viernes, 8 de enero de 2016

FRANCISCO ALATORRE VIEYRA [17.867]


Francisco Alatorre Vieyra

(Guadalajara, Jalisco; México 1982)

Abandonó la licenciatura en Filosofía. Entre el 2002 y el 2013 vivió en Japón, España, Alemania, Israel y Holanda.

Ladakh (2015, La Rana) es el poemario con el que Francisco Alatorre Vieyra obtuvo el Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta 2014.




Bolsa de plástico* 

Negra
azul
blanca
transparente
atorada en la cadena de una bicicleta
o flotando desde África del Sur a través de una corriente en el Atlántico

Una bolsa de plástico ligera
para guardar una fruta
abrigar una botella de whisky
llevar el pan a casa
o asfixiar a un paquistaní 
                         en un cuarto obscuro

Martijn de Gruijter las utiliza para dar estructura
a un origami singular   
la bolsa se transforma en
   botas impermeables
   un televisor que no enciende
   títeres arrugados

la bolsa en el museo
la calaverita luminosa en el museo

Un bosque hojas de plástico
Duchamp en el centro
sentado
jugando al ajedrez
o encendiendo una fogata de humo negro

En una estupa
cerca de Kathmandu
vi
a dos niños alegrarse con una
como si fuera un papalote

En la cocina otra
tolerando toda la basura
que le cabe dentro
colgando en la puerta días
con algo de animal
de hombre viejo aferrado a punto de derrumbarse
cargando todo aquello que quisiera desconocer

La bolsa 
podría ser también
una pelota amarilla
de esas que Saer cuenta
que las aves en la plaza
frenéticas
como al borde
sobrevuelan y embisten 
con una extraña fascinación
como si estuvieran hechas
del mismo material
que sus dioses.


Voyager

La Historia es un desfile
de falsos absolutos

Pequeño arrebato 
                                     enunciar
                                     repetir
                                     reformular
lo claro y lo dudoso

Dicen que el Voyager 
lleva un disco de oro que podría
sobrevivir más 
de cuatro mil cuatrocientos sesenta y ocho millones de años 
con saludos en 
Quechua Hitita Ila Francés
Ganda Chichewa Bengalí
Marathi Español Télugu
sonidos de hienas un grillo 
un chimpancé código morse
percusión senegalesa

tren latidos herramientas risa
Stravinsky Chuck Berry
canto de iniciación para chicas pigmeas
“El cascabel” de Lorenzo Barcelata

En cuatro mil cuatrocientos sesenta y ocho millones de años
no quedará un solo párrafo de Kafka

El Absoluto es un desfile
de falsas Historias

La travesura 
el arrebato 
no persigue mucho

Una pieza
del frágil crucigrama
para dar apariencia de unidad
a lo que no la tiene.


Vaho

Un hombre examina su memoria
y sólo encuentra
un espejo empañado
por el aliento de animales disecados.



Raíz larga

Recuerdos
como caballos famélicos y arrogantes con las piernas rotas
hundidos en un estanque donde los niños juegan a la guerra

Raíz larga

Ruinas tragadas por el anciano que las venera
borrosas 
nítidas
musgo 


¿De quién es la tristeza que se derrama dentro de la lámpara?



lo  
                                                                                         que

                   fuimos 
                                                                            es
                                una

raíz
                                                              larga
morder

                                                                                             un

                            durazno
                                                                                       jugoso


es
desenterrar

                                                                                el



                                                                                aire.




Antes de que los turistas

Antes de que los turistas
rondaran Chernobyl
con sus cámaras digitales
y la desafiante mirada
de quien reserva su boleto
para la tómbola del tumor

                                                        Un hombre frente al Atlántico

Antes de que los nabateos
exigieran un impuesto por camello
de que se tomara por un gesto cargado de insolencia
llevar corbatas verdes al trabajo

Antes de que un inglés sospechara
que en estos zapatos
entro yo
un lémur  
un pez y un árbol

Antes de que  
empacaran alimentos con polipropileno
de que unos monjes taoístas 
buscando un elixir para la inmortalidad 
inventaran la pólvora

                                                         Un hombre frente al Atlántico
                                          tomó una piedra
                                          dio la vuelta
                                          y avanzó hacia la tierra

A veces me pregunto
si entre mis antepasados 
existió la desmesura
el incesto
si soy la consecuencia de algún acto terrible 

Seguramente lo somos

Preguntas deportivas porque
           como decía Ruud Gullit]
           —me chupa un huevo—.

* Los poemas de esta selección son parte del libro Ladakh (Cincel), ganador del XXVI Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta.





EL ACORDEONISTA

Vinieron a casa
leímos algunos textos inéditos
comentarios
cervezas artesanales

Yo leí un poema que se titula
“El Acordeonista”
tiene como pretexto una anécdota que me sucedió en China


En China pasaron algunas cosas:

1)      La muralla.
2)      La primer noche sin dormir con tres chicas.
3)      Xi'an y los guerreros de terracota.
4)      Crucero en el Yangtsé, antes de que inundaran Las Tres Gargantas.
5)      Los Himalayas.
6)      Un tren rumbo a Guilin. El viaje duró 24 horas. En esas 24 horas las autoridades golpearon a un polizón, una chinita me estuvo tocando el gozo con su pie

            y la mafia china atracó nuestro vagón.



La número 6 fue la que disparó el poema

Comienza con el acordeonista
osea yo
sentado en una banqueta
haciendo memoria del viaje en tren a Guilin

Aquí fragmentos :



Recuerda el gesto de la chica frente a él
la tensión de su rostro
cómo
sin idioma común
lo hizo intuir
que no se moviera
que no
dijera nada

Recuerda al vagón abarrotado abrirse
los silbidos
de los tres tipos con trajes sucios
un poco mejores a los que llevaban puestos
los otros pasajeros

Eran parte de las Triadas
la mafia china

Cuando llegaron hasta él
uno le dijo
-I Love You-
y entre carcajadas
persistió el saqueo

Más que ese pequeño encuentro
recuerda con vehemencia el pie de la chica
que lo tocaba silencioso
mientras ella sonreía
y le entregaba una naranja

Aquí entra un interludio libresco :


Para Kien
(que en alemán significa leño seco)
célebre sinólogo en Auto de Fe
la mafia podría ser un conglomerado de Fisherles
una organización de enanitos oportunistas midiendo un árbol
y las víctimas
él mismo
el hombre que habita la hoguera
sin mas ataduras que su propio nombre
y el olor de la carne que se quema

Inquisiciones mnemotécnicas :

¿Por qué esta tarde
la violencia y el sexo
se presentan más nítidos
menos ficción
que otras memorias?

¿Por qué sacar como un Merlín excesivo
una mantis religiosa del sombrero
y no una almohada
una segueta
o una lupa?


El poema cierra con la imagen circular del acordeonista
de nuevo sentado en la banqueta

A los chicos les gustó el sesgo cosmopolita
aunque la resolución no es formidable
la anécdota en sí
contada en la mesa
es más interesante que el poema

Luego seguimos tomando
se habló de algunos escritores ingleses
de las estrategias para abrir una editorial
de lo mercenarios que son los poetas en grupo
de hacer un grupo

Cerró la noche
con cuatro poetas inconscientes
y uno más (música de Wagner como fondo)
haciendo la mímica
de como se cogería
a la esposa de su hermano

En la parte de Kien
parecería implícita
la incapacidad del hombre de letras
para enfrentarse al mundo
por otro lado
quizá la mafia china
también sean los poetas
silbando esa melodía
como queriendo atracar a los otros
que los miran
perplejos.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada