sábado, 2 de abril de 2016

GUITTONE D'AREZZO [18.357]


Guittone d'Arezzo

Fra Guittone d'Arezzo (Arezzo, 1235 - 1294) fue un escritor y poeta italiano, hijo de Viva de Michelle, un partidario apasionado de la facción güelfa, y que luego —amargado por fuertes fracasos— entró en la orden religiosa de los Cavalieri1 con la idea de ayudar a la pacificación entre ambos bandos.

Su empeño fue profundo, como lo revelan sus cartas sentenciosas y moralistas, que resultan de importancia porque representan el primer epistolario escrito en lengua vulgar, con propósitos literarios.

Guittone es recordado por su rico cancionero, un corpus de 50 canciones y 251 sonetos que reúnen rimas de amor y canciones políticas. Es célebre su lamento por la batalla de Montaperti (1260), en la cual las tropas de Siena, aliadas con los gibelinos exiliados de Florencia y dirigidas por Farinata de Uberti , derrotaron a los güelfos florentinos.
Guittone prefería el estilo oscuro del trobar clus, tradicionalmente ligado a la poesía moralizante, y creó un modelo de canción de amor amplio en el ritmo y en el desarrollo conceptual. Produjo además los primeros ejemplos de canción política civil, y promovió la moralización y cristianización de la temática amorosa introduciendo en la misma poesía cultura y rigor moral.




SONETO

RUEGA Á LA VIRGEN MARÍA QUE LE DEFIENDA DEL
AMOR TERRENO Y LE INFUNDA EL DIVINO.

Reina del cielo, Madre soberana
Del buen Jesús, cuya sagrada muerte,
Para librarnos del destino fuerte,
El pecado borró de Eva liviana:

Ve cuál me hirió el Amor, cómo se ufana
De verme esclavo suyo, y de qué suerte;
Madre piadosa, mi desgracia advierte,
Líbrame de seguir su turba insana.

Llena mi pecho del amor divino,
Que eleva el alma á Dios, oye mi ruego,
Y haz que yo de otro amor no sea esclavo.

Tal remedio mi afán tiene, imagino,
Agua tal extinguir suele este fuego,
Cual se suele arrancar clavo con clavo.

Traducción:  León Carnicer 



Diez poemas universales
Edita:
Publicacions URV
A+C (UTE Arola Editors, SL - Imatge 9, SL / Cossetània Edicions)
1.ª edición: abril de 2009


Cuanto más me alejo, más se me acerca
el dulce rostro de mi amada,
que me mata a menudo y me sana,
y me sumerge en tal delirio
que aunque me encuentro en tierra extraña,
me parece estar siguiendo sus signos;
y tan pronto me parece vana esta esperanza
como vuelvo a vivir esta locura.

Así como guió a los magos la estrella,
me guía su semblante, sus pasos por delante,
como si estuviera presente de carne y hueso.
Por esta razón vivo feliz y dichoso,
pues de otra manera me mataría
al instante una muerte cruel y pérfida.

Guittone d’Arezzo (h. 1235-1294). Se le considera el poeta italiano más influyente antes de Dante. Su ingreso en una orden religiosa supuso un punto de inflexión en su estilo poético, pues abandonó la poesía amorosa para dedicarse a los poemas de inspiración ético-religiosa.



XX

Con’ più m’allungo, più m’è prossimana
la fazzon dolce de la donna mia,
che m’aucide sovente e mi risana
em’àve miso in tal forsennaria,
che, ’n parte ch’eo dimor’ in terra strana,
me par visibil ch’eo con ella sia,
eor credo tale speranza vana
ed altra mi ritorno en la follia.

Così como guidò i magi la stella,
guida me sua fazzon gendome avante,
che visibel mi par e incarnat’ella.
Però vivo gioioso e benistante,
ché certo senza ciò crudele e fella
morte m’auciderea immantenante.

Guittone d’Arezzo, Sonets d’amor, edición bilingüe (italiano-catalán) a cargo de Eduard Vilella, Obrador Edèndum & PURV, Santa Coloma de Queralt, 2009.


*


Quello che segue è il primo di una serie di 86 sonetti amorosi che, secondo il critico Lino Leonardi, formerebbero un vero e proprio canzoniere organico.
Si tratta di un sonetto d’amore del Guittone “prima maniera”, cioè del Guittone poeta cortese: la situazione descritta è canonica e presenta l’amante completamente soggiogato da Amore, che infierisce su di lui.


Amor m’à priso e incarnato tutto,
e a lo core di sé fa posanza,
e di ciascuno menbro tragge frutto,
4 dapoi che priso à tanto di possanza.

Doglia, onta, danno àme condutto
e del mal meo mi fa ’ver disïanza,
e del ben di lei spietato m’è ’n tutto:
8 sì meve e ciascun c’ama à ’n disdegnanza.

Spessamente il chiam’e dico: «Amore,
chi t’à dato di me tal signoraggio,
11 ch’ài conquiso meo senno e meo valore?».

Eo prego che·tti facci meo messaggio
e che vadi davante ’l tuo signore
14 e d’esto convenente lo fa’ saggio.

Guittone d’Arezzo, Canzoniere. I sonetti d’amore del codice laurenziano, a cura di L. Leonardi, Einaudi, Torino 1994.


*


Tuttor ch'eo dirò gioi, gioiva cosa

Tuttor ch’eo dirò gioi, gioiva cosa,
intenderete che di voi favello,
che gioia sete di beltà gioiosa
e gioia di piacer gioioso e bello:

e gioia in cui gioioso avenir posa,
gioi d’adornezze e gioi di cor asnello;
gioia in cui viso è gioi tant’amorosa
ched è gioiosa gioi mirare in ello

Gioi di volere e gioi di pensamento
e gioi di dire e gioi di far gioioso
e gioi d’onni gioioso movimento

Per ch’eo, gioiosa Gioi, sì disioso
di voi mi trovo, che mai gioi non sento
se ’n vostra gioi il meo cor non riposo






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada