martes, 10 de mayo de 2016

CHUAN CHUSÉ BIELSA [18.673]


Chuan Chusé Bielsa

Andorra (Teruel), 1961.
Poeta. Escribe en aragonés, castellano-aragonés (su lengua materna) y castellano. Durante muchos años ejerció profesionalmente la actividad pictórica. Es un defensor de las lenguas minorizadas, de los seres sufrientes y de los bellos paisajes. Es también un apasionado de los libros y la lectura. Y por encima de todo, concibe y vive la poesía como una actividad espiritual, como una meditación constante.

Antoloxía. La Almunia de Doña Godina, Asociación Cultural L’Albada, 1990.

En publicaciones colectivas:

–  O Manantial de Sietemo I. Uesca, Consello d’a Fabla Aragonesa, 1991.
–  O Manantial de Sietemo II. Uesca, Consello d’a Fabla Aragonesa, 1993.
–  Zaguera poesía en aragonés. Teruel, Colla de Fablans d’o Sur, 1990.
–  Libro que recoge las obras premiadas en el Sexto concurso de Poesía en catalán Miquel Martí i Pol. Barcelona, USCOB, 1995.
–   Tras la puerta. Andorra, La Masadica Roya, 2014.


LIBRO DE POEMAS MULLANDO-SE

 Paseyo a la tardada por os camins aimatos.
 Os roídos d'o mundo no tarten.
 Almendreras con flors rosas e blancas
 e berdes de trigos que naxen.
 E casetas espaldatas
 que ta yo son armitas.
 O día nublo e un poquet d'aire
 en o que biachean chisletas d'augua.
 E un libro de poemas en aragonés
 en as manos, mullando-se.
 Leigo un poema abonico,
 cada tres bersos aturo e güello lo paisache.
 Dexo que o libro agafe
 perfumos de boiras de disiertos.
 Chiquetas tacas de gotetas
 en as pachinas blancas mueren, naxen.
 O paradiso ye un libro en una grisa tarde
 d'un poeta que apunta enta lo eterno.
 Leigo un zielo e dimpués un altro zielo,
 o libro ubierto ta que a plebida lo aime.
 Ta que as parolas aragonesas perén canten
 como espigas e aires e paxaros sobre o yermo.
 Zarro lo libro e l'amago en o corazón
 ta que l'amor me fable.



ORAZIONS            

 Qué bibas as torres
     de Teruel
 Qué bibas en a carne seca
     de Teruel
 Qué elegans os collars
 En o cuello aspro de a tierra
     de Teruel
 Qué bibos os ombres zaguers
 Debantando as colors de milenta
 Lunas y cruzes en l'aire fredo
     de Teruel
 Qué suenios agonicos d'aljezes y recholas
 Qué orazions espullatas enta o dios
 De todas as edaz, qué dios berdadero
 Entre a soledá funda y roya
     de Teruel
 Teruel, as tuyas torres bibas
 Son l'anima de o tuyo cuerpo de carne
 Teruel, aima dica o fundo de o misterio
 A inmensa luminaria de zeramicas en o zielo
 A tuya orazión perfeuta
 Teruel, Teruel
 ¡En l'orizón sólo se retallan as tuyas torres!



LENGUA MÁS AIMATA

porque l'aire de os garmos estió
a suya reyal cambra
(a suya corona alta)
porque a suya canta la cantón
y la besón tronadas
(la sintión as flors perditas)
porque a suya casa sólo estió 
a pobra espelunga de as fadas
(a suya luz candeletas de suenios)
por ixo
         a mía lengua
                      lengua más aimata
porque as suyas bozes dixón d'estar
tan sólo bozes
y en l'ausenzia y l'aunión con tot
en sieglos y sieglos de silenzio
se barrechoron con a boira y con o sol
con as olors de as plebidas en a tierra
con as obellas en as flamas
y en a sete de o camín
con o riso d'un nino con pilotas de trapos
(as suyas bozes crexioron
como a flor de nieu
en os zinglos oblidatos)

porque a suya boz estió 
boz d'agora y de presén y d'infinito
y no de mugas ni de fuerza
ni de foscos pensamientos

porque como un sabio bibió siempre
en a suya armita sin deseyos
(cosa no querió saper en o mundo
d'aizions locas
cosa de os que matan u os que odian)

porque por no querer fer mal
prefirió cuasi morir
y no ferindo fuyir de tot imperio
(soniaba solamén
con naxer un día de as zenisas)

porque a suya gran literatura
se siente y está escrita
en pobres mases espaldatos
en alpartatos sasos
en as remors de o zierzo y de l'ausín
en a canta fresqueta de l'alto río birchen
en a cleta querata d'una borda albandonata
en o sarrio salbache y en o paxaro libre
y en as crebazas de as planas biblicas d'Aragón

porque estioron pastors y altarias
y selbas abitatas por a machia
o suyo naxedero de parolas

porque a mía lengua estando alta
se tornó umilde como bal
a más baxa y a más funda de as bals
(as suyas parolas son parolas d'augua biba
puyando dende a radiz de a nuei)

porque a mía lengua
s'abaxó dica lo escarnio
de tantas y tantas lenguas bien bestitas
y as suyas parolas estando as más politas
endurón dignas o fuet y tanto fiero riso

porque cuasi a mía lengua
s'abaxó dica l'oblido
por ixo
          por ixo
a mía lengua
                    lengua más aimata
sí 
    aragonés
             d'a mía alma
lengua más aimata



CON ELLA

Si bel diya morise a mía
Lengua enferma
Dixaz-me ya con ella. L'anima
Con ella.
Si bel diya morise a mía
Lengua enferma
Ise o mío destino entre silabas.
Si no bi ese un inte nuebo
Ta parabras...
Tampó no ta sons eternas.
Y biacharba con ella enta imposibles
Naximientos, ausén enta impotenzias.
Si no bi ese un inte nuebo
Ta rispuestas, remana muto ya
Con ella.
Si bel diya caye en o camín a mía
Lengua enferma,
Como un biello que camina solitario
Y sin de fuerzas besa o suenio,
Sisquiera sienta o polbo en os míos labios
Escribindo parabras de consuelo.
Que as zertifique l'aire y las se lebe
Enta orizons esconoxitos. O mío aliento
Con ella.
Sabez, a mía lengua estió lo mio amor
Seguro, sostenió a mía bida entre preguntas,
Cambeó en tierra amata las tristuras
Y me dixó l'aniello do brila lo ricuerdo
De a istoria de os mios güelos.
Sabez, sisquiera bi aiga un puesto chiquet
En a fuesa de galacsias,
Sisquiera la posibilidá d'un dios perdito
Que faiga posible a prenunzia d'una perdita
Parabra suya.



TARDADA

Daré mi libertá,
àhura que no soy que
sombra de tronada,
vagamundo
mascarando el disierto
que tanto amé,
àhura que no soy que
llovida en el camino fondo,
olores de lana chupida,
tremoncillos humèdos,
la frescor del polvo foradau,
gotillones
de misteriosas mares,
àhura que no soy que
rodera barrosa u canta de boira,
cierzo libre en las planas,
esprito que lo ha dejau todo
y bebe amorrau
a los caños de los cielos,
u en las canales
d'aguas con sabor a tierra de ganaus,
àhura que ya no me cal
la pelleta que vestiba,
ni las palabras
arreplegadas en la escuela,
ni hasta los amaus
y viejismos libros que alzaba en l'arca,
ni los tesoros
que s'arrejuntaban en las falsas
y qu'eran _iciban_
trastes u estapencias,
àhura que ya no son precisas
esperanzas
pa' ir empentando por la vida,
iciban que calían,
no,
no era asinas,
àhura que no soy que
esprito-yerba de los ribazos,
el cierzo dondiando,
bandiando los faraboles a la tardada,
dance de corazoncicos coloraus,
(el cierzo ya viste el cuerpo que logué).
Venderé l'ajena luminaria que me llenó los ojos,
ofrezco àhura
un sospiro celeste a cada sargantana
endormisquiada
en los carasoles de los mases
escachaus,
vanto palacios habitaus por los sueños
con las piedras espaldadas.
Doy àhura
todos los afalagos que guardaba
a la rabosa que un día amedrenté
desde lo alto d'un cabezo,
a los gaticos que afogaban en los pozos,
a sus dispreciaus cuerpecicos,
u a la paz de los güesos de la caballería,
como adormida
en la faja yerma d'un varello,
bonico camposanto al canto'l cielo,
al emparo de la lapìda de los montes,
aparando
las rayadas d'un amoroso sol de primavera;
s'escampaban allá
olorías a rumero
arrodiando la coscarana,
medraba allá la eternidá,
y unos cielos se vantaban
más que azules allá en lo alto
a la tardada,
y una calma grande y un silencio,
oraciones-cantas de pajàros.



DORONDÓN

La frior humèda del dorondón
cominchea a bonico los sasos.

¡Ay, las oliveras duramente amorosiadas
por la blancor del misterio!

En un inte, van revifando
desde un arca rebutida de recuerdos
rostros, manicas replegando
olivas negras y royiscas, entre los fríos.
¡Ay, recuerdos d'aquellos que marcharon
y que perén vivirán en nusotros
mientras nusotros vivamos!

Pajàros tacaus de boira, 
a bonico, a bonico, 
s'han amagau al emparo
del calivo de mi alma, han buscau
la calentor del cariño d'otros tiempos.

En que replegabàmos la oliva 
radía el frío: helaus teniàmos
los cocollicos de los dedos
de las manos; en las clochas l'agua
àura era yelo; àun quedaba nieve
d'un nevasco en los ubagos
_diciembre iba rematando
y ya anunciaba el cabo d'año.
Nos rosigaba el cierzo,
y el yayo, en dos garradas, s'adentró
en el pinar pa' replegar ramizos
y encendallo, y aparemos dispués las manos
sobre el fuego vantau entre cascallos,
y a bonico se fueron regalando
(gotiando, gotiando) 
canchelones en los corazones;
como un maldau blanco
se fue marchando el dorondón 
cara la val, cara los planos.

Cantaron los pajàros en columbrar
las sayetas espurniando de los soles. 
Desde l'alta luminaria de sus vuelos, 
desde l'alta atalaya de los varellos
vieron los sasos todos despejaus
allá a lo lejos; sus canciones
en los cielos azulencos alegraron las colores
de la cara de l'ivierno.

¡Qué bonicas las figuras, las olores
de las santas oliveras entre bosques
de pinos y carrascas! ¡Qué bonica
esta alta tierra, silenciosa armita de los montes!

¡Qué bonicas las olivas, ya calientes, 
en las sacas! En la casetica, a la tardada, 
en el fogaril zafumau y pobre,
fitos los ojos en las purnas y las llamas,
ya cansaus y cuasi sondormidos,
culebriaban mitìcos fardachos corredores
u fantastìcos pajàros en royas selvas
volando bailotiaban. 
Y las caras de seres amaus, entre fulgores, 
¡qué bonicas eran, entre calor d'amores!
Eran como alba profunda, perfumada, 
d'un querer de joventú, 
todo lleno a carambul
d'ilusiones y frescores, 
eterna banasta de flores.

Y nos fuimos dispués, entre negrores, 
a nuestro pueblo, a nuestra Andorra amada, 
a escoscar d'hojicas las olivas
en l'aventador. En rematar, tacaus d'azaite
y de cansera, paiciàmos unos pobres.

Hasta mañana, pajàros voladores
en los cielos de los sasos y varellos y pinares, 
pajàros de cantas y colores.
Hasta mañana, escuras olivicas. 
Hasta mañana a todos los que amamos:
hasta mañana, amores. 
Hasta mañana, infancia que marchés.
Hasta mañana, blanquinoso dorondón, marcha, 
marcha a dormir tú tamién;
buenas noches.



LA POESÍA DANZA

La poesía danza y danza
y busca lo internamente bello,
centros celestes.

La poesía danza y danza
y ora,
se interna en el corazón de toda cosa
y liba su miel de eternidad,
hace provisión de todo aquello que no muere,
para cuando sea tiempo de viajar
y olvidar esta Tierra para siempre,
cuando ya aquí jamás contemplemos una rosa,
ni un alba ni colores amigos.
La poesía danza victoriosa
sobre el hielo que se funde,
sobre el viento que huye,
sobre todas las horas
que se hicieron añicos.

La poesía danza
y eleva sus ojos
en amor,
y danzando pronuncia
una palabra libre y honda,
como semilla de luz
más allá del tiempo y el espacio,
que nace y crece y crea
un universo, una casa para el alma,
un alba en el Silencio, rosas sin tristeza,
tiempo no ajado.




UNIVERSOS PARALELOS

Lo que pudo haber sido...
dónde andará.

Por qué calles desconocidas
caminará lo que perdí.

Dónde estará la vida
que soñé, quién la soñará.

En qué casas de luz vivirá
aquel que fui.

Yo no sé bajo qué cielos
caminaré sin yo saberlo.

El amor primero que acogí
en qué universos amará,

dónde dirá "te quiero" 
llegando el día a su fin.

Yo no sé dónde estará
mi juventud, ¿será feliz

en planetas lejanísimos,
pintará con colores que perdí?

Amores que sentí,
¿qué labios de luna contempláis,

qué amor besáis?
Desde esta Tierra yo os saludo.

Seguid, seguid
viviendo aquello que yo nunca viví,

mi vida rota aquí
hacia vosotros irá viajando entre los mundos.



http://parnaso2punto0.aragon.es/?p=502





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada