martes, 4 de octubre de 2016

BLAND AL‒HAYDARI [19.201]


Bland Al-Haydari

Iraquí, nacido el año 1926, fallecido en 1996. Aunque es un destacado representante también de la tendencia informalista y del ?verso libre?, su formación y su comportamiento poéticos son, en amplias medidas, fundamentalmente personales y distintos. Reside en Beirut desde hace bastante años, dedicado en especial a labores editoriales. Su obra lírica no es muy extensa: Latidos del barro, 1946; Canciones de la ciudad muerta, 1951, 1960 (edición ampliada); Con el alba llegasteis, 1965; Pasos en el exilio, 1967; El viaje de las letras amarillas, 1969; Canciones del cansado vigilante, 1971; Diálogo a través de las tres dimensiones, 1972. Haydari es un poeta agudo y punzante, de frase básicamente escueta y penetrante, uno de los principales representantes de la recepción de las tendencias existencialistas, y superrealistas a veces, en la poesía árabe actual. Esta tensa angustia existencial es la que vértebra y distingue su obra con absoluto carácter preeminente.



ABISMOS

No temas
a ese viento que va
de puerta en puerta,
a ese confín que crece en temor y zozobra,
a esas sendas.
Son campo  de mis sueños juveniles,
algo de mí, a secas.
Se enroscan como sierpe,
sí... pero tú no temas:
que son algo de mí,
esos abismos míos que ignoran lo que sean,
esos gozos que silban
en mis desiertas selvas.
¡Cuántas veces ahí los deseos infantiles
fueron casas de arena
o colinas de polvo!
¡Ay, cuántas, cuántas veces, mancebo del ayer
- las ilusiones, frescas –
vine para cantarles a tus ojos
mi amor,
mi juventud...
Pero no temas.
Sólo soy, ese viento que va
de puerta en puerta.
Tan sólo, ese confín
que un terror y zozobra se acrecienta.





PASTILLAS PARA DORMIR

Párate y lee
No pases
Párate      ¡Cuidado!

¿Qué hay en los periódicos de hoy?
Un anuncio en color rojo
¡Coge una pastilla para dormir
coge una pastilla
una pastilla para dormir!
             No dormiré
             No tomaré precauciones
Dormiré sin necesidad de pastillas

   


Irradia la luz roja

Un niño lee      Dame una pastilla
Un hombre lee     Dame una pas...
Una niña lee      Una pastilla... una pastilla
Mi madre desearía leer
¡ay, madre mía!
No leeremos    No leeremos        No
Dormiremos sin necesidad de pastilla


*

Párate
Párate...
¿Qué hay en los periódicos de hoy?
Nixon lanza un discurso en el Congreso
sobre el bien y la paz del mundo
¡Qué!...
Hay unas declaraciones del Papa Pablo
sobre el bien y la paz del mundo

¡Dormid en paz,
tinieblas de Jerusalén!
Porque el mundo conversa sobre el bien y la paz,
con los cadáveres de los niños muertos en el Vietnam.
¡Dormid en paz!
Pues que la línea roja,
como el color rojo,
como la luz roja,
piden una pastilla para dormir.

Párate
Párate...
¿Qué hay en el periódico de hoy?
Nixon lanza un discurso en el Congreso
Las declaraciones del Papa Pablo
Un banco que se arruina
Una danza en las plazas de ejecución.
Pero el mundo, en los periódicos de hoy,
habla de bien y paz,
de pastillas para dormir
para los muertos de Vietnam,
para los muertos de Jerusalén.
Un niño lee... Dame una pastilla
Un hombre lee.    Dame una pas...
Una niña lee    Una pastilla    una pastilla
Mi madre desearía...


*  


¡Duerme en paz, madre mía!
El mundo sigue hablando
aún de bien y paz.



*   


- Dame una pastilla para dormir
- ¡Toma una pastilla, hijo mío, para que duermas!



*   


Agoniza, rueda,
la voz del vendedor,
tiembla la calle.
Son algo formidable,
formidable,
las pastillas para dormir
¡Coge una pastilla para dormir!

- Dame una pastilla         Dormiré
Una pastilla para que duerma

Y se duerme la calle.
Son algo formidable... formidable,
las pastillas para dormir.






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada