miércoles, 27 de mayo de 2015

GUILLERMO EDMUNDO CHÁVEZ [16.128] Poeta de Colombia


GUILLERMO EDMUNDO CHÁVEZ


Colombia 1902 - 1984.
Aún se guarda en la memoria el recuerdo de ‘una vida sencilla, silenciosa y solitaria’. Perdurará por siempre su presencia respetable, saludo amable, actitud generosa: su estilo. Vivió intensamente al servicio de la palabra, cantando a su región, sembrando sueños, ilusiones y esperanzas. Y, así, su huella quedó intacta en la tierra nariñense que tanto exaltó y quiso.

El Maestro Guillermo Edmundo Chaves García, nació en Pasto el 19 de mayo de 1902, estudió Derecho en la Universidad de Nariño y se graduó como Abogado en la Universidad Nacional.

Al igual que el autor de Morada al Sur, Chaves fue poeta de una sola obra: Oro de Lámparas, poemario que vio la luz en 1940; como el creador de La Vorágine, Chaves fue también autor de una sola novela bautizada con el nombre terrígeno de Chambú. Sin embargo, y dentro de su producción literaria, quedaron inéditas otras obras como La vendedora de ilusiones, Caminos, Llamarada, Horizontes y Cumbres y caminos en el sur de Colombia. Guillermo Edmundo Chaves murió en diciembre de 1984.

La obra

Chambú

Esta novela fue editada en 1946, por el escritor caldense Adel López. Chambú es síntesis de la belleza del paisaje andino, es el canto sentido a la tierra sureña, al amor y la angustia, es el despertar de América.

El profesor Joseph Vélez de la Universidad de Baylor, en Texas, Estados Unidos, quien redactó Cinco ensayos sobre Chambú, manifiesta que ésta es una novela de amor, de protesta social y de novomundismo; el tono es poético por estar impregnado, de principio a fin, de toda clase de imágenes. ‘Es la crítica de todo lo que anda mal y la esperanza de un país nuevo’, afirma el catedrático.

En todo caso, Chambú es un canto a la raza, novela de corte sociológico y psicológico aplicada a pueblos tropicales y mestizos, describe todas las dimensiones de lo humano, la suerte de los explotados y oprimidos.

Chambú es la roca, el grito, el símbolo de la lucha, la esperanza y guía de un pueblo, por los senderos de América.

Chambú es ronda de amor, danza de la alegría, cielo gigante de la sangre. Chambú es el amor aceptado, sin medir demasiado el futuro, como el paletazo de tierra que cubre la simiente, como la ola que se funde en otra ola, como la llamarada sobre la resina.

Chambú es la angustia de un dolor sin nombre –del dolor ajeno y del propio– del amor frustrado, de la desilusión temprana, del pesar eterno, angustia de la violencia y desespero de ver la miseria humana.

Guillermo Edmundo Chaves García, un nariñense carismático, generoso y sencillo, grande entre los grandes, a quien la poesía le nacía del corazón, como aparece el arroyo campesino, como surge la esperanza y la amistad, murió el 21 de diciembre de 1984. Él sí que fue honra y gloria de Nariño, orgullo de las letras colombianas, así los altos diletantes lo quieran ignorar.





LA TARDE EN EL RÍO

Río blanco. Rio niño
Con claras guijas de sol.
Río que te están bañando
Las lavanderas… y el Día
Juega en el aire gozoso
Al columpio con su voz.

Sobre la orilla del alba,
ropas tendidas al sol.
Diez escorzos que se mecen,
diez ritmos y una canción.
Y el rio se va azorando
con su moreno temblor…

Ya de pastora la tarde
hasta el rio descendió.
Se quitó el sombrero de alas
y la falda se cruzó.
Y en coro con las muchachas
Se puso a buscar el cielo
Que en el agua se perdió…

de la obra poética "Oro de Lámparas"





PASOS EN LA SOMBRA

Desde la calle a mi desvelo,
pasos y pasos en vaivén.
Mi pensamiento es sólo oído.
La calle pegada a mi sien....

Rumores de todas las vidas,
unas de mal, otras de bien.
Lámparas ciegas que discurren
en sendas de angustia o de fe.

Avanzan, vuelven o se cruzan.
Las venas se cruzan también....
Estoy con los ojos cerrados
sintiendo mis pasos correr.

Sangre de afán. Sangre de gozo.
Ir y volver en nuestro sér.
Pasamos eternos        Y una noche
nos marcharemos sin volver...









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada