lunes, 16 de noviembre de 2015

RUBÉN DARÍO ROCA [17.520] Poeta de Venezuela


Rubén Darío Roca Brian

Barinas, Venezuela 1991. Poeta, licenciado en comunicación Social, bibliotecario, aprendiz de cineasta, fiel a legado del Comandante Hugo Chávez. Docente en la Universidad de las Artes. Amante de la literatura, promotor cultural, escritor de los poemarios La Poesía que nos tragamos, Todavía No Sé y El pensamiento de Bolívar, el poema de Argimiro y la voz de Chávez. (Tres hombres y Treinta y tres poemas que me acompañan) Facilitador de talleres de creación y apreciación literaria, articulista en diferentes publicaciones periódicas. Actualmente es un trabajador del libro, por el libro, por la lectura, la literatura y la investigación en la biblioteca de la universidad experimental de las artes del Estado Portuguesa. 



Todavía No Sé
Rubén Darío Roca

Con éste título Rubén Darío nos habla de la duda, esencial para un escritor, pero también nos refleja la capacidad para expresar las inquietudes propias ante el presente y el futuro de la revolución bolivariana, la amistad, el amor y la muerte, como sino de esta época en que nos encontramos: tiempos convulsos en que la juventud venezolana se debate entre el progreso y el colonialismo.

Su trabajo es de alta factura discursiva y en él podemos leer metáforas cargadas de intencionalidad para definir los procesos existenciales de quienes están a merced de la vida y del entusiasmo, comprometido, abordando desde la poesía, la entrañable esencia de la descolonización como parte de la afrenta libertaria.



                  “Tú te vestirás a veces con todos los colores del Iris
                   Yo te amaré siempre
                   Tú querrás flores
                   Yo un caballo, una guitarra
                   Y no trabajaremos nunca, nunca, nunca”
                                           Miguel James


Por allá

Cuando nuestra vida llegue a los otros tiempos
si nos encontramos felices
tú dirás que nada de esto es para siempre
yo, insinuare la calma y la solidaridad
y si nos encontramos más jóvenes
tú, preguntaras
¿Cuándo nos perdimos?
yo, responderé como los insensatos
que ni siquiera nos hemos encontrado
y si nos encontramos siendo hombres
tú, dirás que somos libre de toda culpa
yo, tendré las manos empapadas del crimen
y, si nos encontramos siendo féminas
yo preguntare a donde nos traslada el color de los círculos del busto
tú, dirás que a nuestras ausencias para darle de comer al capricho
y si nos encontramos solos
diremos que no necesitamos a nadie
y cuando seamos desgraciados
entenderemos el estímulo de la falta
y si dormidos nos halamos las sabanas
entenderemos las guerras del vicio
y cuando nos abracemos fuerte
entenderemos el objetivo de la confianza
y si nos besamos demasiado
entenderemos el quiebre de las líneas de estocolmo
y cuando seamos solo uno
entenderemos la libertad del vuelo
y volando nos quedaremos en el eterno retorno.



Considerándote

                      A Cristian Jaimes.

Aquí nos despedimos
por la sinceridad de los poetas
confieso que mi temor a la distancia me revuelca,
tanta lucha por los tiempos
y la muerte desgraciada sigue con su costumbre de no avisar que está cerca
si usted lo quiso así porque sabía que estaría en el trascender de la historia
vaya tranquilo
que un día nos encontraremos por ahí
después de la brisa




Aquí

En la hora de los noctámbulos
el alboroto de las moscas se tornó insoportable
lo bélico de la pantalla nos interrumpía por momentos
se atravesaron las agujas
y en la escena más tétrica
nos perdimos en la curva.




Todavía no sé

De pinceles de tierra
mucho menos de peñascos acartonados
fluorescencias y pájaros tiesos
recibos de la luz
recetas de las sopas
cuadriculas de fechas
joropo sin amor
ciudad de caballeros – naranjas- gemelas
luchar con una mujer por una mujer
masturbaciones frustradas
brindis por otros brindis
malentendidos culturales
culturas del mal entendimiento
vientos del quinto grito
libros – Macondos - Techos de ballenas –
canciones -Mi unicornio azul- Zapatos de mi concienciaUNESCO,
Ministerios y ministros
Pintura –Vincent Van Gogh - La Edad de la Ira-
clarividencias paisajistas
el poetariado de esta culpa
las mil palabras de rebeldía
y unos cuantos poemas
que todavía no sé.




Sin prisa

Hay que explorar caracoles para perdernos
eso sí
Sólo perdernos. 




Querido poeta del llanto

                                    A Hermes Vargas

Todavía existe la factura del vacío
un 60% menos ha de costarnos la próxima borrachera
hablaremos de Miguel James
de los poetas con priapismo
llorarás como de costumbre
suspirarás por tu garota y Morella seguirá siendo médico,
sin duda alguna Manuel Bandeira flotará entre las botellas
le pondremos dos abrazos a tu historia, un trago de refajo al cuerpo y un poquito de
bledo al desayuno




Carajita

Y si verte es el más bonito de los oficios
yo quiero hacerlo de a poquitico
tan pretenciosa la muchachita pero piensa en pajaritos con pelo
no cree en la luz de Reverón ni en cuerditas de guitarra
mira al bodeguero con desprecio pero le compra
y toditos , todos , toditicos, hasta el más esperrujio
le dice bonita aunque no se lo merezca





Onanismo

El destierro de esos rizos inutilizo las armas
las nueces y los senos saborearon escamas de amor
esa imagen fue mezquina
y estas manos fueron sabias




Chávez

Si un día me encuentras por ahí
cántame una canción, dame un abrazo, dedícame un poema
dime que también soy un libertador
regáñame por las veces que no te escuche
cuéntame una vez más la historia de Bolívar
dime que soy tu camarada
como Martí, el Ché, Zamora y los del llano
recomiéndame un libro
enséñame los pueblos
bendice nuestra patria
pero por favor
dame un abrazo dedícame un poema cántame una canción
por ahí
por ahora
por nosotros





Se trata de acariciar la boca del vaso
beberse poco a poco la incertidumbre
ir en bicicleta y darle la vuelta a las aletas de ventilador
buscarte en mi diástole y mi sístole
esperar con desconfianza
dejarás de ser innecesaria el día que juegues con lugares comunes,
las luciérnagas te bendicen y yo te preciso
palabra





Amor
llévate sólo lo irremediable
y si quieres quédate. 





08/12/12

Si un día desaparezco no pierdan el tiempo, búsquenme en la higuera
quizás ya no tenga manos pero me sentiré patriota
si me traslado al Chile del setenta y tres, no piensen que fue un suicidio
no se preocupen por mi camisa, hagan Patria a toda costa
búsquenme en la zona montañosa de Berruecos
tengan cuidado con los oligarcas que se esconden en los campanarios
en el último suspiro diré Maisanta
Michelena pintara mis últimos paisajes
no dejen que quemen nuestras casas
no faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para declararnos la
guerra
recuerden la unidad por la lucha y la victoria
ya no seré yo
serán ustedes y el obrero




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada