jueves, 24 de marzo de 2016

VIRGILIO LÓPEZ LEMUS [18.297]


Virgilio López Lemus

Virgilio López Lemus. Poeta, ensayista, crítico, traductor, y destacado investigador literario cubano; Doctor en Ciencias Filológicas.

Nació en Fomento, Sancti Spíritus, el 22 de octubre de 1946. Es Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas y Doctor en Ciencias Filológicas por la Universidad de La Habana. Trabajó por más de diez años como editor de Teoría y Crítica Literarias en la Editorial Letras Cubanas, y como profesor en varios centros docentes, entre ellos la Universidad de La Habana, donde es profesor adjunto de la Facultad de Artes y Letras. Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba. Labora actualmente como Investigador Titular en el Instituto de Literatura y Lingüística de Cuba.

Ha sido miembro de jurado de los más importantes concursos nacionales cubanos y miembro permanente del Jurado del Premio Internacional de poesía «Atlántida», de los Festivales Internacionales de poesía de Las Palmas de Gran Canaria, y actúa en tribunales académicos y docentes; ha ofrecido conferencias en universidades e instituciones culturales de Cuba, Canadá, México, Brasil, Argentina, Uruguay, República Dominicana, Macedonia, Italia, Francia, Alemania y España; más de trescientos textos suyos se han publicado en revistas, periódicos y libros en esos países y también en Chile, Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela, Rusia (ex URSS), Suiza, Rumania, Estados Unidos. Traducido a siete idiomas, asimismo es traductor del portugués al español.

Es miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, académico de la Sociedad Económica de Amigos del País, miembro de los consejos científicos de la Fundación Alejo Carpentier y del Instituto de Literatura y Lingüística.

Miembro correspondiente del Instituto Histórico y Geográfico de Brasil, miembro de honor de la Asociación de Profesores de Español y Literatura de México; pertenece a varias cátedras literarias cubanas; asesor de la Biblioteca Memorial Juan Marinello y miembro de los consejos de redacción de las revistas Signos y Anuario.

Grados académicos, científicos y docentes

Licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas, Universidad de La Habana (1975)
Doctor en Ciencias Filológicas, Universidad de La Habana (1989)
Investigador Titular (desde 1997)
Profesor Invitado (desde 1997)
Profesor Titular Adjunto (desde 1999) de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana.
Actividad científico - cultural
Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), desde 1983.
Miembro del Consejo de Redacción de La Gaceta de Cuba, UNEAC, desde 1985 hasta 1989.
Miembro del Consejo de Redacción de la revista Signos, desde 1990.
Miembro del Ejecutivo de la Asociación de Escritores de la UNEAC, entre 1992 y 1994.
Miembro del Consejo de Redacción del Anuario L/L, del Instituto de Literatura y Lingüística, y del Consejo Editorial de la propia Institución, desde 1990.
Miembro de la Comisión de Grados Científicos para las esferas de las Ciencias Sociales, del Ministerio de Ciencias Tecnología y Medio Ambiente, entre 1993.
Miembro del Consejo Científico del Instituto de Literatura y Lingüística, desde 1990.
Miembro del Consejo Asesor de la Biblioteca Memorial Juan Marinello, desde 1991.
Miembro del Consejo Científico de la Fundación Alejo Carpentier, desde 1995.
Miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País, desde 1994.
Miembro de la Cátedra Juan Marinello, Universidad Central de Las Villas, desde 1989.
Miembro de la Cátedra Mercedes Matamoros, de la Biblioteca Provincial de Cienfuegos, desde 1993.
Jefe del Departamento de Literatura del Instituto de Literatura y Lingüística, y del Consejo de Dirección de esa Institución, desde 1994 hasta 1995.
Miembro Honorífico del Instituto de Amigos del Libro Argentino y Latino Americano, desde 1995.
Miembro Correspondiente Titular del Instituto Histórico y Geográfico de Espirito Santo, Brasil, 1998 (per vitam).
Miembro de la Asociación Mexicana de Profesores de Español y Literatura, 1997.
Propuesto como Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba en 1998.
Asesor y miembro del Comité Organizador de los Festivales Internacionales de Poesía de Las Palmas de Gran Canaria, desde 1996.
Miembro de la Fundación Atlántida de Poesía de Las Palmas de Gran Canaria, desde 1998.
Coordinador Científico de las Conferencias Internacionales sobre Identidad Cultural, IDEAMÉRICA, Ministerio de Ciencia, 1995, 1998 y 2001.
Miembro Permanente de la Comisión Organizadora Internacional de los Encuentro-Festivales Iberoamericanos de la Décima y el Verso Improvisado (con desarrollos en La Habana, Las Tunas, Veracruz y Las Palmas de Gran Canaria --futuro Santiago de Chile), desde 1991.
Asesor de la Casa de la Décima de Las Tunas, desde 1996.
Miembro de la Comisión Organizadora del Coloquio por la Celebración del Centenario de Juan Marinello, 1998.
Miembro del Research Board of Advisor, del American Biographical Institute, Inc., desde 1999.
Presidente del Consejo Asesor de la Dirección Provincial del Libro y la Literatura de Ciudad de la Habana, 1999.
Vicepresidente de la Comisión Provincial de "Amigos del Libro" de Ciudad de La Habana. 1999.
Miembro de la Cátedra de Oralidad "Carolina Poncet", del Centro de Promoción y desarrollo de la Cultura Juan Marinello, desde 1999.

Bibliografía activa

Ensayos

Ha editado libros de ensayos, entre los que sobresalen:

García Márquez: una vocación incontenible, Letras Cubanas, 1982, segunda edición aumentada, 1987; Editorial José Martí, edición en ruso, 1990.
Palabras del trasfondo. Estudio de la poesía coloquialista cubana, La Habana, 1988.
La décima. Panorama breve de la décima en Cuba, 1995.
El puente decimista cubano-canario, 1996.
Samuel o la abeja. Estudio de la poética de Samuel Feijóo, Editorial Academia, 1994.
Décima e identidad. Siglos XVIII y XIX, Editorial Academia, 1997.
La imagen y el cuerpo. Lezama y Sarduy, La Habana, 1998.
Juan Marinello: la palabra trascendente, 1998.
La décima constante, Fundación Fernando Ortiz, 2000.
Dulce María Loynaz. Estudios sobre la obra de una cubana universal (Tenerife, 2000)
Eros y Thanatos. La obra poética de Justo Jorge Padrón (Madrid, 2002)
La décima renacentista y barroca (La Habana, 2002)
Aguas tributarias (La Habana, 2004)
Narciso, las aguas y el espejo, 2004 y 2007.
El siglo entero. El discurso poético de la nación cubana en el siglo XX, Editorial Oriente, 2008.
Métrica, verso libre y poesía experimental de la lengua española, Editorial José Martí, 2009.

Poesía

Hacia la luz y hacia la vida, Editorial Letras Cubanas, 1981.
Los cinco sentidos. Las Tunas, Centro Provincial del Libro y la Literatura, 1983.
El pan de Aser, Editorial Letras Cubanas, 1987.
La sola edad, Ediciones Unión, 1990.
Cuaderno de Macedonia, Ediciones Extramuros, 1992.
Concierto español. En el título: "El regreso del poeta". Ronda, España, Colectivo Cultural Giner de los Ríos, 1994.
Palazi della Memoria Trieste, Sociedad de Amistad Italia-Cuba, 1994.// Traduzione di Gaetano Longo.
Cadernos de otredad/Cuadernos de otredad Instituto Estadual do Livro de Rio Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil/ Tchê! Editores de Livros, 1994. Edición bilingüe español-portugués.
Quaderno di Macedonia, Supplemento della revista letteraria Dissonanze, Udine, Italia, 1996.// Traduzione di Gaetano Longo.
Cuerpo del día, Ediciones Unión, 2000.
De sí mismo, San Lope, 2001.
Aguas tributarias, 2004.
La eterna edad, Ediciones Extramuros, 2005.
Un leve golpe de aldaba (antología poética personal), 2006.
El peldaño, Editorial Letras Cubanas, 2010.

Antologías

Ha publicado siete volúmenes de antologías de la poesía cubana del siglo XX en Cuba, Brasil, Italia y España, entre ellas:

Doscientos años de poesía cubana (1790-1990).
Cien poemas antológicos (La Habana, 1999).
Candoroso verano (Málaga, 2007).
Laurel de libres (antología de poetas latinoamericanos), 2010.

Virgilio López Lemus, ocupa un destacado lugar entre los mejores ensayistas y poetas cubanos contemporáneos. Ha obtenido premios y distinciones en Cuba, España, Francia, México y Brasil. Textos suyos han sido divulgados y comentados en una veintena de países de Europa y América Latina. Tiene una vasta obra poética y ensayística publicada. Entre sus libros más recientes figuran los poemarios Un leve golpe de aldaba (2006) y El peldaño (2010), y los volúmenes de ensayo El siglo entero. El discurso poético de la nación cubana en el siglo XX (2008) y Métrica, verso libre y poesía experimental de la lengua española (Premio Academia de Ciencias de Cuba, 2009).




MUERTE DE MI PADRE

Llegó por fin el ángel de mi padre 
con su finísima trompeta imperceptible 
y lo llevó con él a Dónde, a Todavía.

Se ha muerto esa mañana de diciembre
como la sombra que era ya su sombra
y sin decirme adiós un beso dio al Destino.
Se consumó, se consumió, salió
tan rápido, que apenas dejó un poco
de su precioso tiempo de dolor
y, plácido, surcó o ancló su cuerpo
en el silencio hondo, incomprensible, ciego.

Mi padre, en el arquero de un sueño, 
tensa la cuerda y vibra con el arco 
en tanto sale su flecha veloz 
hacia el dulce rumor de la Nada...




MUERTE DE MI MADRE

Mi madre quiso sentarse 
en la sala, semidormida. 
Así, quizás sin ella saberlo, 
se abrió el abismo 
por donde cupo entera.

Dejó un yo no sé, ¿un grito?

Salió volando como una golondrina 
que nunca ha de volver.

Sólo fue un soplo, una nada, un vuelo...

¿No ha quedado todo demasiado oscuro?
¿Y qué hago yo aquí
todavía...?




ADOLESCENTE

Aquel que en mí murió de veinte años 
abriendo el corazón a la impureza, 
y en tanto llanto y polvo, la vileza 
me hundió la garra fiera del engaño.

Aquel que en mí murió de veinte sueños, 
con manos sucias, rotas, sin firmeza, 
tan débil como inútil su cabeza 
¿ahora quiere ser su propio dueño?

Aquel que vive en mí como un cordero
¿querrá salvarse sólo con balidos
o espera que le llegue un buen agüero?

La vida se me va como un madero 
que el viento le arrancara estos sonidos: 
«De veinte años justos siempre muero».




DILUVIO

Yo soy un aire largo 
que se traza nocturno, 
que desata la lluvia 
y se pierde en lo oscuro.

Yo traigo mi palabra 
al vendaval del mundo, 
me recorto en misterio: 
yo soy mío y soy tuyo.

Largamente me muero 
y revivo al segundo, 
cada instante soy viento 
con mi aliento desnudo.

Soy quimera que anda, 
soy el sueño más puro, 
soy la oveja en el circo, 
soy quien siempre me busco.

En mí labora un mago 
y en su crisol me fundo: 
soy mi piedra de oro, 
soy el oro profundo.

Yo soy liebre asustada 
en este bosque absurdo, 
me refugio del lobo, 
de su diente iracundo.

Soy el león rugiente, 
desafiante, al punto,
 con sus rápidas lágrimas 
y corazón diminuto.

Sé escuchar en el viento 
el mensaje del mundo, 
tengo el hambre de todos, 
soy Alguien y Ninguno.

Yo soy sólo palabras 
y soy pan del ayuno, 
lo imposible me puebla, 
pecho soy, sin escudo.

Lentamente me salvo 
de morir en minutos, 
soy la línea rota 
trazada entre dos puntos.

Yo soy una pregunta 
o un diálogo confuso, 
no me habla el aire seco 
ni escucha el dios que busco.

Soy semilla confusa, 
soy el polvo menudo, 
me sepulta una gota: 
ella es todo el diluvio.




ME PIDES QUE MARCHE

¿Hacia dónde me pides que marche, 
hacia qué Vellocino, hacia cuál Ítaca, 
si toda marcha será la de Ícaro 
mirado por Narciso en una tarde de lluvia?

¿He de irme hacia dónde, cuál fue el sitio 
que me vio partir huyendo de la nada?

Un ángel sólo es nuncio y yo quiero
ser mucho más que un ángel,
que ese ángel mirando al horizonte,
con las manos extendidas en espera de nadie.




UBI SUNT

Dónde están los bosques formidables
habitación de lobos, pero también de flores,
extrañas flores llenas de aromas salvajes.
Dónde están los asientos de cristal
por donde corren aguas más claras que los cielos.
Qué se hicieron los árboles incontaminados
donde solía el cielo demorarse
al pie de una flauta de amor.
Qué se hicieron los lechos naturales
creados para el goce de la pareja eterna
enlazada bajo el ala de un ángel.
Y las aves, dónde están, a qué regiones
del tiempo irreversibles se mudaron.

Naturaleza: lo que fuiste ya es utopía,
lo que serás, no sé. Eterno qué se hicieron,
dónde están...




BEATUS ILLE

Feliz aquel que vive en un país dormido
junto a un lago o junto al mar,
sobre un río quietísimo,
a la vera de un valle
donde no se escucha el trueno de las revoluciones
ni el cántico de la ciudad.
Feliz quien siembra árboles y recoge las frutas,
cultiva tanto la luz como la sombra
y ni se place de sí ni aspira a ser otro
sino sólo a morir tranquilamente...

Vivir en la paz de la Nada. Como si fuera un muerto 
que no aguarda retornar.




RECORDANDO A WILLIAM BLAKE

Tigre, tigre:
el poeta está sobre las ramas.
Allí lo veo como un ángel cotidiano.
El poeta vive sobre esas ramas verdes
o está tratando de vivir como quien pone
el pie en la tierra y el otro en lo infinito.

La eternidad, el tiempo todo, eres tú: tigre, tigre.
Dios mismo está en las rayas de tu traje.
Eres fiero como un ángel defendiéndose en el mundo.

El poeta no desciende sino para quedar dormido. 
Y cuando duerme,
salta el tigre.

Hay un tigre en las ramas. 
Hay un tigre sobre el árbol. 
Hay un poeta dispuesto a saltar 
hacia la presa,
                   el abismo,
                                la poesía,
                                           el infinito.




ALCIÓN

¿Ser hombre en arte menor
será, Friol, nuestro destino?
¿Alción quemado en el vino
de una llama sin calor?

Y en una llama de amor
—que es otro vino que pasa—
se nos enciende la casa
o este cuerpo se nos fuga
y se nos rompe la oruga
para germinar en flor.

Ser de sí mismo su dueño,
¿quién que ha soñado ese sueño
no sueña en Arte Mayor?




CANTARES DE AMIGO

Como en un cantar de amigo
escribo lo que me dictan
las fábricas y el olivo.
Blas de Otero

I

Me asalta canción antigua 
de acento dulce, de queja 
de bosques y de maniguas.

Mis ancestros españoles 
con lo africano se mezclan 
en caracol de canciones.

Y soy como aquel pastor 
que en el pastoreo sueña 
en convertirse en cantor.

II

Sancho por andar despacio 
nunca hallaba su locura 
y la tenía en el patio.

Quijano, siempre de prisa, 
nunca hallaba su amargura 
y la tenía en la risa.

III

Instante de Salomón:
pare castigo la culpa
si no es que alumbra perdón.

IV

Sermón de las siete voces: 
una que todo lo dice 
y seis que todo lo oyen.

V

Consejo de Gulliver: 
ser pequeño o ser gigante 
importa saberlo ser.

VI

Entre el objeto y mis ojos 
rompe la luz sus perfiles 
y oscuro se queda todo.

Entre la noche y la vista 
hay misterios de candiles 
y sombras que se asimilan.

Claridad y oscuridad
sólo es un cambio de alfiles:
los reyes están detrás.




EL POETA

Yo soy el jorobado,
me retuerzo en la sábana nocturna
soñándome atleta.
                           Y soy el paralítico 
en una silla dura y giradora, 
la muchacha fea, el pederasta 
cuando escupe la sal, 
el corredor caído que gime 
y se levanta y sobre todo 
se siente triunfador del mundo.

Soy la asesinada de aquel día 
en el primer dolor de la cuchilla, 
y el sacerdote muerto 
que ya no encuentra a Dios.

Abro los ojos de recién nacido 
y lloro por la luz,
                       la bella luz 
que arde como un fuego, 
yo soy la anciana con temor del tiempo 
y el muchacho con miedo de la vida.

A todos,
          yo los prohijo
                          y los abrazo: 
hermanos, 
la tanta luz confunde mis tinieblas.




VERSOS LLANOS


I

Ara, arador, con tu arado, 
ara en torno de tu casa. 
Así tocarás la masa 
de tu sueño: lo sembrado.

II

¿Soy yo mismo tanta piel 
con huesos, sangre, cabello, 
tanto material destello 
hecho de acíbar y miel?

¿Será mío aquel papel 
que destruyó mi camino? 
¿Una piedra es el destino 
que me arrastrará con él?

III

Bruma soy. Hermosa bruma: 
sueño que alguien me sueña 
y creo ver una Enseña 
hecha de luz y de espuma.

Rara luz la del soñar: 
se forma una nube densa 
entre la verdad inmensa 
y el eterno desear.

IV

Breve fue tu amor, muy breve: 
cinco años no son mucho, 
eres el viento que escucho 
y el agua que no se bebe.

V

¿El tiempo? Todo presente, 
coda de literatura... 
El tiempo es la ligadura 
de dos puntos con la mente.

VI

Todo el futuro es fortuna 
de la flor. Es natural. 
Todas las flores son una,
lo singular es plural.




A LA MUERTE

Señora, blanca Señora,
la de faz como de bruma, 
Señora, la de la espuma 
de la mar, la de la aurora. 
Señora, la de mi Hora 
de la luz, en quien confío. 
Señora, la de mi río 
oscuro, la de mi Abrazo, 
dígame dónde, en qué paso 
se unirá su Nombre al mío.




LA CREACIÓN

¿Puede? ¿Se puede? ¿Puedo 
conmover al mundo desde un poema? 
¿Se puede, puedo, acaso yo podría 
decir una palabra para siempre...? 
¿Una palabra sola,
como un arrullo del sol al planeta, una 
palabra que tuviese la energía 
de mil explosiones, la energía total 
de una galaxia, la energía de un verso?

El Verbo sobrevuela al lago.
Una imagen se proyecta y el agua
tiembla, tiembla, el agua tiembla
y es un temblor fecundo.
De la imagen nace una flor 
que copula con los aires
feroces de la tarde, con la luminiscencia
de un sol mágico, amoroso.
Del titánico huevo se van formando
un hombre, una mujer, una fruta que rueda
y trae a su vera una palabra.

Del fondo de la imagen brota la sorpresa,
tan sólo la esperanza queda a mano
y el hombre brilla, anda, siente el ruido del bosque,
la fronda lo saluda,
se estira el Horizonte,
el mundo aparece completo en su memoria.

¿Puedo? ¿Puedes? ¿Tienes la fuerza
de un joven Dios creando un universo?
¿Acaso la palabra puede fecundar al lago?
¿Podría un titán romper toda atadura
y alzar su sueño cósmico como una cordillera?

La vida es hermosa. 
La palabra sea dicha.

Si la poesía no transforma al mundo, 
si la poesía no cambia siquiera sea al Universo, 
si la poesía no es quien puede hacer todo milagro, 
la creación, la vida, el sueño de la vida... 
poco sería de Dios usando su palabra, 
el verbo único y sonoro, 
el verso creativo de luz y de existencia...

Creado fue el lenguaje, deleite de poesía. 
La palabra nos devuelve el Paraíso. 





.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada