domingo, 10 de enero de 2016

SHIRLEY VILLALBA [17.879]



Shirley Villalba

Nació en Coronel Oviedo (Paraguay) en el año 1974. Desde el 2004 participa del taller de literatura de la Universidad Iberoamericana, coordinado por la escritora y periodista paraguaya, Delfina Acosta. Sus poemas han sido publicados en libros del mencionado taller, así como en diarios y revistas locales."PENUMBRA HEMBRA" es su primera publicación independiente, dicho material ha obtenido  una mención de honor en el Premio Municipal de Literatura del la Ciudad de Asunción, año 2006.

Recientemente publicó el libro: Animal marcado (Arandurâ, 2015), trabajo de poemas y aforismos. Parte de su obra se encuentra en la antología La voz mediterránea. Participó del IV Encuentro Iberoamericano de Poesía “Carlos Pellicer Cámara”, 2008.



RETRATO SECO
(Dos poemas para Frida K).


Entre cejas o entre rejas

de ceja a reja me corona un riel de espinas
este infierno vertebral de calaveras me agoniza
esta esclavitud de placenta cercenada me alimenta
la orfandad que empuja mis entrañas me aborta y me aborta
soy un fantasma de madre no parida
mis ubres secas gotean su herrumbre en cuajos
ay, castigo de útero castrado
ay, bastidores fracturados de mis ojos
y ay, yo cojeando en mis retratos




Mi nana y yo- o yo mamando

cada estéril noche, desmamo fetos en los huesos de mi cama
y mis ojos sangran gotas de espejos que me hablan
y un retorcido aliento de tragedia cotidiana en cuajadas se me clava
y yo recóndita en mi Nana, amamanto sombras con la misma soledad que la noche en mí derrama
y me apincelo sin mirada


Sabiduría de cántaro

arcillo mi sed
y me desnudo de agua
y me refresco de luz
y me sediento de bocas
y me bebo



Revelación

cuando te vi aquí adentro
se hizo de día



Corazonada

desaguo el agua
de mi sombra
y me diseco
en lluvia



Vigilia

cuando la noche
se harte de mí
habré amanecido



Sombra de vino

anochezco
y me derramo en copas y me bebo tinto
y me sangro
y me coagulo en sombras

SACO Y CORBATA

Tengo un corazón
que viste de saco y corbata.
Cada vez que lo veo
se me desacomoda el aire
se me erizan
las cejas en la espalda
se me anudan los ojos
en la garganta
y la voz se me escapa
por los pies.


IDENTIDAD

Soy la sangre de la noche
     y la noche
                   el veneno
                              que en mí
desangra su mirada.



VARIACIONES

Cuando no despierto,
cuando corro 
hacia el retorno
de lo que cuento 
y suelto el hilo 
que me conduce 
al viento
suspiro el trecho 
que me falta
y finjo que finjo
seguir durmiendo.

Así no sueño,
así camino 
sobre mis pasos 
arrugados de recuerdos
y estiro el viento 
para conducirlo 
hacia paisajes 
que de a poco invento.

Cuando bostezo,
cuando suelto 
las riendas
de todo aire muerto,
cierro los ojos 
y me destierro 
soplando en mí 
una oración 
que me recorre 
y me envuelve 
en la carne 
del mismo viento.

Así despierto,
así no finjo,
ni me cuento un cuento,
así me llevo de la mano 
a futuros cuerpos,
aspirando del mío
un mensaje silencioso 
de silencio
y me reconozco viento
en la desnudez 
constante 
de nacer de nuevo



DOMINGO

Entumecido en el suspiro
extraviado de un mapa.
Descolocado en el regazo
lisiado de las horas.
Revuelto en el hueco
enardecido de los miedos.
Harto en el estruendo
ciego de las palabras.
Derrotado en el aire
homicida de un domingo.
Allí está mi corazón...
Deshabitado en el abrazo
manco de la muerte.



PENUMBRA HEMBRA

Penumbra Hembra
de aire y piedra
luz primera
que suena su inocencia
en el ton-ton
de una caverna
y se hace vigilia
en el sol
cuando no despierta. 
Penumbra Hembra
de flor y tierra
hebra de la noche
que sopla su tristeza
desde el regazo
de una soledad confesa
adobada en rezos 
y conjuros
de luna llena.

Penumbra Hembra
de fuego y fiera
furia de hojas secas
ahogadas en su esencia
latido que nace
del grito amanecido 
de una hoguera
y se descubre ceniza
en el verdor
de tan añosa vena. 

Penumbra Hembra
de agua y niebla
escarcha vieja
que sangra su mirada
en el ocaso 
de una quimera
y va despacio
hacia el encuentro
de ser quien era.


SABIDURÍA DE LOS GRISES

Y miras la distancia con el azul de la nostalgia
y sigues muriendo un poco cada día
y miras las cenizas con el gris de la llegada
y empiezas a morirte más que ayer
y miras tus cabellos y tu cuerpo transformados
y con la sabiduría de los grises
descubres con enfado
lo que has perdido sin saber



AGUACERO DE LUNA

Cuando sus manos
mojan mi sombra
la humedad me traspasa
y escribe en mi sangre
un camino de luz
que se hace noche en mis venas
y me bautizo por fuera
y me baño por dentro
y me aguacero de luna




Figuración

El reflejo se rompió
El tiempo se ahogó en su arena
Los minutos se traspasaron de horas
Las manecillas fueron degolladas en segundos
El instante se aisló en su templo
Los ojos se sometieron a la cuerda
Y mi rostro desfiguró al espejo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada