lunes, 11 de abril de 2016

YOLANDA GARCÍA ARES [18.408]


YOLANDA GARCÍA ARES   

M Yolanda García Ares. Cádiz. Escritora y poeta.
Grado Superior de Decoración y Obras de Interior en la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad de Cádiz. Grado Superior de Arquitectura Efímera en la Escuela de Artes y oficios de Jerez de la Frontera (Cádiz)
Estudio en la Facultad de filosofía y Letras de Cádiz el Grado de Lingüística y LLAA

Participaciones literarias:

I y II Encuentro de Poetas Internacionales en Úbeda.
VIII Festival Internacional de Poesía Palabras en el Mundo
VI Encuentro Poesía Internacional letras de la Posada- Excelentísimo Ayuntamiento de Montellano.
II Encuentro Poetas de Ahora- Algeciras
III Encuentro de Poetas Andaluces de Ahora- Granada
Primer Festival Multicultural por la Integración en Córdoba- Diputación Provincial de Córdoba.
II y IV Recital Luna Poética de Conil
XXIX Feria del Libro de Algeciras
Participación como poeta en el Festival Internacional “Grito de Mujer” 2014, 2015 y 2016 Organizado por Poetas Mujeres Internacional.

Pertenezco como escritora a:

Colectivo Letras Libres de Chiclana – Cádiz
Tertulia Puertas Abiertas a la Imaginación.
Club de Letras de la Universidad de Cádiz- Participación revista Speculum revista del Club de Letras que se publica de forma trimestral en el Instituto Cervantes.
Cofundadora red literaria cultura de Cádiz PLEAMAR-UCA vinculada a la Universidad de Cádiz.

Organización y Gestión de:

I Recital –Concurso para empoderamiento de la Literatura Infantil “La Mecedora de Oro”- Festival Solidario Niños refugiados ACNUR que este año tendrá su segunda edición con el apoyo de la Universidad de Cádiz ( PLEAMAR-UCA) al igual que el año pasado, además del padrinazgo de la Asociación Literaria y Cultural Amigos de Fernando Quiñones
Recital-Musical “Un suelo firme para Nepal” con la participación de numerosos artistas, escritores y poetas de la Bahía de Cádiz- Festival solidario para la recaudación de dinero para los damnificados del terremoto de Nepal 2015.- en estos momentos fraguándose con el mismo formato un recital- musical solidario llamado “Puertas Abiertas para Siria” para ayudar a los niños huérfanos en situación de refugiados en Europa cuya ayuda una vez más será derivada a ACNUR- España.
Creación del espacio poético- literario “La mirada del lector” – Co-presentado con Manoli Lemos en Onda Cádiz para el programa Gente de Cádiz para el empoderamiento de la poesía en la bahía. A día de hoy sin emisión.

Publicaciones:

Relato “El bolígrafo de plata” en la antología Vampiralía- de bajada gratuita en la plataforma Lektu.- Tema: Vampiro emocional.
Antologías varias poéticas. Colaboraciones en revista Hysteria de crítica, cultura y diversidad sexual y de género.
Revista poética Azahar.
Revista Speculum- Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios- Universidad de Cádiz ( UCA)
Blog Colectivo Letras Libres
Blog Club de Letras- UCA
Distintas colaboraciones en antologías poéticas.

Actividad en RED

Ciberactivista en Red para empoderamiento de la mujer.
Blogger crítica literaria http://cuandoescriboescribo.blogspot.com.es/
Reseñas habladas http://mislibrosonamigos.blogspot.com.es/

De los cuales algunos trabajos figuran en mi blog en formación:
http://mundozenyoly.blogspot.com.es/




Hoy ya no estás aquí

Hoy no pía el gorrión conciencia
suena la noche a lento tic-tac y a silencio empecinado
Pienso en las cosas que se arremolinan en el pasado,
se atan a la pata de la mesa. de la cama, 
me deshago de un plumazo y saboreo el día por venir.
Hoy no pía el gorrión conciencia,
no dará las buenas noches la música de la Bahía,
no oiré crecer los nísperos tras la ventana,
toca sólo el son a despedida, a distancia.
Ha conseguido salir volando el pisapapeles, 
se ha liberado la agenda del día, de la semana.
Sólo suena la noche a despedida y a distancia,
sólo suena a silencio, a bruma, a gris.
Hoy no pía el gorrión conciencia,
no suena la música de la Bahía
porque ya no estás aquí para mover las estrellas



Cuando nos miramos solo diez minutos

Ya no recuerdo tus ojos,
 aquel fugaz destello de diez minutos
Ya no recuerdo tu boca sonriendo
No recuerdo tu rubor ante nuestras risas
Ya no recuerdo tu mano diciendo adiós 
No recuerdo tu olor
No recuerdo el color de tu camisa
No recuerdo tu ímpetu
No recuerdo tus ganas
Pero hay algo que si recuerdo
que buscas como yo en el negro del universo
la forma de recrear una cara,
la de alguien desconocido.



Caminar descalza

Quiero caminar sin horas, ni zapatos que me amarren los pies
caminar despacio hasta la orilla del mar
caminar tranquila sin mirar atrás
Quiero caminar sin prisas, sin obligaciones
caminar avanzando un poco más
caminar sin saber a dónde llegar
Quiero caminar, caminar descalza,
descalza por el parque.




La Nada

¿Cúanto tiempo permanecí en silencio, perdida, sin rumbo?
A mi pié sólo la nada, y la nada como compañía,
una niebla gris y vacía, dónde todo era nada más que nada.
¿ Cuánto tiempo jugué a ser capitana de un barco invisible?
¿Cuánto tiempo permanecí encerrada en una jaula sin paredes?
En mi vuelo fugaz sólo la nada, y más allá de la nada el vacío.
¿Cuánto tiempo nadé en un mar sin fondo?
¿Cuánto tiempo miré a un horizonte invisible?
Y allí en la lejanía sólo la nada y la nada era todo,
todo era nada y cada algo era una nada invisible, triste.
¿Cuánto tiempo permanecí en la nada?
Cuando la nada era la opción, la respuesta, el eco,
cuando la nada era el dolor que ya no duele, la calma del desesperado.
A su vez la nada era la espera , la esperanza .
Nada había y a nada me abrazaba.
¿Cuánto tiempo me perdí en la nada?
Cuando la nada fue el descanso, el desahogo.
Cuando la nada fue la opción, la única salida.
¿Cuánto tiempo permanecí en la niebla?
Cuando la niebla era la nada, y la nada era todo.




Ojalá os deje aunque sea mariposas amarillas

 (Poema de admiración hacía Gabriel García Márquez)

¿Qué quedará en el tiempo cuando yo me vaya?
¿Quedarán mis letras almacenadas en un millón de papeles ajados?
¿Quedarán acaso un par de lapiceros, bolígrafos y unas agendas gastadas?
¿Quedará el níspero solitario, el naranjo sin flor?
¿Dejará de cantar el gorrión conciencia?
¿Las teclas sin grafía seguirán haciendo música en la madrugada?
¿Paseará la mecedora los pensamientos inquietos de una escritora en ciernes?
¿Qué quedará en los años cuando yo me vaya?
¿Qué dejaré como patrimonio a esta generación sin esperanza?
¿Dejaré acaso una queja perdida en mi blog?
¿Dejaré esparcidos sobre la mesa coja mis pesadumbres?
¿Dejaré una estela de versos perdidos en el horizonte?
¿Qué valor os dejaré cuando yo me vaya?
Ojalá pueda dejaros una rosa amarilla
y mi camino al universo lo marcarais con un sinfín de mariposas de papel




Tiremos de la cuerda

Juguemos a tirar de la cuerda
De un lado y del otro,
Tensemos esta línea infinita de puntos
Tiremos hasta que nos duela el alma
Mientras el borde del universo llega a su punto de inflexión
Es un gran vientre de alquiler
A punto de reventar
Es un no nacido a punto de despertar
Tensemos la cuerda
Yo de un lado, tú del otro
No te salgas de la línea de puntos
No rompas la norma, la ley
Aunque sea injusta, no la quiebres
No hay momento de predecir el momento
El pañuelo verde sigue en un centro imposible
Oscila a ambos lados, saca de una vez el pañuelo blanco
La línea está hundida en el fango
Los puntos se disuelven en el infinito
Tú y yo como puntos
Hundidos en el fango
Vamos a jugar a tirar de la soga
Tú de un lado, yo de otro
Mientras el universo estalla en un parto difícil
Contracciones dolorosas, rompe aguas
Aumenta el fango, estalla el volcán
Se desencadena un huracán, hay que respirar
Tiembla la tierra
Mientras tú y yo tiramos de la soga
¿Quién cuidará al nuevo amo del universo?
Mientras tú y yo tiramos de la soga
Con los pies hundidos en el barro



Qué difícil esto de hacer poesía

Hoy no escribo poesía.
No quiero versos en mi sopa,
no quiero letras perdidas en mi bolsa.
No quiero que una rima se me agarre a la desesperada
No quiero un soneto acosándome desde la esquina
Hoy no escribo poesía, ¡que no!
No dejo que entre en mi sueño una nube de alegorías
No consiento que me perfore una metáfora a mediodía
Hoy no quiero...
ni una elipsis en la siesta,
ni una reticencia en medio de una fiesta
No vestiré un asindetón, ni un sin, ni un detón, ni un polisindetón
para ello no me remitiré a una vulgar repetición
que no, que no
Y no usaré para beber tu anáfora
No escribiré más versos, ¿versos?¿ hoy?, ¡si que no!
No se me escapará una anadiplosis en la madrugada
Versos traviesos que me llaman a versos en una onomatopeya frustrada.
Me niego a explayarme con una rima sin sentido,
mi sentido no caerá preso de tu triste diáfora,
no verso porque no me versa el alma,
no me dejaré embaucar por una ironía disimulada
Una epífora zumba en mis oídos
y me niego a una comparación ni a un epíteto vacío, ¡que no! ¡que no!
Hoy no verso porque no me versa el alma
Esta paradoja me concome la lírica
Veo litotes hasta en las cuerdas invisibles que cruzan mi vista
Aunque soy poetisa hoy no escribo poesía,
verso versos, verso rimas, versos verso
Pero hoy no te verso, poesía.




Spira Miriabilis

Me descubro espirilada, huyendo del círculo infinito
Siembro geranios en mi opérculo hambriento de vida
Me someto al levógiro, huyendo de un dextrógiro impuesto
Muestro mi progresión geométrica 
en usos dinámicos de un instrumento musical
Úsame como el depósito de Veda,
pon atención a mi inherente simbología
Repárteme en un orden mutante, 
permanente.
Galaxia espiral.
Ciclón tropical.
Girasol
Nautilus cavernoso
Democracia intrínseca.
Protección elíptica



No regresaré

No regresaré a la casa de mi madre
Allí donde danzaba la bruja buena de sol en la mañana
No regresaré al hogar perdido, sentada en la mecedora
respirando el aire de la noche, aspirando estrellas
No regresaré al cuadro móvil del mar,
a los días de levante en calma
No regresaré a la música metálica de la bahía
No regresaré al canto dialogado de risas y amores,
del gorrión encerrado en la mañana.
No regresaré al martirio del ruido eterno, 
al rumor insistente de la colmena familiar
No regresaré al cuaderno mendigado,
 al bolígrafo escondido en el cajón.
No regresaré al grito ni al espasmo,
ni a la desesperación de las manos que se torturaban en un silencio absurdo
No regresaré a la casa de mi madre.
Regresaré a otra alcoba, a otro techo,
a otra cama...
que no serán las mismas de antes.
No regresaré a la casa de mi madre.



La colmena

Enredaderas trepadoras se abalanzan sobre las mieles oscuras de abejas dóciles
Hay poco aire respirable, el ciego no quiere ver más allá de su nariz
Una suerte de amigas oportunas
Un ramillete de familiares no existentes
Una patulea de niños comilones
Un mundo acomodado a su innecesaria necesidad
Surgen como hongos venenosos la mentira y el engaño
No los toques, no los respires
No mueras solo por ser persona
No desaparezcas
No huyas
No, no
No temas
No desesperes
No mueras solo por ser humano
No escondas tus manos, respira
Surgen en todos lados, es la necesidad de ser bizarros
Un mundo perdido en su inmensidad inhumana
Una patulea de niños manazas
Un ramillete de familiares lejanos, alejados
Una suerte de amigas desaparecidas
Hay poco aire para todos, el sordo no quiere oír más allá de sus oídos
Habitación cerrada y oscura que me encierra en una colmena de abejas no siempre dóciles



No me han dejado

Estiré los brazos, cogí las letras que caían del cielo
se desparramaban llenando el suelo de textos arremolinados
Algunas sólo se quedaron entre mis dedos
las guardé en un bolsillo y me las llevé
al rincón seguro,
 allí donde no les dará ni el aire ni el viento
Levanté las manos y llovían palabras
Sembraban el suelo de charcos
Algunas se quedaron enredadas en mi pelo
Levanté los ojos y caían textos
Algunos se perdieron calle abajo
otros se quedaron en mi pecho
Ahora la que estoy en el cielo soy yo
Me acompañan un montón de palabras
Mis fieles compañeros, el papel, las teclas y la pluma
No me han dejado



Sentires y padeceres

Como la mirada perdida en el horizonte
como la mirada escondida tras los cristales oscuros
Así se desliza mi mente por mi pasado,
por lo que fui,
de donde vengo
Por lo que pasé,
por lo que sufrí
Como la mano se desliza por la estela del agua
Como la mano se asoma a tomar aire a través de la ventanilla del coche
Así se desliza mi mente por mi pasado
Por lo que nunca fui,
por donde nunca pasé,
por lo que no viví,
por lo que disfruté
Como las manos ceñidas a mis mejillas
Como las brazos extendidos hacía el horizonte
Así se desliza mi mente hacía mi futuro
Por lo que seré
Por dónde caminaré
Por lo que saborearé
Por lo que viviré
Por lo que amaré



Los besos saben a verso

Se depositan en mi nuca como lágrimas templadas
erizan la piel de mi médula espinal
De arriba a abajo
de abajo a arriba
Se depositan en mi espalda como palomitas de plata
erizan la piel de mi labios
De dentro a afuera
de afuera a dentro
Se depositan en las corvas de mis piernas
erizan la piel de las palmas de mis manos
De soltar y de coger
de coger y de soltar
Recorren mi cuerpo como versos entrelazados
provocan hormiguillas de luz blanca
cierran como persianas mis pestañas
y les hacen descansar del sol
Se depositan en mi vientre como arañas de seda
erizan la piel de mi senos
De rabo a punta
de punta a rabo
Recorren mi cuerpo como versos entrelazados
provocan relámpagos de luz blanca
Cierran las ventanas de la realidad
Y me hacen descansar del sol
Se depositan en mis labios como libélulas traviesas
erizan la piel de mi alma
De la cabeza a los pies
de los pies a la cabeza.



Ven mujer y ata tu corazón al mío

Ven mujer y dame la mano,
no veas en mi la cadera ancha estropeada por los partos
no mires las manos resecas y toscas
no mires mi pelo despeinado y sin brillo.
Ven mujer y dame la mano,
guarda la otra para tu hermana,
no contemples su vestido antiguo,
no contemples sus tobillos hinchados
no observes con desgana, su edad.
Ven hermana, átame a tu corazón que yo te daré el mío,
Pon tu mirada limpia sobre mis ojos,
deja sin palabras que yo entre en tu historia,
y mis ojeras cansadas te dejarán entrar en la mía.
Ven mujer, déjame contarte sin palabras,
que tu sufrimiento es el mío, el de todas.
Hermana pon tu pie en mi circulo,
hagamos un mándala de historias nuevas,
ramifiquemos nuestra existencia.
Cantemos todas juntas bajo el sol.
Ven hermana porque te espero en el paraíso de la unión.
Hagamos un nuevo universo,
como un bonito paño de crochet,
donde cada nudo es una mujer ,
donde tu historia se enlace con la mía,
creando un nuevo mundo donde crecer.
Ven hermana acerca tu corazón al mío,
pon tu pie en nuestro circulo,
siéntete orgullosa de ser .
Hermana ata tu corazón al mío.


M Yolanda García Ares- selección de poemas del blog  “Cuandoescriboescribo”


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada