sábado, 26 de marzo de 2016

JULIO MEJÍA III [18.321]


Julio Mejía III 

(Torreón, México  1990)
Licenciado en Letras, en Filosofía, y Maestro en Ciencias de la Educación. Ha publicado poemas varias revistas nacionales e internacionales, destacando Kátharsis XXI, Hiedra Magazine, Los bastardos de la uva y Acequias. Coordinador editorial de la colección Palabras que cuentan de Difusión Cultural UDEM. Autor de Madame Bovary imparte cátedra sobre inteligencia emocional (Poetazos, 2014).


el amor en los tiempos de la coca-cola®

dicen que por cada arma que se vende en el mundo
veinte mil personas comparten una coca-cola®

esta es una de esas historias

la conocí junto a una máquina de cocas®
que rechazaba su billete arrugado de veinte pesos
como si se tratara de un wetback en sweet home alabama
así que me pidió cambio
y le ofrecí dos monedas de diez pesos
dos soles de niquel y cobre de 2.8 centímetros de diámetro
que (no lo supimos entonces) alumbrarían nuestras primaveras y otoños juntos
echó una
(y con ella sus esperanzas de una refrescante coca-cola®)
y le salieron dos latas idénticas
y entonces lo supe
y ella también lo supo
porque este tipo de cosas pasan sólo una vez en la vida
yo era un sediento osito polar en víspera navideña
y ella la última coca® del desierto

destapamos nuestra felicidad
juntos
y la vida
(a registered trademark of the coca-cola® company)
nunca supo mejor 
como dijo el sabio lope
esto es amor
quien lo probó lo sabe



veo a edgar caer como el relámpago

          ¡Lleva, pues, niño, lleva la jactancia
          y la gloria que el cielo te prepara,
          por haber, derribándote, vencido
         al que, subiendo, queda más caído!
         MIGUEL DE CERVANTES

corría el año 49 antes de nuestra era
–antes de que yisus hiciera la historia
que otros escribirían–
cuando julio césar
(un adúltero calvo
aficionado al battleship en alta definición)
quiso cruzar el rubicón
porque era ludópata y tenía el poder

a partir de entonces
el mundo ha estado cayéndose a pedazos:
jesucristo en el viacrucis
el imperio romano de occidente 
constantinopla
méxico-tenochtitlan
la manzana que inspiraría la ley de la gravitación universal
el sacro imperio romano germánico
el primer imperio mexicano 
juan escutia envuelto en el lábaro patrio 
el segundo imperio mexicano 
la casa de usher
el titanic con 1514 de sus pasajeros (incluyendo a leonardo di caprio)
el tercer reich alemán
la bolsa de valores de new york
el santo y blue demon desde la tercera cuerda
el muro de berlín
la unión de repúblicas socialistas soviéticas
el índice de analfabetismo en méxico
el halcón negro
el world trade center de new york
los ratings de popularidad de clinton bush y obama
juan gabriel en concierto
y el etcétera de esta lista
que se extiende como las franquicias de starbucks

corría el año 2006 de nuestra era
cuando edgar
(un morrito norteño
aficionado a las galletas de chocolate)
quiso cruzar ese riachuelo
como césar cruzó el rubicón:
como un emperador romano

jamás imaginó que su amigo fernando
sería su marco bruto
su judas
su yago
su benedict arnold
su victoriano huerta

sólo le quedó confiar a ciegas 
y lanzar imprecaciones vacías al aire:

vas a caer edgar:
no güey
ya güey
pinche pendejo güey

y cayó: como todo ha caído:
como resultado de la gravedad
y las invisibles fuerzas sociopolíticas
cuyo funcionamiento desconocemos

edgar
nos hiciste llorar
y reír
con tu caída

cobraste tu venganza
pero seguirás cayendo
como ya has caído
millones y millones de ocasiones
por los siglos de los siglos:
así sea

como a sísifo
hay que imaginar
a edgar dichoso




lady liberty

se llama libertad
y canta una canción de gloria trevi frente al espejo:
//y me solté el cabello me vestí de reina
me puse tacones me pinté y era bella//

se llama libertad
y con sólo pronunciar su nombre
se ruborizan sacerdotes políticos y empresarios

se llama libertad
y levanta el micrófono
a la manera de una antorcha
que ilumina y enceguece

se llama libertad
y su vestido (bajo un reflector anónimo)
es el llanto de una constelación solitaria
en una noche de lentejuelas

se llama libertad
y hoy está en la cárcel
por creerse tantitito su nombre
y haber renunciado a ser armando.



carpe diem

en una clase de literatura inglesa
impartida por el profesor john keating
(interpretado a su vez
por el garrick de la edad moderna)
en el verano del 89
se nos revela el misterio del lenguaje:
language was developed for one endeavor:
to woo women

nadie levanta la mano
ni pregunta por el sentido de la vida
pero el profe responde como quiera
con tono grave y con dos versos de walt whitman:

that you are here
that life exists and identity
that the powerful play goes on
and you may contribute a verse:

cómo me hubiera gustado
ser su alumno
y arrancar páginas de libros aburridos
y enamorar muchachas tristes con poesía
y escribir aquel verso de la historia

pero no fue así

aquí me tienen: viendo una repetición por canal 5
mientras la vida y la poesía
suceden en otra parte



ándeme yo caliente y ríase la gente

para emily quiñones


7:32 am (central standard time – mexico city):
mantequillas y pan tierno en la cocina
el leve aroma de café con leche
y el telediario matutino en la pantalla

la chica del pronóstico del clima
pronuncia unas palabras que no entiendo
(y no me esfuerzo mucho en que me importen)

yo escucho con mis ojos
su sonrisa de cerezo floreciente
su generoso escote veraniego
su minifalda que se deshoja día con día
y esas piernas como de nieve o leche fresca

a las 7:33 de la mañana
yo pronostico:

una ola de calor en mi entrepierna
y la mirada cariñosa de mi novia









.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada