viernes, 23 de diciembre de 2016

RAFA HERNÁNDEZ [19.784]


Rafael Hernández 

Rafa Hernández (Toledo, 1.962). Tras las primeras obras de juventud (en su mayoría cuentos y poemarios, difundidos en publicaciones estudiantiles) BN abandona la creación para centrarse en su carrera profesional, primero en la Administración Pública, después como docente, para terminar en el ejercicio libre de la profesión de economista.

Ligado desde hace años a los movimientos sociales, difunde su pensamiento mediante conferencias y artículos de opinión que escribe con regularidad para medios digitales.

Desde 2012, se expresa a través de un blog personal, donde se funden sus ideas decrecentistas con músicas y con letras, sus otras grandes pasiones.

(http://hetero-doxia.blogspot. com.es/)

Contrario a la competitividad de los concursos, parte de su obra poética ha sido incluida en publicaciones colectivas.

Rafa Hernández no se considera escritor, sino “un lector enfermizo de Borges, de Faulkner, de Pessoa o de Pound; un cualquiera que escribe de vez en cuando para ahorrarse unas sesiones de psicoterapia”. También de otro de los participantes en este evento, el andaluz Antonio Orihuela, por cuya obra manifiesta especial admiración.

Según consta en el perfil de una conocida red social, estudió “económicas y alguna otra estupidez más”. Tras las primeras publicaciones de juventud, abandonó la creación para centrarse en su carrera profesional. Primero en la Administración Pública, después como docente, para terminar en el ejercicio libre de lo que él califica como su “peor defecto”: la profesión de economista. Ligado al movimiento eco-libertario y muy próximo a las ideas decrecentistas de Latouche o de Taibo, difunde su pensamiento mediante conferencias y artículos de opinión que escribe con cierta regularidad para medios digitales, "los únicos en los que es posible publicar algo que suene a disidencia".

Desde 2.012 se expresa a través de un blog personal, Heterodoxia, donde se funden la defensa encendida de su visión del mundo, con músicas y con letras, sus otras grandes pasiones. Contrario a la competitividad de los concursos, parte de su obra poética ha sido incluida en publicaciones colectivas. En mayo de 2.016, presentó en Madrid el que hasta ahora es su último libro, un poemario de marcado carácter simbólico denominado Abismos.

Habitual de las reivindicaciones antitaurinas de Tordesillas o Medinaceli, enamorado de la fotografía en blanco y negro y linuxero militante, para nosotros posee una particularidad: pese a reconocerse como "más de gatos" o tal vez por ello, es socio y colaborador activo de NAC. Os dejamos unos versos pertenecientes a la obra en la que actualmente se encuentra trabajando.


Las que no cabemos

Deberíamos fundar el partido de las que no cabemos. 
De las que no cupimos en la escuela 
por defecto o por exceso. 
De las que no cogemos en las urnas 
no es lo nuestro. 
De las que expulsan de las familias 
el de los garbanzos negros. 
De los que permanecen insomnes en la noche 
y solo alcanzan a soñar despiertos. 
De las que amamos la derrota y abominamos del éxito. 
De las cautivas en almas cautivas. 
De los amores eternos. 
De las flacas 
de las gordas
de los grandes y de los pequeños. 
De las que siempre sobran
de las que a despedirse nunca aprendieron 
de las que llegan tarde y esperan sin fruncir el ceño. 
Deberíamos fundar el partido de los improductivos
de las perdedoras 
de los feos
de las que eructan y se tiran pedos. 
De las que ríen sin causa 
y lloran al primer intento. 
De las amantes sin amor
de los pecados pequeños. 
De los calvos
de las sin pelo.
De los cuerdos locos y de los locos cuerdos.
También de las cuerdas y de las locas en iguales circunstancias. 

Deberíamos fundar el partido
de las muertas y los muertos
triunfar en las elecciones 
y asesinar todo acto de gobierno.



Cefalea

Un señor que te recibe
amablemente
con una bata blanca
y una sonrisa seria
de cumplido áspero.
Como si fuera a dispensarte
un cuarto de aspirina
y algún frenadol
para el resfriado.
Un oyente que te oye
pero no te escucha.
Un funcionario.
Un fingidor que finge
comprender unos síntomas
que por lo visto
no caben en los libros.
– No puede ser
lo que me cuentas.
Para concluir afirmando
también amablemente
que en toda enfermedad subyace
un componente psicológico
y que además el enfermo
debe poner algo de su parte.
Que tal vez el dolor
el mío
no sea para tanto
y que no me mantenga
todo el día pendiente.
O sea
que tengo yo la culpa.
– Tu puta madre.



Apaga la tele.

Apaga la tele 
o terminarás convencido
que los criminales de guerra 
son quienes las pierden. 
Que a tu pareja le pegas lo justo 
o te verás celebrando 
un veinticinco de diciembre.

Apaga la tele 
o creerás que votando a fulano 
la vida brotará diferente
que los toros no sufren en las plazas
que el hombre es un depredador 
obligado por instinto a matar para subsistir. 
Que un macho es un marichulo 
y una hembra atractiva 
cualquier barbi con las tetas operadas. 
Que los gatos no merecen derechos 
que el derecho a la propiedad existe
y que además incluye a los seres. 
Que el trabajo es dignificación 
y no el modo con el que enriqueces 
a quienes ya nacieron entre diamantes. 
Que el sueño americano 
no se convierte en pesadilla para el resto 
que la especie humana no es 
la más perversa de todas las especies.

Apaga la tele 
o admitirás como sanos los egoísmos sanos 
para aplastar a todo aquel 
o a toda aquella que se tercie. 
Pensarás que los muertos en las calles
son escenas de telefilme 
y hasta que algún tertuliano 
vocea por convencimiento 
no por obediencia al jefe. 
Que una mala peli porno 
resulta preferible a una caricia sentida 
o que el amor consiste 
en follarte a quien se deje. 

Apaga la tele 
o asumirás que la razón pertenece al que grita
el alma a Dios 
y los árboles a su legítimo propietario. 
Que la competencia mueve al mundo 
que aprender radica en memorizar estupideces. 
Que los buenos son muy buenos 
los malos muy malos 
y además se sientan enfrente. 

Apaga la tele 
o acabarás idolatrando a mercaderes
llorando por el Madrid, por el Barsa o por el Atleti
comprando lo que te ordenen. 
Vistiendo como ellos
sintiendo como ellos...
si es que sienten. 

Apaga la tele.


Teorema de la indiferencia.

Amor más decepción
igual a dolor

Dolor más tiempo
igual a odio

Odio más mucho tiempo
igual a indiferencia



Rafa Hernández. Abismo. Ed. Círculo Rojo, 2016



Desnudarse

Nos convencieron
de que un cuerpo necesita la perfección para merecer la desnudez

Y sin embargo
desnudarse
quedarse en bolas
es tan sencillo como quitarse la ropa




GRISES

Nacemos de colores
con los mofletes de colores
con los genitales de colores
con los ojos de un color azul intenso.

En la infancia nos regalan lápices de colores
para que pintemos la vida con colores llamativos.
Nos manipulan
nos educan dicen ellos
y nos enseñan que el rosa es para las niñas
las que lloran
y las luces frías
para quienes llegaron a este planeta de colores con la impuesta obligación de pelear.

Nos enseñan a competir
– para el primero el color más radiante
el amarillo –
a ser los mejores
sin que resulte preciso alcanzar previamente la condición de buenos.
A ver quién dibuja con los colores más fuertes.

En la juventud imaginamos el futuro inundado de colores brillantes:
rojos explosivos
magentas intensos
púrpuras o verdes que nublan la visión con solo cruzar la mirada sobre ellos.
Después nos volvemos grises
para enfrentarnos a una estación solitaria
mostrando el miedo mientras nos giramos
para escondernos tras un póster con nuestra propia imagen.
Nos volvemos grises.

Subimos los contrastes en un intento baldío de recuperar los colores marchitos.
Asesinamos los tonos.
Los blancos
tan blancos
deslumbran nuestros ojos y nos impiden reconocer el entorno
distinguir el bien del mal
quizá porque descubrimos que no existen
un simple un invento de los manipuladores.
Los negros
tan negros
tan profundos
nos sumergen en un abismo
también negro
también profundo.

Retrocedemos y nos volvemos grises.
Nos volvemos grises
pero al buscarnos en algún espejo
comprobamos que unos ojos
los nuestros
aún permanecen azules.
El postrero engaño de un cerebro cruel
mucho
un regalo envenenado de la naturaleza.

A 8 o a 16 bits por canal
con 256 o con 32.768 grados en la escala...
nos volvemos grises.



EL MUNDO QUE NUNCA QUERRÉ

No quiero un mundo donde los vagos dan lecciones de trabajo duro
y los tiranos de libertad
donde la telepantalla edifica verdades aparentes sobre mentiras obvias
donde la fe se disfraza de certeza y la certeza se viste de fe
donde amar a los animales se convierte en delito y su asesinato en arte
donde llamamos progreso al holocausto programado de la naturaleza
y anti-sistemas a quienes se rebelan contra él.
No quiero un mundo donde se nos impone hacer lo que otros determinan
recluidos en vidas de laboratorio.
No quiero un mundo donde se idolatra a los futbolistas
tanto como se desprecia a los poetas
donde los idiomas se emplean para la distinción y no para el entendimiento
donde pensar se prohíbe y obedecer se premia
donde trabajamos desquiciados en lo que nos ofende
para consumir lo que nada nos reporta
donde amamos a escondidas
mientras difundimos sin pudor la violencia por las redes.

Un lugar donde fronteras
polis y jueces
se intuyen imprescindibles
nunca será el mundo que quiero.



POSESIVOS

Mi coche
mi bandera.
Mi Dios
mi casa
mi patria
mi familia
mis hijos
mis padres
mi trabajo
mi pareja
mis amantes.
Mi música
mis poemas
mis cuadros.
Mis gatos
mis obsesiones.
Mis deportes
mis amigos
mi empresa
mis ideas
mi partido
mi ONG.
Mi abogado
mi asesor fiscal
mi gestor de banca
mi médico
mi psicólogo.
Mi tierra
mi pueblo
mi calle.
Mis sentimientos...

La perpetua falacia de los posesivos.
Simulan donarnos propiedades
cuando somos nosotros quienes les pertenecemos.


ES POESÍA

Aunque ni juegue con las asonancias ni suene bonito.
Aunque ni siquiera suene.
Aunque enviude de ritmo.
Aunque no dibuje de colores las palabras.
Aunque le falten las comas y las interrogaciones.
Aunque archive la métrica en el almacén de los olvidos.
Aunque ignore las sinalefas y las sinéresis.
Aunque contenga leísmos.
Aunque desconozca de cuartetas
de quintillas
de octavas
o de décimas.
Si duele hondo.
Si desgarra el alma como quien arranca sin sedantes la carne desgarrada...

Es poesía.






QUIÉN PUEDE NEGARSE

Nacemos llorando porque sabemos lo que nos espera.
Vestidos de blanco
en los fríos de una iglesia
nos duchan con agua sagrada
para tomar posesión de nuestro cuerpo.

Después nos educan a golpes de negaciones.
Esto no se hace
eso no puede decirse.
Aprendemos que las palabras sirven para mentir
para simular que somos otro.
Adquirimos por repetición memorística
el conocimiento de la historia y de las historias
que nos quieran contar.

Cuando estamos listos
nos comemos a Dios
y a las divisiones entre tres o cuatro dígitos
con igual hambre de alcanzar la certeza.

Para aumentar la humillación
para que reneguemos por siempre de nosotros
nos visten de ridículos.
Tú eliges.
De fraile
de almirante
de monja o de princesa.
Los menos narcisistas se conforman con el disfraz de marinero.
Entregamos el alma a cambio de una bici de supermercado
de un reloj made in China
o de una cruz de oro recuerdo de la abuela.

A esa edad
quién puede negarse.



  
MUJERES Y HOMBRES QUE SE DICEN LIBRES

Cine para invidentes
música para sordos
esgrima para quienes subsisten privados de sus brazos.

Ropa para perros
champú para mimar la higiene de los coches
hogares para vagabundos.

Ejércitos en misión de paz
clérigos en misión de guerra
flores artificiales.

Banca ética
lenguas que se usan para no entenderse
independencias que te adscriben a otro estado.

Matrimonio por amor
realidades virtuales
fármacos que juran sanar la depresión.

Dioses chantajistas
políticos que prometen acabar con los corruptos
economistas que bautizan como ciencia a su obra literaria.

Cantantes sin voz
creadores adictos a la copia
escritores con faltas de ortografía.

Sufragios para elegir quien gobierna
el destino de mujeres y de hombres que se dicen libres.


SELFIE

Me gusta
comparto
te lo pillo
te lo robo
te lo cojo prestado y luego te lo devuelvo
(cuánta gracia tengo).
Difundo
doy voz
muevo
me gusta es poco me supergusta.
Jejeje
jijiji.
Una sonrisa redonda
tres corazones rojos
un pulgar hacia arriba
un pulgar hacia abajo.
Rafa está feliz.
Tengo una relación.
Rafa ha cambiado su foto de perfil.
Menéame
tuiteo
retuiteo
requetetuiteo
marco favorito
cito el tuit
@queocurrentesoy.
A Rafa le gusta noeresderobledodelbueysino.
Recibo un guasap
envío otro.
Rafa ha cambiado su estado hace dos minutos.
Rafa se ha unido al grupo cerrado sinlapinturanosolerianlospies.
Prefiero line.
A Rafa le gusta circulopodemoscalvosconbigote.
Me paso a telegram.
Ya no tengo una relación
(no me extraña).
Rafa y Crescencio Álvarez son amigos
(¿quién coño será Crescencio Álvarez?).
Fotos del finde en Villarrubiadelaspiernaslargas@instagram.
Rafa se ha unido al grupo orinalesconpedales.
Más uno en gúguel más.
Rafa ha compartido un enlace.
Rafa ha comentado la fotografía que has compartido.
Mierda.
El puto corrector.




LO CORRECTO

Lo correcto es saludar al mundo con la cabeza por delante.
Recibir a Dios como se merece
con el alma blanca y la razón en blanco.
Obedecer hasta convertirse en hombre de provecho.
Estudiar una carrera con salida
no masturbarse.

Lo correcto es casarse y concebir dos hijos
aprobar oposiciones
no llegar nunca tarde.
No enamorarse de un loco o de una loca.
No llorar si naciste macho o llorar mucho
si te parieron del sexo femenino.

Lo correcto es aburrirse
afiliarse al Real Madrid
escuchar Carrusel Deportivo
votar
y votar lo menos malo
no pronunciar palabras malsonantes.
Asumir el azar sin rebelarse.
Pasear al crepúsculo un perro de raza
que se cague sin reparo en la puerta del vecino.
Ponderar los juicios
engañar sin mentiras
disfrazarse de traje y de corbata a juego con los calcetines.

Lo correcto es consumir dos horas diarias frente a la telepantalla
no levantarse de la mesa
ni comer con piel los melocotones. No equivocarse
saber escoger
intoxicarse con ibuprofeno a la primera molestia que lo excuse.

Lo correcto es follar los sábados
cenar en el McDonal's un resto de cadáver
comprarse una nariz nueva y cambiar la propia por una de mentiras
asesinar con cirugía las patas de gallo
para hacer la guerra y no el amor al paso de los años.

Lo correcto es suponerse underground
diferente
alternativo
cuando envías un guasap
mientras te lanzas de compras los domingos.

Lo correcto es morirse... sin haber vivido.



MENTIRAS

Cabellos tejidos de mentiras.
Frentes plastificadas para engañar al tiempo
como si quisieran dimitir de lo vivido.
Pestañas falsas
labios de mentira
narices de mentira
tetas de mentira.
Músculos anabolizados también de mentira.
Mentes programadas para asumir y reproducir mentiras…
Comidas de mentira
erecciones de mentira
imágenes trucadas con la mentira del fotosop.
Perfiles falsos de redes sociales.
Post de diseño para mostrar al otro lo que nunca fuimos.
Abdominales de mentira
culos de mentira.
Vidas de mentira...
Incapaces de amar de verdad.



TRANSITIVOS

Como los verbos o las oraciones
prefiero los seres transitivos
los que precisan del complemento directo para reconocerse plenos.
Los que conjugan amar
apreciar
aceptar
apoyar
compartir
estimar
seducir
enamorar y también enamorarse.
Los otros
los intransitivos
solo admiten objetos indirectos
o locuciones unipersonales
que definen un pronombre
yo
como único elemento de la frase.



EJEMPLOS DE ETIQUETADO PERSONAL 
SEGÚN NORMAS DE LA UNIÓN EUROPEA

Lavar con frecuencia y a cuarenta grados.
Varón. Cabello extremadamente graso. Huele fuerte.
Niño rico con disfraz de perroflauta. Consumir en su punto.
Madura lento y se pudre en nada.

Aficionado al fútbol.
Amante de los coches y de la cerveza.
Habla con desmedida autoridad de todo cuanto desconoce.
Se vende en envase de larga duración.
Con el tiempo desarrolla barriga.
Una dosis resulta suficiente para aburrir una vida entera.
Prescribir en caso de matrimonio.

Artista frustrado.
Tendencia a la depresión.
Tejido frágil.
Hábitos nocturnos.
Evitar contacto con el árido sol del mediodía.
Un desastre.
Lavar en seco y solo en caso de necesidad estricta.
Cuidados especiales: aplicar afecto siete días por semana.

Promotor inmobiliario.
Sin escrúpulos.
Aficionado a la caza y a los toros.
Suele desarrollar finca propia y turismo de alta gama.
Se le atribuye condición parasitaria.
Para eliminarlo
aplicar alcohol puro.
Extirpar con pinzas y desinfectar la zona.

Persona tóxica.
Se propaga por contacto emocional.
De modo consciente o inconsciente contagia infelicidad.
Egocéntrica.
Con tendencia a la falsedad interesada.
Suele imputar al resto las conductas propias.
Efectos colaterales: genera sentimientos de culpa.
De uso hospitalario y solo apta para la investigación.

Conservar en frío y alejada de la buena gente.





-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada