miércoles, 2 de marzo de 2016

E. E. CUMMINGS [18.180]


E. E. Cummings

Edward Estlin Cummings (14 de octubre de 1894 – 3 de septiembre de 1962), típicamente abreviado e e cummings, fue un poeta, pintor, ensayista y dramaturgo estadounidense. Aunque él no aprobaba la práctica, sus editores frecuentemente escribían su nombre con minúsculas para representar su sintaxis inusual.

Cummings es mejor conocido por sus poemas que rompen con toda estructura, incluyendo usos poco ortodoxos de las mayúsculas y la puntuación, en la que los puntos y comas podían incluso llegar a interrumpir oraciones y hasta palabras. Muchos de sus poemas también están escritos sin respeto a los renglones y los párrafos y algunos no parecen tener pies ni cabeza hasta que no son leídos en voz alta.

A pesar del gusto de Cummings por los estilos vanguardistas y la tipografía inusual, una buena parte de su trabajo es tradicional. De hecho muchos de sus poemas son sonetos. La poesía de Cummings frecuentemente trata los temas del amor y la naturaleza, así como la sátira y la relación del individuo con las masas y el mundo.

Publicó más de 900 poemas, dos novelas, muchos ensayos y una gran cantidad de dibujos, bocetos y pinturas. Es considerado una de las voces más importantes de la poesía del Siglo XX.

Premios

E. E. Cummings recibió muchos premios durante su carrera, incluyendo:
Dial (1925)
Guggenheim Fellowship (1933)
Shelley Memorial de Poesía (1944)
Harriet Monroe de la revista Poetry (1950)
Fellowship of American Academy of Poets (1950)
Guggenheim Fellowship (1951)
Charles Eliot Norton Professorship at Harvard (1952-1953)
Nombramiento especial del National Book Award Committee por sus Poems, 1923-1954 (1957)
Bollingen de Poesía (1957)
Premio del Boston Arts Festival (1957)
Concesión de $15,000 dólares de la Ford Foundation por dos años (1959)

Bibliografía

En inglés

Eight Harvard Poets (Boston: Cornhill, 1917)
The Enormous Room (New York: Boni and Liveright, 1922), una novela basada en sus experiencias en la guerra. La palabra 'shit' de la página 219 fue tachada en copias de la primera edición.
Tulips and Chimneys (New York: Thomas Seltzer, 1923)
& (New York: Cummings, 1925)
XLI Poems (New York: Dial Press, 1925)
is 5 (New York: Boni and Liveright, 1926)
him (New York: Boni and Liveright, 1927)
[No title] (New York: Corvici Friede, 1930)
Anthropos or The Future of Art (1930)
CIOPW (New York: Corvici Friede, 1931)
ViVa (New York: Horace Liveright, 1931)
Eimi (New York: Corvici Friede, 1933)
No Thanks (New York: Golden Eagle, 1935)
Tom: A Ballet (Santa Fe: Rydal Press, 1935)
1/20 (London: Roger Roughton&Mdash;Contemporary Poetry and Prose, 1936)
Collected Poems (New York: Harcourt Brace, 1938)
50 Poems (New York: Duell Sloan and Pearce, 1940)
1 × 1 (New York: Henry Holt, 1944)
Santa Claus: A Morality (New York: Henry Holt, 1946)
Puella Mea (Mt. Vernon: Golden Eagle, 1949)
Xaipe (New York: Oxford University, 1950)
i: six nonlectures (Cambridge: Harvard University, 1953)
Poems 1923–1954 (New York: Harcourt Brace, 1954)
95 Poems (New York: Harcourt Brace, 1958)
16 Poèmes Enfantin (New York: Marion Press, 1962)
73 Poems (New York: Harcourt Brace, 1963)
Fairy Tales (New York: Harcourt Brace, 1965)

En español

Poesía

30 poemas. Traducción de Alfonso Canales. Málaga: Ángel Caffarena editor, 1964.
Poemas. Edición bilingüe. Selección, traducción e introducción de Alfonso Canales. Madrid: Alberto Corazón editor, 1969. (Visor de Poesía; 3). ISBN 84-7053-063-1. Cuarta edición: 2000, ISBN 978-84-7522-003-7. [Contiene una selección de las antologías Collected poems (1938), 95 poems (1958) y 100 selected poems (1959)].
El uno y el innumerable quién. Selección, traducción y nota de Ulalume González de León. México D. F.: Universidad Nacional Autónoma de México - Dirección General de Difusión Cultural - Departamento de Humanidades, 1976. (Material de Lectura. Poesía Moderna; 28). Segunda edición: 2008.
Con mucho gusto [Antología]. Traducción y prólogo de Juan Antonio Vasco. Caracas: Ediciones de la Dirección General de Cultura - Gobernación del Distrito Federal, 1978. (Cuadernos de Difusión. Serie Breves; 16).
Poemas. Prólogo y traducción de Jorge Santiago Perednik. Buenos Aires: Editorial Tres Haches, 1995. ISBN 987-99781-0-2.
Buffalo Bill ha muerto: Antología poética 1910-1962. Edición bilingüe. Traducción de José Casas. Madrid: Ediciones Hiperión, 1998. (Poesía Hiperión; 274). ISBN 978-84-751-7476-1.
Poemas. Edición bilingüe. Prólogo y traducción de Jorge Santiago Perednik. Buenos Aires: Editorial Descierto, 2013. ISBN 978-987-29271-0-3.

Novela

La habitación enorme. Traducción de Juan Antonio Santos Ramírez. Madrid: Editorial Espasa Calpe, 2004. ISBN 978-84-670-1318-4.
Conferencias[editar]
Yo: Seis no conferencias. Traducción de Olivia de Miguel. Barcelona: Editorial Elba, 2012. ISBN 978-84-939902-6-8.




Búfalo Bill ha muerto

Búfalo Bill 
ha muerto 
                      él cabalgaba 

en un caballo semental color de plata y agua 
y rompía unadostrescuatrocinco palomasdeunsaque 
                                                                                                               Jesús
era un hombre hermoso 
                       y lo que yo quiero saber es 
cuánto le gusta su muchacho de los ojos azules 
Señor Muerte 

Justamente - 
primavera                             cuando el mundo es barro- 
exquisito el pequeño 
hombre cojo de los globos 

silba lejano y pequeñito 
y edybil llegan 
corriendo por bolitas y 
a lo pirata   y   es 
primavera 

el raro 
viejo de los globos silba 
lejano y pequeñito 

y betysabel vienen bailando 
en la rayuela y saltando la cuerda y
es primavera 
el 
hombre de las patas de chivo 
el de los globos silba 
lejano 
pequeñito

Versión de Marcelo Covian



De la mentira del no

de la mentira del no
surge una verdad del sí
(ella misma sólo y quien
es ilimitadamente)

hace entender a los tontos
(cómo me aburro) que no
todo el furor del pensar
es igual a una violeta

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969




Desde hace mucho mi corazón ha estado con el tuyo

desde hace mucho mi corazón ha estado con el tuyo 

cercado en el enredo de tus brazos hasta 
una oscuridad donde nuevas lucen nacen y 
crecen, 

hace tiempo tu ánimo ha entrado en 
mi beso como un extranjero 

en las calles y colores de una ciudad- 

que tal vez he olvidado 
cómo, siempre (con 
qué apresurada crudeza 
de sangre y carne) Amor 
acuña Su más gradual gesto, 

y aguza vida a eternidad 

- - después nuestras mitades separadas llegarán a ser museos 
repletos de memorias bien colmadas

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969




En lo oscuro

en lo oscuro
de la lluvia, mientras el atardecer
entra en su estuche me siento
a pensar en ti

la ciudad
sagrada que es tu rostro
tus mejillas pequeñas las calles
de las sonrisas

tus ojos
a medias ave
a medias ángel y tus soñolientos
labios donde flotan las flores del beso

y
hay esa dulce y tímida pirueta
tu pelo
y también

tu alma
de canción y danza. una estrella
única raramente amada
se pronuncia, y yo

pienso
en ti

Versión de David Lagmanovich
Para la revista "La pecera" Nro. 7, 2004




Hombre no

Hombre no, si los hombres son dioses; mas si los dioses
han de ser hombres, el único hombre, a veces, es éste
(el más común, porque toda pena es su pena;
y el más extraño: su gozo es más que alegría)

un demonio, si los demonios dicen la verdad; si los ángeles

en su propia generosamente luz total se incendian,
un ángel; o (daría todos los mundos
antes que ser infiel a su destino infinito)
un cobarde, payaso, traidor, idiota, soñador, bruto:

tal fue y será y es el poeta,

aquel que toma el pulso al horror por defender
con el pecho la arquitectura de un rayo de sol
y por guardar el latido del monte entre sus manos
selvas eternas con su desdicha esculpe.

Versión de Octavio Paz



La Guerre


el gran tamaño del cañón 
es hábil 

pero yo he visto 
la voz enorme e inteligente de la muerte 
que refugia una fragilidad 
de amapolas... 

digo que a veces 
en estos largos animales parlanchines 
se esconden puños de más silencio. 

Yo he visto todo el silencio 
lleno de vívidos muchachos sin ruido 

en Roupy 
he visto 
entre barreras, 

las absolutas y maduras y calladas niñas de la noche. 


II 

Oh dulce y espontánea 
tierra cuántas veces 
los 
dedos 
             punteros de
lascivos filósofos te pincharon 
y empujaron 

el pícaro pulgar 
de la ciencia vejó 
tu 

     belleza cuántas 
veces las religiones te han 
puesto sobre sus rodillas huesudas 
apretándote y 

pegándote para que pudieras concebir 
dioses 
             (pero 
fiel 

a la incomparable 
cama de la muerte tu  
rítmico 
amante 
                tú les contestaste 

solamente con 
                               la primavera)

Versión de Marcelo Covian




La luna se oculta

la luna se oculta en 
sus cabellos. 
El 
lirio 
del cielo 
colmado de sueños, 
se desploma. 

cubre su brevedad en el canto 
encierra en redes pájaros desmayados 
por margaritas y crepúsculos 
La ahonda. 

Declama 
sobre su 
cuerpo 
de la lluvia 

esparcido murmullo.

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969



Llevo tu corazón en mí

Llevo tu corazón en mí (lo llevo,
en el mío) no lo dejo (dondequiera
que voy, tú vas, querida; y lo que hago
lo haces tú, queridísima)
                                                   no temo

al hado (dulce hado mío) no
quiero el mundo (tú lo eres, fiel belleza)
tú eres lo que una luna siempre ha sido
y lo que un sol entonará por siempre

he aquí el mayor secreto e ignorado
(aquí raíz de raíz brote del brote
sombra del árbol que se llama vida;
más alto que esperanzas y pensamiento)
y tal prodigio rige las estrellas

tu corazón en mí (va con el mío)

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969



Me abriré camino

me abriré camino
                                  hasta empapar mis muslos en
                                          ardientes flores
me pondré el sol en la boca
saltaré al aire maduro
                                 Vivo
                                          con cerrados ojos
que arremeten contra lo oscuro
                                  En las dormidas curvas de mi cuerpo
dedos de tersa maestría penetrarán
con castidad de muchachas oceánicas
                                  Habré de completar
                                  el misterio de mi carne
y habré de levantarme
                                  al cabo de mil años
lamiendo
flores
            Y engastaré mis dientes en la plata de la luna
                                                                                             1925

Versión de Ulalume González de León



Mi amor

mi amor 
tus cabellos son reino 
                    cuyo reyes lo oscuro 
tu frente es un vuelo de flores 

tu cabeza es bosque vivo 
                     lleno de pájaros que duermen 
tus senos enjambres de abejas blancas 
                     sobre la rama de tu cuerpo 
tu cuerpo para mí es abril 
en cuyas axilas está la aproximación de la primavera 

tus muslos son caballos blancos atados a una carroza 
                      de reyes 
son el toque de un buen juglar 
entre ellos hay siempre un dulce canto 

mi amor 
tu cabeza es un estuche
                       para la fresca joya de tu mente 
en tu cabeza el pelo es un guerrero 
                       que ignora la derrota 
tu cabello en tu espalda es un ejército 
                        con victoria y trompetas 
tus piernas son los árboles del sueño 
cuyo fruto es el verdadero alimento del olvido 

son sátrapas de púrpura tus labios 
                        cuyos besos ensamblan a los reyes 
tus pulsos 
son sagrados 
                        custodios de las llaves de tu sangre 
tus pies en tus tobillos como flores en vasos 
                        de plata 

tu belleza es dilema de las flautas 

                        tus ojos son perfidia 
de campanas metidas entre incienso 

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969



Quiero mi cuerpo cuando está con tu cuerpo

quiero mi cuerpo cuando está con tu 
cuerpo. Es algo tan nuevo. 
Los músculos mejor y aún más los nervios. 
quiero tu cuerpo. quiero lo que hace, 
quiero sus modos. quiero el tacto de su espina 
dorsal, sus huesos y la palpitante 
-lisura-fiel que he de 
otra vez otra y otra 
besar, quiero besarte aquí y allí, 
quiero, lentamente palpar, rozar el vello 
de tu eléctrica piel, y aquel que nace 
sobre la hendida carne... Y grandes ojos migas de amor, 

y tal vez quiero el estremecimiento 

bajo de mí de ti tan nueva

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969



Señora del silencio

Señora del Silencio
de la dulce jaula de
tu cuerpo
se alzó
              en la sensitiva
noche
un
pájaro veloz

(tierna sobre
el prodigioso rostro de lo oscuro
tu
voz
        extiende alas colmadas de
perfume
escoltando de pronto
con soleados
pies

la punzante belleza de la aurora)

Versión de Alfonso Canales
-e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969




Relato del poeta sobre su viaje a Rusia en 1931

«El zorro rojo se inclina hacia mí. Por qué quiere Vd. ir a Rusia?
porque no he estado nunca allí. 
(Se desconcierta. Recupérase.) 

¿Le interesan los problemas económicos y sociales? 
no. 

¿Sabe que recientemente ha habido un cambio de gobierno? 
sí (dije sin poder refrenar la sonrisa). 

¿Tiene Vd. simpatía por el socialismo? 
¿puedo permitirme una absoluta franqueza? 
¡Se lo ruego! 
no sé casi nada acerca de esas cuestiones importantes y estoy aún menos interesado por ellas.

(Sus ojos ponderan mi respuesta.) ¿Qué le interesa a Vd? 
mi trabajo. 

O sea, ¿escribir? 
y pintar. 

¿Qué es lo que Vd. escribe? 
versos, sobre todo; algo de prosa. 

Entonces quiere Vd. ir a Rusia como escritor y pintor, ¿no es eso? 
no; quiero ir como yo mismo.» 

Nota del traductor: No es difícil imaginar la irritación del funcionario. Tampoco es difícil imaginar el disfrute 
de Cummnigs, alcanzado mediante un diálogo en el que ambas partes hablaban desde tesituras radicalmente distintas. 
A través de este coloquio llegamos a calar en lo que siempre fue el ánimo de Cummings: la no aceptación de posturas 
prefabricadas. Cummings es, sobre todo, el poeta que rechaza la imposición de toda ley procesal. Por tal razón, quizás,
Cummings seguirá siendo siempre un escritor juvenil.

Traducción de Alfonso Canales en 1969 para -e.e. Cummings poemas- Alberto Corazón , Editor, 1969


IMPRESIÓN V

punzantes
dorados enjambres
sobre las agujas
cantos

            plateados  las letanías  las
grandes campanas tañen rosadas
las gordas campanas lascivas
                                               y un alto

viento
dragando
el
mar

con

sueño
-S

Breve antología de poetas imaginistas
traducción de

Christian T. Arjona

Natalia Fernández



IMPRESSION V

stinging
gold swarms
upon the spires
silver

           chants the litanies the
great bells are ringing with rose
the lewd fat bells
                            and a tall

wind
is dragging
the
sea

with

dream
-S



I Like My Body When It Is With Your

i like my body when it is with your
body. It is so quite new a thing.
Muscles better and nerves more.
i like your body.  i like what it does,
i like its hows.  i like to feel the spine
of your body and its bones,and the trembling
-firm-smooth ness and which i will
again and again and again
kiss, i like kissing this and that of you,
i like, slowly stroking the,shocking fuzz
of your electric furr,and what-is-it comes
over parting flesh….And eyes big love-crumbs,

and possibly i like the thrill

of under me you so quite new





I Will Wade Out

i will wade out
                        till my thighs are steeped in burning flowers
I will take the sun in my mouth
and leap into the ripe air
                                       Alive
                                                 with closed eyes
to dash against darkness
                                       in the sleeping curves of my body
Shall enter fingers of smooth mastery
with chasteness of sea-girls
                                            Will i complete the mystery
                                            of my flesh
I will rise
               After a thousand years
lipping
flowers
             And set my teeth in the silver of the moon





Humanity I Love You

Humanity i love you
because you would rather black the boots of
success than enquire whose soul dangles from his
watch-chain which would be embarrassing for both

parties and because you
unflinchingly applaud all
songs containing the words country home and
mother when sung at the old howard

Humanity i love you because
when you’re hard up you pawn your
intelligence to buy a drink and when
you’re flush pride keeps

you from the pawn shop and
because you are continually committing
nuisances but more
especially in your own house

Humanity i love you because you
are perpetually putting the secret of
life in your pants and forgetting
it’s there and sitting down

on it
and because you are
forever making poems in the lap
of death Humanity

i hate you



If

If freckles were lovely, and day was night,
And measles were nice and a lie warn’t a lie,
Life would be delight,—
But things couldn’t go right
For in such a sad plight
I wouldn’t be I.

If earth was heaven and now was hence,
And past was present, and false was true,
There might be some sense
But I’d be in suspense
For on such a pretense
You wouldn’t be you.

If fear was plucky, and globes were square,
And dirt was cleanly and tears were glee
Things would seem fair,—
Yet they’d all despair,
For if here was there
We wouldn’t be we.




somewhere i have never travelled, gladly beyond

somewhere i have never travelled, gladly beyond
any experience,your eyes have their silence:
in your most frail gesture are things which enclose me,
or which i cannot touch because they are too near

your slightest look easily will unclose me
though i have closed myself as fingers,
you open always petal by petal myself as Spring opens
(touching skilfully,mysteriously)her first rose

or if your wish be to close me, i and
my life will shut very beautifully ,suddenly,
as when the heart of this flower imagines
the snow carefully everywhere descending;

nothing which we are to perceive in this world equals
the power of your intense fragility:whose texture
compels me with the color of its countries,
rendering death and forever with each breathing

(i do not know what it is about you that closes
and opens;only something in me understands
the voice of your eyes is deeper than all roses)
nobody,not even the rain,has such small hands




I Have Found What You Are Like

i have found what you are like
the rain,

            (Who feathers frightened fields
with the superior dust-of-sleep. wields

easily the pale club of the wind
and swirled justly souls of flower strike

the air in utterable coolness

deeds of green thrilling light
                                  with thinned

newfragile yellows

                      lurch and.press

—in the woods
                      which
                              stutter
                                        and

                                              sing
And the coolness of your smile is
stirringofbirds between my arms;but
i should rather than anything
have(almost when hugeness will shut
quietly)almost,
                  your kiss





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada