miércoles, 16 de septiembre de 2015

CLARED NAVARRO [17.082] Poeta de Venezuela


Clared Navarro

Clared Navarro, Valencia, Carabobo, Venezuela (1992). Estudiante de Educación mención Lengua y Literatura en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo. Ha participado en diferentes talleres de creación literaria de la región. Textos suyos han sido incluidos en antologías de voces jóvenes tales como Novísimas voces, antología de poetas liceístas III (2008) y Antología de La Letra Voladora 2007-2009 (2010), así como también en diferentes publicaciones del estado Carabobo. Actualmente dirige la revista de cultura universitaria La Tuna de Oro, publicación editada por el Departamento de Literatura de la Dirección de Cultura de la Universidad de Carabobo, en donde también se desempeña como beca servicio y traductora. 




Poco sé de mí:

sé el nombre que me dieron mis padres
y el que me he dado yo 
con el tiempo

Sé de mi talla
que llenó un vientre
y llenará la tierra
más tarde

Estuve con los hombres
y nada mío conseguí entre sus manos

Conocí su vida y su trabajo
anduve sus caminos
pero poco de mí estuvo entre ellos

su paso fue distinto al mío

Esto es todo lo que sé.



***



Me piden que tome nota
que camine con elegancia
que sea educada y sutil
                        eficaz y prudente

que utilice sólo colores
que se vean bien en mi piel papelón

que aprenda a callar
a plastificarme los dientes
y hacerlos brillar frente a los amigos

Me piden que guarde
todo registro administrativo de la familia
y cosa con dulzura pantalones rotos
que cocine sin agregar lágrimas a la salsa
y acepte con emoción regalos
como planchas
lámparas
floreros

Y yo cumplo con el modelo
al pie de la letra
empleada del mes cada mes
ejemplar como ninguna otra

Pero ah,
cuando me canse
cuando decida
- cuando realmente decida
cuando reviente

Volverán a tragarme los grandes demonios
y aunque traten
no se dormirá de nuevo el animal



***



Madre,
¿por qué mi hijo no se mueve?

He pedido abrazarlo,
lo tienen escondido
para que duerma.

Mi hijo nunca quiso descansar,
madre,
siempre corría todo el patio,
saltaba,
había que llamarlo de lejos
para que viniera a comer
y él siempre llegaba tarde
lleno de tierra.

Madre,
mi hijo hoy está serio
mientras duerme

¿Qué pasa?
¿Por qué no se mueve?



***



Las calles se llenan de niños
lloran, balbucean, duermen
son todos hijos míos
y no puedo verlos.

Aún no han nacido
pero están ahí

por ellos resisto.



***



No es el amor lo que me preocupa
sino la manera de encontrarlo

Sé que me espera hombre
que ha juntado para mí
todas las trinitarias del mundo

Pájaros que florean las copas,
háganme entender esto,

pues debo cruzar el monte 
totalmente sola
para alcanzarlo.




BARRO

Si el barro se endurece
yo también puedo hacerlo

Moldearme hasta la forma que deseen
ser lo útil de un vaso
y con la luz volverme piedra
y resistir

Pero si al lanzarme al charco
mi forma queda marcada
entonces que esa imagen se seque
bajo el sol

Y venga a vivir esta vida
que yo no quiero



***


A veces pasa,

las monarcas emigran
hacen nubes anaranjadas
entre las plantas.

La ciudad explota en mariposas.

Entonces
es fácil provocar temblores,
cuidar de los gatos enfermos,

Abrir las cajas
sin mucho asombro.



***



El corazón del abuelo
sopla con dificultad,

su voz es apenas un ronroneo
que lo mantiene atado a la cama.

Personas vienen de lejos a escucharlo,

por la tarde lo arrastran hacia el porche
y él se tumba al sol
guardando silencio.

El corazón del abuelo
es un lagarto viejo,

tiene en los ojos 
un brillo distinto.

Ya nadie busca cariaquitos morados
para dejarlos en la mesa de noche,

cualquier flor de buena suerte
es inútil ahora. 





TÍO

Las nomeolvides son todas tuyas,
crecen en climas fríos,
yo no las consigo
pero a ti sí.

Sé que entiendes por qué no he ido más
tú no descansas
y por eso aún te vemos
entre herramientas de hierro,
en cada tabaco y pez de río.

Por eso caen las piedras
- esas brillantes desgracias - 
y me niego
a dejarte tranquilo
aunque deba
porque es honor y orgullo

y tú entiendes de esas cosas.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada