domingo, 20 de septiembre de 2015

EDGARDO THEODOR C.K. [17.099] Poeta de México


Edgardo Theodor C. K.

Nació en San Jerónimo de Juárez Guerrero (México) el 12 de noviembre de 1984.
Poeta, escritor y fotógrafo.
Alumno de José Francisco Zapata.

Estudios en Lingüística (ENAH inconcluso), Periodismo (UNAM inconcluso), Sociología (UAM) y Agronomía  (UAM). 

Publicaciones en: 

Revista Versión, Revista La Iletrada, Revista NC, Revista El Mal del Puerco y Memorias del V Congreso Internacional de Ciencias, Artes y Humanidades: “El Cuerpo Descifrado”.
Compilaciones de Libros: Taller de Creación Literaria X, XI, XII Y XIII: En el Borde, Líneas y Versos Para Incitar al Vuelo.
Libros: Prefiero Ver el Box (El Under Ediciones), Gusano de Acero (Ediciones Mantra), A la Muchacha Que Pasa (Calavera de Azúcar) y Error Hiriente (Clandestino).
Compilador de la plaquette:: BUENO BUENO – HOLA HOLA; 16 Viajeros de Otros Rumbos, resultado del Taller de Creación Literaria: “Cuéntame Tu Tlalpan” (en trabajo conjunto con la delegación).
Ganador del Primer Concurso de Universitario: Elena Garro de la UAM Xochimilco, con el cuento Revuelta Agraria.

Paginas: 


POEMAS


CAINAL

                                                             A todos los monosos del barrio.

El 12 de enero me convertí en hombre,
el 13 (martes) lloré como niñita,
el 14 bloquié la frontera
con petardos y bombas de solvente:
viví en intifada,
con perfumes que danzan en papel,
estopas o
                  gasas. 

Eres un tanque, 
yo una flor que le hace el amor a un cuervo tibetano.

Soñé la libertad
despierto de angustia,
era aterrante e inmensa: un aforismo,
casi lo atrapo.

Tenía dos ponzoñas que escupían lunas rojas,
sangrantes racimos de pezuñas y colmillos me obligaban hacer Mula Bandha.
El muro de mi vergüenza lo construyó una dama (que tiene pito y huevos)
que apesta al pasado.

El 12 de enero me prometí nunca más hacer honores
y fiestas luctuosas a nadie con la mano.

Fue un día triste,
la madrugada más larga, 
la boquita de mi verga dentada cantaba al unísono con los bitles:
all you need is love.

Escupí en forma de lágrima a
mi niñez que está cansada de lidiar con mi etapa adulta,
lloré nuevamente pero ahora de verdad,
de forma madura,
el graznido asustó a las palomas que anidan en la ventana de mi cuarto.

El monitor se encendió al igual que el tiempo desnudo
que entró a darse un baño.

La noche se hizo día, 
la oscuridad luz,
el amor odio,
y la culpa,
y la frontera de nuevo,
y tu cara de,
y mi fe.

Un viento fuerte golpeó a dos amantes en la banca
más fría del museo de las intervenciones,
           un disparo,
                             un cañón,
el mismo día que parece una consecuencia de polaroid añeja.

Canal de Chalco
abre de nuevo el fluir
de aguas negras:
nos damos un riego.

Rallas en el cielo me aseguran
son el espíritu santo,
me guiñan el ojo dando una señal de: siga,
las interminables palomas 
que vuelan a mi ventana
se ríen en mi cara.

Una vieja herida de guerra
me despierta a besos y palabras hermosas,
me dijo: PERDÓN.

El mismo martes (13)
voy gritando obscenidades por la ventana de mi auto.
Y la gasolina,
ese olor adictivo que se desprende de la ropa 
de mi mujer encendedor. 

La promesa de hacer el amor todos los días
del presente.

La promesa de ser un hombre de verdad 
(lo que sea que eso signifique).

Dentro de mí, vive un monstruo,
que mira películas pornográficas de Lupe fuentes,
[soy Dick Tracy, aspiro a ser Roller Rabit].

Me he convertido en la caricia histriónica,
duplicada en una foto donde bebo una caguama,
la fotografía es triste, sepia, antaña:
los pasados días de glorías.

Soy un 14 de enero 
procurando ser
un pájaro espino,
o de perdis un error hiriente,
o ya si se puede,
quisiera ser 
por una vez más
                              yo,
aunque sea por un instante.







*



MADRE, SOY ESCRITOR…

A María Mantra, por tener los ojos del color del amor.


Soy un escritor malo.
                              
No soy famoso,

no tengo publicaciones periódicas;

NO TENGO PUBLICACIONES

no tengo metas por cruzar, las metas me cruzan a mí.

soy un vago, un perdido, un extraviado.

tengo
        todas
                las
                    de
                       perder

soy un púgil con careta y guantes, protegido hasta las amalgamas

un correle que te alcanzo en la campana de quien lleva el tiempo en el 12avo round

soy escritor, madre, entiéndelo así,

yo te puedo hacer inmortal, yo te puedo inventar la historia,

continua, feliz, siempre juntos

sacando chispas desde tus verdes vida ocular que me regalas cada que me espejeas

catalejos del color del amor

verdes siempre

siempre verdes

y aunque me sé omnipotente, 

también
           sé

lloraré a todas las cortezas de árbol hechas papel,

por
    un
        abrazo
                  palabra
                            mirada
                                      única:

TUYA.

y pensarlo me rompe cada vez más un poquito.




*



GUSANO DE ACERO

                                       A Los Espartanos de Trenes: Estación Mixcoac,
                                       Línea 12: Dedos, Pikachu, Pawa, Zapo, Chinto,
                                       Oso, Arthur, Moncho, Beto, Lalo & Don Lucio

En el subsuelo como ratas 
aseamos los trenes del progreso,
repletos de caras serias,
                             amargas,
encerradas en trajes de absurdo.

Hierbas artificiales aferradas al
pezón de una mujer barranca asesina 
Ecosistema asalariado,
                                   sistema perfecto :

                                       [el laburo amamanta enajenados con su teta ultraderecha]

Camino sin fin,
tuerca de adamantium,
cuchillo de humo
cortando la capa de ozono
                             que recubre
el mundo infeliz de la jornada laboral.

Libertad que soslaya a los underground
uniformados de naranja con
fusiles trapiadores,
                         mosquetes franelas,
balas de cloro en paredones de microbios y bacterias.
Somos los últimos,
                  Seres humanos que 
protegen a las maquinas  que se transportan sobre maquinas.
                                      
En serie  realizamos actividades de 
8, 16 y 25 horas
diarias.

Activos en los cárcamos del tren metropolitano
atestado de capital social, que orilla a sentirnos solos
simplemente por estar feos y mugrosos.

Querer ser-tener, 
poder absoluto sobre los
indeseados, 
      tuertos, 
               mancos, 
lisiados, vagos y locos de cuerpo y mente:
espíritus tanque lleno de carencias;
                       Salarios miniminimos,
asidos a ilusiones trapiadas y aromatizadas
                            por infinitos
rechinando de limpio.

Somos fracasados con más bendiciones y humildad que 
cualquier misionero evangelizando aborígenes.

Sumidos,
disputando con desmugrante
y jergas, la guerra entre vía y vía,
dentro de túneles que tragan personas,
salivando todo el tiempo goteras que hay que secar.

Austeridad vibrando en terremotos
detonados por ferrocarriles rabiosos,
trabajamos cobijados por la mirada de lástima que
nos arrojan como limosna los usuarios,
al vernos subalternos, 
                       subempleados,
                                           subterráneos.

Forjamos memorias volátiles,
con nuestro austero equipo de higiene,
  que principalmente desvanece pisadas,
escupitajos, mocos con sangre, vomitadas
y basura [pero desafortunadamente no las negras conciencias].

Somos los fuertes desprotegidos,
                    felices prietos pálidos,
topos que han sido olvidados por el sol.
                                                                                      [pero ya no lo necesitamos]

Pues la luminiscencia que nos vibra 
sirve para cuartearnos las manos
y reír y jugar mientras el 
                             mundo 
va dejándonos el polvo de sus ruinas,
testimonio pretérito de una sombra productiva que
nos discrimina,
             nos aplasta,
                 mientras nosotros
vamos quedando hasta los huesos de
tanto expiar con nuestra alegría
su sagrada indiferencia.




*


(***ahuuuuullido)525510032919


                                     Tengo fotografías de una niñez ochentera
                                     que no quiere ser fotografiada
                                     - Raúl Hernández

1

No me cuelgues Liliana, por favor no me cuelgues.

Sé que siempre te hablo con buen tono al inicio y al final término cagándola :
pero esta es la última vez.

Bien entiendo Karen que mis intentos por acercarnos 
concluyen en alejarnos. 

Siempre dices que soy extremista, que exagero galaxialmente infinitante… pero dime Eliza, de qué manera no concentrarme tanto en una imagen,
en ese estereotipo tan snob : un enamorado-nocorrespondido qué
ha dejado todo pal último,
un poeta que tiene como garantía la muerte (como si morir fuera la forma por excelencia de trascender para la mayoría de los putos a la vida).


2

Talía, te prometo ya no hablar de muerte (¿pero que otro tema puedo usar?). Si de algo sirve, te diré que me refiero a la pereza cuando de muerte hablo.

Dejar para la tumba lo que se puede pere[ha]cer hoy.

En tu nombre Mariana, y por el amor que nos tuvimos: resucito
(aunque lo meramente importante que “revivo”  en tí se encuentra) 
en medio de tus piernas,  
               saturado de los lápices,
                                               las plumas,
y la tinta roja vulvaica no escrita.

Amada Josefina, te llamo para mamar y mamar la verga 
de madrugada, con frases sin sentido,
pues no puedo permitir bajo ninguna circunstancia derrumbarme con
los embistes divinos que han de llegar educadamente tocando la puerta para destrozarme el hocico                                   (por no decir mi reputisima madre)
                                                                                                           ¡Yo no sé! 


3

Te llamo nuevamente Hiriz,
para seguir tejiendo el sweater de letanías
que me cobijará del invierno impaciente por las anchas del otoño 
que desprendió toda probabilidad de éxito en nosotros ya hace más de 12 años.



4

Y ya cobijados ¡qué importa que las hojas se nos caigan!



5

No cuelgues Kiara, 
que mi tragedia griega a penas
se va poniendo a tono de albur
y el pulque que es mi musa va sacándome los pedos
que he de reclamarte:
   tu distancia,
            tu embarazo,
que ahora salgas con el papá de Krishna,
la hoja que dice que he de alejarme 50000 centímetros alrededor de donde te encuentras (¡qué difícil es besar en el cachete a quien antes le besabas la panocha!),
la vida que te cargas con la chingada que llevas a mamache (pues ella ya no pudo contigo),                                                               
                                                                                                   [tan jodida te encuentras]
y la restricción de llamarte intoxicado por teléfono a las profundísimas horas del diablo.



6

Sigo trompenzando Alicia,
en las esquinas de los mandalas 
que pronto tirarán al río los monjes tibetanos, voy
directo al caudal donde llegan los malos poetas
que continuamente deciden dejar, a cambio de nanais
                su estrella del norte,
                                              luz de bengala,
                                                                         faro linterna,
vías lácticas de semen capaces de modificar (y momificar) con su belleza la vida.

Prefiriendo la desventura que nada (de nada) en 
albercas amargas ofreciendo el placer y el engaño del licor.

Olvidan el oficio de escribir el poema interminable,
                el poema vida : la vida poética. 

Y se conforman con unos cuantos (re)versos, 
capaces de intoxicarlos, haciéndolos creer que viven un poquito más :
    intensos,
                                         rápidos,
                                                                          infinitos,
pues se vuelven adictos a sentirse niños.
Y hablan como niños, actúan como niños, viven como niños : 
                                                                                            [los pinches chabelotes. 




7

No cortes la línea Julia,
aún late en mi boca tu corazón 
que escurre sangre – vida – motor  
de los libros vox que llegan a tu auricular.

Verdades hechas poemas : sin soneto ni falsetto,
nomás pura falsedad de aquí tu perro fiel, 
faldero (certificado en yoga en espera de su hueso-coño-karmatico) que grita 
gua gua gua por las sobras de tu cariño.
                                                                                                                                                                                                                                                                         [Ahuuuuuuuuuuuu…]
Y de qué otra forma puedo hablar Karmina,
si el peso de las voces en mi cabeza ya sólo me
deja aliento para platicar contigo lo poco que te conozco : (nada);
y sostenerlas (ni que fuera el gigante de Rodas)… me pueden sacar una hernia.
   Me desquicia 
               la carga que 
                                 ejercen.

Pero las soporto : ¡SOY FUERTE!




8

Ya que la línea marca: “ocupada”, 
me resta decirte : que todo es posible Berta,
infinitamente inspirador y posible (pero no me hubieses cortado Ortensia),
y namás hace falta comprender que no podemos darnos por bien vencidos,
aún en jueves,
ni estando en París,
                                                  y mucho menos con chubasco.



*




EL ARMA

                           Oh, panic not to this docile juice
                           Finally, few of my jackets did distrust the goose
                           To those cell´s hot ashes, a raccoon may sting
                           Ah, to rectify was black; to refuse is nourishing

                           “Computer poetry”, Harper´s Magazine, XII 1963”
                                                                               (hecha en computadora 
                                                                                a partir de 3500 palabras 
                                                                                y 128 modelos sintácticos)


Palabras
           escritas,
                  virtuales, 
justificadas.

Correos en códigos
que dicen: te odio, estoy depurando, todo acabo.

Te cambio, 
te beso,
te borro,
te dejo,
te juego, 
te cuerpo.

Tecla delete, 
               bloqueo,
                         elimino.

BANDEJA - BASURA - SE PIERDE.

Palabra olvido, 
              charla over :

LOL, <3, WTF,

lloran cerebros positrónicos
después de un mail
tras el monitor.



*




ESPIROCICLETA

Estifudileale fuerte
       con los biseles a 
           toda potencia.

Aférrate al fenubrio,
no toques los detenedores.

Estifudileale más,
        y no permitas que la escalena
se zafe de
         la
             estolidalla. 

Mira al presente quedarse calmo,
   transformarse en puntos
        luego en líneas [de coca],
mírala, esa es la última
                                          en pasar.
¡ESQUIVALA!

Observa tu vida hecha un harapo,
   hilvanando la manta de experiencias que eres.

Saluda a tus hermanos, que se extinguen,
a tus padres,
que son novios,
                    amigos,
                         desconocidos,
y ahora nada.

Usa ambos detentores,
métele el pie a la collinta trasera,
derrapa su alma de caucho contra Cronos.

Recoge tu manta,
                  tu historia,
                        las delgadas fibras de ti.

Haz leña la espiroqueta, 
    préndele el fosforo que te resta,
                                           tu penúltima llama,
tu final de antes.

Zarapes añejos,
que pasan por tus 
ojales que arden fuego.

Cuando te consumes 
             entre los restos 
del animal nocturno
que asecha
el principio del claudicar de tus tiempos.  



*



12 MIL SOLES TE INCENDIAN POR DENTRO 

Fumar no sirve cuando el amor
anda buscando hambriento otro sustento
                                                fuera de sí.

El nutriente que consume siempre resulta
    ser edición limitada,                                   
sumida en las selvas lejanas,
donde parteras atienden a mujeres
que dan a luz seres ardientes color café,
                 tabaco fresco, 
                                hombres verdaderos.

Los fósforos no prenden las brasas 
              de los cigarrillos despechados, 
    y de hacerlo, el humo que desprenden 
resultan ser fantasmas que producen malestar
en el interior de quien se atreve a darles bocanadas.

                        La ansiedad se eleva siempre que el espectro
de la persona no amada toca inquieta las ventanas
abiertas en los rostros de los impacientes
que esperan una muestra de afecto,
un rose de miradas, 
una fulgurante argucia ,
unas palabras que digan: siempre contigo,
o un grillo que frotando las patas te traduce,
                                       que hagas lo que hagas, 
tu destino es la desesperación 
             si no decides amarte.

Entonces buscas otro cigarro,
sugiriéndole al delirio se espante pronto
                       y se marche,
pues algo sucederá,
-aunque todos sabemos que estás en un error-

Tu cara se ilumina
y resplandece la agonía,
la mirada apunta a la nada,
el vacío contenido dentro quiere salir,
los fantasmas rechinan las bisagras del encierro,
y fumar, resulta ser el supuesto placer,
                                el consuelo
de tiempos peores, sonrientes,
astutos que planean
tu desgracia,
humo amargo, espirales cataratas 
que se sumen en el fondo del cielo
haciendo tu mente una nave incendiada,
            bajo el control de un eclipse de tierra.



*



4:00 AM

La soledad se parece a las ballenas,
tiene ojos que no se ven (pero te miran) y
pequeños dientes que filtran los sollozos.

El temor es de color grisáceo
y su textura es pegajosa, 
se adhiere con facilidad a la desdicha.

La muerte se parece a un cetáceo que
me respira en la nuca,
tras la cabecera de la cama,
arrancándome cabellos
cada vez que exhala.

Las ganas de no salir de la casa
aumentan cuando veo el vaho en las ventanas.

El suicidio está cerca, 
pero nunca llega del todo.

Nadie entiende el peligro, 
nadie logra ver el mar de problemas
que hay dentro de mí y mi habitación,
nadie ve los monstruos marinos que nadan 
alrededor, sobre, debajo, entre, dentro y fuera de mí.

Amenazante, imponente, doliente
penumbra acuática
en forma de monstruo marino
que respira y respira y respira.

Que no descansará hasta volverme
loco y me obligue a ahogarme 
en este océano de lágrimas.


*




COMO CUMPLIR UN DESEO

                                             Los deseos por si solos son infértiles.
                                                                     - Liborio Tinajeros

Tomate toda la 
vida.

No lo cuentes, guarda el grito 
mudo en la garganta,
o mejor en el corazón.

Achica el alma, embrutece al
espíritu, reza, ora y medita.

Parece que viene,
pero no.

¡No es real!

Sigue lejos, se va,
se disuelve, es efervescente, es humo 
y regresa.

SUPLICALE

Quédate inmóvil, invítale una taza de té
en la madrugada. 

No duermas.

Insiste, sopla las velas,
arroja una fuente a tu moneda,
no sueltes al duende,
frota una lámpara
y pide el deseo.

Es ella, siempre es ella.

Y no viene, se va,
se consume entre la lumbre.

Ahora llora, sufre, bebe.

No escribas poemas, 
eso te aleja de los deseos,
ten cuidado de lo que pides,
se va a hacer realidad.

Y mientras piensas en la muerte
por tu anhelo, sueño, esperanza,
amor imposible.

Dale tiempo a la
 estrella que te
contempla fugaz, deseosa,
de que le cumplas 
uno de sus caprichos.


Poemas para Poetas Siglo XXI, enviados por el autor:
 © EDGARDO C. K.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada