lunes, 3 de agosto de 2015

FRANCO RIVERO [16.678]


Franco Eduardo Rivero 


Nació en Corrientes, Argentina en 1981. Es Profesor de Lengua y Literatura, Licenciado en Letras –Universidad Nacional del Noroeste– y Doctorando en Semiótica, por la Universidad Nacional de Córdoba. Ejerce la docencia en el Chaco y colabora con publicaciones de Argentina. En poesía publicó “Situación desbridamiento”, Edición Ananga Ranga, Colección LSD –Letras Sin Descarte- (2010) y forma parte de las antologías “Ida y Vuelta”, poesía contemporánea de Chaco y Corrientes (2007); “Cuentos Inéditos, Profesora Adriana Rendo”, Publicación de Norte y UNITAN, (2008), “Poesía Chaqueña: entre la tradición y la vanguardia”, Imprenta Kram, Chaco (2009), y “De Cuentaderas, carpeta de antologías 2014”, El Juntadero, Córdoba. Su segundo poemario  "vos ahora voz", Editorial Deacá, 2014.




Poema para el sino

hoy no te querré
lo he pensado mucho y así será
necesité largos días largas noches largas horas
para que hoy sea el día en el cual no te querré
la mano de un anciano le da ternura al bastón
lo veo en la plaza solo/ de alguna u otra manera de viejos
o en algún momento conocemos detalladamente
el significado y el karma de la cosa soledad y sus asuntos
por algún motivo que desconozco mirando el bastón
pensé en vos
seguramente de viejo me seguirán gustando las plazas
por ver si te quiero también para cuando sea viejo
hoy no te querré
aún no conozco cosa que justifique mejor la injusticia
que el amor
por ver si de verdad te quiero hoy no te querré
ni bien me veas te darás cuenta de que ya no te quiero
hace unos días pensaba mientras veía tus ojos
que no te conozco
llevamos tiempo amor camino y yo no te conozco
más de una vez lloré en tu pecho no por vos
por alguna otra cosa
pensé en el equilibrio en las proporciones te di lugar
vi tu aura blanca y yo no te conozco
todo este tiempo te encontré en mis noches
en mi silla en mis mates
con mi gato en tus piernas y no te conozco
todo este tiempo me diste aire y yo no te conozco
tampoco conozco algo que moleste más que el orgullo
parte de mi orgullo este yo con vos quedó desnudo
y expone sus enclenques formas en medio de un estadio
lleno de atletas
me queda la vergüenza y de gusto
porque vergüenza ha de ser lo que uno siente tras la pérdida
tampoco sé si te perdí o si es algo de los ciclos que concluyen
cortarse con algo duele y no hay manera de no cortarse 
cuando de ambos lados estas palabras tienen filo
-me estoy muriendo de amor y lo único que siento es rabia-
algo habrá pasado entre nosotros para que quiera envejecer con vos
en fin
hoy no te querré
por ver si de verdad te quiero hoy no te querré






Fuente: "vos ahora voz", Franco Rivero, Editorial Deacá, 2014.



paradojas

el amor come palabras
termina siempre antes 
de digerirlas por completo

las palabras comen amor
lo digieren por completo
y no terminan nunca





círculo

después del amor viene
la negociación
después de la negociación
la crisis

entre crisis 
y negociación 
vienen 
los años
y con los años
una creencia 
el amor es
acumulativo





que te quedes
quiero
cuando no estás

que te vayas 
cuando volvés





preparo la cena

riña doméstica si las hay
la de escucharte 
hablarme fuerte
mientras cocino
sin romper los platos
ni tirar nada
picar las respuestas
con la cebolla
el morrón
el ajo
la verdad que no hacía falta
trozar así ese pollo

más tarde 
dormiremos juntos
me vas a abrazar
voy a abrazarte
haremos 
más que eso
mentiremos 
que hacerlo
con esa energía
significa 
mucho





estoico
   
cicatricé 
miro el dolor sin miedo
a veces froto la marca que quedó
en cada unión de mis partes rotas
porque recuerdo y ya
soy una persona 
exageradamente entera
nunca ando sin mi dolor
sin mis cicatrices
sin mi predisposición para sentir
sin mi infierno y sin
mi cielo
eso sí
no me pidan que no cante
aunque mi voz sea horrible

      para c.





entre tu corazón y el mío hay
un simple paso y
la duda de
si ese paso es
suficiente





viste que hay personas
que tienen el corazón como un hogar
que aún sin creer en la palabra 
hogar
ese corazón te gusta

bueno
eso
así de simple





golpe

la puerta
que cerraste
no abrió
otras dos

dejó falseada
la cerradura
un ruido
espantoso
a llave
que no cierra
ni abre
del todo

y un aire
de palabra miedo
que uso ahora
mejor que antes





umbral

todo adiós
llueve la vista
y duele

no soy fuerte
estoy haciendo fuerzas
sé que espiamos
si nos piden cerrar los ojos
yo te pido lo mismo sabiendo
que vamos
a mirar hacia allá
casi para nadie el adiós
es un regalo

éste es un umbral
y estamos
temblando

 hay motivos

algo que amamos
nos expulsa
fuera de sí

estoy
como vos
cruzando las mismas palabras rotas
también yo estoy sufriendo
también yo
perdí

toda puerta es más triste
desde afuera

ves de qué lado estoy

hiere este abrazo porque
no une
rompe

conmigo queda
seco un llanto
que no di

qué hacer decime
qué hacer
con un corazón
que es dos sombras






nunca tuve el corazón más roto que esta tarde
mi amor aumenta
el vacío que te tengo
y voy
a dejarte

me faltarás de sobra
lo sé
pero me viste la cara de esperarte mucho
y te hace tan bien hacerme falta

que te escucho decir

estoy
no me alejo
vení
hablemos

y sólo pienso en dejarte

qué ganas de mentir
tiene esa boca





pulso

la armonía es escuchar que un grillo
no se superpone a un sapo
ni a una rana
y uno entiende
sin dificultad
sapo
rana
grillo

yo
que no tengo armonía
algo que hago siempre
es acostarme de noche
boca arriba en la ruta

casi nadie pasa aquí
pero no hay silencio

y sobra vía láctea
acostado así

entonces mi corazón
late pequeño entre todo
y soy un anfibio
un insecto más
que entona
por instinto

mi soledad me vuelve afín
me pone en la misma dirección
que el campo

pulso del mundo
suena tan bien
lato tan bien de anfibio
o de insecto
en el mundo





           antes de que el gallo cante
           me negarás
           tres veces

canta un gallo en la noche y parece
el dueño del mundo
otros gallos le responden
y todos parecen
los dueños del mundo

el canto abre la noche
como un cuchillo de luz

imagino
la curva del cogote del gallo
como alarga el cuello y luego
lo dobla
como consigue esa curva
donde su voz crece
y llega a kilómetros
cómo es que un ave
ni de tres kilos
cubre con su canto
toda la noche
define
su lugar en el mundo
y cambia el silencio
hasta el mito

es la oscuridad la que hace
que el sonido
sea inmenso

y es su voz
otra oscuridad
pero canta





plantín


el tiempo trae
silencio
razones
no

uno se yergue en las sombras
como esas plantas
que van hacia la luz
hasta que lleguen

y en algún momento
comprende
vivir es el precio
de estar
donde se está
y el resto es
movimiento









.

1 comentario: