martes, 6 de septiembre de 2016

ANTONIO NAZZARO [19.119]


ANTONIO NAZZARO

Antonio Nazzaro (Turín, 1963) es un periodista, poeta, traductor y mediador cultural italiano.

Finaliza el liceo con la especialidad clásica en el Liceo Gioberti de Turín e incluso antes de terminar los estudios comienza a colaborar con los diarios “L’Ora “de Palermo, “La Stampa” y “Stampa sera” de Turín, y el canal televisivo “Videouno”. Durante sus años de estudiante se publican sus primeras poesías recopiladas en la antología de textos poéticos juveniles “El rinoceronte entre las nubes” publicado por la editorial “Genesi” en 1982.

Se traslada a México donde se licencia en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) como profesor de lengua italiana para extranjeros.

En la actualidad reside en Caracas (Venezuela) donde fue coordinador didáctico del Instituto Italiano de Cultura, asesor cultural del Agregado cultural de la Embajada de Italia en Venezuela y jefe de redacción de “La Voce d’Italia”.
En 2008 inicia como coordinador del centro Cultural Tina Modotti con el fin de promover la cultura italiana y venezolana a través de distintas formas de intercambio cultural. En el mismo año colabora con la realización de “El bar del tiempo” organizado junto al poeta italiano Davide Rondoni, en el que un grupo de 20 jóvenes artistas venezolanos transformaron en obras de arte algunos de sus poemas, obras presentadas en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas acompañadas por las lecturas del poeta.

En 2010 adaptó y puso en escena la obra de video teatro “Pedro y el capitán” de Mario Benedetti. En cooperación con el actor italiano Ezio Falcomer ha creado una serie de vision book que, utilizando un nuevo estilo comunicativo de fácil y rápida difusión despertando la curiosidad del destinatario al fin de provocar su interés hacia la literatura y la video arte.

En 2013 escribe el libro en prosa poética “Olor a…Turín-Caracas sin retorno” escrito y publicado en italiano y español por la casa editorial Edizioni Arcoiris de Salerno , las portadas y las ilustraciones que completan el texto son obras de la artista argentina Mariana De Marchi.

Desde octubre de 2014 colabora a la redacción cultural de la revista web Agor@ Magazine de la cual fue unos de los fundadores de la misma en Venezuela.

En 2014 fue seleccionado para representar a Italia en el Festival Mundial de la Poesía de Caracas.

En 2015 fue seleccionado para representar Italia en el Festival de Teatro de Caracas con la obra de video teatro: “Crónica de un cronista urbano Pedro Lemebel”.


Amor de Ciudades – Poemas Antonio Nazzaro


Dónde están
tus palabras en gestos
tus versos en miradas
tus gritos que estremecen
tus labios silentes
tus ruidosos pensamientos
los cantos sin música
armonía de vuelta de estrellas
¿Dónde estás?

¿Cozumel?

Perdimos sueños
aquí
en este barco de
piedra y selva
a nuevos puertos
andando
inmóvil
asfalto y arrecife
se clavan
único mar
pasos lentos
leves
antiguas bellezas
pasan
blanco lino y
flores
olas se orillan
al malecón
cansadamente apoyado
al horizonte
desconocidos
trazos
rutas
graban
sueños


Cozumel?

Abbiamo perso i sogni
qui
su questa barca di
pietra e selva
a nuovi porti
andando
immobile
asfalto e scogli
si tuffano
unico mare
passi lenti
lievi
antiche bellezze
passano
bianco lino e
fiori
onde che approdano
al lungomare
stancamente appoggiato
all’orizzonte
sconosciuti
tratti
rotte
incidono
i sogni.


El encuentro

Volutas de humo
arquitrabes de estrellas
este cielo de ventana
pasos inconstantes
en el ritmo del baile
clavado en los hombros
de mujeres constantes
sonidos de selva y claxon
aire negro
ritmos desconocidos
cruzan las calles
faros se persiguen
ojos de dos amantes
perdidos bajo la lluvia
hacen danzar al metro
violines
murmullo incesante
acordeones y coches
ermita de tantos la acera
a cada metro
ojo de serpiente
la harta amante al lado
volutas de humo
arquitrabes de estrellas
dibujan su rostro
en esta ventana de cielo


l’Incontro

Volute di fumo
architravi di stelle
questo cielo di finestra
passi incostanti
nel ritmo del ballo
inchiodato sulle spalle
di donne costanti
suoni di selva e claxon
aria nera
ritmi sconosciuti
attraversano le strade
fari si inseguono
occhi di due amanti
perduti sotto la pioggia
fanno danzare il metrò
violini
mormorio incessante
fisarmoniche e auto
eremo di tanti il marciapiede
ad ogni metro
occhio di serpente
la stufa amante al lato
volute di fumo
architravi di stelle
disegnano il suo volto
in questa finestra di cielo




Inquietud

Qué engaño eres tú
ojos verdes
nubes y gasolina
salpicada de estrellas
la noche
faros de coches tajan
manos de inquietud
largas se desenvuelven
las calles
cortos cabellos
danza el metro
vidas en ruidos de tajones
se dispersan
coches se llevan sueños
piel blanca ojos verdes
taxis blanco y verde
ruido de motor
movimientos rápidos
palabras caen
lluvia petróleo
se va el sueño
de verdes ojos
al lado
sobre una banca
duerme
Ciudad de Mèxico


Ciudad de mar

Tus ojos
luces del escenario
bajo el alto cielo
noche espectadora
palabras vuelven a poesía
Viajes de tinta-petróleo
sobre asfalto
ensangrentado
Luces se deslizan
sobre
el puente de Insurgentes
Juegos de viento y lluvia
cabellos esparcidos
Aroma no aferrado
tu piel-lluvia
Oprime la vida
corazón ahogado
de la ciudad
Otra estrella
indica el camino
Postes de luz y faros de coches
lento corre el río
Juegos de enredos
edificios del diecinueve
Orillas que se dejan
mojar
por filas
de coches
Ruidos de motor
olas rotas
contra arrecifes
aceras
Trémulas luces de lámparas
en mar de calles
Paso rápido
no cede
al amor
Como lluvia
caen
neón enredados
cuerpos blancos
Levedad
baile amoroso
ebrio bailarín el metro
de amor danza
en pecho
aridez
encendida de verde
Taxis blanco y verde
al andar
Y es casi el fin
manos en un abrazo
cruces de calles
mares humos ciudad
una
mujer
a
Ciudad de México



Casisla

 Llega olor
marino
y selva
no acabadas
casas
precariedad y
olas
a repetirse
sonrisas espumosas
toque
de suspenso
aire húmedo
se cierra un beso
de mar
ya se va la noche
cruceros
pasan
ciudades
desconocidas
negro mar
compás
de monte y olas
pasos solos
recorre el piso
una cucaracha
acuoso chiste
el aire
sentada en las calles
se queda atrás (pasa)
la vida



Casisla

Arriva odore
marino
e selva
non finite
case
precarietà e
onde
a ripetersi
sorrisi spumosi
sospeso
attimo
aria umida
si chiude un bacio
di mare
fugge già la notte
navi
passano al crocevia
città
sconosciute
mare nero
ritmo
di montagna e onde
passi soli
attraversa il pavimento
uno scarafaggio
scherzo acquoso
l’aria
seduta nelle vie
si attarda (passa)
la vita.



Esta mañana
tendida al sol
en la ligera niebla
se dibujan
ojos
tuyos
luces juegos
nubes pasajeras
rozan techos
manos
tuyas
caricia terciopelada
mirada
ruidos de vida
se alzan
despertar
del
apagado corazón
ciudad lluviosa



 Sguardo verso…

Scivola la pioggia
vie che si succedono
fiumi di strada
scendono felici
cuore affogato
del pomeriggio
la metro nuota tranquilla
umile crocevia
odore di benzina
gonne d’asfalto si aprono
la Libertador e la Miranda
amori sconosciuti
disegnano visioni cinetiche
e non c’è pausa
periferico sguardo
traccia sogni
di una città.



Poetica

Mis poemas son como fotografías, en el sentido que cristalizan un tiempo y un movimiento y lo convierten en “el momento”. El momento es ausencia y suspenso, es la imposibilidad de poder decir sino de mirar y permitir de leer esa mirada que desvela, a través de la ironía, la soledad. Que la soledad sea vacía o plena depende del instante, pero su presencia es la verdadera constante. El valor de la palabra es fundamental por eso intento casi siempre dejarla sin artículos y en una posición grafica que la ata a la siguiente pero, al mismo tiempo, le da un espacio y un ritmo propio. Escribo en español, no en castellano, vivo en Latinoamérica, y también porque es mi forma de recordarme que mi amado País me hizo emigrante. Este es el último y único recuerdo que tengo de Italia.


de  Amor y alrededores de próxima publicación en italiano y español.

Mediterráneo

sueño una tierra
en este horizonte marino
una tierra no cavada por las bombas
una tierra sin cristianos y musulmanes
una tierra sin razas y banderas
y ahora la encontré
y es una tierra profunda pero tan profunda
con un cielo de agua
que quita el respiro


¿Cómo se pesa la muerte?

quién vale más delante de sus ojos
los 44 mexicanos
el joven venezolano
o Cucchi el adicto italiano
o los muchachitos negros en USA
o…
quién llora a quién
y qué llora
una vida quebrada
un derecho pisado
o los intereses propios
que llegan a ser derechos humanos
cuál gobierno es bueno o malo
¿frente al homicidio?
y quién no tiene las manos ensangrentadas
mientras defiende democracias
o define dictaduras
cuáles derechos humanos
enseñan
ustedes que del derecho
han hecho un abuso
con qué tanques
¿defenderemos el derecho a la vida?
No tengo respuestas
pero no seré cómplice
de su baile
sobre los cadáveres del mundo


*


tenemos besos aquí como reservas de agua
y soledades de altiplanos que son horizontes
pasos de baile que se hacen tambor y selva
y mujeres que son la noche de luna sin estrellas
que son noche estrellada para esconder la luna
pero miramos este cielo negro que sabe a tierra
desde siempre desconocida


*


y si quedáramos aquí
sentados al borde
de esta acera del altiplano
a mirar como las nubes son
autos celestiales para robarse el cielo
y el tiempo no es el pasar
sino el quedarse parado del horizonte
y en esta calle
entre tierra y cielo
acampamos una esperanza
de nosotros


*


entra por la ventana
esta noche sudamericana
escrita en italiano
este pesar de una distancia
sin tierra pero con cariño
como vagón de un tren
que no cruza mares
sino océanos
amores de lenguas diferentes
sentados en este viaje
reconocidos por un único beso
como una promesa abierta
no hay tierra que dividir
sino un cielo que se vuelve
puente








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada