viernes, 7 de octubre de 2016

ALEJANDRO APARICIO MORALES [19.218]


Alejandro Aparicio Morales

Oaxaca-Puebla, México 1987. 
Poeta poscorrientista, director de Astromelia Editores. 

Ha publicado los poemarios El sueño ligero de los gatos (2013) Redondas atravesarán las cosas (2014), Cartas para Ana (2015), Recuerdos peces (2015). Aparece en las antologías Introducción al lenguaje de los astronautas (Honda Nómada Ediciones, 2013), Formas de ver el mundo (CASA 2014), Mezcalito City (El volador ediciones, 2015).

Sueña con conocer a la actriz porno Belladonna y organizar con ella una lectura de poemas en su bañera. Va a talleres de poesía a mirarle las piernas a las poetas; va a las iglesias para cargar de energía su celular y a las bibliotecas para colgarse del Wi-Fi. Desde 1994 a la fecha escribe poemas y pervierte hormigas. 


1

Cásate conmigo poéticamente
y olvídate de seguir buscando
borregos pandas,
cásate conmigo en la plaza
y olvídate de entrar a la iglesia.
Cásate desnuda
deja tus zapatillas en tu bolso de crack
y no olvides traer contigo
lo que han visto los ojos
para hacer historias.
Cásate conmigo poéticamente
podré hacerte feliz
con mi ritmo y mi silencio.



Entredichos

Para: Citlallic Rosales Diaz

Sabías que los camiones
tienen tortugas para frenar,
arañas para que giren sus llantas
y mariposas para sostenerlas.
Sabías que los patos hacen el amor
bajo el agua
y que existe el pez mariposa.
¿Lo puedes imaginar? 
Tortugas deteniendo la aceleración
de un camión
y arañas mareadas de  tanto girar.
¿Puedes ver las mariposas
sosteniendo con sus lenguas
la circunferencia radial?
¿Sabías que el sueño de una bruja
no es volar?




Oral

Pienso en los  niños quemados
que son como tu vestido negro
que hacía verte deforme
(Esa no eras tú)
era algo aparente
algo indiscreto
que me hacía  mirar tus piernas.
Pienso en ti
en tu cara turbia
escuchando mi poesía.
Pienso en los niños quemados
mientras recuerdo las veces
que salimos a orinar.
Tú eres como los niños quemados,
me das ternura.




x

Si Dios fuera caballo
le soltaría  la  rienda
y dejaría que me llevara.

Si Dios fuera  caballo
me gustaría   ser su sangre.

No me acercaría a sus patas traseras
por aquello de las patadas.
Aunque de Él serían golpes de fe.

Si Dios fuera  caballo
sería blanco como el silencio
o como el  aire de Comala.

Hoy en  la noche
voy a cabalgar  en Dios.




Fijación

Si pudiera te cortaría las piernas
las pondría en las llaves de mi auto
o en  los
tendederos  como pinzas
sosteniendo palabras.
Si pudiera cortar tus piernas
las guardaría en mi bolcillo,
les  probaría las
zapatillas
de todas las prostitutas
las calcetas de  las
hadas
tocadas  por ogros
rosas.
Si sólo pudiera tener tus piernas
ahorraría  las  palabras que le digo a tus  oídos
y los besos que le doy a tu espalda.




xv

Nunca podré negar que te amé
porque mi editor ha publicado
el poema aquel
donde decía que te amaba 
nunca podré negarlo ahora
tu amor postergado
ladrará aún en los infiernos.



Estacionamiento.

La calle esta llena de prostitutas,
que se antoja.
Así que estuvieran las putas
varadas
y  dispuestas.
Así que estuvieran  las noches
y las doncellas con oso de felpa
soñando con ave-dules.
Así que estuvieran las  putas 
con la  noche a-venida en su coño.
con luces ligeras  hacer-candose  al vacío
con esos perros que guardan silencio
lamiendo a su hembra.
Así que estuvieran  las noches
con ese sueño de todas las putas
llenando el silencio-




Fhyllis

Deforme antifaz
rallas los labios
como juegos afilados 
de confusas ensoñaciones. 

Encabalgas las miradas
que los años han embriagado
de capullos de jazmín.

Encabalga las miradas
deforme antifaz 
de confusas ensoñaciones.

Hay días 
donde hay que quitarse la piel. 






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada