lunes, 9 de mayo de 2016

PETRE SOLOMON [18.658]


PETRE SOLOMON 

Nació el 15 de febrero 1923 en Bucarest, Rumanía. Murió el 15 de octubre del 1991. 

Petre Solomon fue un poeta y traductor rumano de origen hebreo. En 1944 marchó a Palestina durante dos años, ya como redactor de la revista cultural de tendencia comunista "Orizont". Tras el triunfo del pueblo trabajador rumano y la instauración de la República Popular Rumana trabajó en la editorial "Cartea Rusa" y en la agencia de prensa del gobierno, Agerpress.

Fue especialmente conocido como traductor, en especial del inglés y del francés, aunque durante su vida también escribió bastante poesía.

En 1952 escribió un poema crítico hacia Francisco Franco, el verdugo del pueblo español, y hacia el imperialismo norteamericano, del que el primero, al fin y al cabo, no era más que un títere. En él se hace una llamamiento de apoyo al pueblo español, único tras la Segunda Guerra Mundial sometido por una dictadura fascista, y se critica el belicismo norteamericano, causa de que en Europa tras la derrota de Hitler no se llegará a la paz, sino al nacimiento de una nueva guerra que se conocerá como "la guerra fría".

Autor de:   – Lumina zilei (1954), Drum spre oameni (1956), Relief (1965), Umbra necesară (1971), Timpul neprobabil (1985) etc.

-Traductor de grandes autores - Milton, Shakespeare, Byron, Hugo, Baudelaire, Rimbaud, Balzac, Walter Scott, Melville, Mark Twain, Graham Greene, Evelyn Waugh, etc.

Sus traducciones comprenden obras de Shakespeare, Dickens, Conrad, Greene, Melville, Scott, Tagore o Twain. A su regreso de Palestina, en 1946, empieza a trabajar como traductor en la editorial «Cartea Rusa˘» donde conoce a Paul Antschel (1920-1970), y pronto traba amistad con él. Una afinidad poética les lleva a colaborar en la traducción al rumano del famoso poema «Todestango», que aparece publicado por primera vez en Bucarest y firmado con el pseudónimo de Paul Celan. Su estrecha relación perdura en las visitas de Solomon a Celan en París, así como en su afán y fidelidad por dar a conocer las memorias de cada uno de esos encuentros.

Fotografía de 1962. Petre Solomon, tercero por la izquierda, 
con K. Jongkheere y Graham Greene en Bucarest.


Su hijo, el director de cine Alexandru Solomon, llevó a la pantalla en 1994 el diálogo poético entre Paul Celan y su amigo, Petre Solomon, mediante un sugerente documental titulado «Duo pentru Paoloncel s¸i Petronom» («Dúo de Paoloncello y Petrónomo»).

- Autor de monografías sobre John Milton, Henry James, Arthur Rimbaud, etc. En 1982, recibió el Premio de Escritores para la traducción.

A continuación, la traducción del poema "Hace un año en Barcelona" escrito por Petre Solomon y publicado en la Revista Viata Romaneasca en febrero de 1952:



Hace un año en Barcelona 

Una calle en Barcelona, hace un año.
Un jeep y un senador americano

al que le suena el dinero en el bolsillo.
Dinero para Franco, verdugo en venta.
El chofer conduce, a ciegas, junto a las casas
sin ventanas, hostiles.
El  senador, y sus rollizos estratos de grasa,
echan un vistazo con el ceño fruncido.
—¡Diablos! ¡Parece un cementerio!
(el chofer agacha la cabeza y repite: —¡Sí, señor!)
En su guía había leído: trovadores, 
sonrisas, cánticos, mujeres con encanto
y castañuelas, corridas de toros;
Una verdadera mina: por todos lados, oro.
Y ahora, fíjate: no hay nadie en las calles.
Está fuera de sí el señor senador:
ni rastro de sonrisas ni un ápice de vida.
De vez en cuando, algún niño, escuálido,
con las mejillas ajadas, se cruza en su  camino.
Llega con el coche hasta una plaza.
El silencio, también allí, está presente.
Atraviesa la plaza un tranvía
que quita la vista al senador.
Hoy nada sale bien. Se saca la tabaquera
y enciende un cigarrillo. De repente,
aparece otro tranvía, y después otro y,
curiosamente, todos vacíos, sin viajeros.
—¡Cabrían en ellos miles de senadores!
Pero, ¿qué se ve al final de aquella calle?
Se acercan voces amenazantes.
Cada vez éstan mas cerca. —¿Qué es esa muchedumbre?
Oye los gritos pero no los entiende.
El tranvía está en medio, largo y vacío.
¿Se encontrará en tierra española?
¿estará escuchando castellano?
Se acerca la multitud como si fuera a aplastarle.
Ahora lo vislumbra bien, mira:
al frente marchan un trabajador y una muchacha,
llevando en las manos una bandera que le deslumbra.    
Detrás van otros jóvenes, con pancartas
en las que escribe: PAZ…, en las que escribe
(las otras palabras no las entiende).
Son incontables, parece, incontables,
en filas estrechas, hombro con hombro.
Hay entre ellos ancianos, también niños,
y gritan… gritan, ¿qué sera?
Incontenible se desborda el torrente por las calles.
Escucha claramente: ¡Abajo Franco! ¡No a la guerra!
Toda Barcelona está afuera,
por estas calles –que parecen el país entero.
con el pueblo de nuevo presente en la lucha.
…Tembloroso, observa el senador,
le late su corazón -como late el reloj-
mientras le falla la voz en la garganta.
La vista le lleva, de repente,
hacia el muro de una casa que le muestra
un nombre escrito allí: PASIONARIA.
Y más allá de aquellas letras el horizonte,
y en él, la sublevación de una España
que grita: ¡Abajo Franco! ¡Fuera los americanos!

http://imbratisare.blogspot.com.es/2014/12/recopilacion-de-poesia-socialista-rumana.html
(Petre Solomon, Revista Viata Romaneasca febrero de 1952
Traducción de Un Vallekano en Rumanía)






Hotarul de hârtie 

O carte adevãratã ºi vie.
Aproape nimic n-o desparte
de viaþã. Doar un hotar de hârtie,
pe unde viaþa pãtrunde în carte.
Dar înapoia hotarului
vegheazã puterea secretã
a harului -
spirit al literei, luminã discretã
a farului.





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada