viernes, 23 de diciembre de 2016

ARTEMIO RODRÍGUEZ BEJARANO [19.780]


Artemio Ramírez Bejarano

Artemio Ramírez Bejarano, primer poeta loncco arequipeño. Nació en Arequipa, el 12 de diciembre de 1913, en el Pago de Tingo Grande, entonces distrito de Socabaya, hoy distrito Jacobo Hunter. Falleció mientras se preparaba la publicación de su libro ”Poemas Lonccos Arequipeños”, un 29 de mayo de 1975.

Fue hijo de los agricultores Manuel Ramírez L. y Zoila Bejarano de Ramírez. Sus primeros 5 años los ha vivido con sus padres en las Salitreras de Tarapacá en la república de Chile. A los 6 años regresó a Arequipa y ya estuvo emparentado con el agro arequipeño. Contrajo nupcias con la dama arequipeña Sara Del Carpio Prado.

Su arte y poesía

Cuando su edad fluctuaba entre los 10 y 12 años comenzó a descubrir su inclinación por la poesía. Como tema primero dentro de su vena poética, fue cabalmente el titulado “A mi madre”. Alternó con personajes del Teatro desde 1939 hasta 1940, como “Los Ureta”, “La Sociedad Musical de Arequipa” entre otros. El trabajo y la inquietud aventurera los trasladaron hasta la región sur de la Selva (Zona del Cusco) en 1941, lugar donde “ora tomaba el machete, ora tomaba la pluma”. De regreso a Arequipa y tomando el interés pertinente, comienza a producir sus poemas “lonccos”, inspirado en el agro arequipeño (1963).

La firma arequipeña CARSA organizó un Concurso de Poesía en Canal 6 de TV de Arequipa, en el que participó y ganó visiblemente. A consecuencia de su apego al Costumbrismo Mistiano, el diario “El Pueblo” le llamó “El Poeta Loncco”. Conocido ya en el ambiente artístico, hizo diversas presentaciones en Radioemisoras, en la Asociación Nacional de Escritores y Artistas (ANEA), e instituciones diversas.

En Iquique - Chile, recibió el aplauso sin reservas por sus magníficas y exitosas presentaciones, junto con la delegación arequipeña que se hizo presente en el lugar, gracias al apoyo de la Inspección de Cultura del Concejo Provincial de Arequipa, en 1968. Teniendo dentro de sí mucho que dar al agro arequipeño, el primer “Poeta Loncco” de Arequipa, prepara un poemario, con sus mejores poemas con sabor de la campiña arequipeña, no obstante en pleno trabajo de edición, lo sorprende la muerte, sin poder ver el fruto de su trabajo: su libro “Poemas Lonccos Arequipeños”. No obstante se hace la edición póstuma de su libro en 1976.

Obra

Poesía

Mi propósito
Mi saludo a Arequipa
A mi madre
Lamento minero
Yo y mi sombra
Recuerdos de Mollendo
Adiós al amigo que se fue (Postúmo homenaje a mi noble y gran amigo Octavio Daza G.)
Vino, chicha y licor
Pañuelito
Cigarrilo buen amigo
Adiós Arequipa
Amor ofendido

Poesía loncca

Sentimientos lonccos
El "Guandumbas" (soneto)
Ofrenda Lírica "Loncca" (Pa' mi chola chacarera)
El Golpe de mi "tata"
El pretendiente
Discusión en una pelea de toros
La Picantera de mi pueblo
"Mas qui'seya" un zapallo
Cantares de la lechera
Se "jue" tras de mi "tata"

Poesía selvática

El "Qquepiri" de la montaña
La Vida del "Chichiquero" en la montaña
El "Lavador de oro" y su "charpa humana

Yaravíes

El desprecio es una mancha

Canciones

Complas del Carnaval de mi pueblo (Tingo Grande)
Chacarera de mi tierra (marinera)
Amor y falsía (vals)
Ingrata (vals)
Perdón Madre (tango)
Carnaval Alegre (polca)




SENTIMIENTOS LONCCOS

¡Güenos días nos dé Dios!
mi güeña moza Arequipa…
vengo ccatatando mis versos,
pa’cantarlos en tu día.

Te traigo esta qquepiñada
de mis lonccas ilusiones,
con el cayto de mi esjuerzo
y un pactuy de mis amores.

Estoy ccotimbiando alegre
con mi sombrero huaccali,
y mi pantalón remangáu,
pa’cantarte mi hualali.

Y rasgando la vigüela,
con mis cantos huarocilleros,
; hago bailar marinera
a caucachos bullangueros.

Yo soy loncco chacarero,
tengo’lor a campesino,
y con mi tropa’e jumentos…fila…fila;
voy tacpiando pu’el camino.

Yu’hi pallapau un qquepi,
de tuititos mis recuerdos,
azumagáus pu’el tiempo,
con el zurayno de mis sueños.

Yu’hi llaucáu las huayllas
de las verijas de la tierra,
pa’hacerte una rica guatia,
con mis cholas chacareras.

Te ofrezco un güen ccachi,
del chulipi de mis cantas,
pa’ tu chaque’e tripas,
y el saludo de mis tancas.

Yu’hi ccagüíu los corazones
de’mis lonccas chacareras;
también’hi ccachíu a manotones,
el vaivén de sus caderas.

Hi’escarcháu de carámbano
por andenes y laderas,
mi hi dormíu tuito ccospiau
en los pliegues de sus polleras.

Yu’hi amontonáu el cariño,
con los trejos allá en la tablada,
y me los hi guaripampiáu a tuitos
los laclas de la’utra banda.

Con la paccha de mis lamentos,
riego los surcos de mi suelo;
porque soy camayo de mis lágrimas,
y porque tengo tufo a pueblo.

Con la yunta de la vida,
soy el gañan de mi destino;
y con el aijónen la mano,
voy guiyando mi camino.

Es la cuculí madrugadora,
mi loncca fiel compañera,
que con sus cantos mañaneros,
está tiguayando mis penas.

Con su guantón de reproches,
y el tacllanazo de sus celos,
me l’hi merendau a besos,
allá en el maizal de sus cabellos.

Yu’hi ccollypeau su cuerpo,
con el sudor de mis caricias;
y ella mi’ha ccapíu de besos,
odiándome con sus sonrisas.

Con las reatas de sus brazos,
mi’ha amarrau sin compasión,
y con las zurriagas de sus trenzas,
mi’ha trilláu… el.corazón.

Con el huaracazo de la mirada
de sus ojos hermosos, dos luceros,
mi’ha accollpacháu en su tarima,
de la chuclla de nuestros recuerdos.

Y la güisgüi picantera…
que chiringuando la ceisuna,
mi’ha cerníu con su mirada,
y mi’ha tocpíu con la pucuna.

Mi’ha chactau de cariño,
con las chaqquenas de sus senos,
y mi’ha obligáu un cogollo,
con el jayári de sus besos.

Alalau…ya’stá haciendo frío,
ya se’stá escondiendo el sol,
tengo que chimbar el río,
ahurita’ el ccasqquento da la oración.

Me despido hasta autra oportunidá
que güelva con mi loncca voz,
quédate con tus ccalas de la ciudá,
¡Güeñas noches nos dé Dios!.






-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada