martes, 17 de noviembre de 2015

RODOLFO MATA [17.536] Poeta de México


Rodolfo Mata

Nació en la ciudad de México, el 19 de abril de 1960. Poeta. Estudió lengua y literaturas hispánicas en la FFyL de la UNAM, la maestría en la Universidad de São Paulo y el doctorado en literatura iberoamericana en la UNAM. Ha trabajado como investigador de tiempo completo en el Centro de Estudios Literarios del IIFL de la UNAM. Traductor de portugués. Colaborador de Cuadernos Americanos, La Jornada Semanal, Revista Universidad de México y Vuelta. Becario del FONCA en traducción, 1997.

OBRA EN ESPAÑOL

Poesía 

- Libros individuales 

-Parajes y paralajes.  México: Aldus, 1998. 
-Temporal.  México, D. F. : Consejo Nacional para la Cultura y las Artes / Dirección General de Publicaciones [CONACULTA] (Práctica Mortal), 2008. 
-Qué decir.  México: Bonobos, 2011. Poesía - Antologías y libros colectivos Ventana de vísperas.  México: Universidad Veracruzana, 1989. 6. Vv aa. Enemigos/Enemies. Poesía contemporánea de la Ciudad de México y Londres.  México, D.F. : Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2014. 

Poesía - Estudios y crítica 

-Vv aa. Jorge Cuesta: la exasperada lucidez.  Presentación y selección de Raquel Huerta-Nava. México, D. F.: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Fondo Editorial Tierra Adentro; 266), 2003. 
-Vv aa. Modernidad, vanguardia y revolución en la poesía mexicana (1919-1930).  Edición de Anthony Stanton. México: El Colegio de México / Centro Katz de Estudios Mexicanos, 2014. Crítica y estudios sobre géneros varios - Estudios y crítica 
-Vv aa. Conjuntos. Teoría y enfoques literarios recientes.  Edición de Alberto Vital Díaz. México: Universidad Veracruzana / Universidad Nacional Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Filológicas / Instituto de Investigaciones Literarias y Semiolingüísticas, 1996. 
-Las vanguardias literarias latinoamericanas y la ciencia. Tablada, Borges, Vallejo y Andrade.  México: Universidad Nacional Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Filológicas (UNAM) / Centro de Estudios Literarios (UNAM) (Letras del Siglo XX), 2003. 



Nuestro nombre

Eras en la palma
de mi mano
pluma, hoja
piel que recorría
con la lengua
de mis ojos
voz que acariciaba
mis oídos
con tu nombre
nuestro nombre


La terapeuta

La postergación
la promesa del “más tarde”
y el desajuste celular
—me dijo la terapeuta—
son la verdadera raíz
de tu insomnio

Yo veía que sus ojos
azules como fuegos fatuos
oraculares
daban a su rostro
un fulgor de aparición
con la buena voluntad
de una sonrisa

Ella no entendía
—y yo no podía explicarle—
cómo nos habíamos ido

diciendo adiós
sin darnos cuenta

Y las huellas
que habíamos ido dejando
en el aire
pronto pertenecerían
a otra respiración

Tal vez la de un dios
de aquellos fugaces
que al retirarse
van mostrando
su silenciosa
magnanimidad



MISS REALITY, THAT GIRL

Ah, que yo fuera un imán tan poderoso
que el mundo entero se me viniera encima
junto con­tigo
Y así acabara mis días
embria­gado como pocos
devo­rado como un campo de maíz
por una par­vada de cuervos
como un ejército de girasoles
fecun­dado por un enjambre
destrozado como una madrugada
por los can­tos de los pájaros

Sólo así
amada Miss Reality
serás con­migo el polvo real
a que nos debemos
para que unidos podamos ir a destrozar
a algún otro indolente:
una reac­ción en cadena
como pocas
en esta guerra cruzada
por la paz


NACIMIENTO DE MISS REALITY

La real­i­dad y su cáscara
estilo dulzura
bajó a la tierra y se hizo Miss

Espec­táculo de tu presencia
mega­lo­manía del amor
a la som­bra de la sombra
de tu sonrisa

No me digas
que los obje­tos en el
espejo
están más cerca de lo que
aparentan

Quer­rías decir
¿Via­jarán más rápido
al aprox­i­marse a nosotros
hasta tocarnos?

¿Sonarán como sirenas?
¿O serán estridentes
hasta ensor­de­cer?

Como el despertador
que divide nues­tras vidas
entre yacer cadáveres
o deam­bu­lar muer­tos vivos

Como dor­mi­tar al sol
y cam­i­nar en una playa
olvi­da­dos del mundo
y por él relegados
a la felicidad


ESPÍAS

Me levanto para encontrar
que no he descansado
y me pregunto
¿Cómo es posi­ble vivir así?
Del día ante­rior recordaba
con per­fecta nitidez
los sig­nos inequívocos
durante la entrevista
de que habíamos logrado infiltrarnos
en los cuer­pos de inteligencia
y yo había comen­zado ya
a elu­cubrar un plan
que neu­tralizaría
por autodelación involuntaria
todas las fuerzas de elite
que oper­a­ban camufladas
en nue­stro territorio

Parecía tan sencillo
casi un sueño de pentotal
cuando sonó el celular
y comenzó el sordo enfrentamiento
la nego­ciación despiadada

No sabíamos qué rumbo tomar
y nos fueron dando escalofríos
yo lo percibía
en los silen­cios prolongados
que se abrían como abismos
en todo lo que habíamos logrado
sim­u­lacros de situa­ciones límite
como man­io­bras de evacuación

Bueno, ¿y tú qué piensas?
Cabal­los de Troya como osi­tos de peluche
Choco­lates del día de San Valentín
¿No crees que estás siendo un poco irónico?
Códi­gos sar­cás­ti­cos deflagrados
en alardes de egoísta criptografía
Entonces, cuando dices que me quieres,
o aque­lla vez que dijiste que me amabas
¿era, es y será una realidad
en el reino de la mentira?





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada