lunes, 5 de octubre de 2015

JOSEP PIELLA VILA [17.176]


    
Josep Piella Vila                                                                                   

Nacido en Sant Quirze Safaja (Barcelona) el 23 de noviembre de 1970.
Galardonado con el primer premio de relato “Joan Mercader” de Castellterçol, finalista del I concurso de micropoesía “Jaume Roig” de Callosa d’en Sarrià. Con poemas publicados en el libro “Tusitala” de la escuela de escritores de Madrid y un relato publicado en el libro “Un lugar donde vivir” de la colección nuevos narradores bajo la edición de Clara Obligado.
Ha publicado el poemario titulado “Dioses de Agosto” de la editorial Poesía eres tú.
También he participado en el libro colectivo “Generación Subway” de la editorial Playa de Akaba, en realidad son dos libros, uno de relatos y otro de poesía donde aparecen relatos y poemas, todos ellos de gran calidad.
Con “El Caminante de Hojalata” ha ganado el I PREMIO DE POESIA PLAYA DE AKABA.




Un pequeño incendio
ha acabado con los poemas
que te escribí durante esas tardes
de interrogantes vacíos.

Hundo mis manos en la negrura.

Busco doncellas de Orleans
en las cenizas.

“Dioses de Agosto”                                     





Al resumir el número de veces
que pensé en suicidarme creo que perdí
la cuenta del número de vidas
que necesitaria para tanto suicidio.

Así son los resúmenes.

Trozos de espejo que al unirlos
no nos reflejan.

“Dioses de Agosto”                





Estoy sentado en el banco del parque.
Cuento las hojas pegadas
al silencio del lago.

Yo tampoco tengo a donde ir.

 “Dioses de Agosto”                          








Camino XI

Acudo como un ermitaño hasta
tu piel organizada para quedarme
un par de siglos.
Para desabrochar las lágrimas de tu celda
y llenar con ellas un cuenco en el que
las nubes se detengan para mirarse.

Acudo para envejecer así.

 “El caminante de hojalata”      





Camino XVII

Mis ojos descansan el la colina
junto a un árbol que ha dejado de soñar.

Me queda mucho viaje por recorrer
y apenas sé nada de él,
ni de mí,
ni de la profundidad de las cicatrices
que amontona el viento.

Busco entre sollozos el final del abismo.
                                               
 “El caminante de hojalata”          




Camino XII

Vivo en castillos rotos.
Mi reloj ha dejado de funcionar
pero sé que es la hora del desayuno.
Un niño me observa desde la otra
mesa mientras dibujo pequeños jardines
en las servilletas del hotel.

La soledad es esto,

tiempo sin esperanza.
                                       
 “El caminante de hojalata”                










.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada