sábado, 23 de abril de 2016

OFELIA HUAMAMCHUMO DE LA CUBA [18.501]


Ofelia Huamanchumo de la Cuba

Nació en 1971, en Lima, Perú. Estudió Lingüística y Literatura en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Continuó sus estudios de postgrado en la Universidad Ludwig- Maximilians- Universität München, en Alemania, donde obtuvo los títulos de 'Magíster Artium' (Romanística, Literatura Comparada y Literatura Alemana Contemporánea) y 'Doctor Philosophiae' en Filología Románica. Ha publicado poesía, cuentos, traducción literaria y crítica cultural, en diversas revistas del Perú y España, así como investigaciones y ensayos en publicaciones académicas. Actualmente vive en Alemania.

Bibliografía

Estudios: "Magia y fantasía en la obra de Manuel Scorza. Hacia una reflexión estructural de La guerra silenciosa", Lima: Editorial Pájaro de Fuego, 2008; "Encomiendas y cristianización. Estudio de documentos jurídicos y administrativos del Perú. Siglo XVI", Piura: Instituto de Estudios Humanísticos/Universidad de Piura, 2013. Novela: "Por el Arte de los Quipus" (Lima: Vagón Azul Editores, 2013). // 1ra. Edición digital: "Por el Arte de los Quipus" (Berlín Epubli, 2014); Relatos: "En un tiempo de mi ciudad" (Berlín: Epubli, 2015); "El Gallo Nono" (Berlín: Epubli, 2015); "Dias de un viaje - Relatos de una limeña" (Berlín: Epubli, 2015); Poesía: "Fabiola" (Lima: [Plaqueta] 1997); "Viejas palabras. Poesía rescatada (Lima, 1990-2000)" (Berlín: Epubli, 2015); "Del Alpe y del Ande - Reunión poética bilingüe de Alemania y Peru" [y André Otto] (Lima: Pájaro de Fuego, 2015).

Libros

Del Alpe y del Ande. Reunión poética bilingüe de Alemania y Perú
Encomiendas y cristianización
Magia y fantasía en la obra de Manuel Scorza
Por el Arte de los Quipus



Palabras desde Munich
Viejas palabras, Poesía rescatada (Lima, 1990 -2000) de Ofelia Huamanchumo de La Cuba.

Por Miguel Ildefonso

“Los poemas reunidos (…) son de los pocos que escribí, y apenas publiqué, en mi ciudad natal hacia la década de los noventa del siglo pasado”,  nos dice Ofelia Huamanchumo de La Cuba (Lima, 1971) que acaba de publicar Viejas palabras. Poesía rescatada (Lima, 1990-2000), edición de autor (Berlín, 2015).

Ofelia Huamanchumo lleva quince años radicando en Alemania y en estos últimos tiempos ha ido editando libros de diferentes géneros como los estudios Magia y fantasía en la obra de Manuel Scorza. Hacia una reflexión estructural de La guerra silenciosa, y Encomiendas y cristianización. Estudio de documentos jurídicos y administrativos del Perú. Siglo XVI; la novela Por el arte de los quipus; el libro de relatos En un tiempo de mi ciudad; y el breve cuento El gallo Nono (cuento infantil para adultos).

Viejas palabras es un ajuste de cuentas; pues, justamente la autora se fue del Perú, como muchos intelectuales, cuando la realidad aún era candente y no había oportunidades de desarrollar siquiera una aventura cultural. Esa intensidad, mezcla de inverecundia y desasosiego, de la generación del noventa se ve plasmada en el presente libro que está dividido por temas: Nonada familiar, Poemas sueltos de la calle, Mortecinas, Fabiola y Amorosas. "La familia, la ciudad, la muerte, el género femenino y el amor, son temas que están presentes en el libro. Destacamos el tema femenino; si bien ha sido trabajado con buenos resultados en la poesía Latinoamericana desde la década del setenta o quizás antes, en la voz desencantada de Ofelia Huamanchumo, muy acorde con la de todos los poetas del noventa, se resemantiza; nótese la vigencia de la voz crítica muy presente en su estética (en la ironía y en cierta mirada hacia lo marginal, por ejemplo). Y es que vivimos aún en una sociedad o un mundo que se va reconfigurando, entre la tradición del miedo y los nuevos valores libertarios. Hay una voz de ruptura muy fuerte en estas nada viejas palabras."

Leamos estos dos poemas.



I.

El día que mueras   madre
habrá que hablar con papá
recién.
Hemos vivido juntos siempre
abismado el   tú de puente
para bien
Pero 
cono cansan estos enlaces
cómo hastían estas mediciones.

El día que mueras  madre
habrá que hablar con papá
caducarás tu   conexión
y empezaremos los hijos
a nacer en papá
a vivir su seriedad
a aceptar su parquedad
a comprender su quietud
a pintarle una virtud
y papá nos descubrirá
y papá nos gozará
por fin.

Pero sólo
el día que mueras   madre
el día que tú ya no estés
él
nos clavará su mirada
entre tu recuerdo
y la nada.



Fabiola (I)

Fabiola podría ser poeta maldita en Lima
pero es mujer
podría gozar en la bohemia
copular con muchos hombres
amanecerse         beber
Fabiola podría ser
pariente de las noches
de las calles marginadas
oscuras       peligrosas
pero es mujer

Fabiola sólo puede
escribir versos
le queda sólo
loquearse en un papel
drogarse a punta de tinta
y embriagarse hasta vomitar
sólo en rimas
sus meras fantasías
Fabiola puede
            _ y sólo debe –
abrirse de piernas
sobre los renglones y gritar
con un único falo:
su lapicero

Fabiola es mujer en Lima
ignora y no sospecha y nunca
será poeta maldita
dicen ellos    ellos dicen
locumbeta  o   simple puta
eso es.



Literatura del exilio voluntario

En la actualidad alemana el tema de la llegada de inmigrantes de países en guerras religiosas o políticas, o de naciones en crisis económica, se ha convertido en el pan de cada día.

Entre las personas que arriban al territorio alemán no faltan los artistas de la palabra, para quienes escribir desde el exilio encierra varias caras. Cuando el abandono de la patria es resultado de violentas presiones, ello suele ser doloroso y podría ser a la larga improductivo; sin embargo, la historia de la literatura es testigo de que muchos escritores y poetas  —obligados a abandonar sus países por amenazas a su integridad en el afán de querer ejercer su derecho a la libertad de expresión bajo gobiernos represores y dictaduras—  lograron crear sus obras maestras desde la distancia del extranjero. De ahí que, abrigando esa esperanza, muchas instituciones culturales alemanas hoy en día apoyen con incentivos económicos a estas personas.

Lo cierto es que están también, entre los escritores inmigrantes, los que eligieron el exilio por opción personal, sin haber sido movidos por mayor aterradora amenaza que la de sus propias conciencias, sedientas de inspiración. Para ellos y ellas, los que un día salieron de su tierra en busca de otros aires para sus musas, van estas décimas, que escribí hace algún tiempo en Múnich, como expresión del sentir de muchas mujeres escritoras y poetas que conocí aquí y que continúan escribiendo, además y todavía, solo en sus idiomas maternos luego de tantos años de exilio voluntario en el país de la lengua de Goethe.


Decires de una escritora inmigrante




Libertad vine yo a buscar,
por escribir lo que fuera.
Lo mío es el buen hablar
y rimar como una fiera.



                
I

Dejé la ciudad de Lima
y así mi lengua natal,
terrible cosa fatal,
peor que cambiar de clima.
Porque lo que es la cocina
nunca tuve que abdicar
a lo mucho: achurrascar,
comer en nuevos horarios.
Mas no pa’ hacer recetarios
libertad vine yo a buscar.

                   


II

La música fue otro reto.
Yo seguí en mi tradición:
quijad’e burro y cajón
oigo a diario con respeto,
aunque mi baile es escueto.
Mi ritmo ya no es lo que era
tanto Bach en la bañera.
Pa’ no hundirme en sollozos
rimé ópera en esbozos,
por escribir lo que fuera.

              


III

Operetas, recetarios,
libros de viajes o cartas,
cuentos: diez; novelas: hartas;
en rima: cien poemarios,
textos universitarios,
canciones pa’ recitar. . .
Todo a costa de gritar
al que oyera expectante
la voz de una inmigrante:
lo mío es el buen hablar.

              


 IV

Tanto tiempo transcurrido
y así me quedaré eterna.
Solo en mi lengua materna
soltaré algún alarido.
Pero no está to’o perdido
con tanta escuela en Baviera
casi me entiende cualquiera:
podré siempre decir versos
en discursos no perversos
y rimar como una fiera.


...........................................................................
Décima escrita para el evento GRITO DE MUJER, marzo 2014.
Publicada en LA TORTUGA ECUESTRE, agosto 2014.


Ofelia Huamanchumo de la Cuba

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada