sábado, 14 de noviembre de 2015

ANDREA GIBSON [17.495] Poeta de Estados Unidos


Andrea Gibson

Andrea Gibson (Nacida el 13 de agosto 1975) es una poeta galardonada y activista que vive en Boulder, Colorado. Su poesía se centra en las normas de género, política, reforma social y las luchas LGBTQ que enfrentan a las personas en la sociedad actual. Además de utilizar la poesía para expresar lo que siente y proporcionar el comentario social y político sobre temas reales, está involucrada con muchos grupos de activistas. 

A menudo se realizan en Take Back the Night eventos, eventos LGBTQ, eventos de orgullo, acontecimientos trans, mítines contra la guerra, manifestaciones por la paz, las organizaciones contra la ocupación de Palestina, los grupos se centran en el examen de los males del capitalismo, el patriarcado y la supremacía blanca. También trabajan con un grupo llamado Vox Feminista cuyo modelo es "comodidad para los perturbados y perturbar al cómodo" en todas estas cuestiones. A lo largo del año, recorren las universidades y otros lugares en todo el país.

Gibson se crió en Calais, Maine. Hija de Mark y Shirley Gibson, tiene una hermana, Laura, que se menciona en su poema 'Titanic'. Ellas crecieron en un hogar Bautista y asistieron a la universidad de Maine, de San José. Más tarde, se trasladó a Nueva Orleans. 

Discografía 

Viñetas y Windchimes (2003)
Swarm (2004)
When the Bough Breaks (2006)
Yellowbird (2009)
Boy Flower (2011)
Tregua (2013)

Libros 

Pole Dancing al Evangelio Himnos (2006)
La locura del florero (2012)
Pansy (2015)




Sobre salud mental:

Se me ha dicho, a veces, que lo más sanador que puedes hacer
es recordarte una y otra vez y otra vez
que otras personas sienten esto también
Recógeme en un camión que lleve esa pegatina que dice
"no hay nada sano en estar adaptada a una sociedad enferma"


I have been told, sometimes, the most healing thing to do
Is remind ourselves over and over and over
Other people feel this too
Pick me up in a truck with that bumper sticker that says
"it is no measure of good health to be well adjusted to a sick society”


*


¿Realmente creemos que nuestra necesidad de Prozac
no tiene nada que ver con Bagdad,
con Kabul, con la frontera mexicana
con los miles de niñxs estadounidenses
que sangran por los recortes de presupuesto que nunca cicatrizarán
para poder llenar de gasolina los tanques de guerra?



Sobre disidencia de género: 


Esa noche, después de la cena, me zambullo en mi caja de juguetes color rojo fuego y encuentro la muñeca de pelo rubio
La acuno en mis brazos y espero que mi madre me vea
Cuando lo hace, sonríe tan ampliamente, que decido que el amor es una subasta silenciosa y que me merezco más
Para cuando mi madre encuentra por fin las palabras para nombrarme "su hija lesbiana", yo ya estaba buscando el valor para describirme como hijo ante sus ojos


That night after dinner I dig to the bottom of my fire-red toy box and I find the doll with the golden hair.
I cradle her in my arms and I wait for my mother to see me. 
When she does she smiles so big, I decide love is a silent auction and I am worth more sold. 
By the time my mother finally found the words to call me her gay daughter, I was searching for the nerve to describe the son in my eyes. 





Cuando era un niño, solía llamarme a mí mismx en secreto Andrew
Corría aporreándome el pecho desnudo como Tarzán
No es que pensara que me convertiría en un hombre al crecer
Simplemente, tampoco pensaba que me convertiría en una mujer




Sobre la gestión de privilegios:


Conozco a una mujer que una vez conoció a una mujer que coleccionaba los collares de metal que usaban para atar los cuellos de lxs niñxs negrxs a las cadenas en las subastas
Me dijo que los colgaba en las paredes de su casa, como decoración
Recuerdo cuando creía que eso era la definición gráfica del racismo
Creía que no había nadie colgando en mi armario
Creía que mi estilismo no tenía nada que ver con el rey Leopoldo
Ni siquiera pienso en qué ropa me pongo



I know a woman who once knew a woman who collected the metal collars they used to lock around the necks of black children to chain them to the auction block
I was told she hung them on the walls of her home for decoration
I remember when I used to believe that was the entire definition of racism
Believed there was no one hanging in my wardrobe
Believed my style had nothing in common with king Leopold’s
I don’t even think about
what I wear

http://nacionlesbiana.blogspot.com.ar/2014/03/andrea-gibson.html



ANDREW

Cuando era una niña algunas veces
Me llamaba secretamente Andrew
Tiraba de la entrepierna de mis pantalones en la forma
Que sólo los adolescentes lo hacen
Corría alrededor dándome golpes en mi pecho desnudo como Tarzán
No es como si pensara que crecería para ser un hombre
Es sólo que nunca pensé tampoco que crecería para ser una mujer
Por lo que puedo decir, ninguna de esas dos categorías
Parecían encajar en mí
Pero créme, supe desde una edad muy temprana a nunca decir
“Ey papá, esto de Adán y Eva en realidad no está funcionando para mí
Quiero decir, ¿qué hay de las personas en medio?”

En tercer grado Lynette Lyons me preguntó
Dónde estaban todas mis barbies
Mentí y le dije que me metí en problemas
Y que mi mamá me las había quitado
No me atreví a decir: ¡Barbie apesta, Lynette!
Y si vamos al caso, Tommy, Gi Joe también
Quiero convertirme en algo que ninguno de nosotros haya visto antes
Y el género es sólo una de las formas
Somos empacados y etiquetados antes de ser capaces
De hablar sobre quién créemos que somos
O en quién soñamos que nos convertiremos
Como un tambor siempre cambiando su ritmo
Estoy viviendo hoy como alguien que todavía no era ayer
Y esta noche sólo tomaré piezas de quien soy hoy
Para llevarlas conmigo al mañana
No, no soy gay
No, no soy heterosexual
Y estoy condenadamente segura de que no soy bisexual, maldita sea
Soy quienquiera que soy cuando lo soy
Amando a quienquiera que seas cuando las estrellas brillan
Y a quien serás cuando salga el sol
Sí, me gustan las chicas
Sí, me gustan los chicos
Sí, me gustan los chicos que les gustan los chicos
Me gustan las chicas que usan accesorios y también las que no
Chicas que no se llaman a sí mismas chicas
Cabello rapado o rizado o esa mala fase de en medio

Me gusta el vapor elevándose de un cuerpo de una aventura de una sola noche
Me gusta tomarnos de las manos por tres meses antes de un beso
Me gusta desear que tu cuerpo fuera Saturno
Y el mío un ciento de anillos enroscados alrededor tuyo
Quisiste ser una monja budista una vez
Anoche tuviste mi cérvix entre tus dedos
Y agradecí a los dioses en los que no creo por tu cambio

Dime que nombraremos a nuestros hijos hermosos y nada más
Di a Barbie que se puede ir ahora
Di a Gi Joe que baje su arma y se busque un novio
O una novia
O una novia-novio
A la mierda, Gi Joe sólo necesita un amigo, todos ustedes
Quiero decir, él es plástico
Y ni siquiera la clase de plástico que se dobla
Yo quiero doblar en miles de direcciones
Como lo hace el sol
Como lo hace el amor
Como el tiempo que se detuvo
Para que así las manecillas del reloj pudieran estrecharse unas con otras

Y nos tuvimos como tuve estas palabras
Por tantos años en la punta de mi lengua
Yo soy la hija de mi madre
Soy el sol de media noche
Puedes encontrarme en la luna
creciente y menguante
Mi corazón está lleno de pétalos
Todos y cada uno rogando
Ámame, ámame, ámame
Quienquiera que yo sea
Lo que sea en que me convierta

Andrea Gibson (Colorado, Estados Unidos, 1975)
Traducción de CAJASINAZUL


ANDREW

When I was a kid I would sometimes
Secretly call myself Andrew
Would tug at the crotch of my pants the way
Only pubescent boys do
Ran around pounding on my bare chest like tarzan
It’s not that I thought I’d grow up to be a man
I just never thought I’d grow up to be a woman either
From what I could tell neither of those categories
Seemed to fit me
But believe me, I knew from a very young age never to say
Hey dad, this adam and eve thing isn’t really working for me
I mean, what about all the people in between?

In the third grade lynette lyons aksed me
Where all of my barbies were
I lied and told her I got in trouble
So my mom took them away
I didn’t dare say: barbie sucks, lynette!
And for that matter tommy, so does gi joe
I wanna grow into something none of us have ever seen before
And gender is just one of the ways
We’re boxed in and labeled before we’re ever able
To speak who we believe we are
Or who we dream we’ll become
Like drumbeats forever changing their rhythm
I am living today as someone I had not yet become yesterday
And tonight I will borrow only pieces of who I am today
To carry with me to tomorrow
No I’m not gay
No I’m not straight
And I’m sure as hell not bisexual damnit
I am whoever I am when I am it.
Loving whoever you are when the stars shine
And whoever you’ll be when the sun rises
Yes, I like girls
Yes, I like boys
Yes, I like boys who like boys
I like girls who wear toys and girls who don’t
Girls who don’t call themselves girls
Crew cuts or curls or that really bad hair phase in between

I like steam rising from the body of a one-night stand
I like holding hands for three months before kissing
I like wishing your body was Saturn
My body a thousand rings wrapped around you
You wanted to be a Buddhist nun once
Last night you held my cervix between your fingers
I thanked gods I don’t believe in for your changing

Tell me we’ll be naming our children beautiful and nothing else
Tell Barbie she can go now
Tell gi joe to put his gun down and find a boyfriend
Or a girlfriend
Or a girl/boyfriend
Fuck it, gi joe just needs a friend, y’all
I mean, he’s plastic
And not even the kind of plastic that bends
I want to bend in a thousand directions
Like the sun does
Like love does
Like time stopped
So the hands of the clock could hold each other

And we held each other like I held these words
For too many years on the tip of my tongue
I am my mother’s daughter
I am midnight’s sun
You can find me on the moon
Waxing and waning
My heart full of petals
Every single one begging
Love me, love me, love me
Whoever I am
Whoever I become




Gracias al estupendo blog Emma Gunst, descubrí la poesía de Andrea Gibson. Entonces fui a Iberlibro, puse su nombre y apareció este poemario Pole dancing to gospel hymns, una segunda edición, a un precio muy asequible y además con la particularidad de que está firmado por la autora. Lo recibí la semana pasada. Como apenas tengo tiempo, solo he podido traducir dos poemas, dos de los poemas más breves de este libro. Sin embargo, al final de este post te pongo una serie de enlaces al blog de Emma Gunst donde podrás, si así lo deseas, leer más poemas de este pedazo de poemario.



ESTA NOCHE

Ofrecer el cuerpo como un edificio en llamas
sin escaleras de incendios.

Sentirme como las líneas de la vida
en las palmas de Cristo
cuando los clavos las atravesaron.



LÍNEA DE CONEXIÓN

Hay estrellas en el lado oscuro
más brillantes que el sol.

Prométeme, si alguna vez recupero el aliento
tirarme de nuevo a la mar inmediatamente.

http://ellenguajedelospunos.blogspot.com.es/2014/05/andrea-gibson-2-poemas.html
Andrea Gibson. Pole dancing to gospe hymns. Write Bloody Publishing, 2ª edition, 2010. Cover designed by Jeff Harmon. Photo by Drew Angerer. Ilustrations by Anis Mojgani.



PREGUNTAR DEMASIADO

Quiero que me hables sobre todas las personas de las que te has enamorado.

Dime por qué las amaste, y por qué ellas te amaron.

Cuéntame sobre un día en tu vida que pensaste que no superarías.

Dime qué significa para ti la palabra “hogar”.

Y descríbeme tu habitación de cuando tenías 8 años de una manera en la que pueda adivinar el nombre de tu madre.

Verás, quiero saber la primera vez que sentiste el peso del odio, y si ese día aún retumba a través de tus huesos

¿Prefieres chapotear en la lluvia o hacer bolas de nieve?

Y si fueras a fabricar un muñeco de nieve, ¿romperías dos ramas del árbol para fabricar brazos a tu muñeco?

¿O dejarías a tu muñeco de nieve manco por no ver al árbol sin brazos?

Y si lo hicieras, ¿te percatarías de que el árbol llora por ti desde que sabe que tu muñeco de nieve no tiene brazos para abrazarte cada vez que lo beses en la mejilla?

¿Besas a tus amigos en la mejilla?

¿Duermes a su lado cuando están tristes, aunque eso enfade a tu amada?

¿Piensas que el enfado es una emoción sincera, o solo la respuesta tímida de un corazón frágil en un intento de alejar el dolor?

Quiero saber qué piensas sobre tu nombre.

Y si alguna vez te despiertas en la noche e imaginas la alegría de tu madre al pronunciarlo por primera vez.

Quiero que me cuentes todas las maneras en las que has sido desagradable.

Todas las formas en las que has sido cruel.

Cuéntamelo – sabiendo que a menudo me imagino a Gandhi con diez años, maltratando a sus compañeros de escuela.

Si caminaras por una planta química, donde el humo se filtra hacia el exterior y llena el cielo con oscuras, negras nubes, ¿gritarías “¡veneno” realmente fuerte, o susurrarías, “esa nube parece un pez, aquella un hada”?

¿Crees que María era realmente virgen?

¿Y que Moisés realmente dividió el mar?

Y si no crees en los milagros, ¿cómo me explicarías el milagro de mi vida?

Quiero saber si crees en algún dios, o en diversos dioses. O mejor aún, qué dioses creen en ti.

Y todas las veces que te has arrodillado sobre el templo de tu persona, ¿tus plegarias se han vuelto realidad?

Y por el contrario, ¿no te sentiste rechazado? Y… ¿rechazado por quién[es]?

Quiero saber qué ves en el espejo un día que te sientas bien.

Quiero saber qué ves en el espejo un día que te sientas mal.

Quiero conocer a la primera persona que te enseñó que tu belleza nunca podría quedar reflejada en una sucia copa de cristal.

Y si alguna vez alcanzaras una gran cultura,

¿recordarías cómo sonreír?

¿Alguna vez has sido una canción?

¿Pensarías peor de mí si te dijera que he vivido toda mi vida fuera de tono, y no soy tan inteligente como mi poesía? Acabo plagiando los pensamientos de la gente a mi alrededor que ha aprendido la sabiduría del silencio.

¿Crees que el hormigón perpetúa la violencia?

Y si no, quiero que me digas de un prado donde mi monopatín se elevaría.

Quiero saber más que lo que haces para ganarte la vida.

Quiero saber qué parte de tu vida gastas sólo en dar.

Y si te quieres lo suficiente para permitirte recibir, también, algunas veces.

Quiero saber si alguna vez sangras a través de las heridas de otra gente.

Y si sueñas, a veces, que la vida es sólo un globo que puedes hacer explotar cada vez que lo desees – pero es algo que nunca harías porque no quieres que nunca deje de seguir.

Si un árbol cayera en el bosque, y fueras el único en oírlo, si su caída en el suelo no hiciera sonido alguno, ¿dudarías de la certeza de tu propia existencia, o tomarías el sol en la dicha de tu nada?

Y por último, déjame preguntarte esto:

Si tú y yo diésemos un paseo, y no hablásemos en todo el camino, ¿crees que nos besaríamos eventualmente?

No, espera. Eso es preguntar demasiado – después de todo, es sólo nuestra primera cita.

http://poemadicta.blogspot.com.es/2014/08/preguntar-demasiado-andrea-gibson.html




Andrea Gibson, The Madness Vase


VASO DE LOCURA

La nutricionista me dijo que debía comer vegetales de raíz.
Dijo que si yo pudiera obtener trece nabos al día
Yo sería tierra, sus raíces.
Dijo que mi cabeza no seguiría volando
al lugar donde vive la oscuridad.

El psíquico me dijo que mi corazón lleva demasiado peso.
Dijo que por veinte dólares él me diría qué hacer.
Le entregué los veinte. Dijo: "Deja de preocuparte, cariño.
Vas a encontrar un hombre bueno pronto ".

El terapeuta psico primero me dijo que me pasara
tres horas al día sentada en un armario oscuro
con los ojos cerrados y los oídos tapados.
Lo intenté una vez, pero no podía dejar de pensar
acerca de cómo un gay iba a ser encerrado en el armario.

El yogui me dijo que en los estiramientos encontraría todo lo que es verdad.
Dice que se centra en la exhalación. Dijo que cada uno encuentra la felicidad
cuando se preocupa más por lo que da
que por lo que recibe.

El farmacéutico dijo: "Lexapro, Lamicatl, litio, Xanax".

El médico dijo que un anti-psicótico podría ayudarme
a olvidar el trauma.

El trauma, dijo, "No escribas estos poemas.
Nadie quiere oír llorar
sobre el dolor dentro de los huesos. "

Pero mis huesos, dicen, "Tyler Clementi saltó
desde el puente de George Washington
en el río Hudson convencido que
estaba completamente solo. "

Mis huesos, dicen: "Escribe los poemas".



Cualquier cosa

Esta noche juraría que el hombre en la luna es un violador,
y las estrellas no son más que cicatrices,
heridas de balas disparadas por la humanidad desde un coche
apuntando a la cara del cielo.
Esta noche llorar sería demasiado fácil.
Me satisfaría demasiado
y no, no quiero que me toques
porque tus manos están limpias
y yo soy asquerosa,
culpable con la sangre de algo bello cubriéndome entera.
He sido débil y he echado tanto veneno
que en todos los ríos a mi alrededor se mueren los peces,
y los árboles compiten por algo de luz
pero yo soy la noche eterna
escribiendo rimas sobre atrapasueños y la paz mundial
cuando incluso mientras duermo estoy luchando en guerras
que pulverizan el esmalte de mis dientes
y me despierto con la mandíbula contraída y el cuerpo doblado
pensando, ‘¿Cuántos platos he roto esta semana?’
en un intento de no romperme a mí misma
azotándome la piel brutalmente con el cinturón
porque es difícil querer sobrevivir.
Y todos los grandes terapeutas de este mundo dirían,
“Puede que tu ira sea buena.
Puede que tu rabia signifique que estás saliendo de la jaula
de todo lo que has sido”
Entonces intento ser Zen, entonando mantras de
om mani padme hum
pero dios me tiene demasiado miedo como para escucharme,
y mi corazón golpea a otro niño en la tienda de caramelos
y su madre llama a la policía
y cada vez que el reloj hace tick
yo empiezo tick tick tick diciendo más burradas,
mi voz sonando como la crucifixión de todo lo sagrado.
Hay ampollas en mi lengua
del golpeteo de mis uñas en los corazones de profetas,
y justo cuando creo que puedo pararlo
satán resucita dentro de mí
y todo a mi alrededor se convierte en infierno.
Anoche robé peniques de una fuente de los deseos
para comprar cuerda con la que linchar cada pulgada de esperanza del planeta
y todo…
porque tú tienes otra novia y no lo soporto.
Quería que llegáramos a los ochenta años juntas,
quería que pariéramos poemas como si fueran bebés juntas
y les viéramos crecer para salvar el mundo.
Porque nena, eres la única
que pudo hacer que el sol subiera dentro de mí.
Y juro que la tierra bajo mis pies
solo es suave porque caminas a mi lado.
Hubo momentos en los que pensé que estaba tan perdida
que ni dios me hubiera encontrado
y entonces te colocaste detrás de mí
y besaste una cruz en mi espalda
Y son cosas así las que me tienen loca
porque pensaba que a lo mejor los alientos que tomásemos juntas
nos harían vivir para siempre
y ahora me estás matando.
Mírame, me estoy muriendo,
ni si quiera tratando de evolucionar cuando
quería estar ahí en cuarenta años
cuando el médico llamase para decir que
tu madre posiblemente no sobreviviera un día más.
Y no lo iba a hacer simplemente bien,
iba a hacerlo perfecto.
Iba a hacer que mi amor se sintiese
como la primera vez que montaste en tu bici sin las ruedecillas,
iba a ponerme de rodillas delante de ti cada día
como si no hubiese nadie más delante de ti,
porque he escuchado tu corazón latir
como una brisa que podría hacer a cualquier violencia ponerse de rodillas
y las mejores líneas que he escrito jamás…
Plagié cada palabra de tus pensamientos que escuché
mientras estabas sentada en silencio,
mirando hacia Marte
pero tú nunca pides deseos a estrellas fugaces
tú pides deseos a las que
tienen el coraje de brillar donde están
sin importar lo oscura que sea la noche.
Y cómo le doy la espalda a esta luz
cuando quería que llegáramos a los ochenta años juntas,
parir bebés como si fuesen poemas contigo
y dejar que se escribieran a sí mismos.
Iba a sostener tu corazón al lado de mi oreja como si fuese una caracola de mar
hasta que pudiese escuchar las mareas de cada lágrima que hubieras llorado,
después construir islas en los mares de tus ojos
para que vieses que hay tierra hacia la que nadar.
Sostener tu mano y decirte “Las tormentas nacen
del mismo cielo al que escribimos himnos cuando brilla el sol.
Algunas veces son necesarias las tempestades para que se despierten los arcoiris
que enrollarán nuestro dolor en aureolas.”
Iba a tallarme tu nombre en la muñeca
para que mi pulso pudiera besarte.
Iba a amarte tan bien
que me despertaría cada mañana
y te diría cosas como esta,
“Dichosos son los momentos en los que estás conmigo
cuando te vas la vida duele como un infierno
pero haría cualquier cosa para hacerte feliz
incluso si eso significa dejarte libre
para que estés con otra persona”

Andrea Gibson (2011) The madness vase. En The madness vase. Long Beach, CA: Write Bloody Publishing.
Traducido por Nines B. Rodríguez









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada