martes, 13 de octubre de 2015

HANNU SALAMA [17.219] Poeta de Finlandia


Hannu Salama

Hannu Salama (Kouvola, Kymenlaakso, 4 de octubre de 1936) escritor finés galardonado en 1975 con el prestigioso Premio de Literatura del Consejo Nórdico y otros premios literarios en Escandinavia.

Obras

Se tavallinen tarina (1961)
Minä, Olli ja Orvokki
Juhannustanssit (1963)
Siinä näkijä missä tekijä (1972)
Näkymä kuivaushuoneen ikkunasta (1988)
Elämän opetuslapsia IV (2004)

Premios

Eino Leino Prize (1985)
Aleksis Kivi Prize (1990)




LOS MANZANOS 

En el principio brotan de la tierra puños verdes. 
Julio vierte su calor sobre ellos, y el otoño les da 
"un libro y una sotana. 

Ahora están rezando. 
Los colores de Dios y de la muerte, 
el negro, el gris, el blanco se quiebran, el negro y el gris de la fiesta 
de la Virgen, tiernos sentimientos colgados de puntas de lanzas, 
y el blanco temor de Dios cede para que pasen las mujeres. 
Pero también las mujeres se desprenden de la cuesta rodando hacia el vacío. 

Otoño, invierno, y al fin, primavera, el principio; 
el toro antiguo será cargado y muge, bramando en sus hondanadas inmorales 
hasta que caigan de bruces en los charcos de sus Astartes 
las timorosas córneas, los restos de los negros israelitas 
que ofrecen posada y por eso admiten: grande es la angustia, 
olvidando la eternidad que sólo es un momento, este momento: el sol 
estallará contra sus bordes y ya no habrá estaciones. 
¿Qué significa esto? 

Quizá nada más: en cada estación salen los pies de la poesía galopando 
porque el poeta se pudre y apesta a la sombra de los árboles, 
poeta sin silla ni caballo, que hiciera oscurecer el paisaje 
y echara una plaga de tumores sobre el ganado: 
su Antiguo Testamento. 





POR ENTRE LOS POSTES DE LA CERCA 

Por entre los postes de la cerca sale burbujeando una oscuridad negriazul,
piel en convulsiones, 
bandera del paraíso de esqueletos, que se estira y coloca como tela 
de fondo para las manzanas que caen sin cesar de los árboles, 
caen con un golpe sonoro que desde el punto de vista del salón se considera
un tema indecoroso de conversación, 
como los mordiscos que dan por la noche los perros pachones en las nalgas
decentes de la luna;  
la mujer será tendida sobre la sábana, esto es un mito, y el bastón 
del Mariscal Muerte se esconde en im buque de carga que avanza latiendo 
por bahías serenas como petróleo y aulla, todo iluminado, la oscuridad
adentro;  
en el agua queda una mancha de grasa que se abre como la cola del pavo 
real, como una aurora indudablemente perdida en la ventosa de la lamprea, 
órgano de alegrías y penas, donde el olvido sirve de pedales, 
y el oído se llena de silencio adivinado; el mar, el mar silencioso 
se desliza y se va. 




POR LAS MAÑANAS, DESPUÉS DE LARGOS PASEOS 

Por las mañanas, después de largos paseos,
si la habitación todavía apesta, 
cuando le miro las manos a la morenita del café, 
extraño a mi madre, eso es todo, 
cuando la soledad me cae sobre los hombros como grandes copos de nieve, 
y la red de la nieve simboliza la muerte, o más bien, un enterramiento, 
un enterramiento 
y las noches inexorables que golpean 
la omnipotencia acariciadora de los tubos del órgano, chocándose 
una con otra, saltando aparte: 
así ha sido y así será; quisiera 
tejer algunas mallas invisibles 
para coger la golondrina cansada 
y quedarme sentado en mi silencio como un remolcador en la noche 
de Navidad, 
protegiendo a mi pájaro del pájaro negro, 
de mi cansancio. 

De: "Un árbol sobre la tumba de la balada", Otava, Helsinki, 1963


De Doce poetas de Finlandia (Losada, 1969)
Traducción de Matti Rossi








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada