforma en demonios enanos que nunca crecen
porque
siempre serán sus hijos buenos
dispuestos al aquelarre de su lengua erecta



17)

Se aleja este veneno
y mientras observo su lindo culo
me hago invisible para la batalla de los hubiera
me atraganto con la sonrisa de los insectos
costurando su ritual a mi boca.
No es tan malo sentir el corazón podrido
como bien escuché en las misas de los jueves santos
ni es tan doloroso ser infeliz
porque aún con las pestañas engusanadas puedo ver su rostro.
De tín marí de do pingué.
Y lo sabíamos
no era la ausencia
ni el deseo chupando las uñas
ni la libertad de ser diablos sentados en la iglesia.
Era el apestoso sermón dentro de la suciedad en sus ojos
lo que corrompía el espíritu de todos.



18)

Ahora lo veo más claro.
Te fuiste como llegaste
sin fe y con más infierno en el cuerpo
también entiendo que sufrías
porque alguien te rompió las alas y te sembró en el vientre
una bestia deliciosa que se hizo tu enemiga
pero al mismo tiempo te alimentaba con sus tentáculos.
Era el purgatorio ideal para todos
y lo heredaste.
Ahora lo cargo como una serpiente gigantesca en la espalda
y cuando respiro me enreda más y más
quiere quebrarme y hacerme su recipiente perfecto
quiere que yo siembre también
y cuando descubro donde colocar la semilla
te recuerdo
y entonces prefiero rasurarme el cuerpo y bañarme en alcohol
devorar tachuelas ardientes rociadas en ácido
y correr en la noche por toda la autopista con los ojos vendados
o volverme una masa de carne que se estrella contra el pavimento
lo prefiero, Señor cura
antes
que ser como tú.



19)

Seguí ciertos pasos que no eran para los que como yo
se han bebido la misericordia con un gran filete término medio
en la mesa de todos los chacales y dragones que olfatean polluelos
y se relamen.
Tenía un plan
Entrar, cortar cabezas, ser inmensamente libre y recuperar mis alas.
Pero no contaba con que también tenía una peste entre las piernas
con las cualidades del mejor cosechador.
Ahora lo sé:
En el fondo de mi podrido órgano llamado corazón
respira un asesino
porque soy la cosecha maligna de una semilla maligna.



20)

Al vaticano
Esta noche decido no ser débil
que necesito abrirme el pecho para sacar al monstruo con todo y sus raíces santas
basta de ese castigo a la fragilidad que no invoqué
que se carcajea cuando las palabras me sepultan con un hueco en el alma.
Basta de fingir perdón con los ojos tiernos
y el alma de puta.
en aquel recinto de infantes y palabras sagradas
danzamos con el desastre
entramos a su jaula de furia
y nos destrozó los sueños
pero aún así yo salí con la voluntad intacta.
Basta de comerme las entrañas
ante tu lápida
Dear Father
porque ya mis ojos se han transformado en estrellas.



https://luzdesdelinframundo.wordpress.com/category/poetas/





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada