miércoles, 25 de mayo de 2016

GIBI BACILIO [18.778]


GIBI BACILIO 

Gilbert Bacilio nació en Curaçao en 1950, pequeña isla del Caribe frente a la costa de Venezuela. Poeta y un performer literario prolífico. Estudió filosofía y teología en Colombia y los Países Bajos, antes de concluir estudios en Utrecht en la Academia de Expresión, donde más tarde se convirtió en  profesor de expresión dramática. Actualmente vive en Curazao, donde es muy activo en el teatro callejero, especialmente con el Grupo di Teatro Foro del cual fue director artístico en los años setenta y ochenta. Ha producido y presentado programas culturales de televisión y es un experto en el campo de la literatura oral y la poesía rítmica escrita, género en el que escribe. Sus temas se centran sobre el pasado colonial, los indios, la esclavitud y la posición dominante y ambivalente de los Países Bajos, pero también la ternura y el erotismo se encuentran en su obra. Sus poemas han sido publicados en varias colecciones y revistas y su volumen de poemas Kueru Marka (Carilexis) fue publicado en el 2000.

De las fuentes de su inspiración, escribe: "…Cuando era niño, mi abuela me contaba historias que tenían que ver con la historia y la cultura de Curazao. Por ejemplo, las historias sobre la araña Nanzi traída de África, la vida en las plantaciones durante las rebeliones de los esclavos, la esclavitud, los mitos africanos y los contactos con los antepasados. Esto ha inspirado y todavía me inspira y ha encontrado su camino de regreso a algunos de mis poemas…”


Traducción de Sidney Joubert
http://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/26/News/Bacilio_.html



No tengo miedo

Ocupa mi tierra fértil
Entra violentamente en mi granja
Confisca mis herramientas agrícolas
encadena mis manos

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Roza nuestras tierras sembradas de sorgo, auyamas, frijoles
Quema mi valla de cactus columnar
Envenena los pozos de agua dulce
Roba todos los animales domésticos

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Esparce polvo de engaño y truco
Intimida a todos los trabajadores
Levanta calumnia, falso testimonio
Divide para seguir reinando

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Vende terrenos con compinches de otros lares
Establece empresas con objetivos dudosos
Pon fin a la producción de alimento propio
Abre mercado para quienesquiera que quieras

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Importa a tu antojo
sin ley, sin acuerdo ni control
latas oxidadas, comida envenenada
sigue propagando que nosotros no podemos

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Manda a lobos disfrazados de corderos
Que se sientan a comer juntitos con sus cómplices
Ríen, gruñen, exhiben sus dientes de oro
Tapando la cara con las manos

No tengo miedo
No tengo miedo de nada

Quémame la cara, ciérrame la boca
Intimida a mi mamá, mi papá, mis hermanos
Rómpele la pierna al valiente luchador
Corta la lengua atrevida del poeta

No tengo miedo
No tengo miedo
No le tengo miedo a ningún carajo!



Integrémonos 

Indio...indio...
Indio, ¿dónde estás?
¿Dónde estás?
Estabas…, estabas…

Estabas aquí
Te fuiste
Estabas aquí
Te fuiste, te fuiste...

Sorprendieron al indio con cañonazos
Atraparon al indio con botas de piel
Cortándole, abriendo heridas
El indio se volvió esclavo
Esclavo de piel roja

Indio, indio
Indio, ¿adónde te fuiste?
¿Adónde te fuiste, adónde te fuiste…?
‘‘Aléjate, aléjate de aquí,’
te ordenaron
‘¡Baja los ojos, agáchate
dobla la espalda, toma la carga pesada!’
El indio no quería
El indio no podía
Su ágil y armonioso cuerpo
acostumbrado a la pesca y la caza
sucumbió, se desmoronó
se desintegró y se hizo polvo

Indio...polvo
Polvo...indio
Indio...polvo...

El polvo del indio se volvió africano
arrancado de la matriz de África
cortado del pueblo del Zombi y la araña Anancy
echado a las costas de las islas del Caribe

Africano,
Africano, ¿dónde estás?
Reemplazaste al indio
que sufrió, que se desmoronó, que se murió
Has levantado bloques de roca
que despedazaron el orgullo del indio
Has arrastrado piedras afiladas
Has atajado la fantasía indígena
Has trabajado rocas masivas
para construir casas coloniales
Has cavado pozos bajo un sol infernal
que se convirtieron en cuevas de tesoro
y tumbas de tu propio esqueleto.

Africano, africano
africano, ¿adónde te fuiste?
Te fuiste al campo para servir a tus amos
que abusaron de hombres y mujeres
Te fuiste al campo a sembrar semillas del cielo de tus amos
Que se convirtió en tu propio infierno.
Te fuiste al campo
para que en las noches oscuras
conteniendo el aliento
recordaras con tristeza y alegría
el tambor de tu existencia.
Seguiste recordándolo, recordándolo

Lo troncharon, lo troncharon
Troncharon al indio
Troncharon al africano
Nos erradicaron
de nuestro suelo
Achicaron
nuestra agua, nuestro aire
Taparon
nuestro sol
Usurparon y arrancaron
La sangre siguió fluyéndose
La sangre siguió chorreando
Por el cuerpo del indio
Por el cuerpo del africano
Por el cuerpo de los hijos de los esclavos

Africano... indio
Indio...africano
¿Dónde están?
¿Adónde se fueron ustedes?
La sangre y el sudor del 
africano e indio se mezclaron
se enredaron con semen blanco
creando al antillano
Antillano Caribeño

Antillas...Antillas...
Yérganse
Alcen la cara
Dejen la introversión
Amarren los cordones umbilicales
Y dejarán de arrojar sangre

Ahí está Curazao
Mira Aruba
Ahí viene Bonaire
Bienvenido San Martín
Mira San Eustaquio
Con su hermano Saba
Ya vienen las Antillas

¡Mira el Caribe
Todo el Caribe
Con el mismo pasado
Con la misma historia
La misma opresión
La misma lucha!

Curazao
Antillas
Caribe
¡Unámonos
Formemos un todo
¡Integrémonos!



Cuidado con las ratas

Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas

Visten ropa marrón de terciopelo
con guantes amarillos y corbata roja
Se sientan a discutir
objetivo amarillo, objetivo rojo
rumbo azul, rumbo marrón,
Marrón, azul, amarillo, rojo, verde
Marrón, azul, amarillo, rojo
Debajo de ropa de terciopelo
Sí, debajo de la ropa de terciopelo
hay un corazón morado
morado, morado, morado, por el capital

Plata, plata, plata, plata
Plata, plata, plata                                    

Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas

Se sientan, se hartan, beben, discuten
Una pata encima de la mesa
la otra debajo de la mesa
pellizcan, pican a las otras ratas
para causar embrollo
para estorbar la decisión

Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas

Su meta no es el pueblo
Su meta no es la información
Su meta no es la formación
Lo que aspiran es la división
La bolsa, la bolsa, sí su bolsa rebosante
La bolsa, la bolsa, sí su bolsa rebosante

Pero, cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas

Si el viento sopla hacia el oriente, allá van
Si el viento sopla hacia el occidente, allá van

Si un grupo quiere bandera
Banderas tendrá
Si un grupo quiere ametralladoras
Ratatatatatata

Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas

Se sientan a hablar chismeando
se agachan, se inclinan
Dicen que sí, dicen que no
ni carne, ni pescado
Se agachan, se inclinan
se esconden bajo la mesa
lamen aquí, lamen allá las patas de la mesa
de la mesa redonda
lamen, chupan, arrancan, muerden
las patas de la mesa, de la mesa redonda
la mesa se tambalea, la mesa se sacude
la mesa se tambalea, la mesa se corrompe

Pero, cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Cuidado, cuidado, cuidado con las ratas
Ahuyéntalas, échalas
Corre a los rateros
antes, mucho antes de que ya sea tarde.



El Gran Juego

No más había cultivado mi tierra 
formado mi familia caquetía
cuando los españoles penetraron en mi conuco 
adueñándose de todo
1499…1499

Yo era indio
indio caquetío
Ahora soy español
Indio-español

No bien me había mezclado con sangre de Castilla 
cuando los holandeses irrumpieron
corrieron a los españoles
se sentaron a la mesa
se arrojaron a la cama
adueñandose de todo
1634…1634

Fui indio
indio caquetío
Ahora soy holandés
indio hispano-holandés

Pero, ay de mí,
no bien me había acostumbrado
al habla y andanza del holandés
que meten en mi conuco
a hombres y mujeres encadenados
hijos de África
Esclavos!

Mamá, los esclavos somos como gallinas
Nos venden a dinero contante

Fui indio
indio caquetío
Ahora soy africano
indio-hispano-holandés-africano    

Bajo el yugo multicultural
he sabido erguirme
crear una nueva lengua
formar una cultura colorida.
he sabido procrear hijos ricos
ricos en experiencia 
sabiduría
paciencia.

No más había empezado a aceptar
el nuevo hombre que soy
cuando trajeron a cinco más:
Aruba, Bonaire, San Martín, 
Saba y San Eustaquio
Decidieron por nosotros:
‘Ustedes son seis hermanos! 
Seis rocas en la mar 
Seis familias alejadas
Seis bajo una corona
la corona holandesa
Seis en una Antilla
Antilla Holandesa’

Fui indio
indio caquetío
Ahora soy antillano
indio-hispano-holandés-africano-antillano.   

No bien había comprendido
que somos seis hermanos
cuando Aruba golpea contra la puerta:
‘ Status Aparte 86
Independencia 96.
Mesa redonda...Mesa rondó
Redonda Rondó
Redonda... Rondó 
Mesa… Holandesa

La misma Holanda
sentada en un alto pedestal
riéndose entre dientes
tirando los dados en la mesa
Seis! Seis! 
Seis menos uno son cinco
Cinco menos uno son cuatro
Cuatro menos uno son tres
Tres menos uno son dos
Dos menos uno queda uno
Uno menos uno, uno menos uno, uno menos uno...’

Éramos seis
Ahora somos cinco
¿Seremos cuatro, tres, dos, uno...?

¿Cada uno irá en busca de su destino?
¿Cada uno sobre su propia roca?
¿Cada uno con sus aguas territoriales,
su propio himno, su bandera.
su idioma, su ortografía, 
su moneda?
¿Cada uno con sus propias leyes, 
su lucha, su fin, su victoria?

¡Ay de nosotros, hermanos!
dame un poquito más de tiempo
para observar mi cara en el espejo
sentir el aliento
sazonar mi nueva sangre
para saber quién soy
para saber quién eres tú

Hermano Aruba, dame tu Dande
Bonaire, ven a cabriolar conmigo con tu Simadan

¡Dame la mano!
¡Dame tu brazo!
Salgamos de esta cueba del cangrejo
El caimán se ha preparado ya
para inventar otro gran juego
para dejarnos mal parados

¡Despierta! Yérguete hermano!
Unámonos en una Gran Marcha
contra el gran juego de dados
contra e juego de policía y ladrón
contra las manos de Poncio Pilato

¡Despierta! Yérguete hermano!
Unámonos en una Gran Marcha
Marcha por Justicia
Igualdad, Libertad, Soberanía
Soberanía para todos nosotros
¡Te dije que irguieras Hermano!
En el mundo entero
los hermanos
nos esperan





-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada