miércoles, 27 de enero de 2016

JIT NARAIN [18.031] Poeta de Surinam


Jit Narain 

Jit Narain nació en Livorno, pueblo cercano a Paramaribo, Surinam, en 1948. Estudió Medicina en los Países Bajos, donde también se constituyó en el padrino de la literatura en Sarnami, idioma de los Surinameses de ancestro hindú, en el que hasta finales de los años setenta ningún libro se había publicado. En 1978 publicó su primer volumen de poesía, Dal bhat chatni (Arroz, guisantes amarillos y Condimentos) - la dieta principal del campesino Indostano. En él cantó su historia en su propia jerga campesina haciendo de esta un vehículo para el arte literario. "Yo escribo para mi ajá (abuelo paterno) y su generación. A ellos les debo el no permitir que arrasen con su historia y su idioma. En sus más recientes poemas Narain refleja la vida como una prórroga limitada en el tiempo, llena de color y esperanza, incluso ante las penalidades y la muerte.




Él, que, con el fin de matar una serpiente se transformó a sí mismo en una vara,
él, que, por su vieja edad se convirtió él mismo en una vara
¿por qué habría él, intentando hallar una vara, seguir buscando una vara?

Él, que, aferrado a la ambición, cruzó los siete mares
y luego sucumbió a la tormenta,
roto como una rama fulminada por el relámpago.

Labor esclavizante o libre, ¿cuál es la diferencia?
la culpa no fue la respuesta aquí.

Vencido por la fatiga y fatigado por la fascinación;
ambas, fascinación y fatiga pudieron continuar 
existiendo, mano enguantada.


*


En tus propios ojos te miré desnuda.
Enseguida extendiste tus brazos hacia mí.
tus brazos entonces reflejaron amor,
después tus dedos barrieron el polvo del resplandor.

Descubriste tu cabeza para mi
tus ojos brillaban entre la luz mortecina
tus brazos me envolvieron y me torné visible
luego con tus dedos me ataste a la tormenta.

Tus pies descalzaste para mí
yo me incliné para tocarlos
los rayos rompían; todo cuanto me hacía falta era un pedestal
el más confortante paraje para evocar las palabras.


*


¿Sabes acaso cuán largo ha sido esto?
No es el tiempo cuanto quiero saber.
¡Cuántas palabras de amor nunca fueron dichas!
cuántas flores no nos tocaron.
¿Cuántos velos no fueron arrancados?
¿Cuán duro hemos luchado con las palabras?
Y cuan grande se hizo la distancia que ellas tenían que cruzar, amor mío.
Ahora escucha la tonada de la flauta y a mí cantar esta canción:

"amor, remonta los altos muros
elévate como el pájaro de la montaña hacia lo alto
amor, flota en las más altas nubes
hacia los colores del arco iris
amor, abre las ventanas y
observa en la doliente pradera y mira
allí los árboles caídos
porque la tormenta rugió antes de la estación."

Traducciones de Carlos Bedoya





Din ke ham kám kari, rát ke dekhi sapná, 
ájá ke surat láge, thorá-thorá apná. 

Hamár jahajwá ke nám ná Lálá Rookhwá 
deswá ke nám bhail Nederland, babuá. 

K.L.M. se urli ham chorli Sarnamwá 
yád jab tor áil khoje calli itihaswá 

Ekar kathá ke ras ná hai pancámritwá 
kathwá ke kassak kas ke kasle bá mor citwá 

Káhen u Bhárat choris, ito ham samjhilá 
Bhárat oke náhi choris, uto ham sahilá

© 1991, Jit Narain
From: Agni ke yad / yad ke rakhi. Ter Herinnering aan Agni / de as van de herinnering
Publisher: SSN, Den Haag/Paramaribo, 1991




Working all day, dreaming at night – 
Aja’s appearance is something like mine. 

My ship was not called Lalla Rookh 
and my country’s name became Holland, meneer. 

I flew KLM, I left Surinam. 
When the memory of you arose, 
I went in search of history. 

The sap of this story is not sacred nectar, 
the feeling it gives holds my mind in its grip. 

Why he left India, that I can fathom; 
that India never left him, is the burden I bear.

© Translation: Paul Vincent





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada