jueves, 24 de marzo de 2016

MAI DER VANG [18.290]


MAI DER VANG

Nació el 20 de octubre de 1981, en California. Obtuvo su maestría en poesía de la Universidad de Columbia, donde se le concedió el Corrente Poesía Fellowship. Vang recibió su licenciatura en Inglés de la Universidad de California, Berkeley. 

Sobre Afterland Forché escribe:

Afterland  me ha perseguido. Sigo volviendo a leer estos poemas en voz alta, escuchar en ellos un lenguaje a la vez atávico, contemporáneo y profundamente espiritual. Mai Der Vang se enfrenta a la guerra secreta en Laos, el vuelo de los hmong, y su supervivencia como refugiados. Que un poeta pueda absorber y transformar estas experiencias con las expresiones personales y colectivas de los vivos y los muertos, la imaginería luminosa y con una dicción sorprendente.

Los poemas de Vang han aparecido en Ninth Letter, The Journal, The Cincinnati Review, The Missouri Review Online, Radar, Asian American Literary Review, The Collagist y en otros lugares. Sus ensayos han sido publicados en el  New York Times, el  Washington Post y el  San Francisco Chronicle, entre otros. Como miembro de la revista del Círculo de Escritores de América hmong, es coeditora de  How Do I Begin: Un Hmong American Literary Anthology (heydey, 2011).

Ha recibido residencias de Hedgebrook y de Kundiman. Vang vive en Fresno, California, donde enseña en Clovis Community College y trabaja como escritora / consultora creativa.

The Academy of American Poets, la ha elegido como ganadora del Walt Whitman Award 2016. El manuscrito que fue elegido, Afterland, por la poeta norteamericana Carolyn Forché será publicado por el sello Graywolf Press en abril de 2017. 



Presentamos su poema: Light From a Burning Citadel en versión de Luis David Palacios.


Luz de una ciudadela en llamas

Una vez esta alta tierra fue nuestro lugar de nacimiento. Una vez
fuimos hijos de reyes.

Ahora soy palo de rosa siamés en el fuego.
Soy piel de cortina caída.
Soy hueso de agujero de bala.
Estoy presa en el horno de cenizas de un bosque.

Peb yog1 y estaremos

El cielo duerme acolchonado en la milicia de las estrellas.

Alguien ha doblado
el espíritu de oro y plata
del dinero en mil barcos pequeños.

Peb yog
hmoob2 y estaremos

Estoy tan hambrienta como el indigente que rasgó
un coco para hallar
el corazón de un gaur salvaje.

Hmoob y
estaremos

El árbol es más antiguo
que su patria,
derrama su citrina anual
como el reloj de arena gotea miel.

Peb yeej ib txwm yog
hmoob.3

Cavo y cavo hasta que no hay más raíces por cavar.
Sirvo con mi piernas
cortadas, mi oído caído.

Me he vuelto el aire
estridente en la flauta de bambú –el aliento
de una tropa de cencerros.


Notas

1 Somos
2 Somos Hmong
3 Siempre hemos sido Hmong

Nota del traductor: Los Hmong son una etnia que habita principalmente en zonas montañosa Laos, Vietnam, Birmania, Tailandia y la región montañosa de China.
http://circulodepoesia.com/2016/03/mei-der-vang-walt-whitman-award-2016/




Light From a Burning Citadel

Once this highland was our birthplace. Once
we were children of kings.

Now I am a Siamese rosewood on fire.
I am a skin of sagging curtain.
I am a bone of bullet hole.
I am locked in the ash oven of a forest.

Peb yog and we will be.

The sky sleeps quilted in a militia of stars.

Someone has folded
gold and silver spirit
money into a thousand tiny boats.

Peb yog
hmoob and we will be.

I am hungry as the beggar who cracked
open a coconut to find
the heart of a wild gaur.

Hmoob and we
will be.

The tree is more ancient
than its homeland,
shedding its annual citrine
as hourglass dripping honey.

Peb yeej ib txwm yog
hmoob.

I dig and dig for no more roots to dig.
I soldier with my severed
legs, my fallen ear.

I’ve become the shrill
air in a bamboo pipe—the breath
of an army of bells.





Water Grave

We cross under
the midnight shield
and learn that bullets

can curse the air.
A symposium
of endangered stars

evicts itself to
the water. Another
convoy leaves the kiln.

The crowded dead
turn into the earth’s
unfolded bed sheet.

We drift near banks,
creatures of the Mekong,
heads bobbing like

ghosts without bodies,
toward the farthest shore.
With every treading

soak, the wading leg,
we beg ourselves to live,
to float the mortared

cartilage and burial
tissue in this river yard
of amputated hearts.

This poem originally appeared in American Poets, Spring-Summer 2016. 




Yellow Rain

First, the sting
in your nose.

Then in your eyes,
a furnace flared

To hollow
your face.

Flies above
your empty sockets.

Maggots made
your split skin.

Another cow dies
from breathing

as you swallowed
from the same air.

How many days before
it wintered you gray

in this wilderness turned
makeshift-graveyard.

How many hours
before the lesions,

before your vomit
hardens the earthen

floor. Somewhere
a house ages cold,

no longer warmed
by the hearth

you once tended.
No one lights

any spirit money.
No one chants the way.

This poem originally appeared in American Poets, Spring-Summer 2016. 




.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada