jueves, 28 de abril de 2016

TUKARAM [18.546]


TUKARAM

India. Fue un destacado poeta Varkari Sant espiritual en la tradición Bhakti. Su poesía era muy popular entre la gente común, que expresa la posibilidad de la comunión directa con Dios.

Las palabras son las únicas joyas que poseo 
Las palabras son la única ropa que llevo 
Las palabras son el único alimento que sustenta mi vida 
Las palabras son la única riqueza que distribuyo entre las personas 

Dice Tuka la Palabra es Dios 
Yo le adoro con mis palabras

Tukaram nació en 1608, en el pequeño pueblo de Dehu en el estado indio occidental de Maharashtra a Bolhoba y Kanakai, perteneciente a la clase Shudra inferior. 

TUKARAM

Nota y traducción: Elsa Cross

Tukaram representa la culminación de una tradición de poetas místicos, la de los varkaris o peregrinos, que floreció en el estado de Maharashtra, en la India occidental, entre los siglos XIII y XVIII.

Reunidos alrededor de la figura del Señor Vitthala o Panduranga, advocación del Dios Vishnu, los varkaris representan uno de los más poderosos movimientos espirituales en la historia de la India. Al igual que otros grupos de bhaktas o "devotos", los varkaris rompieron con el sánscrito como vehículo de su escritura, para utilizar su lengua regional, y no vetaron su culto a nadie por distinciones de casta, sexo o condición. Esto permitió que entre sus seguidores hubiera nobles y guerreros, lo mismo que artesanos y campesinos, como era el caso de Tukaram, y numerosas mujeres. Nacido en 1608, dentro de una familia de la casta más baja, la de los shudra, Tukaram se dedicaba a la agricultura y el comercio. No obstante, a consecuencia de una hambruna terrible, a los veintiún años vio perecer a su primera esposa y sus hijos. Sus padres habían muerto antes. Tal vez estas pérdidas lo inclinaron hacia una vida espiritual

Tukaram recibe en sueños la iniciación de su Guru, Bábaji, y a partir de ese momento comienza a llevar una disciplina interior y a escribir poesía. Esto irritó a los sacerdotes brahmines del pueblo, que se consideraban a sí mismos los únicos depositarios del saber divino, y obligaron a Tukaram a callar y arrojaron sus poemas al río. Después de unos días, según la hagiografía de Tukaram y lo que él mismo narra, los poemas reaparecieron intactos, lo cual forzó a los brahmines a aceptarlo y a tolerar que la gente lo siguiera.

Según algunas versiones, para esquivar a su segunda esposa, que solía acosarlo interminablemente, Tukaram pasaba largas temporadas retirado en lo alto de una montaña, de su aldea natal, Dehu. Alcanzó el estado de iluminación, y desapareció misteriosamente a los 41 años de edad. Las hagiografías cuentan que fue llevado en un carro al cielo.

Tukaram ha tenido una gran influencia espiritual, y sus poemas, llamados abhangas, al igual que los de los demás santos poetas de esta tradición, se cantan hasta la fecha. Tukaram escribió alrededor de cinco mil, en la lengua de Maharashtra, el marathi. Al final de cada poema, el diminutivo de su nombre, Tuka, aparece como un rúbrica. Cabe mencionar que se debe a los poetas de esta tradición, en especial al gran Jñanéshwar, que el marathi se convirtiera en una lengua literaria de gran riqueza.


En algunos de los poemas que se presentan aquí, Tukaram hace referencia al conflicto que le causa obedecer el mandato de escribir poesía, recibido también en un sueño, sin contar con los elementos técnicos necesarios para ello y estando ajeno por completo a cualquier vida literaria. Sus únicos antecedentes eran los poetas varkaris que lo precedieron, lo cual, a fin de cuentas, no era poca cosa.

Los movimientos devocionales populares como éste al que pertenció Tukaram representaron un impulso extraordinario no sólo para la mística sino también para la poesía hindú. Al escribir en las diversas lenguas regionales, estos poetas pudieron comunicar su visión libres de las ataduras de la poesía culta de la época, escrita en sánscrito y ya bastante agotada, en algunos casos, por siglos de un uso repetido de los mismos tópicos y procedimientos. La poesía de Tukaram, como la de otros poetas santos, es totalmente espontánea. Y aunque esto no sea necesariamente una virtud, en términos de ninguna poética, no hay que perder de vista que esta poesía, a su vez, no surge tampoco con un propósito literario, pues fundamentalmente aspira a dar expresión a una experiencia mística. Sin embargo, lo profundo de esta experiencia en ocasiones hace surgir una poesía extraordinaria. En Tukaram cobran especial intensidad la fase de su "noche oscura", desde la cual blasfema y se arrepiente, y la experiencia última, donde se anulan todas las dualidades y el poeta entra a un estado de percepción y experiencia unitarias de la realidad.

Los poemas que se presentan aquí, traducen la versión al inglés de Dilip Chitre, poeta y narrador en marathi, su lengua natal, y que es también autor de una antología de la poesía maratha contemporánea, traducida al inglés. Chitre es igualmente pintor y cineasta. Una de sus películas, Godam, obtuvo en Nantes, Francia, un premio especial del jurado en el Festival de los tres continentes.



TUKARAM

¿TANTO HE PERDIDO contacto con la realidad
que me imagino escribiendo poesía?
De seguro tus devotos ilustres
todos poetas famosos, se reirán de mí
Hoy enfrento la prueba más dura de mi vida:
no tengo ninguna experiencia
y me han pedido que cante.
Soy el inocente a quien piden pecar
sin haber probado lo que ha de cometer.
Soy sólo un principiante, inculto en el arte,
ni siquiera mi Maestro se me ha revelado.
Ilumíname e inspírame, oh Señor.
Dice Tuka: el tiempo se me acaba.




GARABATEO Y VUELVO a borrar,
oh crítico celestial, para pasar tu prueba.
Escojo una palabra sólo para cambiarla,
esperando hallar la que te gustaría más.
Te pido perdón de nuevo, y otra vez,
Señor, no dejes que se pierdan mis palabras.
Dice Tuka: por favor, por lo menos responde
para que este poema tenga algo que decir.




¿DONDE EMPIEZA UNO contigo?
oh Señor, no tienes frase inicial.
Es tan difícil hacerte empezar.
Nada resultó de lo que intenté.
Has agotado todas mis facultades.
Lo que apenas dije se esfumó en el cielo
y yo caí por tierra otra vez.
Dice Tuka: mi mente está pasmada:
no encuentro ni una palabra que decir.




MI CONOCIMIENTO DE TI
se reproduce de palabras aprendidas:
es como un tesoro
sacado de un espejo.
¿Cuándo te volverás real para mí,
oh Señor?
Ése es el aprieto.
Canto, danzo;
cómo, defeco, respiro.
Igual que una flor
contengo tu semilla.
Estoy perdiendo tiempo,
Dios.
No soporto la espera.
Estoy ansioso por recibir
tu mismo Ser,
dice Tuka.




EN ESTOS DÍAS, se encuentran poetas dondequiera.
Ninguno de ellos conoce la verdadera gracia.
Seduce al pelmazo un lenguaje de relumbrón;
no reflexiona en la dificultad que sigue.
¡Plagiarios! Roban el trabajo de los otros
y lo publican con su nombre.
Dice Tuka: si les digo que conozco la verdad,
cerrarán los ojos, pues no la van a ver.




DE NADA SIRVIÓ.
Esparcí la palabra de Dios
por el mundo.
Pero mi diálogo con Él
no demostró nada.
A mis ojos, Él esta vacío.
No le importa si uno ayuna
hasta morir.
Dispongo de un estilo literario.
Pero me deja frío.
Soy un exiliado en mis dos mundos.
No puedo lleva una vida normal
ni estar contigo.
Dice Tuka: me gustaría
haberlo sabido antes,
antes de que esta obsesión
me destruyera.




PARA MÍ, DIOS está muerto.
Que exista para aquellos que lo necesiten.
Ya no hablaré más de Él.
No volveré a nombrarlo.
Nos hemos matado el uno al otro.
En su alabanza, lo maldije.
Dios, ¡que asunto interminable!
Dice Tuka: he malgastado tras Él
toda mi vida.
Ahora quisiera sentarme en paz.




VOY A PELEAR contigo
y estoy seguro de darte
en el punto más débil.
Señor,
eres una lagartija,
un sapo,
y un tigre, además.
Y eres a veces
un cobarde
que se cubre frenético
su propio trasero.
Cuando enfrentas
un asalto vigoroso,
sólo vuelves la espalda.
Atacas nada más a los débiles
que tratan de huir.
Dice Tuka:
Fuera de mi camino.
No eres hombre ni mujer,
no eres siquiera una cosa.





TODA LA TRANSACCIÓN es un fraude.
No tendré más que ver contigo.
No operas sólo bajo un nombre.
Tienes miles de alias.
Cuando uno trata de buscar tu identidad,
juegas a las escondidas.
Dice Tuka:
estás lleno de malicia.




HABLO EL LENGUAJE del silencio.
Estoy ya muerto.
Estar para mí es no estar entre la gente.
Lo que consumo fue ya ofrecido.
Estoy solo en compañía de todos.
He cortado toda conexión
entre fines y medios.
Dice Tuka: no soy lo que parezco ser.
Si tienen dudas pregunten a Panduranga.




EL AGUA SE HA vuelto cielo.
El Uno se ha volcado en todo.
¿Cómo contenerlo ahora?
Ondula en sí mismo.
¿Qué puede derramarse de él?
Se ha cerrado en sí mismo.
Dice Tuka, este es el fin del mundo.
El alba es crepúsculo.





DEMASIADO PEQUEÑO PARA ocupar un átomo,
Tuka es tan vasto como el cielo.
Devoré mi muerte, tiré el cadáver,
tiré el mundo de fantasía.
He disuelto a Dios, al ser y al mundo
para volverme un solo ser luminoso.
Dice Tuka, me quedo aquí ahora
sólo por cumplir.




EL MENSAJE PRINCIPAL es absolutamente claro:
este mundo entero es Dios,
Primero, esparce tu ego a los vientos,.
Luego pasarás la prueba crucial.
Es la única cosa decisiva.
conocer el ser absoluto.
Dice Tuka: cuando la mente explota
no hay ni causa ni efecto.




EL MUNDO SE ha vuelto una forma de luz.
La oscuridad se fue.
No hay lugar donde ocultarse aquí,
todo está expuesto abiertamente.
El día de la verdad ha amanecido.
Todo es más grande que el lenguaje.
Dice Tuka, sólo por la vida misma,
se queda uno todavía en la línea divisoria.




FUI MAS ALLÁ de la modestia
para alcanzar mi meta.
Entré en el océano de la experiencia mundana
para salir danzando en la otra orilla.
Até mi propio nombre al nombre del Señor,
para volverlo un juego deleitoso.
Dice Tuka: lo que llega a la gente
son los residuos de mi habla.




HAY UN ÁRBOL entero dentro de una semilla,
y una semilla al extremo en cada árbol.
Así es también entre tú y yo.
Uno contiene al otro.
Hay una onda en el agua,
que es en sí misma agua.
Dice Tuka: la imagen
se funde con el espejo.




LA ÚNICA RAZÓN por la creaste este drama y sus actores,
es porque te encanta el teatro.
De lo contrario, desde hace mucho hubiera sospechado
que el tigre y la vaca son títeres de palo.
La obra en total tiene sólo un sentido:
que nada es divisible. Una luz en muchas llamas.
Hay más buenas noticias, dice Tuka,
el espejo está vacío.




VI MI MUERTE con mis propios ojos.
Ah qué fiesta incomparable era.
Los tres mundos se llenaron de éxtasis:
sentí que se volvía el ser cósmico.
Yo estaba confinado al solo territorio de mi ego.
Habiendo renunciado a Él, gozo de la abundancia de todo.
Ahora no me duelo por el nacimiento ni la muerte.
Aquí dejo los restos de mi ser contraído.
El Señor me ha dado refugio.
Todos mis sentimientos se encuentran a sus pies.
Dice Tuka: el mundo entero es Su impronta,
y yo la llevo en mi cuerpo como un tatuaje.




NO SÉ EL significado
de lo que digo.
No soy yo quien habla.
Traten de entenderme,
oh santos.
No se enfaden tan rápido.
No soy yo quien habla,
es Panduranga.
Él me ha poseído,
se ha apoderado de este cuerpo.
¿Qué poder tengo yo,
un idiota,
para hablar?
¿Cómo puedo hablar
de más allá de las escrituras?
"Rama Krishna Hari
Mukunda Murari"
es todo lo que logro
balbucear.
Dice Tuka:
Por la bendición de mi Guru,
estoy sobre mis pies.
Toda mi carga la lleva
Panduranga.




NO PUEDO SOPORTAR el día;
no puedo soportar la noche.
Tengo tanta vergüenza
que no puedo siquiera admitirla.
Desperdicio mis palabras como viento;
tú ni siquiera las pruebas.
Tu indiferencia me humilla;
estoy hirviendo de rabia.
Mi mente se grita sola;
se asfixia, y luego queda exhausta.
Dice Tuka: después de todo eres omnisciente.
¿Cómo puedo discutir mi caso perdido?




ARREGLAR LAS PALABRAS
en cierto orden,
no es lo mismo
que la quietud interior
que es la poesía.
La verdad de la poesía
es la verdad del ser.
Es una experiencia de la verdad.
Ningún ornamento sobrevive
a un crisol.
El fuego revela
sólo el oro fundido.
Dice Tuka:
Estamos aquí para revelar.
No desperdiciamos
las palabras.




If Men 

If men are habitations of God, we should fall at their feet
But we should leave alone their habits and goals.
Fire is good to drive away cold
But you must not tie it up
And carry it around in a cloth.
Tuka says, 'A scorpion or a snake is a habitation of Narayana;
You may worship Him from afar, but you must not touch Him.' 





Argue No More About It 

Argue no more about it,
Man’s crude and foolish mind, and that alone,
Hath taught this tale of many gods:

It is a lie:

For God is One,
One only:

And unto Him,
The One,
My soul shall sing her praise. 




The Chief Of The Yadavas 

Just beyond us we see that purple luster - how glorious!
With His noble crown of peacock feathers stitched together.
As you look upon Him, fever and illusion vanish
Adore then the Prince of the Yadavas, the Lord of Yogis.
He who filled with passion the sixteen thousand royal damsels,
Fair Creatures, divine maidens.
He stands upon the river bank with the luster of one million moons.
It is fastened in jewels on His neck
And merges into the luster of His form.

This God who bears the wheel is the chief of the Yadavas.
Him the thirty three crores of demigods adore.
The demons tremble before Him.
His dark blue countenance destroys sin.
How fair are His feet with saffron stained!
How fortunate is the brick that is grasped by His feet!
The very thought of Him makes fire cool.
Therefore embrace Him with experience of your own.
The sages, as they see His face, contemplate Him in the spirit,
The Father of the World stands before them in bodily shape.
Tuka is frenzied after Him; His purple form ravages the mind. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada