viernes, 11 de septiembre de 2015

ZEB-UN-NISA [17.042] Poeta de India


Zeb-un-Nisa

Zēb-un-Nisa (India, 15 de febrero de 1638 - 26 de mayo de 1702) fue princesa del Imperio Mogol, como hija mayor del emperador Aurangzeb y de la emperatriz Dilras Banu Begum.  También fue una poetisa que escribió bajo el seudónimo de "Makhfi" ("La Escondida"). Fue encarcelada por su padre durante los últimos 20 años de su vida en Fuerte Salimgarh, Delhi. La princesa fue una gran poetisa de su época y sus obras fueron recogidas de forma póstuma en Diwan-i-Makhfi.

Zeb-un-Nissa fue la hija mayor del emperador Aurangzeb y nació durante el reinado de su abuelo, el emperador Shah Jahan. Su madre fue Dilras Banu Begum, una princesa del prominente Imperio Safávida.  Ella fue la hija favorita de su padre y, debido a ello, le estaba permitido interceder para obtener el perdón de las personas que lo habían ofendido.

Su padre contrató a Hafiza Mariam, una mujer perteneciente a la nobleza mogol, para educarla. Parece ser que la princesa heredó el intelecto y los gustos literarios de su padre, ya que memorizó el Corán a los 3 años y devino una Hafiz a los 7 años.

Zeb-un-Nisa aprendió las ciéncias de su época de la mano de Mohammad Saeed Ashraf Mazandarani. Aprendió filosofía, matemáticas, astronomía, literatura, persa, árabe y urdu.  También fue una mujer muy versada en caligrafía.10  Su biblioteca superó todas las otras colecciones privadas hasta el momento y empleó a un gran número de becarios y asalariados para copiar y traducir manuscritos.

Zeb-un-Nisa comenzó a narrar poemas en persa a la edad de 14 años pero, como a su padre no le gustaba la poesía, solía escribir en secreto. Ustad Bayaz, uno de sus maestros, encontró sus poemas y la animó a continuar escribiendo. Esto llegó a los oídos de los sabios y poetas de la corte de Aurangzeb y fue invitada, en secreto, a participar en las tertulias literarias y poéticas de grandes poetas de la época como Ghani Kashmiri, Naimatullah Khan y Aqil Khan Razi.

Cuando Aurangzeb ascendió al trono, después de Shah Jahan, Zeb-un-Nisa ya tenía 21 años. Entonces, su padre descubrió en ella un gran talento y una gran capacidad y comenzó a consultarle los asuntos políticos del imperio, escuchando siempre sus opiniones por encima de las de sus consejeros. Zeb-un-Nisa tuvo otras hermanas más jovenes: Zinat-un-Nissa, Zubdat-un-Nissa, Badr-un-Nissa y Mehr-un-Nissa. Entre ellas, las dos primeras también fueron poetisas.

Zeb-un-Nisa no se casó, quedándose soltera toda su vida, a pesar de haber tenido numerosos pretendientes. Su abuelo, el emperador Shah Jahan, la comprometió con su primo, el príncipe Sulaiman Shikoh, el hijo de Dara Shikoh (hijo mayor de Shah Jahan y Mumtaz Mahal). Su abuelo quería que ella, en un futuro, deviniera emperatriz del Imperio Mogol como esposa se Sulaiman Shikoh, quien entonces ocupaba el segundo lugar (después de su padre Dara Shikoh) en la línea de sucesión. El matrimonio habría sido un partido perfecto pero no tuvo lugar a causa del rechazo de Aurangzeb, quien odiaba a su hermano mayor, Dara Shikoh. La princesa se pasó toda su vida escribiendo obras literarias y poesía, como ella dijo:

En algunos libros se ha escrito que había una relación amorosa secreta entre Zeb-un-Nisa y Aqil Khan Razi, poeta y gobernador de Lahore. Aunque, realmente, los poemas de su obra Diwan están basados en el concepto sufí del Amor de Dios.

Según las fuentes históricas, estos escándalos, con respecto a las vidas de las princesas mogolas, no fueron poco comunes. Por ejemplo, se describe un sórdido episodio de un idilio carnal entre la princesa y Aqil Khan Razi, y su muerte dentro de un caldero caliente con fuego al intentar coger una moneda de oro que había dentro de él. Aún así, hay fuentes que afirman que Razi vivió muchos años como gobernador y que falleció por causas naturales.

Con respecto las descripciones que se han obtenido de ella, son las siguientes: 

"... Una mujer alta y esbelta, rostro redondeado y justo color, con dos pecas o signos de belleza en su mejilla izquierda. Sus ojos y cabello abundante eran negros. Sus labios eran finos y sus dientes pequeños...". En el museo de Lahore se puede encontrar un retrato suyo que se corresponde con esta descripción. Respecto a su vestimenta, se describe "... Era sencilla y austera en el vestir. En sus últimos años de vida siempre vestía de blanco y un collar de perlas adornaba su cuello..."

Zeb-un-Nisa vivió en una época que vio a grandes poetas en su zenit como, por ejemplo: el Mawlana Abul Qader Bedil, Kalim Kashani, Saa'eb Tabrizi y Ghani Kashmiri. Hay una gran influencia de Hafez Sherazi en el estilo de las poesías de Zeb-un-Nisa. Aún así, la princesa es considerada como una de los poetas más importantes de la Escuela India de Poesía Persa.

Encierro y últimos años

En 1662, cuando Aurangzeb enfermó y sus médicos le prescribieron un cambio de ambiente, ella, junto a su familia y la corte imperial, se trasladaron a Lahore. En aquella época, Akil Khan era gobernador de aquella ciudad.13  Durante los años siguientes, presuntamente, ella y el gobernador de Lahore tuvieron un breve idilio que se rompió cuando Aurangzeb comenzó a sospechar y la encerró en la fortaleza de Salimgarh, Delhi, en el borde de Shahjahanabad (actual Vieja Delhi).  Otras teorías sugieren que la princesa fue encerrada por ser poetisa y música (ambos anatema de Aurangzeb, un emperador austero y muy ortodoxo en su pensamiento y modo de vida) y/o por mantener una estrecha relación con su hermano Muhammad Akbar, quien era persona non-grata para su padre.

Después de 20 años de encierro, Zeb-un-Nisa falleció en 1702, mientras Aurangzeb se encontraba de viaje en Deccan.

Inicialmente fue sepultada en el Jardín de los Trenta Mil Árboles, en el exterior de la Puerta de Kabul, en Delhi. Pero cuando se construyó la línea de ferrocarril en la ciudad, su tumba fue trasladada al Mausoleo de Akbar, en Sikandra, Agra. En 1724, años después de su fallecimiento, se recogieron todas sus obras y poesías y se publicaron bajo el título de Diwan-i-Makhfi. El libro contiene 421 ghazals y varios ruba'is. Posteriormente, en 1730 se añadió otro ghazal a la obra.

Legado

Su obra poética fue editada, por primera vez, en Delhi, en 1929 y, más tarde, en Teherán, en 2001. Los manuscritos originales se encuentran esparcidos entre la Biblioteca Nacional de París, la Biblioteca del Museo Británico, la Biblioteca de la Universidad de Tübingen (Alemania) y en la Biblioteca Mota de la India.




Su Ghazal está explicando la historia de amor:

Tú con el espeso pelo oscuro y los ojos impresionantes, tu mirada inquisitiva me ha dejado deshecha.
Ojos que perforan y luego se retiran como una espada manchada de sangre,
¡Ojos que dan latigazos!
Zelotes, estáis equivocados ¡Esto es el Cielo!
No importan esos que hacen promesas sobre la vida futura:
Únete a nosotros ahora, los amigos justos, en esta intoxicación.
No importa el camino hacia la Kaaba: La santidad reside en el corazón.
Desperdiciar tu vida ¡Sufrir! Dios está aquí.
¡Oh rostro atroz! ¡Luz continua!
Aquí es donde me siento feliz, aquí, aquí mismo.
No hay ningún libro en ninguna parte sobre la materia.
Sólo en cuanto veo que haces lo entiendo.
Si deseas ofrecer tu belleza a Dios, dale a Zeb-un-Nisa el gusto. Esperando el bocado más pequeño, ella está aquí.

Palacio de Zeb-un-Nisa, 1880, Aurangabad

En las formas de velar y desvelar belleza reside cada impulso de la creación. El Shah de Persia que amó la hermosa princesa Zeb-un-nisa por los pensamientos que reveló en sus versos - le escribió una vez: «Aunque llevo tu imágen en mi mente nunca permitiera a mis ojos de elevarse para ver tu cara.»  En otro lugar le escribió preguntándola: «Qué tipo de amor es el tuyo que no revelas tu belleza a mí?»

Ella contestó, refiriendose a la historia de Majnun y Leila - Romeo y Julieta del Oriente: «Aunque mi corazón es el corazón de Majnun, soy del sexo de Leila. Y aunque mis suspiros son profundos, hayya (modestia, pudor) es una cadena sobre mis pies.»

La fama de su sabiduría y belleza se difundió por todo el país, pero Zeb-un-nisa nunca se casó. Poeta, filosófica, vivió absorbida en sus propias meditaciones y estudios. Nunca vió a su amante, aunque para mucho tiempo se escribieron versos en un intercambio intelectual sobre pensamientos de la vida, verdad y belleza.

Después de muchos años él le escribió en un anhelo apasionado, que poder verla sería para él una visión sagrada. En respuesta le mandó un poema diciendo:

                              
El ruiseñor olvidaría su canto a la rosa                 
si me viera caminando en el carmen.
Si el brahmán viera mi cara,
olvidaría su ídolo.

Quienquiera me quiere encontrar
debe mirar en mis palabras;
porque estoy escondida en mis palabras,
como el perfume en los pétalos de las flores.



Así contestó a su deseo de ver una visión sagrada, describiéndole así la forma divina de velar de la Presencia Divina. De la misma manera han todos aquéllos que tocaron la Vida Divina y que han captado una chispa de la Belleza Divina hablado de sus inspiraciones.

Acuérdate de las palabras de Krishna que dijó: «Siempre cuando Dharma (religión) está en peligro, seré nacido.»

http://flamencosufi.blogspot.com.es/2012/05/zeb-un-nisa.html




Ghazal of Zeb-un-Nisa

You with the dark burly hair and the breathtaking eyes,
your inquiring glance that leaves me undone.

Eyes that pierce and then withdraw like a blood-stained sword,
eyes with dagger lashes!
Zealots, you are mistaken - this is heaven.

Never mind those making promises of the afterlife:
join us now, righteous friends, in this intoxication.

Never mind the path to the Kaabah: sanctity resides in the heart.
Squander your life, suffer! God is right here.

Oh excruciating face! Continual light!
This is where I am thrilled, here, right here.

There is no book anywhere on the matter.
Only as soon as I see you do I understand.

If you wish to offer your beauty to God, give Zebunissa
a taste. Awaiting the tiniest morsel, she is right here. 


- Sufi Poetress, Zeb-un-Nisa 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada