miércoles, 8 de marzo de 2017

PETROS STEFANEAS [20.005]


Petros Stefaneas

Poeta. Grecia. Ha estudiado Matemáticas, Lógica e Informática en la Universidad de Atenas, de Óxford y en la Universidad Politécnica Nacional de Atenas, donde actualmente trabaja como profesor. Es autor de varios libros, entre ellos: 

Poemarios: 

"Σημείων στιγμιότυπα" (Γαβριηλίδης, 2003) 
"Η παραλία της Καλαμάτας" (Το Ροδακιό, 2009) 
"Το ψυγείο μας" (Το Ροδακιό, 2012) 
"Μηχανισμοί Αντικυθήρων" (Το Ροδακιό, 2015) 

Poemarios traducidos: 

Francés 

"Promeneurs sur le plage de Kalamata" (L'Harmattan, 2010) 

En español 

"Nuestra Nevera" (Ed. Sloper, 2015) 

Ficción: 

"Livewire: Η ευαγής επανόρθωση" (Γαβριηλίδης, 2006) 
ηλεκτρονική συνσυγγραφή με Ρ. Οιχαλιώτη





LÁGRIMA

En el baño
Antes de que se despierte su pestaña derecha

Pequeños suspiros y una lágrima
Al lado del portátil
Una chica desnuda en la pantalla
Con el pelo trenzado

Se preocupa por las actividades
Del Fondo Monetario Internacional
Y la asociación de los Países Orientales
Del Mediterráneo

Alguien tiene que financiar la poesía

La serpiente electrónica y maldita
Está ya en su despacho
Va a seducirla

Salada la lágrima en toda circunstancia





Despedida

De ti que amaste la poesía
Me despido
Palabras duras
En el muelle
Los versos de tiempos pasados
¿(Cuántas veces) los repetiste?
La solución es fácil
El reciclaje
Estoy listo para unirme a la gente
Hacen falta estos viajes






Petros Stefaneas, “Nuestra nevera” (Ed. Sloper, 2015). Trad. Jara Calles

“Un libro muy querido”

Todo ha sido un cúmulo de casualidades, afirma Jara Calles, la traductora del primer libro publicado en España de Petros Stefaneas, poeta y profesor de Matemáticas en la Universidad Politécnica de Atenas. Una amiga en común los puso en contacto y él le envió su libro. A Jara Calles, doctora en Filosofía por la universidad de Salamanca que reside actualmente en Estocolmo, el libro le gustó “por su tono y sensibilidad poética, y por las imágenes que presentaba”. Observa la traductora que “tiene un ritmo muy particular, que casa muy bien con el tipo de realidad que recrea. Un mundo tocable, cotidiano”.

Calles afirma que empezó a traducirlo un poco como un divertimento —no se trató de la traducción de un libro por encargo editorial, por ejemplo—, que además le permitía implementar su conocimiento del griego moderno, una lengua a la que se siente unida de una forma muy personal.

El trabajo de traducción ha contado con la estrecha colaboración del propio Petros Stefaneas.

Por otro lado, que se haya publicado en Sloper es fruto de una nueva coincidencia: el paso por Mallorca de Antígona Katsadima, una joven griega inquieta, políglota, licenciada en Letras, que tropezó en una biblioteca pública de Palma con el libro “La fiera” de Ben Clark, a quien tradujo al griego en su blog, y que se uso en contacto con Sloper. La casualidad de que Román Piña, el editor de Sloper, fuese profesor de griego clásico favoreció su predisposición hacia esta obra.

La traducción de Jara Calles ha supuesto dos años de trabajo que concluyeron, curiosamente, en el lounge de un hotel de Lima, en las navidades de 2014.

En los poemas se captan momentos de la rutina de gente sencilla: unos niños en la calle, el trabajo de unos empaquetadores de cigarrillos, unos viajeros de autobús, unos ancianos en la puerta de una capilla. También los objetos suscitan el vuelo poético: una cama deshecha, una caja de bombones…          

El libro está a la venta en España desde noviembre de 2015. La edición es bilingüe: griego-español.



La poesía como las matemáticas de la vida cotidiana

por ANTÍGONA KATSADIMA 

Nuestra Nevera (Ed.Sloper), edición bilingüe escrita por Petros Stefaneas en traducción de Jara Calles,  trata de crear una posrealidad narrativa con respecto a la poesía, teniendo como función principal reunir la brevedad y la credibilidad a través de un carácter ético y sensible, a veces melancólico.

La doctrina aristotélica de un intelectual agente se aprecia ya en el primer poema titulado “Súplica”, en el cual se exalta la agonía personal del poeta en contraposición al valor del regreso como si fuera una victoria moral. En este punto, la percepción sensible pasa a ser, ontológicamente, un logro intelectual a través de la incorporación de varios sentidos: “cambiaste de bando/ vencedor/te aguardan los inmigrantes”. Desde siempre había vencedores, pero hoy en día, el asunto de los inmigrantes, sobre todo en las ciudades europeas, tiene un valor distinto. Y es que ellos tienen emociones también, necesitan a un “vencedor”, a una persona grata para creer y confiar.

Los poemas sucesivos capturan momentos concretos de la vida como si fueran cortometrajes. Se abandona la métrica tradicional y entra en juego el “efecto sorpresa” a traves de pausas heredadas de la oralidad poética de antaño. De este modo, la temática fluye en cada lector creando una relación personal de sujeto-verso. Dichas pausas no respetan la estructura poética de la estrofa para producir diversos puntos de vista.

A lo largo de la obra, el poeta hace uso de un lenguaje específico para captar la esencia de los contrastes y de las diferentes situaciones así como de las reacciones que se tienen ante ellas. La poesía no le interesa a Stefaneas por sí misma, sino por lo que consigue comunicar. Gracias a esta concepción de la poesía, el autor consigue poetizar a través de imágenes, escenas cotidianas.
Sin embargo, lo más relevante es la mirada del lector como observador de la imagen creada mediante acertijos irónicos. Estos acertijos establecen una cercanía a lo inconcebible. Así pues, vivir consiste en aceptar y entender.
La nevera como lugar de recuerdo

El título da una pista sobre la temática del poemario. Una retroinspección de la intimidad como si de una nevera se tratase, donde se encuentran los recuerdos congelados. Situación que por una parte “mata” por el frío pero que por otra salva del hambre del olvido. Salvación y muerte interconectadas gracias a las emociones que abren un abanico de posibilidades.
Si se analiza el poema Antes de la llegada del remero, se observa que la figura del remero es aquel que toma las decisiones y actúa. En dicho poema se evoca el instante único de cada ser humano ante la espera y el modo de juzgar las situaciones de forma lógica para resolver algoritmos.

En lo referente a la finalidad epigramática de cada poema, estos  se componen como unidades del mismo objeto, cuya función es una participación social a través de mundos literarios. En ciertos aspectos, , entender a fondo este tipo de poesía literaria puede considerarse como un verdadero logro puesto que su comprensión requiere también el interés y el conocimiento adecuado para ver  las frases como conjuntos algorítmicos, llenos de símbolos que hacen referencia a  recuerdos de la vida cotidiana.
Ese estilo que refleja serenidad, se observa en “El último prisionero”. Aquí, el poeta sin olvidar el hoy en el que vive y al lector, el cual espera reflejarse en las palabras. Seguramente, entre las alusiones más relevantes en este poema,  destaca la referente a Auschwitz, lugar de dolor colectivo de la humanidad y de la literatura mundial, viviendo en los corazones de todas las personas. En este aspecto, el criterio personal de cada lector entra en juego.Y aquí es donde hace su aparición el gusto personal.
En definitiva, Petros Stefaneas es como un científico especial, a quien la poesía le ayuda como un cuaderno eterno junto al mar. En los elementos de la naturaleza se busca la fuerza para afrontar el día a día, dónde griego y español son dos orillas de un mismo mar: el Mediterráneo. Y de postre, para el final he guardado dos versos del “Un nuevo poema”: “La palabra poema concierne a cada poema/ Cada pistacho pelado”.


***


O ΑΕΡΟΨΕΚΑΣΜΟΣ

Σήμερα όλο το βράδυ ψεκάζουν για κουνούπια
Οι τοπικές Αρχές του Δήμου Μαραθώνα
Δε  θέλω να τις ειρωνευτώ ή να τις ενθαρρύνω
Θα αφήσουν εκτός ψεκασμού το πεδίο της  Μάχης
Και το φωτεινό σηματοδότη
Ἀπό την εποχή του Δαρείου του Α΄
Επικρατεί εδώ κατάσταση άπνοιας
Κάθε ψυχή
Περιμένει να ξημερώσει
Να δει τα δύο πρωινά φύλλα
Ανέπαφα από τό τελευταίο σύντομο όνειρο
Του Πέρση νυχτοφύλακα
Το πρώτο κουνούπι μάς κλείνει, όμως, το μάτι
Κουκκίδα στο πράσινο φως του σηματοδότη





[La playa de Kalamata, 2009]

Πέτρος Στεφανέας - Petros Stefaneas



ΤΟ ΤΣΙΡΚΟ

Η φωνή στο τσίρκο
Υπόσχεται νέες μοναδικές εμπειρίες

Θα περάσετε στιγμές μεγάλης αγωνίας
Όλες οι γραβάτες να λύνονται στην είσοδο
Θα καλυφθούν οι αντιλογίες και οι αστοχίες σας
Τυχόν ανησυχίες θα αποκρυβούν
Ο τροχός ανατρέπει τα δεδομένα

Θέ μου
σταμάτησέ την αυτή τη φωνή

Κινδυνεύω
να δεχθώ
την πρόσκληση





ΔΙΑΦΑΝΟΣ ΠΑΤΕΡΑΣ

Διάφανα πόδια σημαδεμένα
ανεβαίνουν τη σκάλα
Ακούγονται ήχοι απ’το παγόβουνο
Λιώνει
Τρέχω να προλάβω τις μνήμες σου
Σκοτάδι
Σβήσε τα μάτια σου με χρόνο
Φόρεσε γρήγορα τα παιδικά σου γόνατα
Βλέπεις την αλατισμένη γάμπα σου
Τρέχει
Βλέπεις τις μεγάλες γκρίζες ελιές
που είχες μαζέψει
Διάλειμμα
Σκοτάδι
Βλέπεις τη λάμπα που σε άλλαξε
Βλέπεις το τεντωμένο αδιάβροχο
Μέσα στην έρημο
Τέλος
Φώτα
Πατέρα τρέχεις
Δεν προλαβαίνω το βήμα σου




ΑΠΟΣΥΡΣΗ

Tο αυτοκίνητό μου είχε χρώμα κίτρινο ξεβαμμένο
όπως τα ξερά φύλλα που μαζεύουν με το φτυάρι
Μπήκα να το οδηγήσω για τελευταία φορά
προς το αυτοκίνητο της εταιρείας μεταφορών
(λέγεται και οδική βοήθεια)
Αυτά τα τελευταία δέκα μέτρα της ζωής του
ακολουθεί ακόμα τις διαταγές μου
Οι ρόδες του ανεβαίνουν
σιγά-σιγά προς την πηγή του γερανού
Νέοι κανόνες αρχίζουν να διολισθαίνουν
μέσα από τα καθίσματα
Ξεκινά η ανυπαρξία
Μέσα του βρίσκεται το μαντιλάκι του ιδρώτα
οι ψάθες και το άδειο μπουκάλι
για τις δύσκολες μέρες του καύσωνα
Νιώθω την απορία τους
τα μικρά κλειστά τους μάτια
Λίγα αυτοκίνητα ξεπερνούν τα τριάντα
Σήμερα
όλοι οι σοβαροί πολίτες τα αποσύρουν
σε νεαρές ηλικίες
Δε θέλουν να τα δουν σε γηροκομείο

[Η παραλία της Καλαμάτας, 2009]






-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada