viernes, 14 de octubre de 2016

LEONOR ANTÓN [19.283]


Leonor Antón

Cartagena (Murcia), 1986. Especializada como Copy/redactora de publicidad por la Escuela Superior de Publicidad de Madrid. Autora de las novelas “Anécdotas de una mujer en obras” y “¿Te apetece salir?”, del audiopoemario “Cuaderno de verano” y de la obra “La musa” donde combina poesía, ilustración y relatos, libro ganador del I Premio Círculo Rojo en la categoría “Relatos” (2015). Antologías: “Pluma, tinta y papel" y “Poesía erótica” de Diversidad literaria (2015). Finalista en el VI Día Internacional de la Poesía en Segovia (2015).

En 2016 se publica su antología poética “El final de los vasos” en la que reúne poemas de todos sus trabajos poético/audiovisuales: “Las gafas del cristal rojo”, “Cuaderno de verano”, “A Santa Cuna” y “El verano del amor, el verano del…”. Actualmente trabaja en la combinación del medio audiovisual junto a la poesía y la performance (perfopoesía).



LLANQUIHUE
un yelmo de boca
y su dicción metálicamente definida
perpetúan en los tiempos
como una bruma
devorando
con dientes de espuma y de noche
a una ciudad que duerme
invertida en el reflejo del lado
en su morada de cedro traído del Líbano crío
una botella de Jack Daniel’s en el interior de una jaula
pintada de blanco
para tordos renegridos
una máquina de escribir con la letra A
pillada sobre una radiografía
de mis muelas del juicio
un intento de ciervo gris
retratado en la pared
pero con nariz y la sonrisa como Mona Lisa
un puñado de esperanzas tuyas
que huelen a tabaco
dentro de un bote con mermelada de arándonos
todos esos sueños puedes meterlos en un saco
después colgarlos en el perchero
junto a tu abrigo y el sombrero. Están de más en mi regazo
has echado al fuego del hogar las hojas de hierba,
el mar y la alondra, la tierra baldía, los trabajos y las noches
y yo busco entre las cenizas la C de cuándo y la C de cómo
te marchas bebiendo mis verdades
[manos de oso y coraza de mármol]
entre un pantano entre volcanes



1

¿Qué zapatos quieres que me ponga?
si todos los que hay en tu tejazo me hacen daño
introduzco los dedos en el bosque de mi pelo
y, cubriéndome los ojos con las palmas de mis manos,
los deslizo hasta la cima
mira
cómo hago asomar mis uñas
como cuernos de lucha
aquí tienes toda la corona que puedo
sostener



LA MUJER MÁS ALTA DE CURANIPE
noto mi pelo flotar en el aire
dentro de un bus directo a un pingüino
a orillas del Pacífico
junto a Piedra Negra
un niño mapuche le pregunta a su madre
¿De qué color es su cabello?
sujetándolo entre sus dedos
desde el asiento trasero
ella dice desteñido
el camino es de lluvia y de bosque
supongo
que es ahí
entre la niebla
donde vino a morir tu palabra
¿Qué hago aquí?
vestida de Candy Candy
el día que no volviste a tomarme de la mano
por encima de la ola
ingiriendo unas manos que son como mil manos
y unos ojos que son como ninguno
y un aroma que respiro y me circula como metales pesados
y un veneno de Julieta para el preludio falso de la muerte
aviones que tiran del adiós
para después sellarlo
con un enorme océano de por medio 









.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada