martes, 10 de mayo de 2016

FERNANDO ANDÚ [18.669]


FERNANDO ANDÚ

Zaragoza, 1965
Imparte clases de Literatura Española e Hispanoamericana en la Universidad de la Manouba (Túnez) y colabora como profesor de ELE en el Instituto Cervantes de Túnez.

Asimismo, desde 1992 desarrolla labores de corrección estilística y ortotipográfica en Mira Editores.

Durante quince años (1989-2004), ejerció como crítico teatral y literario en el diario Heraldo de Aragón. Al lado de Carlos Laita y José Antonio Sáez, entre 1989 y 1991, codirigió la colección de plaquettes de poesía Cave Canem.

Como poeta, en solitario, ha publicado: Diferencias (Eclipsados, 2013); Invenciones de las cárceles (PUZ, 2002); En otros términos (Lola Editorial, 1992); La sangre y los alerces y otros poemas (Cave Canem, 1989).

Además, ha aparecido en varias antologías, entre otras: Millenium. Ultimísima poesía española (Sial, 2000); Antología consultada de la poesía aragonesa (Mira Editores, 1996).

En calidad de arabista ha escrito un ensayo: Esplendor de la poesía en la taifa de Zaragoza (Mira Editores, 2007).




CIMA

queda
la roca roja
y la herrumbre del día

y un desierto de lava
bajo el sol
descarnado

el sopor
en el vértigo

la cárcava del aire

un óxido
que horada
cuajos de sangre
y sueños

lo que se agosta
dentro de mí

(donde mi vida
minada




FURIOSO

en la otra región
sirgan
las venas urces
y en lodo
los centauros
calendarios de nieve
donde se agitan
aúllan
allí

(De En otros términos)




ESTE

murada
en cifra de siete
siete ojivas
sin este
la planicie y los alces
(alces alces)
morada

(De En otros términos)




ABRASIVO

como viento que viene
de sur
pirámides geodas:
opio
la cigarra
que canta
el muchacho
al que mordió un lagarto

(De Invenciones de las cárceles)




PENA

al yunque
y remachar
este postigo
descerrajado
y negro
como la quemazón

(De Invenciones de las cárceles)


ADUAR

del país
del si Dios quiere
os traigo nuevas
la del odre picado
se planta
y llora
en sus manos
adobe
que insuave amasa
con recuerdo de río
y tamarices
donde nadie responde
moré
entre adives
prendí mis torres
fui
pródigo en cenizas
en esta hora
sobre una rambla
abrazo
nubes
masco tuera
y aguardo
un fuego amigo

(De Invenciones de las cárceles)



TOPO

el método
y su sombra
cerco
a que obliga
el ojo al arma
en ceguedad

(De Invenciones de las cárceles)




III


El azar traza su huella en él. A cada paso lo inventa.
Avanza por sus resquicios, en sus márgenes indaga.
Rompe la cáscara de lo real.
Brota.
Germina.

(De Tsimtsum)




JORNADA

amaina
la calima
y calcinadas albas
alcanza
cenizas
dando al día
estancias
son de arena
los alares
que deserta
calcárea
a la mañana
tanta calma
el aire
en llama
encalla
en altas playas
y fronteras asola
tierras grises
que ardo
por ti
amaina
y otro desierto en alba

(De Diferencias)







.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada