jueves, 26 de enero de 2017

KINGSLEY AMIS [19.901]


Kingsley Amis

Kingsley William Amis, CBE (16 de abril de 1922 – 22 de octubre de 1995) fue un novelista inglés, poeta, crítico literario y profesor. Escribió más de veinte novelas, tres recopilaciones de poesía, historias cortas, guiones para radio y televisión y libros de crítica social y literarias. Fue padre del novelista británico Martin Amis.

Kingsley Amis nació en Londres, y fue educado en la Escuela de la Ciudad de Londres (City of London School) y en la Universidad St. John's College, en Oxford, donde conoció a Philip Larkin, con quien Amis cultivó la amistad más importante de su vida. Luego de servir en el Cuerpo Real de Señales en la Segunda Guerra Mundial, Amis completó sus estudios universitarios en 1947 y fue catedrático de inglés en la Universidad de Swansea en Gales (1948–61), y en la Universidad de Cambridge (1961–63).

Amis alcanzó la popularidad con su primera novela La suerte de Jim (Lucky Jim), que fue considerada por muchos como una novela ejemplar de la Inglaterra de los cincuenta. La novela ganó el Premio Somerset Maugham y Amis fue catalogado como uno de los escritores llamados Angry Young Men. La suerte de Jim es una obra fundamental, la primera novela que presentaba a un hombre común como un anti-héroe. Como poeta, Amis fue asociado con el grupo literario conocido como The Movement.

En sus años jóvenes Kingsley Amis fue estalinista de palabra y miembro del Partido Comunista. Se desilusionó del Comunismo, finalmente rompió su relación con él cuando la Unión Soviética invadió Hungría en 1956. De allí en adelante, Amis fue un estridente anti-comunista, incluso reaccionario. Expone su cambio de pensamiento político en el ensayo Por qué Lucky Jim Se Convirtió a la Derecha (Why Lucky Jim Turned Right (1967)) y deja entrever sus efectos en obras posteriores como la novela Russian Hide and Seek (1980).

La novela de Amis acerca de un grupo de amigos retirados, The Old Devils ganó el galardón Booker Prize en 1986. Y recibió la condición de caballero en 1990.

Amis se casó dos veces, la primera en 1948 con Hilary Bardwell y luego con la novelista Elizabeth Jane Howard, en 1965; se divorciaron en 1983. Tuvo tres hijos, incluyendo al novelista Martin Amis, quién escribió en forma sobrecogedora acerca de la vida de su padre y de su decadencia debida al alcohol, en su libro Experience. Como su hijo, el viejo Amis fue ateo. Murió en un accidente doméstico ocasionado por una hemorragia cerebral.

Ciencia ficción

El crítico interés de Amis en la ciencia ficción lo llevó a escribir Nuevos Mapas del Infierno (New Maps of Hell en 1960), su interpretación de las características y cualidades del género literario. Fue particularmente entusiasta acerca de las obras distópicas de Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth, y en New Maps of Hell acuñó el término «infierno cómico» («comic inferno»), describiendo un tipo de distopía humorística particularmente ejemplificada en las obras de Robert Sheckley. Con la obra Sovietologist Robert Conquest, Amis produjo la serie antológica de ciencia ficción llamada Spectrum I–IV, la cual dirigió fuertemente influenciado por la revista de los 1950s llamada Astounding Science Fiction. Escribió dos novelas de ciencia ficción, La Alteración (The Alteration), una historia alternativa ubicada en la Inglaterra del Siglo XX, donde la Reforma nunca ocurrió y la novela de horror sobrenatural, El Hombre Verde (The Green Man), la cual fue adaptada para la televisión por la BBC.

En diciembre de 1962, tuvo lugar una conversación grabada en cinta sobre ciencia ficción entre Amis, C. S. Lewis y Brian Aldiss en las habitaciones de Lewis en Cambridge. Una transcripción apareció bajo el título de los Estados Irreales ('Unreal Estates') en la colección Sobre Historias (On Stories) de C. S. Lewis.

James Bond

Kingsley Amis se vio involucrado en los años 60 con la creación de Ian Fleming, James Bond, escribiendo obras críticas relativas al espía de ficción, bajo un pseudónimo o en forma anónima. Escribió el popular Dossier de James Bond bajo su propio nombre. Más tarde, escribió El Libro de Bond o Cada Hombre es su Propio 007, un manual acerca de cómo ser un sofisticado espía, bajo el pseudónimo de Lt Col. William «Bill» Tanner, siendo Tanner el Jefe de Personal en muchas de las novelas Bond de Fleming.

Es ampliamente sabido que, luego del deceso de Fleming en 1964, a fin de completar un borrador de El Hombre con la Pistola de Oro (The Man with the Golden Gun), el editor contrató a Amis y posiblemente a otros escritores para la finalización del manuscrito. Los historiadores de Bond y los biógrafos de Fleming han desacreditado dicha teoría en años recientes, indicando que nunca se empleó a un escritor secundario, aunque Amis es conocido por haber dado sugerencias para mejorar el manuscrito cuando fue rechazado. (Vea más detalles en controversia y especulación).

En 1968 los dueños de la propiedad intelectual de James Bond, Glidrose Publications, intentaron continuar la serie mediante la contratación de diversos novelistas, todos escribiendo bajo el pseudónimo de Robert Markham. Kingsley Amis fue el primero en escribir una novela de Robert Markham, Colonel Sun, pero no se publicaron más libros bajo ese nombre. Se cree que Amis había planeado escribir una segunda novela Bond, pero se le dijo que no lo hiciera. Colonel Sun fue adaptada al formato de tira cómica en el Daily Express el año 1969. En una reedición de Titan Books de la tira cómica publicada en el año 2005, un capítulo introductorio señalaba que Amis planeaba escribir una historia corta, caracterizando a un Bond más viejo, acogiéndose a retiro y llevando a cabo una última misión, pero en Glidrose le negaron el permiso para hacerlo.

Bibliografía

1947 Bright November, primer colección de poemas.
1953 A Frame of Mind
1954 Poems: Fantasy Portraits.
1954 Lucky Jim ("La suerte de Jim", su primera novela)
1955 That Uncertain Feeling
1956 A Case of Samples: Poems 1946-1956.
1958 I Like it Here
1960 Take a Girl Like You
1960 New Maps of Hell
1960 Hemingway in Space (short story), Punch Dec 1960
1962 My Enemy's Enemy
1962 The Evans County
1963 One Fat Englishman
1965 The Egyptologists (con Robert Conquest).
1965 The James Bond Dossier
1965 The Book of Bond, or Every Man His Own 007, bajo el seudónimo de Lt.-Col William «Bill» Tanner
1966 The Anti-Death League
1968 Colonel Sun, una novela de James Bond, bajo el seudónimo de Robert Markham
1968 I Want It Now
1969 The Green Man
1970 What Became of Jane Austen and Other Questions
1971 Girl, 20
1972 On Drink
1973 The Riverside Villas Murders
1974 Ending Up
1974 Rudyard Kipling and his World
1976 The Alteration
1978 Jake's Thing
1979 Collected Poems 1944-78
1980 Russian Hide-and-Seek
1980 Collected Short Stories
1983 Every Day Drinking
1984 How's Your Glass?
1984 Stanley and the Women
1986 The Old Devils
1988 Difficulties With Girls
1990 The Folks That Live on the Hill
1990 The Amis Collection
1991 Memoirs
1991 Mr Barrett's Secret and Other Stories
1992 The Russian Girl
1994 The semi-autobiographical You Can't Do Both
1995 The Biographer's Moustache
1998 The King's English: A Guide to Modern Usage

Poetas en La Antología de Amis: Una Selección Personal De Versos Ingleses (1988) Richard Aldington - Kenneth Allott - Matthew Arnold - Kenneth Ashley - W. H. Auden - William Barnes - Oliver Bayley - Hilaire Belloc - John Betjeman - Laurence Binyon - William Blake - Edmund Blunden - Rupert Brooke - Robert Browning - Robert Burns - Thomas Campbell - Thomas Campion - G. K. Chesterton - Hartley Coleridge - Robert Conquest - W. J. Cory - John Davidson - Donald Davie - Cecil Day-Lewis - Walter De la Mare - Ernest Dowson - Michael Drayton - Lawrence Durrell - Jean Elliot - George Farewell - James Elroy Flecker - Thomas Ford - Roy Fuller - Robert Graves - Thomas Gray - Fulke Greville - Heath - Reginald Heber - Felicia Dorothea Hemans - W. E. Henley - George Herbert - Ralph Hodgson - Thomas Hood - Teresa Hooley - Gerard Manley Hopkins - A. E. Housman - Henry Howard - T. E. Hulme - Leigh Hunt - Elizabeth Jennings - Samuel Johnson - John Keats - Henry King - Charles Kingsley - Rudyard Kipling - Philip Larkin - Henry Wadsworth Longfellow - John Lydgate - H. F. Lyte - Louis MacNeice - Andrew Marvell - John Masefield - Alice Meynell - Harold Monro - William Morris - Edwin Muir - Henry Newbolt - Alfred Noyes - Wilfred Owen - Thomas Love Peacock - George Peele - Alexander Pope - Frederic Prokosch - Walter Ralegh - John Crowe Ransom - Christina Rossetti - Siegfried Sassoon - John Skelton - Robert Southey - Edmund Spenser - John Squire - Robert Louis Stevenson - John Suckling - Algernon Charles Swinburne - George Szirtes - Alfred, Lord Tennyson - Dylan Thomas - Edward Thomas - R. S. Thomas - Francis Thompson - Anthony Thwaite - Chidiock Tichborne - Aurelian Townsend - W. J. Turner - Oscar Wilde - John Wilmot, Lord Rochester - Roger Woddis - Charles Wolfe - William Wordsworth - W. B. Yeats - Andrew Young

Traducciones al español

Amis, Kingsley (1962). Una extraña sensación. Emecé.
Amis, Kingsley (1966). El universo de la ciencia ficción. Editorial Lumen.
Amis, Kingsley (1966). Una chica como tú. Editorial Lumen.
Amis, Kingsley (1967). La liga anti-muerte. Editorial Lumen. ISBN 978-84-264-1022-1.
Amis, Kingsley (1970). Me gustaría estar aquí. Editorial Lumen. ISBN 978-84-264-4037-2.
Amis, Kingsley (1971). El hombre verde. Aymá. ISBN 978-84-209-2314-7.
Amis, Kingsley (1973). Todos queremos ser jóvenes. Grijalbo. ISBN 978-84-253-0282-4.
Amis, Kingsley (1983). Un inglés gordo. Editorial Argos Vergara. ISBN 978-84-7178-520-6.
Amis, Kingsley (1990). Dificultades con las chicas. Editorial Debate. ISBN 978-84-7444-429-2.
Amis, Kingsley (1990). Los viejos demonios. Círculo de Lectores. ISBN 978-84-226-3185-9.
Amis, Kingsley (1991). La gente del barrio. Editorial Debate. ISBN 978-84-7444-491-9.
Amis, Kingsley (1997). El bigote del biógrafo. Editorial Thassàlia. ISBN 978-84-8237-060-6.
Amis, Kingsley (2007). La suerte de Jim. Ediciones Destino. ISBN 978-84-233-3947-1.
Amis, Kingsley (2014). Sobrebeber. Malpaso Ediciones. ISBN 978-84-15996-07-1.
Amis, Kingsley (2015). Cuentos completos. Impedimenta. ISBN 978-84-15979-58-6.





RENOMBRADO AMANTE DE LA BEBIDA, EN LAS MEMORIAS DE SU HIJO MARTIN AMIS (EXPERIENCIA) SE RELATA LA DECADENCIA DE SU PADRE, MISMO QUE TERMINÓ SUS DÍAS TRANSFORMÁNDOSE EN UN  BEBEDOR SOLITARIO. EN EL POEMA AQUÍ PRESENTADO, INCLUIDO EN COLLECTED POEMS 1944-79 (HUTCHINSON & CO. PUBLISHERS, LONDON, 1979), AMIS REMEMORA SU AFICIÓN POR EL ALCOHOL Y LAS EFÍMERAS HISTORIAS Y CONVERSACIONES EN LOS BARES: “DRINKING SONG”.



DRINKING SONG

¡Mira al viejo Morrison!
¿No es maravilloso?
En buena forma
….y lleno como una garrapata;
setenta y siete
y escupiendo sus historias—
tan sólo escúchalo un minuto
….y morirás de risa.

Lo mismo ocurre con los otros muchachos;
sangrienta buena compañía,
nunca dejes que nadie
….beba por su propia cuenta;
o fuera de su condado
o viudo o abandonado—
Una vez que estés aquí
….nunca más estarás solo.

Distinto es para Weatherby,
golpeado de incontinencia,
mudo en su silla de ruedas
….y listo para partir;
distinto es para Hooper,
puesto de nuevo en oxígeno,
respirando, pero respirando
….lentamente.

Hicimos lo que pudimos, por supuesto,
mientras allí no quedaba nada;
mejor recordarlos
….no por lo que son,
sino por lo que solían ser,
charlando, bromeando y . . .
Tú vete a comer
….y yo me quedo en el bar.



DRINKING SONG

Look at the old Morrison!
Isn´t he wonderful?
Fit as a fiddle
….And tight as a tick;
Seventy-seven
And spouting his stories—
Just listen a minute
….And laugh yourself sick.

Same with the other chaps;
Bloody good company,
Never let anyone
….Drink on his own;
Out of your parish
Or widowed or derelict—
Once you´re in here
….You´are no longer alone.

Different for Weatherby,
Struck with incontinence,
Mute in his wheelchair
….And ready to go;
Different for Hooper,
Put back on the oxygen,
Breathing, but breating
….Uncommonly slow.

Did what we could, of course,
While there was anything;
Best to remember ´em
….Not as they are,
But as the used to be,
Chattering, chaffing and . . .
You go and eat
….And I´ll stay in the bar.

EXTRAÍDO DE KINGSLEY AMIS – COLLECTED POEMS 1944-79 (HUTCHINSON & CO. PUBLISHERS, LONDON, 1979) – TRADUCCIÓN DE © JUAN ARABIA PARA BUENOS AIRES POETRY, 2017.



Un idilio de librería

Como a todos los extraños, les divide el sexo:

Paisaje cercano a Parma
interesa al varón, lo mismo que El doble vórtice,
lo mismo que Rilke y Buda.

"Yo viajo, ¿sabes?", "yo pienso" y "yo sé leer"
parecen decir estos títulos;
pero Te recuerdo, El amor es mi credo,
Poema para J.
es la elección de las damas, y descalifica mi palabrería...
¿Deben los poetas "inflar" -como una bomba de bicicleta-
el corazón humano,o aplastarlo?
El amor del hombre es una cosa aparte en la vida de éste;
las chicas no son así.

Nosotros los varones tenemos el amor bien sopesado;
la pasta de que estamos hechos puede arreglárselas sin él.
Las mujeres no parecen pensar que esto baste;
y escriben sobre ello,

y el terrible modo en que se exponen en los poemas
no le resulta chocante.
Las mujeres son mucho mejores que los hombres.
No es extraño que nos gusten.

Una vez aceptado esto, podemos olvidar aquellos días
en que nos pasábamos la mitad de la noche en vela
henchidos de amor, repletos de brillantes pensamientos,
de nombres, de rimas,
y no podíamos escribir.

(Bookshop Idyll es un poema de Kingsley Amis que su hijo cita en Experiencia, un libro que desde el sábado me hace tener ganas de terminar de trabajar para leer, de terminar de comer para leer, de terminar de escribir para leer. Lo que, en ocasiones, me hace no trabajar, ni comer, ni escribir. Esto, que me ocurre a menudo, ¿es masculino o femenino? ¿o simplemente contrario a la sensatez?)
http://aitormena.blogspot.com.es/2005/08/un-idilio-de-librera.html





Lecturas para la resaca

Kingsley Amis

Presentamos un fragmento de Sobrebeber de Kingsley Amis —libro publicado por Malpaso Ediciones—, “una cima del pensamiento etílico”. En el libro “se cruzan la guasa del filósofo y la sapiencia del crápula para impartir doctrina sobre materias de tanta envergadura como la naturaleza ontológica de la resaca, la dieta del beodo, los ardides del tacaño o las fórmulas (seguramente conjeturas) para eludir una borrachera. Aquí se sirve un delicioso coctel de sosa cáustica y experiencia destilada. Pasen y beban”.

Empieza por la poesía, si es que te interesa en lo más mínimo. Te bastara con cualquier material genuinamente deprimente por el que sientas admiración. Yo me decantaría por la escena final del Paraíso perdido, libro XII, desde el verso 606 en adelante, con el momento más conmovedor de la literatura universal en 624-626. Hay un pequeño problema, eso sí, y es que precisamente en un día como hoy no tienes ganas de que te recuerden cuán inferior eres al vecino de al lado, por no hablar de un menda como Milton. Sale más a cuenta elegir a alguien menos grandioso. Yo optaría por los poemas de A. E. Housman y/o R. S. Thomas, aunque no sean en absoluto intercambiables. Sohrab and Rustum, de Matthew Arnold, tampoco está nada mal, aunque resulta un poco largo para lo que se pretende.

Pásate a la prosa con el mismo criterio de selección. Te sugiero el libro de Alexander Solzhenitsyn Un día en la vida de Iván Denísovich. No es demasiado deprimente, pero la visión que aporta de la vida en un campo de concentración soviético te hará el inmenso favor de sugerirte que hay mucha gente que debe aguantar bastante más de lo que tú (o yo) hayas soportado o debas soportar jamás, por lo que no mereces la mas mínima compasión, propia o ajena.

Pásate ahora a un material que te sugiera que la vida, a fin de cuentas, vale la pena vivirse. Los poemas bélicos resultan muy adecuados: Horatius, de Macaulay, sin ir más lejos. Pero si te parece que esta selección resulta excesivamente británica (dado que las virtudes romanas que ensalza Macaulay apuntan en esa dirección), prueba con Lepanto, de Chesterton. La victoria naval de 1571 de las fuerzas de la Liga Papal sobre los turcos y sus aliados tuvo lugar sin la ayuda de un solo anglosajón (o protestante). Intenta ignorar la manera en que Chesterton trata de insinuar que se trató de una victoria de los cristianos sobre los musulmanes.

A estas alturas, ya podrías empezar a concebir la posibilidad de que vuelva la sonrisa a tu rostro algún día. De todos modos, demora la lectura de algo realmente divertido. Ponte con una buena novela policiaca, o de acción, que te ayudará a desviarte de la autoobservación y los pensamientos negros: Ian Fleming, Eric Ambler, Gavin Lyall, Dick Francis, Geoffrey Household o C. S. Forester (puede que el más útil de todos). Después de eso, ya puedes pasarte a la comedia, pero que sea de humor blanco: P. G. Wodehouse, Stephen Leacock, el capitán Marryat, Anthony Powell (nada de Evelyn Waugh) o Peter De Vries (aunque ni hablar de La sangre del cordero, que aunque resulta una novela muy divertida, pertenece en realidad a la literatura lacrimógena, donde ocupa un lugar destacado). No pretendo insinuar que estos escritores resulten comparables entre ellos; lo único que digo es que todos convierten la renuncia a la risa en algo más bien pomposo y absurdo.

Traducción de Ramón de España y Miquel Izquierdo.







-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada