miércoles, 30 de septiembre de 2015

TERESA IRAZABA [17.156] Poeta de México


Teresa Irazaba 

María Teresa Irazaba 
(México, Distrito Federal, 1968).- Licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de México. Su poesía se encuentra publicada en periódicos, revistas y antologías de México y el extranjero. Alumna de la carrera de creación literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Colaboradora de Tulancingo cultural.





QUIRÓFANO

No es por la madrugada este caer
son las arterias que se paralizan
cenizas sin ser parte
de mi madre sin mirada
rostro reducido por la muerte

Te expusieron con todos tus daños
no fueron parte del instrumental
tus objetos personales
difuntos que ya no envejecen
suturaron tu vientre
ya no fértil
a la luz del día

En la confusión de ese domingo
los silencios se arraigaron
la voz de mi padre ya no encuentra
lo que se dejaba encontrar

Mariposas atraviesan sus pupilas
tibio envenenamiento de los parpados

La mosca arropa su equipaje
es paciente en la espera



Regresé con mi padre a casa
y descongelé del refrigerador
sus últimas verduras de diabético
que estaban rígidas como él

Su bastón que rasguñaba las esquinas
quedo inmóvil

Encerré sus cenizas en el ropero
mis labios los transforme
en una sonrisa
tiré a la calle su viejo tocadiscos
y sólo conservé el reloj parlante
su sonido es fuerte
aún escucho
son las 4 y 9
son las 2 y 5

Para el viejo
el tiempo ya no importa




En este desalojo no hay sitio
para los escombros que no tienen registro
como la etiqueta que identificaba a mi madre
Nombre  edad  hora  peso
causa de muerte
Nada arrancó la raíz de la planta que un día cuidaba

En el temblor
las tumbas no han sufrido
ningún daño

De niña era suficiente con cerrar los ojos
guardar el equilibrio
y todo seguía ahí

No quiero vida artificial
ni tacones frágiles
que pisan
y no pisan

En los informes
Se dice que no existe daño alguno




ESA MADRUGADA… 


Esa madrugada 
el sonido de la ambulancia 
fue detenido por los soldados 
La navaja de un bisturí cortó 
mi amarre umbilical 
del vientre de mi madre 
Mientras 
cientos de metrallas 
dispararon 
y abrieron otras carnes 
A la tierra arrojaron sus cuerpos 
una fosa clandestina 
es su nuevo vientre 
A mí me dieron un nombre 
a ellos les borraron la vida 
Sus madres palpitaron 
con el vientre hueco 
los soldados las obligaron 
a quedarse mudas 


II 

Sólo mi madre recuerda 
la masacre de Tlatelolco 
Para ella su lucha 
es tener una familia 
Una casa con las ventanas abiertas 
para que entre el Sol 
la ropa dulcemente alineada 
para un padre ausente

La cocina es su compañera 
y enciende todavía sus luces 
para alumbrar 
a sus muertos 
En mi casa con serpentinas 
y confeti de colores 
se festeja mi cumpleaños 
Para ocultar nuestra soledad 
nos colocamos un antifaz 
sonreímos un rato a las visitas 
y cerramos la puerta 
Mi padre con nostalgia recuerda 
la antorcha olímpica del 68 
nunca habla de los jóvenes masacrados 
ese dos de octubre 
A mí me rebautizaron diciéndome 
que no fui asesinada 
pero siempre me pregunto 
si ese día 
no dispararon en mí 
alguna lenta puerta



Mi madre en la cocina
sólo mira
como caen lentamente
las gotas de la leche caliente
y para sobrevivir
enfría su propia soledad

En su fragilidad
soñó con ser moderna
y sin protestar
se mordió los labios

En mi casa lo único
que tenía permitido hacer ruido
era la licuadora

Mi perro para esconder sus ladridos
se fugó

Y yo giré
prendida de mi triciclo
una vez
y otra
otra vez
sin lograr escapar


EL VOYAGER

ya lejano
observa
un planeta minúsculo
La tierra es una pisada de
de Dios
El hombre desde su madriguera
masacra tortugas
susurra muerte
a palazos asesinan una foca bebé
Del silencio hacia la luz 535
Mientras en mi ciudad
veo a una niña amamantar
para el suicidio
a su hijo recién nacido
el sabor que tienen los chocolates
no le preocupa
con pastillas y ácidos
se crean mejores planetas
El hombre busca su fe
coloca trampas
para los más pequeños roedores
los captura con veneno
los marca con balas
los deja sin piernas
sin lengua
no le interesa saber su especie
sólo mata negros árabes ratones y niños
Es capaz de arrastrar
a todos muertos
como comida rápida de cualquier supermercado







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada