viernes, 9 de diciembre de 2016

JORGE BALDERE [19.720]


Jorge Baldere

Calpulalpan, Tlaxcala | México, 1986

Pasante en Filosofía por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Licenciado en Arte Dramático por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Ha participado en distintos montajes y cortometrajes como: Las plagas, pedazos de apocalipsis de Martin López Brie bajo la dirección de Gabriela Gonzales; Alphonse de Wajdi Mouawad bajo la dirección de Jesús Islas Ambríz; Cortometraje Furia, (Selección nacional dentro del Festival Internacional de Cine de Terror Macabro 2016 CDMX). Historia de Carlos y Arturo Morales bajo la dirección de Arturo Morales.



Cortinilla de humo

Como Cristo tendió las manos
sobre sabanas que despedían un olor a polilla,
inmovilizando los párpados
una cortinilla de tabaco jugueteaba en toda la habitación,
cada espacio absorbía el frío turbulento del sosiego,
el silencio era demasiado incómodo que se podía percibir el galopar de arañas
que se alistaban para un festín de dos más cuatro
-luz cegadora de pequeñas cicatrices que no eran perceptibles-

Recorriendo calles aglomeradas,
despidiendo el putrefacto olor de colilla y el aceitoso ron caducado,
recobró la conciencia  de haber invernado,
-se descalzó-
cogiendo ánfora entre las manos sacudió la piel muerte.



Me retiro

Caminaré hacia el horizonte
en búsqueda del riachuelo donde la sonrisa es inquebrantable,
donde el crecer es sabia virtud
y no un adolecer,
me retiro con estas llagas que provoco mi hocico de dragón,
con el esqueleto flaqueado,
con el ser putrefacto,
sin baño, sin sueño, sin cobijo,
desnudo con la actitud patética de ser un pendejo me retiro,
tal vez regrese de donde partí,
quizá lo recuerde,
quizá…
no lo sé.



Quiromancia

Ordenamos pan árabe,
ornamentado de ismos
vísceras caducas
y costras empolvadas.

Abrazamos un paraje que describiría el puente que tendríamos que cruzar,
el café se enfriaba en la medida que el verso nos apropiaba en bisílabos,
-un entremés sin tener hambre-
sin poseer adjetivo
se unificaron los versos y de tu boca me pariste.
nuestros ojos se humedecieron,
seguimos sorbiendo,
no fue necesaria la palabra,
leíamos doctamente cada poro entusiasmado.

Nos habíamos convertido en la palma que sopló aquella bruja,
me aprehendiste, tú, ser mitológico,
sí tú trascendiste sobre mi psique.

Ahora sé que este sueño es de carne
cuando hoy por la tarde nuestras manos abrigaron el alma.



Barquito de papel

Y cómo rescatar aquel barquito
si húmedos se encuentran
veleros, timón
y las hélices se las han arrebatado,
en el humo se suspendía,
ahora se pierde en él

Los ríos que navegaba ya no segregan sangre
sino fango como la misma mierda.



Celebración
(2/07/02)

Hace catorce años me abordaste por primera vez,

portabas un vestido traslúcido
como brillo de menguada luna y tu rostro

¿Qué rostro portabas ese día?

Tú nombre me era ajeno,
intacto y conocido
más el garbo dejaste entrever,

Longevos cipreses te escoltaban,
todos temían,
sembrabas angustia, pánico,
incierto fue el momento
más nunca palidecí.

Quise hablarte
pero mis labios se agrietaron,
alzaste huesuda mano y de un chasquido
la habitación se había convertido en un viejo burdel,
lanzaste la invitación a danzar,
con los ojos cansados y el arquetipo arqueado acepte.

Tus labios besaron la fiebre,
te estremeciste
me desvanecí,

Recobramos el aliento
con palmadas en el pecho.

ignorando partiste a otra camilla
ignorando caminé.






.

1 comentario:

  1. Muy emotivo leer a Baldere en este blog.
    Saludos y felicidades.

    ResponderEliminar