viernes, 29 de enero de 2016

DANIEL ÁBREGO [18.041]


Daniel Ábrego

México, 2000

Escribe pseudopoesía y cuento. Ha autopublicado el poemario Vómito verbal a tu sistema nervioso central y ha aparecido en distintas revistas y antologías. 



Le gusta vomitar conejitos y ser prostituta de letras. 
Espera conquistar al mundo.

Cuando esperas, un minuto se vuelve una eternidad
Mientras me siento a esperar a alguien en la calle
mis ojos -uno con miopía, otro con astigmatismo-
miran como el asfalto es maltratado por llantas
de distinto vehículos.
Una muchacha con una falda verde pistache
cruza la calle
el asfalto seguro vio más allá
en ese universo donde se crean
múltiples palabras, poemas, explosiones
que aún no se han podido explicar.
Un niño de aproximadamente 5 años tira su helado,
otro niño se cae y la rodilla le comienza a sangrar.
Me siento solo
en la espera con los ojos clavados al asfalto
y lo que vive a diario.
Entonces no me doy cuenta
cuando distintos autos
comienzan a pasar sobre mí.



Las veces que dije que no cuando en realidad 
quería salir corriendo, volar hacia el asteroide b612 
y jamás volver porque no es esencial
mi rostro es de papel celofán
tengo una niña llorona como cuerdas vocales
y una niña bailarina como lengua

[y tengo peceras con peces que se hacen pasar por pupilas]

¿sabías que los peces no tienen sentimientos?
le escribí una carta al universo para saber mi ubicación,
y le marqué a mi cajita con aneurismas
para precipitarme al divino momento
y saber cómo escapar
(escapar es fácil y más si es de aquí).
He practicado para ser inmune
a los toques intergalácticos
de un electroshock
que el tumulto me provoca pero no siempre
lo consigo.




24/7

Me he tragado los colores
que tanto hacen daño.
He repetido palabras que no están en mi vocabulario,
besado niñas que en realidad querían ser niños,
he sido parte de una mentira que está vestida de futuro.
Soy un revólver disparando flores
soy parte del daño colateral
de los sueños olvidados
los sueños pulverizados
por los años.
Quiero ser absurdo hasta que ya no pueda,
encerrarme debajo de mi cama
hasta que ya no respire,
dejar las mentiras atrás
porque me vuelvo humo que no se instala en tus pulmones
pero que hace daño
te hace daño
y deberías abrir las ventanas
deberías dejar que me rompa las costillas
todos los días
noches
bajo la luz
de algo que no puedo ser.




BANG BANG BANG

Soy un espermatozoide esperando fecundar el óvulo de la desgracia
un cristal esperando estallar en tu rostro,
traigo fuegos artificiales en la boca
traigo un poco de cosmos en el bolsillo
y huesos de cristal para darme en la madre todos los días
tengo tendencia de bigbang
y a veces no hay más opción que estallar:
bang, bang, my baby shot me down
soy un vegano comecerebros que irá directo a ti
ñam ñam
soy el producto del caos
el caos se enamora de mí
y quiere pasar conmigo las mañanas tardes noches
golpeándome y sodomizando hasta que no quede resto alguno
me vuelvo glitch y a veces también desenfoco cámaras
vomito en la cara de seres que se me parecen y canto muy bien mentadas de madre
me arrastro por el suelo me deslizo al cielo y bang, bang
un agujero negro me traga y me escupe en tu cama
soy sideral para darle en la madre a los cosmonautas maricas
a las perras vintage y sus gritos sin eco
soy sideral para derrapar en tu cara como cumshot y expandirme
hasta tus entrañas y tu espíritu
soy sideral porque hago estallar palabras que no son volátiles
debajo de esa falda azul que con nadie más usas
soy sideral y espero fecundar al universo
soy un mal sabor de boca instalándose en tu ropa interior y me estrello sobre ti
y nos volvemos caos
somos el caos intentando deslizarse por un universo rosa
somos púrpuras chocando entre sí
una supernova
soy sideral y tú también lo eres
desde que abrí mis ojos supe que algún día iba a quedar ciego por gente tan brillante como tú.









.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada