sábado, 19 de noviembre de 2016

CHARLOTTE DELBO [19.579]


Charlotte Delbo

Charlotte Delbo, (*10 de agosto de 1913, Vigneux-sur-Seine, Essonne, Isla de Francia -† 1 de marzo de 1985, París), fue una escritora francesa principalmente conocida por su trilogía de memorias en Auschwitz, adonde fue enviada como miembro de la resistencia francesa.

Nacida cerca de París, uno de los cinco hijos del carpintero Charles Delbo y Erménie Morero. Estudiante de filosofía en La Sorbona, se interesó por el teatro y la política, se adhirió al Partido Comunista Francés en 1932. Se casó con George Dudach en 1934 y más tarde fue secretaria y asistente del famoso actor, director y productor Louis Jouvet encontrándose en gira teatral por Buenos Aires cuando la Wehrmacht ocupó Francia en 1940. Regresó a París diciendo a Jouvet Debo regresar, no puedo permanecer a salvo mientras otros son guillotinados, no podré mirar a nadie a la cara.

Su marido era miembro activo en la resistencia francesa como correo secreto del poeta Louis Aragon, ambos formaron parte del grupo de Georges Politzer. El 2 de marzo de 1942 fueron arrestados por fuerzas de la ocupación alemana de Francia.

El 23 de mayo Dudach fue fusilado y ella fue enviada a varios campos de tránsito en Francia hasta el 23 de enero de 1943 cuando fue deportada en tren junto a otras 229 mujeres hacia Auschwitz en uno de los pocos transportes de prisioneros no judíos ya que eran generalmente enviados al Campo de concentración de Mauthausen-Gusen. Sólo 49 sobrevivieron, fue el único vagón de prisioneros que entró al campo de concentración cantando La Marsellesa.3 ( Le convoi du 24 janvier). En ese mismo vagón se hallaba Marie-Claude Vaillant-Couturier, hija de Lucien Vogel que testificaria en los Juicios de Nuremberg; France Rondeaux, sobrina de André Gide; Vittoria "Viva" Daubeuf, hija de Pietro Nenni; Simone Sampaix, hija del editor de L'Humanité; Marie "Mai" Politzer, esposa de Georges Politzer; Adelaide "Heidi" Hautval, doctora que testificaría sobre las atrocidades médicas nazis; y Helene Solomon-Langevin, hija del físico Paul Langevin. Las mujeres fueron confinadas en Birkenau;, luego, en el campo satélite de Rajsko, antes de ser enviadas el 7 de enero de 1944 a Ravensbrück para en 1945 ser puestas a disposición de la Cruz Roja Internacional.

Al regreso escribió su trilogía Auschwitz y después, pero retuvo su publicación hasta 1965 para darle correcta perspectiva histórica; y los últimos dos volúmenes fueron publicados en 1970 y 1971.

La pieza teatral "Qui Rapportera Ces Paroles?" trata sobre su experiencia en Birkenau.

Influenciada por David Rousset y Jorge Semprún abandonó los ideales comunistas al conocer la existencia de otros campos de prisioneros. Durante la Guerra de Argelia publicó el manifiesto antibélico "Les belles lettres".

En la década del 60 trabajó para la ONU y con Henri Lefebvre. Murió de cáncer de pulmón en 1985.

Valoración[editar]
Si mundialmente su obra no ha tenido la difusión de los relatos de Anne Frank, Primo Levi y Elie Wiesel, como Tadeusz Borowski, en cambio influenció en Haft, Lamot, Lawrence L. Langer, Nicole Thatcher, Geoffrey Hartman, Marlene Heinemann, Robert Skloot, Kali Tal, Erin Mae Clark, Joan M. Ringelheim, Debarati Sanyal y otros.

Publicaciones


Les Belles Lettres, París, Minuit, 1961.
Le Convoi du 24 janvier,París, Minuit, 1965, 1978, 1995.
Auschwitz et après :
Aucun de nous ne reviendra, París, Gonthier, 1965; Minuit, 1970, 1979, 1995, 2014.
Une connaissance inutile, París, Minuit, 1970.
Mesure de nos jours, París, Minuit, 1971, 1994.
Spectres, mes compagnons, Lausana, Maurice Bridel, 1977; París, Berg, 1995.
La Mémoire et les Jours, París, Berg International, 1985, 1995.

Teatro:

La Théorie et la Pratique, París, Anthropos, 1969.
La Sentence, pièce en trois actes, París, P.-J. Oswald, 1972.
Qui rapportera ces paroles ?, París, P.-J. Oswald, 1974. HB, Aigues-vives, 2001.
Maria Lusitania, París, P.-J. Oswald, 1975.
La Ligne de démarcation y La Capitulation, París, P.-J. Oswald, 1977.
Les Hommes", inédita.





ORACIÓN A LOS VIVOS PARA PERDONARLES
QUE ESTÉN VIVOS

Vosotros que pasáis
bien vestidos con todos vuestros músculos
un vestido que os va bien
que os va mal
que os va regular
vosotros que pasáis
animados de vida tumultuosa en las arterias
y bien pegada al esqueleto
con paso alegre deportivo torpe
reidores enfurruñados, sois guapos
tan anónimos
tan anónimamente cualquiera
tan guapos por ser anónimos
tan diversos
con esa vida que os impide
notar vuestro tronco que sigue a la pierna
vuestra mano en el sombrero
vuestra mano sobre el corazón
la rótula girando suavemente en la rodilla
cómo perdonaros que estéis vivos...
Vosotros que pasáis
bien vestidos con todos vuestros músculos
cómo perdonaros
todos han muerto
Pasáis y bebéis en las terrazas
sois felices ella os quiere
mal humor problemas de dinero
cómo
perdonaros que estéis vivos
cómo
vais a haceros perdonar
por los que han muerto
para que paséis
bien vestidos con todos vuestros músculos
bebáis en las terrazas
seáis más jóvenes con cada primavera
Os lo suplico
haced algo
aprended un paso
una danza
algo que os justifique
que os dé derecho
a ir vestidos con vuestra piel con vuestro pelo
aprended a caminar y a reír
porque sería demasiado estúpido
al final
que tantos hubieran muerto
y vosotros vivierais
sin hacer nada con vuestra vida.



PRIERE AUX VIVANTS POUR LEUR PARDONNER 
D'ETRE VIVANTS

Vous qui passez
bien habillés de tous vos muscles 
un vêtement qui vous va bien
qui vous va mal
qui vous va à peu près
vous qui passez 
animés d'une vie tumultueuse aux artères
et bien collée au squelette
d'un pas alerte sportif lourdaud
rieurs renfrognés, vous êtes beaux
si quelconques
si quelconquement tout le monde
tellement beaux d'être quelconques
diversement
avec cette vie qui vous empêche
de sentir votre buste qui suit la jambe
votre main au chapeau
votre main sur le coeur
la rotule qui roule doucement au genou
comment vous pardonner d'être vivants...
Vous qui passez
bien habillés de tous vos muscles
comment vous pardonner
ils sont morts tous
Vous passez et vous buvez aux terrasses
vous êtes heureux elle vous aime
mauvaise humeur souci d'argent
comment comment
vous pardonner d'être vivants
comment comment
vous ferez-vous pardonner 
par ceux-là qui sont morts
pour que vous passiez
bien habillés de tous vos muscles
que vous buviez aux terrasses
que vous soyez plus jeunes chaque printemps
Je vous en supplie
faites quelque chose
apprenez un pas 
une danse
quelque chose qui vous justifie
qui vous donne le droit
d'être habillés de votre peau de votre poil
apprenez à marcher et à rire
parce que ce serait trop bête 
à la fin 
que tant soient morts
et que vous viviez 
sans rien faire de votre vie.

-1965-



PRAYER TO THE LIVING TO FORGIVE 
THEM FOR BEING ALIVE

You who are passing by
well dressed in all your muscles
clothing which suits you well
or badly
or just about
you who are passing by
full of tumultuous life within your arteries
glued to your skeleton
as you walk with a sprightly step athletic awkward
laughing sullenly, you are all so handsome
so commonplace
so commonplacely like everyone else
so handsome in your commonplaceness
diverse
with this excess of life which keeps you
from feeling your bust following your leg
your hand raised to your hat
your hand upon your heart
your kneecap rolling softly in your knee
how can we forgive you for being alive…
You who are passing by
well dressed in all your muscles
how can we forgive you
that all are dead
You are walking by and drinking in cafés
you are happy she loves you
or moody worried about money
how how
will you ever be forgiven
by those who died
so that you may walk by
dressed in all your muscles
so that you may drink in cafés
be younger every spring
I beg you
do something
learn a dance step
something that gives you the right
to be dressed in your skin in your body hair
learn to walk and to laugh
because it would be too senseless
after all
for so many to have died
while you live
doing nothing with your life.

de Auschwitz and After, Yale University Press, 1995


Vuelvo
de más allá del conocimiento
ahora hay que desaprender
tengo claro que de otro modo
no podría seguir viviendo. 

AAAAAAAAAAAAA+

Y después de todo
vale más no creer
en esas historias
de gente que vuelve
nunca más podréis dormir
si llegáis a creer
a esos espectros que vuelven
a esa gente que vuelve
que vuelve
sin poder siquiera
explicar cómo.

de Auschwitz y después  I Ninguno de nosotros volverá,
Editorial Turpial, Madrid, 2004 //Traducción de María Teresa de los Ríos









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada